¡Y empieza la venganza!

Se ven a Sasuke e Itachi recargados en un elegante automóvil color negro. Ambos pelinegros tienen cara de pocos amigos con una aura oscura y siniestra los rodea.

-¡Todo esto es tú culpa Sasuke!... ¡¿Para que la enviaste sola con Haruno Sakura? –grita molesto Itachi con una muy marcada vena en la cabeza.

-¡No me culpes idiota!... ¡que iba saber yo que Haruno Sakura tuviera por hermano a un tío pervertido que sea el tipo de la mocosa! –se defiende también furioso.

-Pero si los pervertidos son la debilidad de la mocosa. —dice con fastidio y mirándolo como si fuera obvio.

-Te lo repito nuevamente: ¿Cómo demonios iba yo a saber que Sakura tenía un hermano pervertido que es la debilidad de la mocosa? –dice exasperado y fulminando a su hermano con la mirada igual como lo hacia él con él, después de un rato de ambos tratar de matarse con la mirada cierran los ojos mientras sueltan un largo suspiro.

-Lo peor de todo es que nos sacaron de la tienda y tendremos que venir hasta mañana para checar lo del traje. –dice resignado y Sasuke asintió con fastidio.

-Y eso si no nos votaron de por vida. –dice con fastidio comenzando a recordar que hacían ahí al igual que Itachi.

Flash back

-También olvido mencionar que con solo un día conozco todo, absolutamente todo de su cuerpo… ¿sabían que tiene un sexy lunar en el glúteo derecho?—dice con inocencia Kakashi, aunque esa mirada traviesa no hacia contraste.

-(ahora Kakashi le ayuda -.-) –el tic nervioso en la ceja de Sakura se incremento mientras que Ino miraba nerviosa como un aura asesina rodeaba a ambos pelinegros.

-¡Estás muerto maldito pedófilo pervertido! –gruñen ambos varones Uchiha mientras se truenan los dedos mirando como psicópatas asesinos a Kakashi, el cual solo sonreía de forma torcida al igual que Ayari, los dos divirtiéndose de lo lindo.

Sasuke se acerco de forma intimidante a Kakashi y lo tomo de las solápalas mirándolo amenazante mientras que Kakashi lo miraba con diversión y sin borrar esa sonrisa socarrona, misma sonrisa que tenía su novia.

-¡Kakashi! –grita Sakura preocupada mientras corre acercándose. – ¡suéltalo maldito psicópata! –grita furiosa dándole golpes con su bolsa haciendo que Sasuke suelte a Kakashi para cubrirse de los bolsazos de la peli-rosa.

-¡Tranquila! – Itachi se coloco rápidamente atrás de la peligrosa peli-rosa que golpeaba a su hermano con el bolso y así tomarla de las muñecas para evitar que siga golpeando a su hermano.

-¡Por Dios mujer ¿Qué traes en esa bolsa? –exclama adolorido Sasuke.

-¡Suéltame! –grita Sakura tratando de zafarse del agarre de Itachi, el cual batallaba para sostenerla.

-¡Suelta a mí amiga grandote! –grita Ino agarrando a bolsazos al pobre de Itachi haciendo que este para cubrirse suelte a Sakura y esta sin pensarlo se fue de bolsazos contra el pobre de Sasuke. Y así estaban dos pelinegros cubriéndose del ataque de dos locas mujeres.

-¡Oh! Esto se puso más divertido de lo que pensé. –dice Ayari mirando divertida como sus hermanos hacían muecas de dolor ante los bolsazos.

¡-Dale más duro Sakurita! –grita divertido Kakashi estando alado de su novia, ambos divirtiéndose de lo lindo.

-¿Cuál es el problema aquí? –grita imponente una voz masculina haciendo que ambas mujeres se detengan volteando hacia dónde provino la voz viendo a un grandulón guardia acompañado de otro que los miraba molesto.

-¡Qué bueno que vino señor guardia! –dice Ayari poniendo cara de niña buena haciendo sonrojar a ambos guardias. –mi novio. –dice apuntando a Kakashi. –fue atacado por esos dos hombres. –ahora apuntaban a Sasuke e Itachi que alzaron ambas cejas extrañados. –y mi cuñada y su amiga.—dijo apuntando a la peli-rosa y rubia. –solo trataban de detenerlos.

-¿eh? –exclaman tanto Sasuke como Itachi.

-Aquí no permitimos gente revoltosa que moleste a los demás clientes. Háganme el favor de salirse por las buenas o me veré obligado a sacarlos por las malas. –dice uno de los guardias mirando molesto a los pelinegros.

-¡Ayari! –gritan ambos pelinegro fulminando con la mirada a la pelinegra que rápidamente se fue a refugiar en los brazos de Kakashi mirándolos con miedo, lógicamente fingido.

-¿Vio señor guardia? Esos hombres son unos acosadores y están molestando a mi novia. –dice Kakashi aparentando molestia mientras abrazaba protector a su novia.

Sasuke e Itachi fulminaron con la mirada a ese par y estaban dispuestos a echársele encima a Kakashi para molerlo a golpes cuando ambos guardias se colocaron atrás de ellos y los tomaron en una llave.

-¡Suéltame bastardo! –grita molesto Sasuke pataleando.

-Usted no sabe quién soy yo guardia de quinta, así que más le vale soltarme. –gruñe molesto Itachi.

-Por mi pueden ser los reyes de Inglaterra, de igual forma los sacaremos de este establecimiento. –dice el guardia que cargaba a Itachi y caminaba hacia la salida junto con su compañero ante la vista extrañada de los demás clientes que murmuraban.

Unos metros atrás de ellas se ve a Kakashi y Ayari diciéndoles adiós agitando sus manos mientras que Sakura cruzada de brazos los mira molesta e Ino no supo cómo llegaron a eso y mucho menos se explicaba porque su hermana no los ayudo, al contrario los fregó, pero lo que no sabe la rubia es que así es una relación entre hermanos Uchiha.

The end flash back

-Maldita mocosa y sus bromas de mal gusto, pero al menos sabemos que es digna hermana nuestra. –no sabía si estar orgulloso o molesto y eso mismo le pasaba a Itachi.

-Nada más deja que venga la chamaca. –murmura amenazante y una sonrisa macabra adorna el rostro del pelinegro. –no me moveré de su carro hasta que tenga su lindo cuellito en mis manos.

-Te apoyo en eso. –dice de forma siniestra.

-¿Sabes que fue lo divertido de esto? –pregunta mirando a su hermano.

-¿Acaso hubo algo divertido? –pregunta con ironía Sasuke e Itachi asintió sonriendo de forma torcida.

-Que ibas tan bien con eso de las miraditas hacia Haruno Sakura, pero gracias a Ayari la cagaste intentando golpear a su hermano y ahora ella te odia o por lo menos piensa que eres un hombre violento y mejor aun te agarro a bolsazos. –Itachi no podía ocultar esa enorme sonrisa que estaba adornando su rostro.

-Como si me importara eso. –dice molesto cruzando sus brazos a la altura de su pecho y volteando el rostro.

-No finjas otouto. –dice codeándole las costillas de forma insinuante. –si bien que note que te gusto esa mujer desde que la viste. –el pelinegro movía sus cejas de arriba abajo y Sasuke lo miraba como si estuviera retrasado. –soy tu hermano mayor y puedo notar con facilidad cuando alguien te gusta e intentas seducirla con tus miraditas y sonrisitas.

-No digas tonterías. –dice algo nervioso ya que su hermano decía la verdad y no hallaba como desmentirlo. –sabes que ese tipo de mujeres violentas e inocentonas no son mi estilo. –trata de defenderse. –además esta casada idiota.

-Punto número uno: las mujeres con mirada inocente y rostro angelical son cien por ciento tu tipo. –dice levantando un dedo. –y no digas que no, recuerda que Karin fingía ser inocente y por eso te sedujo. –dijo con burla al ver que su hermano estaba por replicar. – estoy cien por ciento seguro que Haruno Sakura tiene en su persona y físico todas tus debilidades en cuanto a mujeres. –Sasuke lo miro con ojos entrecerrados y una gota de sudor resbalando por su nuca. –numero dos: recuerda que el esposo de Haruno Sakura es Sasori, aquel hombre que le ha sido infiel y que probablemente la este estafando. Eso sin contar que nuestra hermanita es quien la está ayudando para que se divorcie de él y para reunir pruebas. Eso de que las veamos juntas nos dice que Sakura acepto la ayuda de nuestra hermana y teniendo una Uchiha como aliada esa mujer ya tiene el divorcio seguro sin perder mucho, así que mi querido hermanito. –Itachi le paso su brazo por los hombros en un abrazo amistosos y Sasuke miro el brazo como si fuera una bacteria. –muy pronto esa mujer será solterita y sin compromiso, así que si en verdad te gusta, yo estaría dispuesto a ayudarte a conquistarla y conocerla… algo me dice que esa mujer es la indicada para ti, te ayudara a sacarte completamente a Karin y Ayari que la conoce más estoy seguro que piensa lo mismo porque de ser diferente al ver como esa peli-rosa te miraba rápidamente se hubiera puesto celosa y la hubiera humillado, pero no fue así, la dejo que te siguiera mirado e incluso permitió que te golpeara y sabes que Ayari no permite que ninguna mujer que no sea ella o mamá nos golpeen.

-Recuerda que también dejo que esa rubia te golpeara. –dijo mirándolo de reojo con ojos entrecerrados.

-Oh, eso lo hizo para divertirse. –dice despreocupado.

-Pues también pudo haber permitido que me golpeara para divertirse. Además la rubia también se nos quedo viendo como boba y Ayari no hizo o le dijo nada.

-Se ve que no conoces del todo a Ayari. –dice con burla. –recuerda que llevo viviendo con ella más tiempo, la conozco mejor que tu. –dice con arrogancia. –mira tonto hermano menor. –Sasuke gruñe molesto ante como lo llamo, mas Itachi como siempre lo ignoro. –tanto Ayari como yo notamos que la mirada de la rubia fue más de admiración que de cualquier cosa, ella no intento seducirnos o coquetearnos con la mirada, solo se sintió deslumbrada por nuestra belleza como toda femenina que nos ve. (este se pasa de ególatra-.-) en cuanto a Sakura, ella no nos coqueteo tampoco, bueno no lo hizo conscientemente, pero cuando te miro a ti sin darse cuenta te sedujo con su mirada tímida. Ayari noto eso como también yo. Si a Ayari no le hubiera gustado esa chica la hubiera dejado en vergüenza… créeme ha pasado cuando una chica tímida me mira con inocencia tratando de ligarme con su timidez. –dijo con seguridad. –pero con Sakura, Ayari lo permitió. Aquí viene lo más importante, cuando Sakura comenzó a golpearte, Ayari ya había notado que hubo atracción en ambos lados y aun así permitió que te golpeara, lo que significa que Ayari aprueba a Sakura como la apruebo yo. –dice con orgullo mirando el horizonte con añoranza dándole un aire heroico.

-Pero tú si detuviste a Sakura cuando me golpeaba. –dice mirándolo con fastidio.

-Bueno eso lo hice porque me preocupe de que se lastimara. –dijo despreocupado agitando sus manos restándole importancia. –ya sabes que no me gusta que una dama se lastime… mi lado caballeroso actuó por instinto. –dijo dramático volviendo a su pose heroica y Sasuke lo miro como el retrasado que es.

-La verdad no sé cómo tanta tontería puede salir de tu boca en un solo día. –Itachi mira ofendido a su hermano y Sasuke sonríe de forma torcida.

-No te contesto como se debe solo porque ahí viene la mocosa que nos tiene aquí. –dijo apuntando hacia la entrada donde venia saliendo una fastidiada Ayari junto con un pobre Kakashi que cargaba un montón de bolsas que de suerte le permitían ver por dónde iba. –y también viene con la futura cuñis. –dice burlón codeándole las costillas de forma insinuante viendo que tras de Ayari venia una cansada peli-rosa y a su lado una emocionada rubia.

Sasuke solo rodó los ojos con algo de fastidio y se dispuso a esperar a la traviesa de su hermana para llevársela a rastras al departamento.

-(venir de compras con esa rubia descerebrada fue mala idea, es como venir de compras con mamá… se la pasan hable, hable, ¿y qué creen? Hable y hable-.- y eso no es lo peor, si no que cada que ve una tienda se vuelve loca y comienzan a escoger ropa como psicópata… y para rematar el numerito ahí me están esperando mis hermanos a los que acabo de hacer una bromita hace unas horas y por la mirada con la que me ven estoy segura que me castigaran -.- ni ganas tengo de pensar en algo para escaparme de esta -.- solo quiero darme un baño y dormir hasta que amanezca T.T)

-(olvide lo fastidioso que era ir de compras con mujeres T.T me agarran de su burro de carga y tardan horas en comprar, además que escogen ropa y ropa como si jamás en su vida hubieran visto alguna prenda T.T para mal de los males ahí están mis cuñaditos que es seguro que se llevaran a Ayari a rastras y no permitirán que se valla conmigo para poder follar a gusto con ella y quitarme este estrés que las compras me provocaron T.T que injusta es la vida)

-(¡buaaa…! ¡tengo hambre! T.T se me antojan unos nachos y una malteada de fresa, y mejor aun comérmelos frente al televisor mientras pongo a remojar mis hinchados piececitos T.T… había olvidado lo cansado que es ir de compras con la cerda y peor aun que esta habla como cotorra y nunca se calla u.u, es divertido cuando estoy aburrida pero ahorita que estoy cansada solo quiero que se calle y me de mis nachos con mucho queso u.u… mmm… ahí están los otros dos Uchiha ¿Cómo si con uno no fuera suficiente? u.u lo peor es que ahí está el Uchiha violento, aunque tengo que admitir que tuvo justa razones para ponerse así u.u ahora que pienso con la cabeza más fría los culpables fueron mi hermano y la molesta de Ayari… creo que me porte un poquito, pero solo un poquito violenta -.- pero no es mi culpa, u.u es de Ayari, así que no me disculpare… además tengo cosas más importantes en que pensar como por ejemplo: ¡QUIERO MIS NACHOS CON QUESO!)

-(¡kyaa…! ¡qué emoción! Nada mas de pensar que cambiare de look a la frentona me emociona *o*… hoy fue un día genial, no la pasamos haciendo lo que más me gusta: comprar ropa. Eso no es todo, esta noche no dejare descansar a la frentona, tengo mucho que hacer para que luzca divina y deje con la boca abierta al tarado de Sasori *o*… debo de admitir que la tal Ayari no es tan mala, note lo fácil que es sacar de sus casillas, así que ignorando su ego más grande que el mundo y su arrogancia es buena persona, será divertido tratarla y hacerme su amiga u.u… y no lo digo solo porque ella haya pagado todas las compras de Sakura porque ella no puede usar su tarjeta para que Sasori no se dé cuenta, ni mucho menos lo digo porque pago tres prendas divinas que escogí para mi, solo para que me callara la boca U¬¬)

Y así los cuatro seguían en sus pensamientos mientras caminaban hacia el automóvil donde los esperaban los hermanos Uchiha. Ayari lo hacía sin darse cuenta que comprarle esas tres prendas costosas a Ino había hecho que se ganara a su primer estúpida amiga llegando la maldición de los Uchiha a ella. Sakura lo hacía sin darse cuenta que no tendría su anhelado descanso mientras devora nachos ya que Ino no la dejaría. Kakashi lo hacía sin darse cuenta que esa ruidosa rubia no lo iba dejar dormir bien… ¡oh si! Para los tres pobres Ino iba ser la orna de sus zapatos, pero los pobres ni enterados.

Nada mas Ayari estuvo a unos pocos centímetros de su carro Sasuke le tomo una de las muñecas de forma brusca y la arrastro hacia él.

-Nos vamos a casa y no quiero reclamos Ayari. –dijo firme dando media vuelta sin tomarse la molestia de saludar a los demás.

-¡Oye no te la lleves así, luego ¿Quién nos llevara a casa? –grita Ino molesta.

-¡Maldito pelo de gallina violento, a una dama no se le trata así! –grita Sakura molesta consiguiendo que Sasuke se detenga y Kakashi no dijo nada porque hasta estaba cansado como para hablar y defender a su novia de sus hermanos, así que solo se dedico a mirar.

Ayari noto que su hermano se había molestado por como le llamo Sakura, pero estaba tan fastidiada que ni ganas tenia de divertirse a costa de esos dos, así que suspiro con pesadez.

-Mira ro…

-Sakura nos vemos mañana en tu empresa. –interrumpió a su hermano que la fulmino con la mirada. –Kakashi llévate el auto y no dejes por ningún motivo que esa rubia lo toque. –dijo aventándole las llaves, las cuales muy apenas y Kakashi pudo sostener en el aire ya que todo el bolserio que cargaba no le permitía moverse bien.

-¡Te veo luego cariño! –grita de forma perezosa.

-Dile así una vez más a mi hermana y te castro. –dice amenazante Itachi.

-Cariño. –repite despreocupado Kakashi.

-Te lo advertí. –Itachi estaba por darle un puñetazo al peli-plata, puñetazo que ambos pelinegros pensaban que se merecía, pero Sakura se puso frente a su hermano fulminando con la mirada al Uchiha mayor haciendo que este se detenga.

-Pégale a mi hermano y la que te castra seré yo. –dice amenazante.

-Cobarde, escondiéndote en las faldas de tu hermanita -dice con burla Sasuke.

.Yo más bien lo llamo ser inteligente evitando una pelea de dos contra uno. –dice despreocupado, sonriendo de forma torcida mientras que los varones Uchiha gruñen molestos.

-Ya vámonos para que me castiguen, entre mas rápido termine esto más rápido me iré a mi camita. Mañana tengo un día pesado y todo lo que quiero es irme de aquí y ya no volver a una tienda departamental en unos años. –dice con fastidio Ayari, sus dos hermanos suspiran con pesadez ya que también no tenían ganas de seguir ahí.

-Vámonos. –dice con fastidio Itachi.

-¡Adiós Aya-chan! –grita enérgica Ino.

Itachi mira hacia atrás de reojo y sonríe travieso al igual que Sasuke.

-¡Felicidades, encontraste tu idiota mejor amiga! –dicen ambos en un susurro mientras se alejan y Ayari los mira con horror.

-y créeme por más que trates de evitarla ella vendrá a ti como un imán, esa es la maldición de la familia. –dice Sasuke jaloneándola más para llevarla hacia donde tienen el auto.

-Y para cómo te defendió ella ya te considera amiga aunque tú no lo hagas, eso hará que se te pegue más. –dice Itachi divirtiéndose más al ver la cara de completo horror de su hermana.

-(¿Qué mejor castigo que martirizarla con esto?) –piensan divertidos ambos pelinegros.

-¡Nooooooo…!— Grita con horror Ayari antes de ser metida por sus hermanos al auto.


Kakashi con ayuda de las dos chicas guardaba las cosas en la cajuela del auto cuando de pronto escuchan el grito horrorizado de una mujer.

-Ese grito sonó como si fuera de Ayari. –dice Sakura con algo de preocupación.

-Seguramente sus hermanos ya le dijeron el castigo y fue muy feo como para que gritara así. –dijo Ino sintiendo pena por su según ella amiga.

-Cualquiera que sea el castigo estoy seguro que lo soportara. –dijo despreocupado Kakashi, pero sus ojos mostraban leve preocupación.

-Bueno cualquiera que sea el castigo se lo merece. –dijo Sakura con indiferencia volviendo a guardar las cosas. –haber si así deja de hacer lo que le viene en gana con las personas.

-Sakura no seas así con la amiga que nos compro linda ropa. –dice Ino en forma de regaño.

-Hace unas horas la odiabas. –dice mirándola con ojos entrecerrados.

-Pero me compro ropa, eso hizo que me diera cuenta que no es tan mala. –dijo poniendo ojos de cachorro. –será sin duda una buena amiga. –dijo emocionada.

-A ti con ropa te compran fácilmente. –dice mirándola con ojos entrecerrados.

-No es verdad. –dice ofendida. – también me pasa cuando me compran zapatos, bolsas, joyas y lencería. –dice maravillada y con ojos de drogada. –cómprame eso y tienes mi completa e incondicional amistad. –la rubia movía de un lado a otro su cuerpo como si fuera gusano.

-Loca. –murmura la peli-rosa con una gota de sudor resbalando por su nuca.

-(siento algo de pena por mi hermana por la amiga que tiene, pero ella es mas paciente, la que me provoca mas compasión es Ayari con la amiga que se acaba de ganar u.u Koneko-chan comprarle esas prendas a Ino fue tu sentencia de muerte u.u) –kakashi soltaba un largo suspiro.


Sentados en el comedor de su elegante departamento estaban los tres hermanos Uchiha. Los dos mayores miraban con ojos muy abiertos y casi saliéndose de sus cuencas a la menor mientras sostenían estáticos una taza de humeante café. Frente a ellos estaba de lo más tranquila Ayari bebiendo una taza de chocolate caliente (N/A: no le gusta el café XD)

-¡¿QUÉ HAS DICHO? –gritan ambos de forma exaltada reaccionando después de varios minutos de silencio.

-Que a partir de mañana empezare mi trabajo como presidenta de la compañía Haruno. –dice con aburrimiento y fastidio al tener que repetirlo. –pero no se apuren que aun así me las arreglare para cumplir con mis obligaciones en nuestras compañías. –dice agitando su manos restándole importancia.

-Ese no es el punto. –dice Sasuke sin poder ocultar la impresión al igual que Itachi.

-¿Cómo lograste hacer eso? ¿le lavaste el cerebro a Sakura? –dice mirándola con ojos entrecerrados conociendo las mañas de su hermanita.

-No… bueno si, pero no para que me dé el puesto, solo le lave el cerebro un poco para que decida cambiar de imagen.

-¿para qué cambiarla de imagen? –pregunta ya más tranquilo Sasuke. –yo pienso que así está bien. –Ayari e Itachi lo miran con extrañeza.

-Checa si su café no tiene alcohol Itachi. –dice Ayari e Itachi le quita la taza a Sasuke para olerla.

-No tiene piquete, es puro café. –dice con extrañeza aun así volvió a oler la taza y Sasuke los miraba incrédulos con un pequeño tic en su ceja derecha.

-¡No estoy borracho! –dice molesto arrebatándole su taza a Itachi. –solo digo la verdad, esa mujer es hermosa y con cualquier cosa que se ponga se ve bien. –dice indiferente tratando de ocultar la pena que sentía por hablar así de una femenina frente a sus hermanos.

-Eso dices porque no la viste con esas enormes gafas y la viste peinadita. –dice con burla Ayari.

-Y con la vestimenta que traía hoy seguro parecía payaso. –dice con burla Itachi, al instante tanto él como Ayari comienzan a reírse a carcajadas y Sasuke rodó los ojos.

-Como sea. —dijo agitando su mano restándole importancia. – puede que antes Haruno Sakura ocultara su belleza física, pero aun así tiene una belleza interior que es cautivante. –Ayari e Itachi dejan de reírse al oír a su hermano decir esas cosas y se le quedan viendo como si fuera un bicho raro.

-¿te sientes bien? –pregunta ya preocupada Ayari.

-Si otouto, ya nos estas preocupando, ni cuando estabas entaluachado (palabra inventada por mí, que significa que estaba idiotizado. XD) por Karin hablabas así de cursi. –dice Itachi mirándolo con algo de miedo mientras se alejaba un poco porque temía que se le contagiara.

-La verdad yo tampoco sé de donde salió eso. –dice Sasuke también impresionado por lo que dijo. –creo que si me estoy enfermando o el que me hicieran pendejo por primera vez afecto a mi cerebro más de lo que pensaba. –dijo mostrando el temor en sus ojos.

-Ayari has una cita con algún psicólogo. –ordena Itachi y Ayari al instante saca su celular y comienza a marcarle al asistente de Itachi para que consiga al mejor psicólogo del país. –tranquilízate Sasukito veras que te ayudaremos a que se te cure esa rara loquera de cursilerías. –Itachi le palmeaba el hombro a su hermano y Sasuke trataba de calmarse para no afectar más su cerebro.

-Lo mejor es que descanse. –dijo Ayari al colgar el teléfono. –tal vez solo está cansado.

-Si eso debe ser. –dijo Sasuke poniéndose de pie. – me estoy portando mas raro de lo normal. –dice deprimido.

-Siento que lo estamos perdiendo.—dice dramático Itachi con lagrimas saliendo de sus ojos.

-Tan buen hombre que era y digno semental Uchiha. –dice con pesar Ayari limpiándose las lagrimas con una servilleta mientras lo ve salir de la cocina.

-¡Al menos como fui antes quedara en sus recuerdos hermanos! –se oye el grito de Sasuke desde la sala.

-¡Sasuke! –gritan dramáticos Itachi y Ayari.


Era una mañana agradable. Era la hora exacta en la que la gran mayoría de los empleados de la empresa Haruno comenzaban a entrar para hacer sus labores.

Un elegante mercedes se estaciona exactamente en el lugar perteneciente al presidente de la empresa. El guardia del estacionamiento al ver que un auto diferente se estaciono en el lugar exclusivo para el presidente corrió para ir a decirle que se quite de ahí.

Cuando llego vio abrirse la puerta del conductor y de ahí bajo un apuesto hombre de cabellera plata, vestido con un elegante traje de corte italiano color gris, con una camisa verde seco y una corbata del mismo color solo que un poco más oscuro.

El guardia se acerco al hombre no reconociéndolo.

-Disculpe señor, no se puede estacionar en ese lugar porque es exclusivo para Sasori-sama. –dice educado y respetuoso mientras que el peli-plata lo mira con aburrimiento.

En eso la puerta del copiloto se abre dejando ver a una hermosa peli-rosa que usaba muy poco maquillaje, aun así se veía esplendida. Su larga cabellera estaba lacia y suelta pero acomodada para que se viera formal. Usaba unos anteojos de armazón delgado que le hacían ver intelectual y a la vez sensual. Su vestimenta consistía en un pantalón de vestir color negro con delgadas franjas blancas, un saco que le hacía juego y le quedaba ceñido remarcando mas sus curvas, abajo una camisa ceñida de botones de color blanca y cuello polo, para finalizar zapatos color negro con tacón de aguja.

-Como dueña de la empresa supongo que puedo estacionarme donde me venga en gana. –dice con seriedad la mujer haciendo que ambos hombres la volteen a ver, el guardia al ver ese color de cabello ensancho los ojos sin poder evitar que sus mejillas se sonrojaran.

-¿Haruno Sakura-sama? –pregunta sin créeselo.

-Así es. –dice sonriendo levemente, sonrisa que el guardia conocía muy bien, ya que ella siempre le solía sonreír así a los empleados cuando iba a la empresa. –Sakano-san no hay problema con que tome este lugar ¿verdad? –pregunta de forma simpática como siempre ha sido con él.

-Ninguna señora. –dice respetuoso y aun impresionado por su aspecto.

-Lo supuse. –dice divertida. –por cierto Sakano-san deje le presento a mi hermano mayor. –dijo caminando hacia Kakashi. –se que usted entro a trabajar aquí cuando mi hermano ya se había ido.

-Así es señora. –dice algo apenado mirando a Kakashi que solo lo miraba con aburrimiento.

-Hatake Kakashi y a partir de hoy trabajara en la empresa.

-Un gusto Hatake-sama, estaré a sus órdenes ante todo lo que disponga. –dice respetuoso haciendo una leve inclinación de cabeza y Kakashi hace lo mismo.

-Sasori no ha llegado por lo que supongo. –dice aparentando indiferencia no queriendo mostrar lo nerviosa que estaba recordando que Ayari le había dicho que no muestre debilidades ante nadie y mucho menos nerviosismos, así que para lograrlo trataba de pensar en otras cosas.

-No señora, el señor entra hasta las nueve de la mañana. –dijo algo extrañado porque ella no sepa a qué horas llega.

-Lo sé, solo quería asegurarme. –dice agitando su mano restándole importancia y dando media vuelta al igual que Kakashi.

-Señora. –llama Sakano haciendo que ambos se detengan y volteen levemente. –me alegro que haya cambiado…no. –el hombre agito su cabeza negando. –me alegro que finalmente muestre la mujer fuerte que en verdad es. –dice sonriendo de forma cálida.

-Gracias Sakano. –dice Sakura sonriéndole de la misma forma para después regresar la mirada al frente y seguir su camino junto con Kakashi.

-Veo que tienes empleados que te aprecian, eso demuestra que si decidieras ser la presidenta serias una muy buena. –dice con orgullo Kakashi mirándola de reojo.

-Si hiciera eso no tendría tiempo para hacer lo que más amo… hacer pinturas. – Kakashi sonríe levemente y asintió estando de acuerdo.


Las puertas del elevador se abren haciendo que la secretaria de presidencia voltee viendo a una hermosa peli-rosa acompañada de un muy apuesto hombre. La mujer no pudo evitar quedar prendada a ese apuesto hombre y al notar que tenia porte de ser alguien adinerado se acomodo la blusa mostrando más su escote.

Ambos se colocaron en frente del escritorio de la secretaria, la peli-rosa la miraba con tranquilidad mientras que Kakashi ni la miraba, ponía más atención al techo y la secretaria mantenía su mirada sugerente en Kakashi.

-¿eres la secretaria de presidencia? –pregunta con algo de fastidio la peli-rosa para llamar su atención y que deje de mirar a su hermano consiguiéndolo, solo que en vez de recibir una mirada amable recibió una de fastidio. – ¿miras así a todas las personas que vienen aquí? –pregunta con molestia.

-¿se puede saber quien lo pregunta? –dice con desdén.

-Haruno Sakura. –la secretaria ensancha los ojos no creyéndoselo del todo, la Haruno Sakura que ella conocía era una sosa y fea peli-rosa muy diferente a la mujer que tiene frente a ella.

-No… -no hallaba que decir, la lengua se le trababa, sabía que si en verdad era la verdadera Haruno Sakura estaba en problemas por hablarle así. –muéstreme su identificación. —dijo reaccionando y mirándola dudosa.

Sakura con fastidio saco su cartera para sacar su identificación mientras que Kakashi miraba de reojo algo divertido. La peli-rosa le entrego la identificación y la secretaria al verla ensancho los ojos, para después entregársela mirándola algo asustada.

-Lo siento señora… yo… yo no sabía. — dice sin saber que mas decir.

-Se ve que no sabias. –dice molesta, antes había notado como esa secretaria miraba a su esposo estando ella presente pero no había tenido los pantalones para decir algo y ahora estaba más que segura que esa secretaria tuvo algo con su esposo, de hecho siempre se lo imagino mas no quería creérselo.

-Yo lo siento. –dice bajando la cabeza.

-Como sea. Quiero que llames a todos los accionistas y los cites en la sala de juntas. Quiero que estén ahí en un par de horas a lo mucho. –dijo con firmeza caminando hacia la oficina que hasta ahora era de Sasori siendo acompañada de Kakashi.

-Como diga señora. –dice educada y no estando dispuesta a contradecirla.

-Por cierto. –dice antes de abrir la puerta y mirándola de reojo. –prepara una carta de despido.

-¿a nombre de quién?

-¿Cuál es tu nombre? –pregunta volteando a verla altanera.

-Pero señora. –dice mirándola asustada mientras se pone de pie.

-Termina lo que te pedí. Cuando acabe la junta traerás la carta de despido a presidencia, ahí se te dará el cheque para que cobres tu indemnización contando el día de hoy. Habrán nuevos cambios hoy y se empiezan contigo, no se necesita una secretaria mal educada. –termino de decir para después abrir la puerta y adentrarse a la oficina.

-Te toco suerte de que fuera ella quien te despida y no alguien más que seguro hubiera hecho lo mismo de una forma más humillante. –dice Kakashi burlón antes de cerrar la puerta dejando a la secretaria con los ojos muy abiertos.


Sasori conducía su elegante automóvil color gris, se adentro al estacionamiento y frunció el entrecejo al ver que un automóvil negro había ocupado su lugar. Detuvo el auto para buscar con la mirada al guardia pero al no encontrarlo frunció más el entrecejo

-(maldito guardia de quinta, no solo no sabe hacer su trabajo sino que se desaparece de su puesto, pero ya me encargare de correr a ese incompetente) –al pelirrojo no le quedo de otra que estacionarse en otro lugar.


Sakura miraba con algo de disgusto el desorden en el escritorio frente a ella, estaba lleno de papeles y vasos sucios con licor.

-Hermanita sí que la pusiste en su lugar. –dice divertido Kakashi poniéndose a su lado. –no pensé que sacaras esa fiera que duerme en ti ante desconocidos.

-Y no me arrepiento. Mira nada más como está este escritorio. Esa secretaria no cumple con su trabajo. –dijo acercándose para sentarse en la silla correspondiente al presidente. –pero bueno ya se encargara Ayari de mandar a arreglar esto como mejor le parezca. –dice con fastidio solo haciendo los papeles a un lado mientras prende el computador.

-Si así quedo la secretaria al verte me muero por ver como quedara tu esposito. –dijo con diversión sentándose enfrente de ella notando como se tensaba un poco su hermana.

-Solo espero poder soportarlo. –dice algo asustada.

-Veras que lo lograras. –dice sonriéndole para darle confianza y la peli-rosa suelta un largo suspiro.

-¿a qué hora llegara Ayari? –pregunta para cambiar de tema.

-Esta mañana le hable y le dije que la junta será a eso de las diez de la mañana, así que dijo que a esa hora estará aquí. –dice despreocupado y Sakura suelta un largo suspiro.

-Me hubiera gustado más que estuviera aquí desde el principio para tener más valor cuando vea a Sasori.

-Mmm… no pensé que mi Koneko-chan te inspire valor. –dijo con burla.

-No es eso, es solo que con ver esa actitud burlona y arrogante me pone los pelos de punta y así es más fácil enfrentarlo. –dijo tocándose la frente con cansancio.

-Solo piensa en las cosas que te dijo ayer Ayari cuando veas a Sasori y lo lograras, además recuerda que yo no te dejare sola. –la peli-rosa le responde la sonrisa consoladora a su hermano. –por cierto ¿llamaste a Jiraiya-san?

-Si, estará aquí media hora antes de la junta. –dice con diversión y Kakashi asintió.


Las puertas del elevador se volvieron a abrir, pero esta vez la secretaria no volteo ya que estaba más ocupada en llorar lamentándose por la pérdida de su trabajo mientras marcaba los teléfonos de los accionistas para cumplir con lo que le habían pedido.

Sasori salió del elevador, al ver a su secretaria llorar alzo una ceja, con algo de molestia camino hacia ella para regañarla por la actitud que está tomando en sus obligaciones.

-Señorita Kotomi. –llama con firmeza haciendo que la chica levante la mirada.

-¡Sasori-sama ayúdeme! –dice suplicante y el pelirrojo alza ambas cejas. –me acaban de despedir, por favor ayúdeme a que conserve mi trabajo.

-¿se puede saber quien tomo esa decisión que solo me corresponde a mí? –dice molesto porque alguien haya pasado sobre su autoridad.

-Su esposa. –dice llorando con más fuerza y Sasori ensancho los ojos. –si usted no me ayuda le juro que digo lo que hacíamos en su oficina. –dice amenazante dispuesta a usar todo para conservar su trabajo.

-¿Sakura? –dice sin creérselo e ignorando lo que dijo. – ¿Dónde está? –pregunta algo alterado estampando sus manos en el escritorio sobresaltando a la secretaria.

-Primero prométame que conservare mi trabajo o le digo a su esposa que usted y yo manteníamos relaciones sexuales en su oficina. –exige molesta.

-Me importa un comino lo que digas idiota. –dice furioso. –a mi no me amenazas mujerzuela, por mi haz lo que quiera que yo no moveré un dedo porque te dejen en esta empresa, que si te despidió Sakura debió ser por algo y yo no abogare por zorras. –dice con furia.

-Esa no es la forma de tratar a una mujer. –dice una voz ronca y masculina desde la entrada de la oficina haciendo que ambos volteen viendo a Kakashi, pero eso no fue lo que sorprendió al pelirrojo sino mas bien ver a la hermosa peli-rosa que estaba alado del peli-plata y lo miraba con molestia.

-Este no es lugar para que hablen de esas cosas y mucho menos las anden gritando a los cuatro vientos para que toda la empresa los escuche. –dice con fastidio la peli-rosa y Sasori ensancho mas los ojos, reconocería esa voz, ese cabello y esos ojos en donde sea por muy cambiada que este.

-¿Sakura? –exclama sorprendido. –no es lo que crees, esta secretaria está loca y solo es una oportunista que he estado evitando. –dice rápidamente tratando de por lo menos emendar ese horror.

-Eso no me importa. –dice con molestia mientras que Kakashi lo fulminaba con la mirada. –por cierto habrá junta en dos horas, espero que estés listo. –dice cortante dando media vuelta para adentrarse a la oficina.

Kakashi sonriéndole de forma torcida a Sasori dio media vuelta para seguir a su hermana cerrando la puerta dejando a Sasori con los ojos muy abiertos, pero después frunció el entrecejo al reconocer a ese peli-plata que acompañaba a su esposa.

(ahora que nos volvemos a ver Sakura no dejare que te alejes de mi… tú y tu dinero me pertenecen y no los perderé… no me importa si tu hermano mayor te esta aconsejando o metiendo cosas a la cabeza, yo conseguiré que vuelvas a creer en mí y solo en mi) –el pelirrojo apretaba los puños aun viendo la puerta de la oficina mientras que Kotomi seguía lamentándose por quedarse desempleada.

Continuara

sas culebra O.O se encontraron finalmente O.O

¿que hara Sasori? ¿Sakura dejara en ridiculo al pelirrojo? ¿ayari llegara a tiempo? ¿pornto saldra narutin? ¿sasuke en vdd se volvio loco? siendo asi ¿abra idio con un psicologo? ¿ino sera la mejor idiota amiga de ayari? ¿en vdd la gente rubia siempre es idiota? ¿estara bueno el final de teresa? ¿xke teresa es una hembra mala? ¿se kedara sola la teresa por interesada? ¿mariano se casara con la doitora? ¿porque teresa ddice "ser o no ser...y yo si soy" aca en pose chula? ¿arturo dejara de amar a teresa? ¿porke demonios pregunto esto si no tiene nada ke ver con el fic?

tal vez todo esto lo descubramos een el sig capi o tal vez no ^^ lo importante es ke...ESPERO EL KAPI LES HAYA GUSTADO ^^

MUCHAS GRACIAS POR SUS HERMOSOS REVIEWS

CUIDENSE

BEESOS

KRISS