¡Hoooola a todoooosss!

Para los que creyeron que no regresaría: he vuelto :D… si, lo se, esta vez tarde siglos u.u es solo que mi bloqueo mental y mis deberes en la facultad (por si sintieron curiosidad, si, estudio psicología :D) tienen la culpa… Quiero agradecer a las personas que me dejaron su lindo review: en verdad muchas gracias son mi gran apoyo para seguir hasta el final la historia.

así que sin mas que decir a leer!

No sin antes recordarle a mis queridos lectores y a mi misma u.u que Soul Eater no me pertenece solo he tomado sus personajes prestados en un intento de hacer un historia… No vemos al final del cap

Ahora si ¡A leer!...

….

Capitulo 5: Sin dones

"Entonces al abrir los ojos supe que no era yo… "

-Siempre es un gusto volver a verte – dijo sonriente aquel demonio de ojos negros

-Es un placer estar en tu presencia, mi señor – hablo educadamente la rubia haciendo una pequeña reverencia

-¿A que debo tu retraso? – Pregunto bruscamente –Acaso olvidaste ya como es mi impaciencia – dijo con voz gruesa

-Lo lamento mucho, pero la madre de esta chica puso en mi un hechizo muy poderoso. Aunque no debería quejarse estas donde te prometí que te llevaría – señalo Yume antigua sacerdotisa del clan de los Albarn. Frente a ella, el demonio Azura reposaba sentado como rey frente a sus súbditos, en un espacie de templo oculto en medio del desierto sin sombra un lugar muy poco conocido, donde todos los dones desaparecen al entrar y el cual se presenta solo en las noches de luna llena y ante los ojos de quienes lleven las sangre de sus antiguos guardianes. Después pasa desapercibido y se convierte en un simple paisaje natural.

El demonio de cabellos negros se puso de pie y camino hasta la rubia, sostuvo su mentón suavemente mirándola con autoridad.

-Sabes lo que deseo, sacerdotisa – mascullo molesto

-La paciencia es una virtud – le dijo con cierta altanería – Muy pronto tendrás lo que quieres

-¡No me hables de paciencia Yume! – la tomo bruscamente por la cintura, sin embargo la chica no dejaba de desafiarlo mas y mas con esos ojos verdes –Te he estado esperando por un siglo – susurro – en ese tiempo te he visto morir infinidad de veces – una nota de tristeza se alzo en su voz – he visto como los tuyos van desapareciendo con el paso del tiempo, me temo querida que eres la ultima del clan que fuera el mas fuerte hace años

-Se muy bien lo que representa ahora el que yo este con vida – lo rodeo por el cuello, jugueteando coquetamente con sus cabellos –No te preocupes esta ves no voy a morir – una sonrisa siniestra se dibujo en el rostro de la chica mientras el demonio fruncía el ceño – Recuerda que esta en juego mi vida, la ultima que me queda – lo ultimo lo decía de verdad si moría ahora su alma nunca tendría el descanso eterno que tanto anhelaba.

-Eso espero, porque créelo Yume, tal vez ya lleve un siglo sobre la tierra pero mi alma se esta consumiendo cada día, cada que absorbo la vitalidad de las personas… - Contuvo las palabras - en algún momento moriré si no me das lo que me prometiste en tu primera vida – la soltó con brusquedad haciendo que se tambaleara –aun recuerdas tu promesa ¿cierto? – la rubia desvío por primera ves la mirada. Aquel error le había costado una vez la vida

-Lo recuerdo muy bien, Azura – dijo con el rencor en su voz – Es la razón por la que mi alma no tiene descanso alguno

-No me vengas con reclamos, querida – tomo el rostro de Yume entre sus manos –Tu sabias muy bien los términos, que las cosas no resultaran como querías no es mi culpa – río burlándose, para después volver a su sitio –Aprendiste la lección en aquel entonces ¿no?

-Desgraciadamente, si – mascullo molesta – No puedes confiar en nadie, aunque eso tú lo tienes bien claro desde hace mucho. –Azura asintió sonriente con esos afilados dientes

-Sin embargo mi querida sacerdotisa, el precio que estas pagando es muy alto. Y esta vez no habrá una siguiente oportunidad tu clan esta casi extinto y si no me das lo que prometiste –paso tu lengua por su labio inferior –No solo tu poder sino que también tu alma será mía – hablo siniestramente

-Solo queda esperar a la noche de mañana, cuando abra el portal encontraras tu destino.

….

La enorme luna sonriente, iluminaba el cielo, mientras la sacerdotisa suspiraba desde la ventana de su habitación, cerró los ojos y vio aquel rostro que le traía dolorosos recuerdos, era increíble pero a pesar de los años lo recordaba con nostalgia. Después de todo por él esta donde esta ahora, su rostro se enfureció al pasar esa idea por la cabeza debería odiarlo por su culpa su alma no ha tenido descanso

-¿Yume? – una tímida voz la llamo

-Así que lograste entrar con tus dones - hablo si dejar de ver el cielo nocturno – después de todo este templo no es tan poderoso como Azura cree

-Sacerdotisa, -hablo tristemente -¿C-como esta Maka-Chan? – pregunto como Blair con cautela

-¿Maka? – Se volvió con la interrogante en su rostro – Ah, así la dueña de este cuerpo – Blair asintió – bueno aun la oigo dentro de mi cabeza pero se esta cansado de gritar que la deje salir – sonrío – es sorprendente el don de esta chica.

-Yume, ¿ella no volverá? – bajo la mirada

-Ya lo sabes Blair, nunca vuelven – dijo con desprecio – Ahora vete, quiero estar sola

-Como usted ordene – la triste chica estaba por desaparecer por completo

-Blair… eres libre – una nota de tristeza se hizo notar

-¿C-como? – Blair se quedo perpleja

-Dije que eres libre, no tienes porque seguir a mi lado por mi culpa eres un espíritu vagante, busca el descanso eterno Blair aprovecha esa oportunidad, que habemos quienes quieren dormir y no pueden – suspiro

-P-pero, Yume yo…

-¡Es una orden! – Grito – Te libero de tus servicios – se volvió a la chica con una melancólica sonrisa – No me hagas repetirlo: Blair eres libre, así que vete de una vez y has lo que quieras

-¿Lo que yo desee? – se aventuro a preguntar.

-Lo que quieras

-En ese caso – hizo una reverencia – Me voy sacerdotisa – dijo mientras desaparecía con una sonrisa.

-Te voy a extrañar, Blair – sollozo con las lágrimas desbordándose. Sin saber que los planes de la chica de cabellos morados iban mas allá de lo que Yume pensaba.

….

Esa misma noche… las teclas del piano hablaban de tristeza, una deprimente melodía estremecía su corazón mientras sus manos acariciaban las teclas…

Shinigami-sama le dijo que ella estaría bien, que si quería unirse a la búsqueda de su protegida tendría que recuperarse por completo, ¿su don? No sabia la razón pero ahora le costaba mas trabajo leer los pensamientos de las personas a su alrededor, Stein le había dijo que era pasajero y no se esforzara, que debía descansar, pero ¿como hacerlo cuando ella no estaba? ¿Desde cuando la sala de música se sentía tan vacía?...

"Aquel chico de cabellos de nieve y ojos escarlata se dirigía al salón de música como todas las tardes antes de clases, estaba por abrir la puerta cuando escucho una melodía, ¿Que extraño? no había reparado en algún pensamiento; entre abrió la puerta dejando que la canción del piano le llegara mas claramente a los oídos, cuando vio a una chica rubia tocando con los ojos cerrados, se veía muy concentrada. Por lo que se mantuvo casi oculto detrás de la puerta después de todo no quería que se molestara por interrumpir tan hermosa canción, la cual era melancólica, suave, algo triste y alegre a ratos una combinación un tanto bipolar que le gustaba.

Entonce sus ojos se desviaron de sus manos las cuales saltaban entre las teclas para ver el rubio cabello cenizo cayéndole por los hombros, su piel era blanca y le parecía suave también. Su rostro era un semblante tranquilo esas largas pestañas eran una invitación a ver sus ojos preguntándose mentalmente como serian. Sobra decir que se quedo enajenado viéndola, no soporto la tentación y leyó sus pensamientos, las notas era recuerdos borrosos parecía que trataba de recordar esa canción y al mismo tiempo no sabia de donde la conocía.

Sin darse cuanta las notas dejaron de sonar

-Es bueno tener publico de vez en cuando – dijo la interprete abriendo sus ojos verde jade con una tierna sonrisa curvada en sus labios no sabia como pero tenia que admitir que desde entonces quedo prendido de esa sonrisa… "

-Nyaaaaa – un extraño maullido saco al albino de sus recuerdos, bajo la mirada encontrando una gata morada dando vueltas alrededor de sus tobillos.

….

"-¿Entonces la gran sacerdotisa Yume no tiene el poder para salvar a un simple ser humano? – dijo cruelmente Azura caminando alrededor de la chica quien lloraba desconsolada

-Por favor ayúdame – suplico sollozante – are lo que me pidas a cambio

-Sabes lo que deseo – se acerco a ella acariciando su rostro

-También deberías saber que lo tengo prohibido – las lagrimas desbordaban por sus ojos verdes –El precio por lo que me pides es alto

-No tanto como el dolor que seria perderlo a él – la sujeto fuertemente por la cintura – En un principio solo te quería a ti, pero que hiciste ¡te largaste con ese maldito! – replico lleno de resentimiento – y ahora vienes a mi a suplicarme por su vida, ¡¿dime si al menos no merezco algo a cambio? – le grito causando que Yume temblara de miedo

-P-pero… y-yo – balbuceo – n-no… p-puedo

-Claro que podrás, vamos Yume rompe con esa regla y dame lo que quiero – Azura vio duda en el rostro de la rubia junto con sus lagrimas – el tiempo corre sacerdotisa – la soltó, dio media vuelta dispuesto a marcharse

-¡Espera! – replico, al instante una sonrisa perversa se dibujo en las labios del demonio"

Yume abrió los ojos de golpe con el corazón latiéndole muy de prisa, el cielo nocturno la saludaba…. junto con sus amargas lágrimas.

Molesta por tener esa debilidad salio de la habitación sin hacer ruido, pronto cuando el ultimo grano de arena del reloj que colgaba en el centro del salón principal Azuma vería su destino, junto con el de su alma.

-"No tienes porque hacerlo" – susurro la débil voz de Maka

-Y tu no tienes porque seguir conciente – replico caminando hacia el patio de aquel templo el cual era un pequeño oasis donde el agua era pura y cristalina rodeado por plantas y árboles formando un paraíso en medio de la desértica área. – Te estas convirtiendo en un dolor de cabeza – se quejo, mientras se quitaba la sandalias y metía los pies en el agua. Se apoyo en sus manos y miro al cielo

-"Siempre estas mirando el cielo, es como si quisieras ver algo allá arriba"

-Tal vez tenga razón – hablo mas suavemente – busco tranquilidad, esto de reencarnar deteriora mi alma ya casi he olvidado como solía ser – suspiro

-"Alguien amable, supongo" – Yume río ante el comentario

-¿Amable?

-Blair me lo dijo, me pregunto donde estará ahora

-No lo se, y no me importa – dijo fríamente

-"No finjas conmigo, tu la extrañas"

-Y si así fuera ¿Que importa eso ya?

-"¿Puedo preguntar otra cosa?"

-Aunque te diga que no lo aras así que adelante

-"¿Porque obedeces a Azura?" – Yume sonrío vagamente

-Porque cometí un error – se limito a decir – Yo quise salvar a alguien de la muerte, pero no puedes hacerlo – río sin ganas – Azura me prometió salvarlo a cambio de la localización del portal

-"Si el no cumplió su promesa, ¿Por qué…?"

-Oh, claro que cumplió su promesa – sus músculos se tensaron – él murió entre mis brazos, y cuando abrió sus ojos – unas lagrima se le escaparon recorriendo sus mejillas – No era él, ese maldito demonio tomo el alma de otra persona y luego me la entrego en su cuerpo. No resistió mucho y volvió a morir.

-"Lo siento"

-No lo hagas, no me compadezcas, fui una idiota que creía en el poder de traer a los muertos a esta tierra, pero solo consigues mas dolor. – se limpio las lagrimas

-"Yume…"

-¿Y sabes que es lo peor? – Fingió reír – que el bastardo trabajaba para Azura, me tendieron una trampa.

Algo vibro dentro de Maka

-Vaya parece que la charla acabo – se puso de pie, sonriendo

-Es una hermosa noche ¿no lo crees? – dijo con cinismo mientras sonreía confiado apoyando su guaraña sobre su hombro

-"¡Soul!" – murmuro con emoción Maka

-Concuerdo contigo, guardián – lanzo una rápida mirada al cielo – ¿A que debo tu visita? – camino lentamente sobre el agua del pequeño manantial. Soul no le quito la vista de encima

-Deberías saberlo

-Mmm… - fingió pensar la repuesta – Ah ya veo, así que Maka, este es el chico con el que sueñas todas la noches – hablo picara enrollando uno de sus mechones. El albino río

-Claro que sueña conmigo, la traigo muerta – espeto Soul con orgullo

-Sabes, Maka desea darte un golpe

-Si tanto lo deseas, Maka deja de ser el títere de esta bruja

-Me ofendes – se indigno – yo no soy una bruja, soy una antigua sacerdotisa – le corrigió. Sacudió su mano en el aire para después apuntar a Soul, una gran llamarada lo rodeo al instante

-Vaya tienes tu carácter – dijo usando la guaraña como bastón saltando hasta Yume quien ya se encontraba en tierra firme –No será fácil conseguir que vengas conmigo – le amenazo sosteniendo el filo de su arma cerca de su cuello

-Anda guardia, mátame – le desafío. El albino se lo pensó un segundo frunciendo el ceño – así que no puedes – desvío el arma con un dedo

-No lastimare a Maka

-Entonces pierdes tu tiempo – la crueldad de su voz izo estremecer a Maka.

La sacerdotisa alzo un brazo creando una gran serpiente con el agua del manantial, estiro el otro brazo creando a su vez otro reptil de fuego, las dos figuras danzaron alrededor de su cuerpo para después lanzarse amenazantes sobre Soul, quien sonrío sin importarle ya situación enfureciendo a Yume.

-¿Acaso deseas morir? – le cuestiono – ¿Porque haces eso?

-Quien tiene miedo a morir, jamás ha vivido – Yume se sorprendió, ordenando a las bestias detenerse a escasos pasos del albino – Y si yo he de morir ahora para salvar a mi protegida – El alma de Maka vibro – moriré con gusto – su siempre seductora sonrisa lleno a Maka de alegría, de tristeza, de enfado, de melancolía, todas emociones juntas bombardearon a Yume.

-¡Soul, eres un idiota! – grito Maka retomando el control de su cuerpo -¡No deberías estar aquí! ¡No tienes porque salvarme, si con eso arriesgas tu vida! – el asombro y la emoción no cabían dentro del chico quien corrió abrazándola fuertemente, mientras Maka hundía la cabeza en su pecho con el rostro empapado de lagrimas.

-Si soy un idiota por tratar de sacarte de aquí no me importa - la miro a los ojos, había extrañado ese hermoso bosque

-Aquí no puedes leer mentes, ni usar al máximo los poderes de tu guaraña, Yume es muy fuerte puede controlar todos los elementos… - hablo rápidamente la rubia con los labios temblorosos

-No necesito mi don para poder leerle – y dicho esto le dio un fuerte beso a la chica quien se estremeció tensándose de sorpresa, con los pensamientos revueltos y el corazón retumbando en sus oídos. Correspondió el beso dejándose llevar y disfrutando del momento, como si ellos dos no estuvieran allí, como si todo estuviera bien. Soul la atrajo más a su cuerpo sintiendo los rápidos latidos de su compañera saltándole en el pecho, sus manos rodearon su cuello hundiéndose en el blanco de sus cabellos, por un instante solo fueron ellos dos. Hasta que sus pulmones reclamaron aire y se separaron….

-Vaya, no estuvo nada mal – hablo con malicia la rubia rozando sus labios con las yemas de sus dedos.

"Creyendo que eras tu sonreí, pero al ver el sol faltante en el hermoso bosque de tus ojos… me pregunte quien era la extraña frente a mi…"

-Yume – Mascullo con el semblante tenso

-Muy bien, Yume – el eco de un aplauso retumbo causando que ambos voltearan encontrándose con Azura de pie recargado en uno de los pilares del templo

-Debo admitir que me sorprendes, tal parece que no basta con todas las veces que has reencarnado, aun no aprendes la lección – La rubia desvío la mirada avergonzada muy en el fondo sus palabras dolían; era verdad después de vivir el dolor de su primera vida una y otra vez continua cometiendo el mismo error: enamorarse de la persona equivocada.

-No te adelantes, Azura – dijo acercándosele – él guardián es asunto de Maka, no de mi – se excuso con el ceño fruncido notablemente ofendida

-Así que eres el tan mencionada demonio Azura – Hablo Soul por primera vez con su típica pose de no me importa quien eres si te metes en mi camino te golpeare.

-¿Nos conocemos? – Azura sonrío divertido

-No lo creo, pero he escuchado hablar de ti

-Después de un siglo aun mantengo mi popularidad – se cruzo de brazos orgulloso – Déjame adivinar – sostuvo su barbilla pensativo - ¿Soul? ¿Me equivoco?

-Los efectos de este condenado lugar no te limitan ¿eh? – Se rasco la cabeza – Esto cada vez se pone mas interesante

-Para tu desgracia así es, mi querido amigo – frunció el ceño molesto por la poca preocupación que el albino mostraba. Sabia perfectamente que el llevaba todas las de perder y aun así sonreía como si tuviera la victoria asegurada.

Soul estiro un brazo y casi al instante su guaraña llego a el, la blandió

-No soy tu amigo – bramo con furia preparándose para dar un golpe

-Azura yo me encargo – intercedió la rubia

-Oh, si claro ya antes note lo bien que utilizas tus… encantos – ataco. Yume apretó los puños

-No te atrevas a insultarla – acerco el filo de la guaraña a su cuello

-Entonces ya tenemos la sangre que hacia falta – murmuro mirando a Soul a los ojos

-¡No! – Grito débilmente Maka causando un cambio preocupante en el semblante de Yume

-¿Qué es lo que pasa, no me digas que…?

-Te lo dije ¿no? es asunto de Maka no mío – se defendió

-Oigan, ¿Qué es eso de la "sangre que hacia falta"? – cuestiono el albino sintiendo totalmente excluido

-Lo lamento guardián – musito Yume escondiendo su tristeza, o mas bien la de Maka quien gritaba con todas sus fuerzas tratando de controlar su cuerpo sin mucho éxito – Serás nuestro sacrificio. Cuando el reloj de arena deje caer el ultimo grano, tu sangre le dará a Azura lo que desea y…

-… ¡Yo veré mi destino realizado! – exclamo Azura lanzándose sobre de el. Soul se defendió dándole una buena tajada que se supone debía partirlo por la mitad, pero dado que estaba en el ese lugar sin dones u otro poder no era mas que un simple humano con un arma que apenas cortaba –Necesitaras mas que eso – y dicho esto le clavo un puñetazo en el estomago que lo mando a volar estrellándose contra una pared.

Soul tosió sangre agarrándose fuerte el estomago sintió un liquido espeso, la herida que le había hecho Chrona se abrió manchando se camisa de rojo. Intento ponerse de pie pero el dolor se lo impidió. Azura de una gran zancada llego a el y le pateo el rostro. Soul dejo escapar un quejido saboreando el hierro de su sangre; aun así consiguió tomar su guaraña y hacer caer al enemigo dándole tiempo de alejarse.

Mientras Yume contemplaba la pelea con el rostro inexpresivo y la mirada perdida

-"Por favor has que se detengan" – suplicaba Maka quien cada vez se sentía cansada como cuando comenzó a ver auras y se quedaba dormida y terminaba en los brazos de su guardián, solo que este vez presentía que si dormía no despertaría nunca.

-¿Por qué no te duermes de una vez? – cuestiono sin expresión en su voz

-"Tu ya lo sabes" – en eso momento Azura volvió a golpear a Soul en la heridade su abdomen, su sangre destilaba cayendo al piso - ¡Soul! - Sollozaba – ¿Porque no puede usar su don? ¿Por qué no puede usar los poderes de su guaraña? Lo he visto pelear antes el no se deja vencer así de fácil

-Los dones eh… - suspiro la sacerdotisa – muchas personas dependen de ellos pero ¿sabes de donde surgen exactamente? – Sintió la negativa de Maka – Los dones nacen del alma, y la representación del alma es…

-"…el aura" – completo la frase entiendo a lo que se refería Yume – no solo son colores y emociones lo que veo, también puedo ver el alma de las personas

-Así es, este templo anula los dones, pero eso no significa que anule el alma, depende de su determinación y de la habilidad para controlar su don, el guardián es fuerte, debería poder controlar su don aun en este lugar, pero desde el principio estaba muy débil, veo que la pelea con Chrona le daño demasiado.

Sin su don para leer mentes estaba se sentía perdido no podía leer el próximo movimiento de su enemigo, no podía usar el poder de su guaraña mas allá de lo normal sin decir que su cuerpo de dolía horrores ¿Cómo es que Yume podía conservar sus dones? Fijo su mirada en la chica quien cerró los ojos

-Entiendo que Azura no pueda usar del todo sus poderes ya que su alma es débil y esta por desaparecer – murmuro Yume pensativa

- "Pero los colores rojos del aura de Soul demuestran un alma fuerte y obstinada"

Soul yacía en el suelo el cual se teñía con el escarlata de su sangre Azura lleno de ira se acercaba listo para acabar con el cuando una mano delicada lo detuvo

-¿Qué es lo que…? – rugió el demonio con el rostro deformado de ira

-Creí que era el sacrificio – se excuso sin emoción aparente en su rostro. Azuma se relajo

-Si... casi lo olvido – y dicho esto salio de la destartala habitación que se convirtió en un oasis sin forma y totalmente destruido

….

Cuando el sus ojos se abrieron encontró el techo labrado en hueso en lugar del cielo nocturno donde recordó haber perdido la conciencia, examino el lugar estaba ante una enorme puerta de hierro con inscripciones en una legua desconocida. Al aparecer se encontraba al final de un pasillo con el piso de ajedrez y pilares en los extremos. Se giro para sentarse percatándose de que el cuerpo ya no le dolía como antes y las heridas habían sanado, hubiera sido perfecto solo que sus muñecas estaban encadenadas

-Lo que me faltaba – hablo con sarcasmo

-Veo que ya despertaste – Yume se aproximaba luciendo un sencillo vestido blanco de tirantes con la bastilla plateada y sandias, su cabello iba suelto y se balanceada a cada paso que daba -¿Cómo… - se lo pensó un momento - … te sientes? – se inclino quedando a su altura

-Te preocupada por mi – alzo sorprendido la ceja

-¡Claro que no! – se apresuro a decir "La verdad es que si lo estoy" creyó escuchar Soul dentro de la mente de Yume – Es Maka, no deja de balbucear cosas sin sentido

-Quisiera verla otra vez… me refiero a Maka

-Se nota que la extrañas, pero no puedo si conciencia esta muy débil para tomar el control de su cuerpo

-Eso quiere decir que ¿no volverá? – se aventuro a preguntar

-La fiebre ha bajado – dijo tocando su frente – que alivio, mis curaciones fueron un éxito.

-Por si lo sospechas no estoy delirando – frunció el ceño

-Cuando yo recupere mi libertada, Maka también lo hará – miro la puerta labrada – Aunque talvez mi castigo sea muy grande después de lo que voy a hacer

-¿Eh? – Soul quien no entendía nada, como pudo se puso de pie - ¿Por qué lo haces entonces?

-La vida se paga con otra vida - "No es así… Hero" pensó dejando escapar un lagrima.

….

Hasta aquí ;)

Eso es todo por hoy… así que díganme que les pareció? Buena o mala? O de plano no la armo como escritora D:

Dejen sus reviews que son mi motivación por la cual no he dejado abandonada en un rincón de mi compu la historia

Ah… una cosa: pásense a leer otro fic que ha surdido de mi fantasiosa cabeza (claro si quieren) que subiré mas o menos en una media hora mas… se llama "Gitana de la noche" espero que el titulo les llame la atención n.n

Yanne…

¿Review?...