Los personajes son de Stephenie Meyer y esto es mío, pero es mi regalito para Mrs Runaway porque estamos en épocas de Navidad (:

El fragmento de la canción es de Christina Aguilera

Espero te guste, linda (L)


Save me from myself


«When I'm about to fall
Somehow you're always waitin
with your open arms to catch me
»

Podía escuchar sus voces a mí alrededor, discutiendo sobre mi inminente muerte. Había sido una estúpida al no seguir a Fred cuando tuve la oportunidad. De todas formas, no tenía caso; mi vida sin Diego iba a ser vacía y triste. Él ya no estaba y lo mejor que podía hacer en estos momentos era marcharme a su lado. Su muerte ya había sido vengada por el chico pelirrojo, así que podía irme en paz. Iba a doler, por supuesto que sí, pero eso no se iba a comparar con el dolor que siento ahora.

En vez de pensar en ello, decidí hacer memoria a nuestros momentos juntos. Todos ellos iban pasando como una película antigua: nuestro primer beso, el descubrimiento de nuestra piel brillante, correr libres por los bosques en búsqueda de alimento. ¡Cuán diferente hubiera sido nuestra existencia si nos hubiéramos marchado a tiempo! Haberle hecho caso a esa vocecilla interior que nos decía que las palabras de Riley no eran confiables y que seguirle iba a acabar con nosotros. Pero no hicimos nada al respecto. Las señales estuvieron ahí, y decidimos ignorarlas. Y ahora cargábamos con las consecuencias de ello.

Esbocé una pequeña e imperceptible sonrisa de satisfacción. Gracias, le dije mentalmente al pelirrojo. Y lo decía en serio. No me importaba morir, pues iría a donde sea que Diego estuviera en estos momentos. Estaríamos juntos otra vez.

Recordé la sensación de sus labios contra los míos: suaves y firmes. Era como besar terciopelo. Me hubiera gustado besarle en más ocasiones, pero no sabía que nuestros momentos estaban contados. Sin duda, los habría aprovechado muchísimo mejor. Me aferré a ese recuerdo, para que fuera lo último que estuviera en mi mente cuando me hicieran pedazos.

Cuando Riley me había prometido una vida mejor, comida caliente y un techo, había pecado de ingenua y lo seguí, sin saber realmente qué tipo de vida me estaba ofreciendo, guiándome solamente por el hambre que me embargaba y la belleza superficial que lo envolvía. Cuando abrí los ojos después de mi conversión, y sentí por primera vez el ardor en mi garganta, pensé que iba a pasar el resto de mi existencia lamentándome por haber elegido esto.

Pero Diego me había ofrecido algo que iba mucho más allá que una hamburguesa con queso: esperanza. Diego me había salvado de una manera que jamás creí capaz. No importaba cuántas veces tropezara en el camino, estar junto a él era aprender a ver la vida de diferente manera, una mucho mejor. Era como si todo lo malo que había traído mi decisión de haber seguido a Riley, se viera menguado por todos los momentos que Diego estuvo a mi lado.

Perdóname, quise decirle de frente. Me tuve que tragar un sollozo que amenazaba con brotar a la superficie. Pero es que me dolía tanto no tenerlo ahora.

―No mires ―susurró el pelirrojo. Y cerré los ojos.

Tras mis párpados, estaba Diego con una bella sonrisa y los brazos abiertos, listo para recibirme a su lado.


Es algo pequeño, pero con mucho cariño (:

Sinceramente, me encantó el librito de Bree Tanner. Aunque ya sabía cómo iba a terminar la historia, es bastante revelador en ciertos puntos.

¿Reviews?

.Carla.