Declaración: los personaje de esta historia no me pertenecen, le pertenecen a Kishimoto, solo los tome para mis ideas visarras jijiji

-dialogos-

"pensamientos"

Capitulo 1

Konoha Gakuen una de las escuelas preparatorias más prestigiosas de la ciudad de Konoha, conocida por su alto nivel académico. Forjadora de grandes líderes. Es una escuela antigua, con una gran historia, una arquitectura impresionante y hermosa. Esta se encontraba situada en la cima de una de las colinas de la ciudad, por lo que podía ser apreciada desde cualquier área de la ciudad. Esa una de las escuelas con mayor demanda, pero muy pocos lograban ingresar en ella, solo aquellos que tuvieran una gran intelecto o pertenecieran a una de las familias más prestigiosas de la ciudad conseguían ingresar en ella.

Las clases habían comenzado hacia ya dos meses. Era un lunes por la mañana, por lo que se podía apreciar a los estudiantes que iban llegando a la escuela, tenían que subir por una larga escalera que conducía a la entrada. El viento soplaba haciendo que los arboles se mecieran dejando caer una lluvia de hojas en el camino por donde pasaban los estudiantes. A lo lejos se podía apreciar a un par de chicas platicando amenamente.

-Y dime Sakura al fin te animaras a decirle a Sasuke-kun sobre tus sentimientos- le decía a su amiga una chica rubia de ojos azules, la chica era algo alta y con un cuerpo curvilíneo, bastante deseable.

-Ino ya sabes que Sasuke-kun no le hace caso a ninguna chica de la escuela y eso me incluye a mí, además ya sabes que echo hasta lo imposible por lograr su atención y nada- decía una pesimista chica de cábello rosado y ojos verdes, con un cuerpo delgado de curvas no tan proporcionadas como su amiga, pero con una fuerza descomunal que destrozaría a cualquiera que osara retarla.

-O vamos Sakura, las dos sabemos que eso no te ha impedido estar detrás de él desde hace mucho tiempo, no me digas que ya te diste por vencida- le decía efusivamente la rubia.

-Claro que no, pero con tastas seguidoras a su alrededor me resulta difícil acercármele- declaraba la peli rosa un tanto frustrada- además está el idiota de Naruto que se la pasa molestando cada que me acerco a Sasuke-kun y este termina ignorándome para poner se a pelar con Naruto, al final Sasuke-kun termina fastidiado y yéndose- declaraba la peli rosa furiosa de recordar al rubio- y para colmo después de ahuyentar a Sasuke-kun termina pidiéndome que salga con él, a veces me dan ganas de matarlo a golpes- declaraba la peli rosa con la mano derecha en forma de puño y levantada de forma amenazadora.

-Pues ya deberías ponerle un alto a tu enamorado rubio, si quieres que algún día Sasuke-kun te preste atención- le comentaba la rubia.

-Ya le he dicho hasta el cansancio que no me interesa, pero pareciera no entender con palabras- decía frustrada la peli rosa- es como si no pudiera quitármelo de encima.

-Buenos días Sakura-chan- gritaba un enérgico chico alto de cabello rubio y ojos azules, corriendo hacia las chicas.

-Hablando del diablo- decía a modo de burla la rubia.

-Hola Naruto- decía fríamente la peli rosa.

-Y yo que Naruto, no me vas a saludar – reclamaba la rubia por ser ignorada.

-Hola Ino –la saludo sin prestarle mucha atención- valla Sakura-chan estas bellísima el día de hoy- le decía el rubio imperativo- que te parece si saliendo vamos por un helado, yo invito.

-No gracias- decía la peli rosa de la forma más fría- tengo mejores cosa que hacer.

-O vamos Sakura-chan- decía el rubio con ojos de perrito a medio morir- no seas así.

-Ya deja de molestar- comenzaba a caminar la peli rosa jalando a su amiga- vamos Ino, no quiero llegar tarde a clases.

Las seguía un triste rubio, con la mirada baja.

En la entrada de la escuela se podía ver llegar una limosina negra que se estacionaba, de ella descendió un chico alto y delgado de ojos color perla y cabello café algo largo sujetado por una cinta en una coleta baja, se hiso a un lado para permitir que descendiera una chica delgada, de ojos color perla (igual que los del chico) de estatura promedio, cabello largo negro con unos destellos azules y un cuerpo con unas curvas envidiables para cualquier chica de su edad.

-Que tengan un buen día Hinata-sama, Neji-sama- les hablaba el chofer.

-Recuerda pasar por nosotros en la tarde- le decía el chico- puedes retírate.

Haciendo una reverencia, el chofer se subió al coche y se marcho dejando solos a los oji perla.

-Vamos Hinata-sama o llegaremos tarde- le decía a la chica oji perla, mientras con un ademan le indicaba que caminara.

-Hai- le respondía la chica mientras avanzaba hacia las escales que los conducirían a la entrada de la escuela.

Ninguno de los dos dijo ninguna palabra mientras subían las largas escaleras a la entrada de la escuela. Una vez llegado a la entrada, el chico le izo una reverencia a la chica- nos vemos a la hora de la salida Hinata-sama- izo otra reverencia y se retiro.

Hinata caminaba por los pasillos de la escuela rumbo a su salón, cuando a algunos metros logro visualizar a cierta persona que le robaba el sueño, "Naruto-kun", afuera de un salón se encontraba el chico rubio imperativo platicando amenamente con algunos de sus amigos. Hinata se quedo de pie un rato contemplando al rubio, hasta que vio que el chico ingresaba a el salón, al ver que se perdía de su vista se dirigió a su salón, el cual se encontraba a un lado del salón donde estaba el rubio.

Hinata se había enamorado del rubio al ingresar a konoha Gakuen. Lo había conocido el primer día de clases.

FLASH BACK

Los habían citado temprano por lo de la ceremonia de inicio, estaba muy nerviosa ya que tuvo que irse sola, Neji al ser mayor que ella y estar dos cursos más adelante que ella, era el encargado de los preparativos para los de nuevo ingreso por lo que tuvo que irse más temprano que ella.

Iba subiendo las largas escaleras que todos tenían que cruzar para poder llegar a la entrada de la escuela, cuando un chico que iba corriendo y sin querer choco con ella, empujándola – perdón –se disculpo el chico y siguió su camino sin darse cuenta de que había provocado que Hinata perdiera el equilibrio, estaba a punto de caer por las escaleras, cerro instintiva mente los ojos esperando la horrible caída que seguramente sufriría, pero en cambio sintió como unos brazos la rodeaban por la cintura y la sujetaban fuertemente.

-Te encuentras bien- se escucho la vos de un chico, lentamente abrió los ojos y pudo ver a su salvador, un chico alto, rubio y de ojos azules, en los cuales se quedo perdida ya que los encontró visiblemente encantadores – oye me escuchas.

-Ha ...hai- se ruborizo un poco.

-Que bien, esa caída hubiera sido muy fea- y le dedico una sonrisa radiante y hermosa, que la dejo completamente en shock-bueno me voy, cuídate -se despidió de ella con la mano y se fue corriendo.

Hinata se quedo contemplando cómo se alejaba, había quedado cautivada con esa hermosa sonrisa y preguntándose como se llamaba ese chico. La ceremonia había sido muy larga y tediosa, para su gusto, había estado buscado al chico para darle las gracias, pero no lo encontró. Se dirigió a su salón, esperando que el chico estuviera en su mismo salón, cosa que no paso.

Al día siguiente, lo vio en la entrada platicando con una chica y no quiso interrumpirlo, vio como se dirigían a su salón de clases, el cual estaba lado del suyo, lo que la emociono un poco ya que tal vez podría verlo después. Pero cada que intentaba acercarse lo encontraba platicando con esa chica y en algunas ocasiones logro escuchar como le pedía que salieran, eso la izo sentir triste, por lo que desistió de hablarle y se conformo solo con observarlo, después se entero de su nombre y por más que intentara no podía dejar de pensar en el.

FIN FLASH BACK

Sin darse cuenta ya estaba dentro del salón de clases sentada en su pupitre, "por que no puedo armarme de valor y hablarle, ni siquiera le he agradecido por salvarme ese día, soy una tonta", se recriminaba la oji perla mientras se recostaba en su pupitre, en eso llego su profesor y comenzaron las clases.

CONTINUARA…

Lo se lo se, está un tanto aburrido, pero comprendan es mi primer Fic y pues es el inicio de la historia, prometo que se pondrá mejor.

Cualquier comentario, queja o sugerencia es muy bien aceptada