este es el siguiente conti de Sharon hill, pues apartir del lunes comenzare las clases y tardare mucho en actualizar, espero que les guste esta conti y aunque no soy buena escribiendo peleas puse mi mayor esfuerzo para hacerlo bien, cuidense.

Cuando Karin abrió sus ojos, encontró una cueva y al frente del mismo había un pergamino, Karin lo recojio y lo abrió, el pergamino decía lo siguiente:

La cueva del monte ulkabrike tiene 12 túneles, uno de ellos conecta al santuario de la espada negra, al entrar a la cueva ya no habrá vuelta atrás, tendrás que confiar en tus sentidos y hallar el túnel correcto, si entras al túnel equivocado, te perderás y morirás. Si encuentras el túnel correcto te enfrentaras al guardian de la espada, si ganas la gloria y la espada seran tuya.

Al terminar de leer eso Karin cerro el pergamino y con un paso decidico entro a la cueva. A medida que caminaba, Karin sentía que como la oscuridad, caia sobre ella, cubriéndola por completo, pero lo que mas la asusto era no sentirse ella misma, no sentía que respiraba, ni que caminaba, ni sentía los latidos de su corazón, era desconcertante pero aun asi sguio caminando.

Su alivio fue total al ver que la oscuridad se iba yendo, unas antorchas iluminaban su camino, después de caminar por la oscuridad durante 5 minutos, empezó su caminata guida por el fuego durante 8 minutos, llegando al fin a los doces túneles, miraba uno a uno, tratando de descubrir el túnel correcto.

- Mmm veamos …será este?- miraba el tercer túnel.- oh este?...- miraba el noveno túnel, su duda era terrible, pero de repente sintió una extraña sensación, que venia del quinto túnel, guidada por esa sensación, tomo el túnel numero 5.

Caminado despacio, por un intervalo de 4 minutos, vio una puerta, y en ella decía: la espada negra. Era increíble, encontró el túnel de la espada negra, se sentía tan orgullosa de si misma, era obvio que era digna del clan Takuruchi, pero los créditos se los daría después, tenia que tomar esa espada, abrió la puerta despacio, y vio la Espada negra, la espada era totalmente enorme, media casi 2 metros y medio y de seguro seria muy pesada, pero a Karin eso no le importo, y fue a tomar la espada hasta que una criatura negra, se cruzo en su camino. Era un minotauro

- Si quieres la espada, tendras que matarme primero.-

- Quien eres?-

- Soy el guardian de la espada y como te dije antes, tendras que matarme antes de tomar la espada negra-

- Por mi no hay ningún problema.-

El minotauro comenzó sacando una enorme hacha medieval y se acerco a Karin con al intención de cortarla en pedazos, Karin lo ezquivo con muy buenos reflejos, pero lo que no pudo esquivar fue la patada que le dio el minotauro en su estomago, y otro golpe en la cara con el mango del hacha, esto hizo que Karin chocara con una enorme columna de piedra, y esta callera encima de una pierna, haciendo que Karin quedara atrapada en ese monton de piedra.

- Ah!-

- Vaya es increíble que la descendiente del clan Takuruchi fuera tan débil, para las peleas, jaja tu padre debería estar avergonzado de tener una hija como tu-

- Cállate! Tu aun no sabes nada de mi-

- Lo único que se… es que morirás aquí y ahora!-

El minotauro alzo su enorme hacha hacia ella, Karin cerro sus ojos esperando el filo del hacha caer sobre ella, pero no sintió nada solo un golpe seco, abrió sus ojos, y vio una especie de burbuja que la cubría por completo y evitando los golpes del minotauro, basto un segundo para que Karin comprendiera que esa protección venia del collar que su padre le había regalado, luego sintió como su pierna que había quedado atrapada se había librado y no sentía nada de dolor.

- No debiste subestimarme-

Karin con una fuerza sobrenatural, golpeo al minotauro un su estomago, haciendo que quedara sin aire, con esa distracción Karin aprovecho para tomar la espada negra.

- No…. la espada…- gimió el minotauro, sin recuperar el aire.

- Y esto es por decir que era una vergüenza-

Karin apunto la espada hacia su rival, y alzando la espada le corto la cabeza al minotauro, el cuerpo sin cabeza callo como un saco al suelo.

Karin estaba muy cansada, pero estaba muy satisfecha consigo misma, había pasado la prueba, ahora era digna del clan y tenia la gloria, pero lo mas importante para ella era que ahora tenia la confianza y el respecto de su padre.

Una enorme piedra se abrió, hay había un pasadizo que al parecer era la salida, Karin guardo la espada en su vaina y camino con una sonrisa en su rostro, en eso vio una luz era roja como las llamas, Karin sintió una extraña sensación pero siguió caminando hasta la salida y cuando salió de la cueva, vio la peor escena de su vida… su puebla estaba ardiendo en llamas.


espero que les guste mucho deidacado a todos los sasukarin fans y les doy muchas gracias a gaahina eterniti pues ella me ayudo mucho en lo de la pelea... gracias tambien a todos los que comentaron.