Disclaimer: Clary es de Clare, Jace es mío. Ok. No. U_u Ambos son de Cassie *secuestra a Jace*

Summary: Sólo la verdad, la pura verdad. Y sólo por esta vez la verdad suena mejor que la mentira.

Nota: para Leeh. Feliz navidad, cariño. Pásatela de lo mejor.


La verdad

-Situado en el epílogo de Ciudad de Cristal-

La miras con ese hermoso vestido sin tirantes. Todo ese jodido tiempo –que parece no haber sido tanto, pero para ti lo fue- creíste que era tu hermana. Y sí, estás feliz, más bien en estado de shock.

Siempre se sintió diferente, siempre tu corazón latió por ella, no de la forma que latiría el corazón de un hermano por su hermana, pero algo así no se evitaba.

Dicen que los latidos del corazón están contados y los que te restan, son para ella.

Pero basta de cursilerías.

Pones una sonrisa socarrona y ella te mira con duda. De la forma en que ella sonríe y te mira, es de la forma en que te enamoraste de ella. Sabiendo que no eran hermanos, como debió de haber sido todo el tiempo.

Un suave beso por parte de ella interrumpe tus pensamientos, sus pechos rozan tu cuerpo y en ese momento quieres tomarla allí, en ese momento, sin importar nada más.

Disfrutas un poco más de sus labios, suaves, y un momento después, de su lengua que juega amistosamente con la tuya.

Se dan un tiempo para respirar, y tú te atragantas con su blanco y suave cuello, mientras que ella juega con tu cabello –que tanto le fascina- ¿Y a quien no?

— Deja de fanfarronear, Jace —en momentos así es cuando te preguntas si en lugar de ser una cazadora de sombras, no es una bruja.

Pero, sea lo que sea, la amas, y no es tu hermana.

Lo que significa que puedes seguir haciendo lo que haces y no tener que parar.