Hola chicas y probables chicos XD.

Les traigo un nuevo fic, si la idea que planteo parece ya muy trillada.

Naa, es una historia que me parece común pero que gusta, bueno ya me dirán ustedes que tal y si merece conti.

Bueno con ustedes una pequeña introducción a la historia. OJO: La historia es de mi cabeza no acepto plagio.

...

Prologo

"En la venganza, como en el amor la mujer es más bárbara que el hombre"

Friedrich Nietzsche

Últimamente me he preguntado, los motivos que me llevaron a esta desgarradora pero nada tonta idea, pues, él siempre tenía ese titulo, él vengador por excelencia. Pero yo ya no soportaría sus infamias y maltratos. Si, no era precisamente una chica "tranquila", era más bien escandalosa, bulliciosa hasta lo último. Sumamente enamoradiza, pero sobre todo, estúpida.

No, no es que me desvalorice, solo que las razones que circulaban en mis cavilaciones era nefastas. ¿Cómo te enamoras de una persona que jamás te ha mostrado una pizca afecto alguno?.

Nadie con las neuronas chocando constantemente lo haría, pero según Ino: amar no es lógico, es sumamente irracional. Y yo pues empiezo a creerle. Hace tiempo, entorno ante esta idea llego a una súbita conclusión.

Me vengaría.

De cada una de sus humillaciones, palabras hirientes, de sus aires de superioridad y sobre todo de su sádica forma de aplastar mi corazón y no menguar el dolor que me causaba con cada estúpido rechazo.

Lo ultimo que soporte fue su segundo intento de asesinarnos, pues, si no fuera por Kakashi yo no estaría respirando el oxigeno que inhalo. Eso, me basto para demostrarme que algunas veces aunque nos creemos capaces de hacer algo resulta imposible hacer que fluctúe, ya que, en ese instante, cuando termine siendo encostada de nuevo incluso por mis compañeros de equipo que me apartaban del peligro. Me hicieron sentir débil, inservible, carente de propósitos con sentido racional. Y lo peor de todo fue que no solo me lo hicieron sentir, sino que tome esa idea como cierta.

Pero ya bastaba, era suficiente. A pesar de extrañar a Naruto- quien misteriosamente fue hace meses enviado en una misión para entrenar muy lejos, cosa que investigue y no es del todo cierto- la decisión hizo mella en mi, llego la hora de ser alguien.

No la sombra, ni el secundo. Sino alguien.

Así que decidida afronte mi decisión, camine a pasos decididos hacia las rocas empinadas, simples y monótonas que se situaban al norte a las afueras del país de la llave.

Sonreí altanera después de tan solo mover las manos haciendo un sello de disipación, hurgue luego dentro de abrirse aquella entrada oculta.

Recordaba con algo de melancolía Konoha, hacia exactamente tres semanas salí de allí con el permiso de la Hokage, que, cabe decir no estaba de acuerdo con lo que realizaría, pero aun así no desistí.

Llego el momento, ya no había vuelta atrás.

"Sakura, sabia que volverías"- exclamo totalmente excitada ante mi llegada-"¿Al fin movida por tus verdaderos sentimientos?"

"Yuki, limítate a transformarme"

El tono impetuoso que utilice hizo chasquear la lengua a la jorobada señora, me dio la espalda caminando hasta las profundidades de aquella cueva, adentrándose a una densa oscuridad.

"¿Yuki?"- indagó luego de un sepulcral silencio, escuchando solo mi eco.

"Y, dime niña. ¿Estas realmente dispuesta a sacrificarte?"- vacile, pero pensé una vez más que ya no seria blanco de humillaciones y eso únicamente dependía de mi predisposición.

"Si"- respondí tambaleante- "Necesito desquitarme"

La respiración de la vieja se sintió más cercana, hasta llegar sobre mis hombros.

"Ese, es el sentimiento que buscaba"

Un golpe seco, retumbo entre esa tenebrosa oscuridad. Caí al suelo, incapaz de hablar, movilizarme o pestañear. Lo único que pude hacer fue permanecer con los ojos abiertos sorprendidos que por un simple golpe en medio de la espalda la haya dejado en ese estado.

"Sakura-chan"- arrastro mi nombre con pausas esperando tener toda mi atención- " Para ser la mejor, hay cosas que debes olvidar"- sonrío ladina mostrando dientes putrefactos y desagradables a la vista- "Un sentimiento en especifico…"

La vieja seguía hablando, pero ya mis parpados obstruían mi vista, y el sentido de audición fue perdiendo fuerza.

¿Les gusto?

Es más o menos, pero el trama recién comenzara.

¡Espero review...!