Caminaban en silencio, tomados de las manos. Ya habían limpiado sus cuerpos de todo resto posible de sangre y, ante un mutismo irrompible, trataban de no sonrojarse como adolescentes en plena maduración. Sasuke estaba recto, transitaba pausadamente, con seriedad y propiedad. Mientras Sakura intentaba que esa tela blanca cubriera un poco más que su trasero.

Amanecería en cualquier momento. No imaginaron perder tanto tiempo en limpiarse, pero Sakura no podía fregarse sin pensar que él estaría cerca, mirándola y, tal vez, deseándola como ella lo hacia.

Pero Sasuke no quedaba atrás, su mirada se deslizaba en su acompañante de vez en tanto, tratando de adivinar sus pensamientos.

Cuando se percato que pronto el sol se asomaría la apretó contra su cintura y susurro en su oído:

"Mejor te cargo, no creo que llamar la atención sea lo más conveniente"- no espero respuesta y la cargo entre sus musculosos brazos.

Sakura afianzo el agarre, sujetándose del cuello y escondiendo la cabeza en la cuenca del mismo, inhalando ese aroma masculino que la enloquecía y le permitía a sus hormonas dar saltos inesperados.

Sabía que Sasuke no buscaba provocarla, en absoluto, ella sabia que si él la sostenía, podían avanzar con más velocidad. Y así lo hicieron.

Suspiro cuando llegaron al hotel, quien tenia en la recepción un joven de veinte años, supuso que la chica anterior ya acabo su turno.

Sasuke se adentro a su habitación, bajándola con delicadeza sorpresiva sobre la cama. Ella se sintió vacía al separase de su caluroso cuerpo.

"¡Sasuke! No te vallas…por favor"- añoro una afirmación.

"No creo que sea prudente"- y él tenia razón, este era el momento en que necesitaban pensar, ambos.

"Solo será un momento. Solo unos segundos"- acaricio las sabanas en pos de una invitación.

"Hmp"

Sakura sonrió al sentir como se hundía la cama hacia su lado. Se acurruco junto a Sasuke, disfrutando cuando él acariciaba su cabello y la amoldaba detrás de su oreja.

"Sasuke, no me has respondido"- el soplo fuerte, meciendo los cabellos de Sakura- "Yo… esperaba oírlo de ti, como tú lo hiciste"

Ceso todo movimiento, las manos de Sasuke dejaron de acariciar su cabellera y Sakura se recriminaba. Cuando le confeso a Sasuke haber leído su carta, este solo le había dicho que eso era lo que esperaba, por eso la encontró allí. No le pidió explicaciones, ni siquiera pregunto porque Kenta estaba con ella y eso la hacia sentirse culpable, pero no solo eso, también le había dicho que lo amaba.

Él no respondió.

Se había contenido durante todo el camino, se había negado terminantemente a demostrar sus pesares, pero al no recibir respuesta por segunda vez, no pudo detener las lágrimas contenidas.

Se sorprendió cuando Sasuke la envolvió con sus brazos, uno paso debajo de su cintura, enredándose alrededor de ella y el otro toco su mentón, elevándola para besar su frente.

"Molesta"- añadió después del ósculo.

Sakura se mordió el labio inferior y levanto más la cabeza, para rozar con sus labios. Sasuke apretó mas su agarre y friccionando su torso desnudo y la piel totalmente expuesta de Sakura, ya que la prenda de Sasuke no se cerraba, y se besaron con un poco más de profundidad.

No había deseo de por medio. Se dejaban llevar por el amor.

Sakura acaricio el cuello de Sasuke y le sonrío al separarse.

"No importa. Con mi amor, bastara"

"¿Qué dices, molesta?"- Sasuke acerco devuelta sus labios- "Te amo, Sakura Haruno"- beso sus ojos, limpiando todo rastro de tristeza que haya tenido- "Solo no me pidas que te lo diga seguido"

"¿Por qué?"- menciono la chica, un poco divertida.

Sasuke se posiciono sobre ella, evitando perderse en la ansiedad cuando Sakura se sonrojaba por el movimiento.

"Las palabras se evaporan al salir de la boca, Sakura"- su sonrojo cubría hasta las pecas de su nariz- "Pero los actos… nunca se borran de la memoria"

Y volvió a besarla.

"De mi memoria sí, Sasuke-kun"- respondió un tanto agitada y graciosa.

"No te preocupes. Esta vez, me encargare que eso no suceda"

Sakura no pudo estar más feliz en otro momento de su vida.

"¡Casarme!"- Sakura grito con una supremacía que incluso no le hacia sombra a Tsunade.

Naruto era un chico astuto, por más que insistieran en su falta de conocimientos, él era un chico realmente inteligente. Ya que fue él único que no se presento en la reunión.

"Sakura, tranquila. Fueron medidas extremas"- Tsunade trataba de convencer a su pupilo- "Como pensamos, Kenta había mandado investigadores, sobre tu compromiso. ¿Imaginas que hubiera sucedido sino llegábamos a este punto?

Trataban de hacerle entrar en razón a Sakura, pero ella estaba con la mirada iracunda y los labios apretados.

Esto no se veía nada bien.

"¿Y tú, Sasuke? ¡Sabias este acuerdo!"- él estaba apartado en una esquina, no hablo en ningún momento. Ya que él sabía que esto sucedería.

"Si"

Oh, no. El rostro cubierto por sus cabellos le daba un aire más aterrador.

"¿Kakashi-sensei? ¿Sai? ¿Shikamaru?"- observaba a los aludidos y estos asentían levemente- "¡Son idiotas o que! ¡Como se atrevieron… y sin consultarme!"

"Estabas a kilómetros, Sakura. Fue un as que solo usaríamos como una medida extrema. Pero con la tenacidad de Kenta, no teníamos opción. Incluso Yuki apareció por aquí, buscando cualquier error. Pero se largo esperanzada que eligieras a Kenta"

Tsunade termino de hablar y trato de no sentirse mal por su alumna. Sakura amaba a Sasuke, pero nadie merecía encadenarse de por vida a un ser tan arrogante y frío como ese sujeto.

"Pero Kenta murió. Ya no importa. No habrá problemas, él ya no es un estorbo"

"El acuerdo dejaba claro que si tu escogías a uno de los dos, debías casarte con uno de ellos, sin importar si alguien moría. Además, el ficticio acuerdo de matrimonio entre el Uchiha y tú, no era tan ficticio que digamos"

Sakura escuchaba con incredibilidad.

"¿No?"

"No"- respondió Kakashi-"La Hokagese vio obligada a legalizar los papeles como auténticos y por ley, ustedes deben casarse".

Sakura miro suplicante hacia Sasuke, comprobando así, que Sasuke no haría nada.

"Yo no pienso casarme con este Uchiha"

Fue lo último que menciono Sakura, para luego cerrar con fuerza exagerada, la puerta.

"No se lo tomo tan mal, ¿no?"- menciono Shikamaru, luego de todo ese montaje- "Fue sarcasmo"- apunto con obviedad cuando todos los miraban con dejes extrañados- "Problemáticos".

Habían transcurrido una semana de su llagada, tres días de la trágica imposición, así lo veía Sakura, y solo unos horas de esta nueva y escandalosa noticia.

"No puede ser cierto"- mascullo Sakura, con la respiración entrecortada.-"Yo me he cuidado, desde siempre. Además las…"

"Posibilidades de embarazarte eran de una en un millón"- completo Shizune la oración.

"¿Cómo me a sucedido? ¡A mi!"- agitaba la cabeza, negándose.

"Sakura, deberías estar contenta. Esta es una oportunidad única. Además, el padre..."

"El padre nada, Shizune. Como paciente y colega te suplico discreción"- camino hasta la puerta, con el rostro gélido- "Tal vez tampoco haya un niño"

Sakura estaba acunada en su cama, no había salido durante horas, mientras releía ese papel. Ella no quería que las cosas sucediesen de esta manera. No era precisamente la forma de permanecer con Sasuke. La gente supondrá cosas inciertas. Además, lo que le dijo a Shizune fue una gran mentira, necesitaba hacerlo para que ella no pidiera información o cosas por el estilo. Ella jamás abortaría, eso estaba en contra de sus principios.

Pero por ese mismo principio y tal vez algo de orgullo, se negaba febrilmente contárselo al Uchiha.

Lo había echado incontables veces de su casa, él había respetado su posición.

Hasta esa noche.

"Deberías enrejar tu ventana"- hablo con voz pausada, caminando hasta la pequeña bola rosa que formo Sakura- "Si dejaras de comportarte tan tontamente. Tal vez hallaremos una solución"

Sakura reconoció su voz y espero un momento para luego saltar de la cama.

"¡Yo no me quiero casar! ¡Me niego rotundamente!"- grito colocándose de pie y enfrentando al Uchiha.

"Sakura"- siseo sorprendido, y detallo sus ojos vedes apunto de desbordarse en lagrimas.

"Yo no quiero que suceda así, seria mejor ser novios o quizás solo amigos. Pero ¿casarnos? Además hay otras cosas que solucionar. Yo no quiero estar… no quiero ser la mujer Uchiha, solo es eso"

Se sostuvo por el tórax del moreno.

"Yo no quiero que te sientas obligado".

Él la abraso.

"Yo sabia que el riesgo que tomaba. Pero no pensé que te asquearía tanto el echo de ser una Uchiha"- sonrío contra su cabello- "Lamento haber sido egoísta".

Sakura estaba conmovida con sus palabras.

"Tú. Tonto Uchiha, no lo entiendes"- susurro-"He hecho tantas cosas que creo no ser la misma de antes".

"¿Y crees que yo si?"- repuso intrigado-"Sakura, tu me quisiste incluso después de todo lo que les hice, ¿Por qué te torturas con cosas tan vanas y sin importancia?"

Ella sabia porque lo hacia, no quería que después de esta noticia, él se sienta más presionado a casarse.

"Debo decirte algo"- Sasuke suspiro incitándola a hablar-"Estoy embarazada".

Esa noticia espanto a Sasuke, o eso imagino Sakura.

"¿Cómo sucedió?".

Sakura frunció el cejo.

"¡Lo se! Yo, yo soy una mujer precavida. Pero tú"- lo apunto retándolo- "Sasuke Uchiha, tuvo que provocarme ¡en medio del bosque! ¿Cómo mierda tomaría mi medicamento en pleno…? ¡Ya sabes! ¡Tú eres el único culpable!".

Sakura seguía injuriando, sometiéndolo a un discurso tan sucio y ofensivo. Sasuke agoto su paciencia y la callo con lo que mejor sabía hacer.

Besar sus rosados y agitados labios.

Ella fue perdiendo el control, se dejaba envolver por la sutil caricia que él le brindaba.

Al rato de separase él dijo:

"Molesta. Yo no lo dije por la noticia en si, me sorprendió que pudieras tener hijos ya que yo supuse que…"

"Oh"- ella recordó su confesión algo distorsionado, pero ya habría otro momento para aclarárselo.

"Entonces"- Sasuke la levanto del suelo, incentivándola a enrollar sus piernas en sus caderas- "¿Podemos hablar en otra ocasión?"

Y aunque Sakura odie profundamente ser ignorada, decidió que era mejor serlo si cumple otro tipos de atenciones mientras tanto.

La boda se llevo a cabo entre amigos íntimos y solo hubo un pequeño pastel. Sakura decidió que eso seria lo mejor y que ella, sin importar lo que piense Sasuke, no le consideraría un marido. Serian algo así como novios.

El dijo que no tendría problemas pero que si ella lo deseaba tanto como él, no habría motivos por el cual no tener contacto intimo.

"Lujurioso"- golpeo juguetona su fornido pectoral.

"Sakura, creo que es momento de dejarnos de boberías"- ella iba a reclamar, pero él continuo- "Me deseas. Pero si realmente no quieres, por mi esta bien".

La chica se sorprendió, ella esperaba que él, como acostumbraba, se le insinuase y la sedujera, cosas que le fascinaba, pero en esta ocasión tuvo que morderse la lengua.

"No te olvides la cena con mis padres"- cambio de conversación la rosada- "Ellos no saben que estoy en estado, por favor, trata de ser sutil. Mis padres son algo… chapados a la antigua".

"¿Qué cosa más antigua puede ser casarse por imposición?"

"¡Sasuke! Sabes a lo que me refiero. Nada de indirectas, o cualquier comentario posesivo. Serás mi marido, pero frente al mundo solo eres mi pretendiente".

"Pretendiente"- esbozo sonriendo.

"Sasuke"- llamo Sakura.

"Hmp".

"No sonrías de esa manera, ¡no planees nada!".

Él solo camino hasta ella y Sakura levanto la cabeza, desconcertándose cuando solo beso sus mejillas.

"Nos vemos esta noche"

"Claro"

Cabe destacar que los Harunos habían mirado como un bicho raro al Uchiha, la mirada inquisidora y algo alertadas no pasaron desapercibidas. Pero Sasuke, como todo caballero que intenta ser, disimulo bien haciéndose el desentendido.

La noche transcurrió relativamente tranquila, algunos comentarios mordaces de parte del padre de Sakura densaban ciertos momentos, pero Sasuke se las apañaba.

"Por eso, la familia es una necesidad intrínseca para todo hombre. Así uno se siento totalmente realizado"- finalizo el macho Haruno, mientras bebía café-"Sasuke, ¿piensas sentar cabeza alguna vez?"

"Creo que ya lo hice, señor Haruno"-respondió, viendo a Sakura directamente-"Pero creo es mejor ir paso a paso, no forzar las situaciones"

"Opino igual, Sasuke"- añadió la madre de Sakura- "Son tan jóvenes".

"La cena ya esta lista, ¿comemos?"- Sakura temblaba como una hoja, a pesar de haberse independizado de sus padres, ellos seguían siendo personas muy influyentes en su vida.

A pesar que el silencio no fue tan agradable, la noche iba llegando a su cúspide, sin ningún contratiempo mayor.

"Sakura, ¿puedes traer el postre que prepare? Está en el refrigerador"

"Si, ya voy".

Busco los ojos de Sasuke, algún indicio de pedido de auxilio, no encontrando nada. Se tranquilizo y se dijo que dejarlos solos unos segundos, no seria mortal.

Pasado unos minutos, y escucho una carcajada estruendosa, pensó que su padre se había burlado de Sasuke y corrió en la sala contigua. Encontrándose a su padre sosteniéndose la barriga y su madre aguantando una carcajada. Y Sasuke, solo hacia un amago de sonrisa.

"¿Me perdí de algo?"- Sakura no entendía este cuadro ¿Qué no se odiaban a muerte?

"No, querida. Sasuke-san parece ser un buen sujeto. Anda y trae el postre, que me muero por algo dulce"- su papá dio un sorbo a su vino y continuo hablando.

"No nos fue mal, ¿verdad?"- añadió Sakura, mientras Sasuke la dejaba en la puerta de su apartamento.

"No"

"Y… ¿de que se reían?... digo, durante la cena"- trato de no sonar muy impaciente, pero de verdad quería saber que ocurrió.

Ya que luego de eso, no pararon de alabarlo y consentirlo. ¡Como si fuera Naruto!

"Nada interesante"- agrego el Uchiha- "Debo irme, mañana tengo asuntos que resolver"

"¡Sasuke!"- él se detuvo, girando lentamente- "¿No te despedirás de mi?"- hablo con su voz seductora, e invitándolo de manera indirecta.

"Bueno"- se aproximo y beso su frente- "Que descanses, Sakura"

Se mordió la lengua, no iba a pedirle a Sasuke que se quedara. ¡Claro que no! Ya sabía a que juegos la quería someter. Pero con Sakura Haruno no podrá…. O eso ella creyó.

Los días pasaron, Sakura estaba ocupada en el hospital y Sasuke debía realizar investigaciones con el equipo especializado. En síntesis, casi no se veían. Almorzaban a veces juntos o compartían un rato en el sofá de la chica. Pero siempre que tendrían acercamiento más íntimo, surgía cualquier cosa que los interrumpía.

¡Sakura estaba harta!

Además, habían antojos que tenia de noche y, ya que ella brillantemente, había rechazado vivir con Sasuke cuando se lo propuso, debía vérselas solas en buscas de sus deseos.

Pero, enrollada entre sus sabanas, deseosa de chocolate amargo y algo de atención personalizada, se propuso lo siguiente.

Sasuke, como padre del futuro niño o niña, debía sufrir el martirio de complacerla. Solo había un pequeño problema, Sasuke estaba en el barrio Uchiha. Y eran las doce… de la noche.

Se cambio de prendas, un pantalones ligero y una camisilla, llegaría junto al Uchiha y le reclamaría, eso es exactamente lo que haría.

Mientras tanto, a kilómetros, Sasuke Uchiha estaba tendido boca arriba sobre la cama, esperando que todo lo que hacia tenga frutos, ya que su capacidad de soportar estar lejos de Sakura ya estaba al limite. Y no es que él hubiera planeado todo, ocasiones en el cual el imaginaba que iba a desechar todo su esfuerzo, sucedía cosas para frenarlo.

La vida era realmente graciosa.

Pero esa noche particular decidió tirar todo por la borda cuando se levanto y se encamino en la casa de la chica. Ya que aunque no lo admitiera, este jueguito lo tenia harto.

Y esperaba que a Sakura también.

Camino por las zonas más iluminadas, pasando sobre una plaza magnifica. Él decidió sentarse en unos de sus bancos, para pensar.

¿Qué haría cuando llegara junto a Sakura?

No podía decirle directamente sus intenciones, no era tan insensible. Pero Sakura lo tenía loco con esta especie de "abstinencia".

Cerró los ojos, sintiendo el viento fresco rozándose con su piel y brindándole alivio inmediato.

"Buen sitio para dormir"- escucho la voz de Sakura y siguió con los ojos cerrados- "Me comentaron que esta es la zona más fresca del país, incluso tiene un nombre particular.

Sasuke la miro entre sus pestañas, cuando Sakura se sentó a lado suyo.

"Hmp"

"La plaza de los cisnes. ¿A que no sabes porque se llama así?"- Sakura trataba que él le respondiera, pero Sasuke solo volvió a lanzar un monosílabo.

"Realmente no importa"- menciona algo aireada Sakura, pero la mano de Sasuke la detuvo cuando se levanto.

"A mi si me importa"- la atrajo hacia él, par que se recostara sobre su pecho.

Ella se sonrojo violentamente y disfruto de su toque.

"Sasuke"

"Si"

"Tengo antojo"- él sonrió y continuo escuchando- "¡No esa clase de antojos!"

"Yo no he dicho nada"- Sakura estaba segura que él lo hacia apropósito, esa sonrisa de sabia-que-me-buscarías, estaba impregnada en su cara.

La miro por primera vez en esa noche. Y Sakura ya no pudo contenerse.

"Sasuke, bésame"

Él, como buen marido, no dudo en complacer a su mujer. Y aunque luego de estos momentos de felicidad existieron muchas luchas más, sabían que todo podía ser superado.

Además, Kiba tenia razón, cuando las parejas forman uno en este lugar, permanecen unidos hasta la muerte.

¡Oh mi Dios!

He terminado, no lo puedo creer!

Bueno, espero que le haya gustado el final, creo que deje algunas cosas en el aire, pero lo hice a propósito. Ya que la imaginación con respecto a esos temas no creo que varíe mucho con el resultado, es decir, si lo especificaba o no, tendría el mismo final y creo que seria tiempo perdido al escribir…creo.

En todo caso, se ve como un continuara… la historia, pero no. Me niego rotundamente a ponerle segunda parte, se que lo descompondré si lo hago.

En caso de escribir epilogo… creo que ya depende de ustedes, si me lo piden, pero personalmente me agrada la idea que termine así, entre la incertidumbre sobre ciertos temas como ¿será niño o niña? ¿Harán público su matrimonio?¿Sakura le contara cuando le mintió sobre la enfermedad en el país de la Llave? O cosas así… y ahora que lo pienso, es un buen material para otro fic.

Mientras tanto me daré un tiempo, termine este capi en dos tardes ¡Y ni siquiera me alcanzo el tiempo para verificar la ortografía!

Bueno, decir que estoy eternamente agradecida por cada review que me escriben creo que sobra ¡pues lo estoy!

Espero que no se olviden de mí en este capi y que también me dejen uno…

Noticia: Los otros dos fics que están en proceso tendrán un corte sin fecha de retomo, quiero descansar un tiempo.

¡Gracias de antemano por todos los review que mandaran y por los review que ya mandaron!

Ah...¡Feliz día del Niño!