¡Hooola!

Disclaimer: Final Fantasy XIII no es de mi propiedad, ya que todo lo que se le adjunte con respecto a los personajes, a la trama, entre otras cosas le pertenece a SquareEnix. Yo escribo acerca de ellos por mera entretención.

Datos: Siento muchísimo la demora, pero aquí está el quinto capítulo de esta historia, que en el tiempo está a tres años de los hechos acontecidos en la trama original. Por eso, contiene SPOILERS, sino quieres saber como termina, no sigas leyendo. Además, blablabla se toman como hechos del pasado/pensamientos y "- Blablabla -" como diálogo :B


Destiny
Capítulo 5: La Promesa

Hope ya veía aproximarse con mayor rapidez aquellos árboles que podrían hacer explotar la nave y, probablemente, ponerle fin a sus vidas. A pesar de que el peligro se aproximaba cada vez más, Lightning no se movía del asiento del piloto, intentando inútilmente poder detenerlo y lograr salvar la nave.

- ¡Vamos a chocar! – exclamó, casi rindiéndose frente a la situación. Pero eso el joven no lo iba permitir, bajo ni un parámetro. Sacaría a Light y a él de ahí, fuera como fuese.

Actuó instintivamente, golpeando firmemente el cuello de la chica. Ella, al estar preocupada del control de la nave no tuvo el momento de poder defenderse contra ese ataque y el golpe resultó tal que pudo desmayarse. Lightning, indefensa, empezó a caer hacia un costado de los controles; donde Hope la pudo atrapar antes de que chocara estrepitosamente contra el suelo. Activó el control automático, para que este les diera algunos minutos de ventaja.

En sus brazos y apoyada en su pecho, la cabeza de Light y su silueta durmiente le daba un aire que jamás el ex lu'cie se hubiera esperado, ya que estaba acostumbrado a su fría expresión. Mientras corría hacia la puerta de salida, los brazos de ella se balanceaban libremente, al compás de la carrera.

Con un poco de esfuerzo logró abrir la puerta, y cuando se disponía a saltar la suerte lo abandonó: la nave ya había explotado en la parte superior y las ondas expansivas ya estaban llegando donde estaban. Hope se lanzó al vacío, para que la gravedad lo atrapara, pero sintió como su espalda se quemaba producto de la nave. Eso sí no tuvo mucho tiempo para reflexionar sobre ello, el suelo podría generar un daño enorme en Lightning y sin poder que ella se protegiera de eso.

El joven no lo pensó dos veces: abrazó firmemente a la mujer y se colocó en una posición preparada para los golpes.

El estrellar contra el suelo tan solo empeoró las heridas ya generadas y la fuerza del impacto hizo que a Hope se le soltara la mujer de sus brazos y que cayera unos metros más lejos de él. Pero al verla, sin ninguna herida visible en su cuerpo, lo puso feliz; había logrado mantener su promesa… aquella que se juraron a metros de su antiguo hogar en Cocoon.

La vista se le nublaba y sentía como las fuerzas lo abandonaban con una rapidez impresionante, posiblemente a causa del dolor. Así Hope Estheim fue perdiendo su conocimiento, mientras rogaba que su compañera no hubiera sufrido lesiones graves.

Lentamente cerró sus ojos…

o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.O.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.

Tan sólo el hecho de poder respirar le costaba bastante, su pecho sufría si exageraba a la hora de adquirir aire del ambiente en el que estaba. Mientras abría sus ojos, y se percataba donde estaba, Hope sentía su espalda totalmente adolorida; como si unos monstruos gigantes lo hubieran aplastado… sin contar que una de sus piernas también estaba totalmente resentida. También observó, después, que sólo tenía como ropa su pantalón de pijama, y que su pecho estaba desnudo y cubierto de vendas.

Intentó incorporarse, pero el dolor no logró que continuara y, como reacción a ello, soltó un débil gemido. Este dolor, para él, le recordaba el de años atrás; cuando luchaba contra el Sanctum. Pero en ese entonces el contaba con la magia curativa, en él cual se había convertido en el especialista del grupo y ante cualquier cosa con un movimiento de manos todo el tema estaba zanjado. Pero la situación ahora es distinta, sin los poderes de los lu'cie Hope era tan sólo otro chico de diecisiete años y que, por lo visto, estaba bastante herido.

El muchacho se colocó una mano, intentando pensar. El sueño que había tenido fue tan real… el único inconveniente fue que no fue para nada agradable, casi se había convertido en una pesadilla. En esa maldita nave, intentando bajo todos los parámetros intentar salvar a Light, a su mentora, a su amiga.

Justo en ese momento la luz de la luna llegó a la mesita de noche de Hope. Su habitación era bastante sencilla y de un color calipso no muy fuerte, adornado con unas líneas negras que recuerdan rápidamente a las de su pañuelo. En esa mesita estaba lo práctico de él: había una lámpara, un cuchillo que Fang y Vanille le habían comprado para un cumpleaños suyo. También estaba un libro y dos fotos enmarcadas: una mostraba a un Hope mucho más pequeño junto a su madre y a su padre, y la otra mostraba al grupo completo, cuando Fang y Vanille recién habían despertado. Ver esa foto y las caras sonrientes de todos por lograr otro milagro hizo que la mente del joven vagara en el tiempo… Se fijó en cada uno de ellos: en el amor que proyectaban Serah y Snow, abrazados y saludando a la cámara, la madurez y poderío que demostraba Fang al mirar, con una de sus manos apoyada en su cintura, la felicidad de Sazh que estaba con Dajh, la calidez de Vanille al abrazar al mismo Hope que estaba un poco avergonzado con la actitud de la chica y por último…

la belleza de Light. Al lado de Fang, y ambas dándose unas palmaditas en sus hombros (que, conociéndolas, eso representaba un abrazo), Lightning Farron sonreía a la cámara, contenta de que todo en ese momento estuviera de perlas. Esa era una de las pocas fotos que conservaba de la chica sonriendo, denotando una felicidad que no muchas veces ella había sentido en la vida. Esa era la escena que los cuatro ex lu'cie provenientes de Cocoon (Snow, Sazh, Hope y Lightning) habían presenciado cuando se transformaron en cie'th.

El joven del grupo sonrió, y apartando sus ojos de la cara de la soldado, se percató que había un papeleo encima también; y eso no era de su propiedad. Al acercarse a leerlo, quedó perplejo. Y ahí fue cuando Hope Estheim recordó por qué estaba en ese estado, sintiéndose realmente estúpido.

¡El accidente! ¡Lightning! ¡Es bastante probable que esté herida! Por Bahamut, Alejandro y los demás, realmente soy un idiota. Mirando fotos mientras ella puede estar inconciente en quién sabe donde… puede estar en su casa con Serah. Iré a verlas, debo saber cómo está Light.

Se paró decidido para poder irse donde ellas, pero el apenas poder respirar ocasionaba que se cansara con rapidez. Con mucho esfuerzo logró parase de su cama y colocarse de pie, poniendo todo su esfuerzo físico en poder dirigirse a hacia el pasillo, fuera de su habitación.

Pero no alcanzó a lograr su cometido, ya que se encontró con un obstáculo.

Un impresionante obstáculo.

o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.O.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.

El padre de Hope, luego de mucho insistir, convenció a Lightning a que se quedara a dormir ese día en el hogar de ellos; ya que la conmoción que había sufrido su cuerpo debido al choque todavía no había desaparecido y, a pesar de que ella no salió lastimada, el doctor le recomendó precaución.

Bartholomew era todo un caballero. No podía comprender cómo alguien podía ofrecerle tanta ayuda a una mujer que, prácticamente, ocasionó que su hijo estuviera en esa situación. Pero como Hope, el corazón de él denotaba una preocupación por los demás que era posible irresistirse.

Así fue como la mayor de las Farron tuvo que llamar a la menor de ellas y aceptar la propuesta del viudo de Nora.

FLASHBACK

- ¿¡Qué! ¡Hermanita, no puedo creer lo que estás diciendo! – la voz de Serah, tal como se la había imaginado su hermana antes de hacer la llamada, mostraba toda la preocupación luego de que ella le contara por qué no llegó a la cita.

- No te preocupes Serah, yo estaré bien. Siento mucho no haber podido ir –

- Está bien. Esto tiene toda la justificación del mundo, hermana. Me alegro un montón que por lo menos te oigas sana y salva, ¿las heridas no fueron muy graves? –

- No mucho. Tengo una especie de conmoción en mi cuerpo, normal para aquellos que sufren accidentes en naves; por lo que debo reposar y quedarme aquí, aunque sea esta noche – dijo Light, intentando transmitirle ondas positivas a su hermana menor, para que no se preocupase.

- OK. Pero dime, ¿cómo está Hope? Por lo que me contaste, la situación está demasiado grave para él –

- No está grave, pero las heridas que sufrió no son para aliviarse. Por lo que me contó Bartholomew, el doctor afirma que es una especie de maravilla que él no se hubiera lastimado o roto algo de mucho peligro, como su columna –

- Sí… gracias a Odín – dijo la prometida de Snow. Como amiga de él, deseaba de todo corazón que Hope se encontrara bien. – Rezaré por ambos esta noche –

- Gracias –

- Oye, hermana… ¿puedo preguntarte algo? – dijo Serah luego de un prolongado silencio.

- Sí –

- ¿Te quedas por la petición del padre de Hope o tan sólo para saber cómo se encuentra él? – Lightning no se esperaba esa pregunta. Ya sabía que su hermana era muy observadora con el ambiente en que se encontraba, pero había veces en que hasta ella misma se extralimitaba. Un poco dudosa, pensó todo. Eso sí, no necesitó mucho tiempo para eso.

- Ambas. Cuídate Serah, te veré mañana –

- Igual, hermana –

FIN FLASHBACK

Luego de que hubiera recibido un pijama para poder dormir plácidamente y un plato con comida para cenar, Lightning se quedó sola en la habitación de invitados; que quedaba a sólo metros de la habitación de Hope. Le costó bastante sacarse toda la ropa que poseía, pero se colocó el pijama que le habían prestado. Tan sólo usado sus pantaletas de un color azul claro y dejando su ropa ordenada en una esquina, Lightning se miró. El pijama era de un color crema claro, bastante apretado y que mostraba toda la figura de la mujer. Con unos suaves tirantes que se cruzaban atrás y con un corte que iba mucho más arriba de las rodillas, la mujer apreció que los años no habían pasado cuenta con ella. Seguía teniendo la figura de hace tres años atrás.

Pero siendo sinceros, eso no era lo que preocupaba a Lightning. Si no Hope. La mujer no lograba no evitar pensar en él y de que había fallado a la hora de poder protegerlo, las heridas que había sufrido era por lo testaruda que se convirtió a la hora de intentar salvar la nave. Y, sin poder evitarlo siquiera, la joven recordaba las palabras que le había dicho convencida en Palumpolum:

"No te preocupes. Te mantendré a salvo".

Los segundos pasaron a minutos y éstos, en horas. Sin poder conciliar el sueño, Lightning se dedicó a mirar por la ventana de la habitación de visitas, mientras esperaba que Hope despertara.

Un ruido la sacó de su rutina, de manera brusca. Y ese ruido provenía de la habitación del malherido. Precavida, la mujer tomó su cuchillo de supervivencia (aquel que Hope planeó utilizar para Operación Nora) y se dirigió lentamente a la pieza. A pesar de que pudiera ser un simple bicho quien hiciera el ruido, era mejor estar armado, por cualquier duda.

Pero al asomarse rápidamente por el umbral de la puerta se dio cuenta que no era ningún enemigo quien estaba ahí.

Era el mismo Hope que recién se había colocado en pie.

La luz de la luna, que se colocaba con suma facilidad debido a que las cortinas no estaban cerradas, le daba una luminosidad inexplicable al joven. Descalzo y tan sólo utilizando unos pantalones de rayas finas de colores azul marino y blanco, mostraba un físico que no poseía hace tres años atrás. Sin la polera, sus músculos se notaban más y denotaban el esfuerzo físico de él por ser más fuerte. Las vendas cubrían casi todo el torso y espalda de él, y eso le impedía moverse en varios sentidos. Pero Lightning quedó fascinada con la anchura de sus hombros, la firmeza que denotaban sus brazos, la cara de sorpresa por verla… enseguida emitió una mueca de dolor. No podía mantenerse en pie mucho tiempo.

- Light… ¿qué haces aquí? - preguntó mientras ella apoyaba su mano en su cintura y lo colocaba suavemente en su cama.

- Tu padre me ofreció quedarme aquí por la noche, por mi propia salud - dijo, mientras se sentaba al lado de él, con una distancia prudente.

- Vaya… espera. ¿Eso quiere decir que estás herida? - sus ojos se abrieron enormemente, mientras sentía como la decepción se apoderaba de él. No pude protegerla…

- No, no lo estoy. Tengo una especie de resentimiento, pero me encuentro muy bien - Hope se sintió mejor con ello. Por lo menos, ella podía caminar y mantenerse en pie; a diferencia de él. Pero no deseaba seguir hablando, ya que se sentía culpable que la ayuda de ella le haya costado su salud y su nave.

La situación era tan tensa que se podía cortar con un cuchillo. Lightning, sonrosada por el físico del joven, discutía consigo misma. ¿Qué estás pensando, Farron? ¡Es Hope! ¡Tiene siete años menos que tú! Pero se nota que ha crecido, la insignia del "niño del grupo" ha quedado atrás…

Mientras Hope, desesperado por entablar conversación con Lightning; empezó a observar algún punto donde pudiera comenzar.

- Oye… ese pijama era de mi mamá - agregó con ternura. Tenía momentos de cuando su madre le obligaba a levantarse temprano, y muchas de esas veces ni ella misma estaba con ropa de hogar, solamente con ese pijama. Su mamá se veía muy bien con él, pero al tenerlo Lightning puesto, pareciera que hubiera sido diseñado para ella. La figura de ella se veía preciosa a la luz de la luna infinita, mientras sus manos estaban apoyadas una sobre otra, relajadas. Las piernas, poderosas y seguramente suaves, estaban cruzadas. Hope se resistió y necesitó mucho de su autocontrol al momento de fijarse en el escote que tenía el pijama, donde en Lightning no era para nada poco.

Al escuchar la afirmación, la mujer se sobresaltó tan solo un poco.

- Lo suponía. Es bastante cómodo, aparte tiene bolsillos -

- Sí, era el último pijama que se compró… le encantaba usarlo -

Los minutos siguieron pasando, demostrando el nerviosismo claro entre ambos y en cada uno. Pero Hope ya no podía seguir esperando por más, creyó que era la hora de tomar cartas en el asunto.

- Light… - al escuchar su apodo, se puso nerviosa inconscientemente. Pero lo miró a los ojos, decidida y con la frialdad habitual en ella. Eso motivó a Hope a continuar - Siento mucho el accidente que ha ocurrido y que hayas salido lastimada. Yo… no pude mantener nuestra promesa como hubiera querido -

Y eso trajo a la mente muchos recuerdos, el más característico era el mismo chico, años atrás, informándole que Operación Nora había fracasado. Lightning se emocionó debido a la sinceridad en las palabras de él y en la mirada que le entregaba el hombre a ella, con esos ojos llenos de confusión y pidiendo perdón. Y ella, tal como esa vez, abrazó al joven firmemente, rodeando sus brazos alrededor de su torso y colocando su cabeza en su hombro.

- Hope… yo también fallé. La culpa es de ambos. No cargues con algo que sabes que no te corresponde - le susurró al oído. El hombre, al sentir como los brazos de ella se colocaban alrededor de él y sus dedos entrelazándose en su espalda; con mucho cuidado colocó los brazos en la cintura de ella. Al ser más alto, tuvo que inclinarse un poco para quedar cómodo en ese abrazo, pero movimiento que hacía le generaba un dolor casi insoportable.

- Light… -

- Está todo bien. Cumpliré mi promesa nuevamente -

- Yo… igual, Light. No dejaré que nada malo te pase de nuevo -


Comentarios:

¿Cómo están? Bueno, yo en primer lugar muerta de frío, porque ahora en mi país estamos con pleno invierno y es atroz porque cada año hace más frío que el anterior D: Pero pasandole bien porque terminaron mis clases y pasé todos los ramos! Estoy tan feliz XD!

Sobre el capítulo, este en particular me gusta mucho porque me permite darme el lujo de aclarar varias cosas que en el juego quedaron incompletas, tal como esa imagen que comparten los Lu'Cie de Paals nacidos en Cocoon (Light, Hope, Sazh y Snow); aunque les confieso que este capitulo lo escribí antes que saliera todo el rollo del FFXIII-2, por lo que todas las pistas y rumores que corren (sobre todo ese que en efecto hacen que Light esté en otro mundo) me dejan muy intrigada, pero no cambiaré la historia :p

Y bueno, ¡también me gusta por Hope/Light xdd!

¿Comentan? Porfis, así se que cosas les gustan y que no.

¡Gracias por esperar!

Kmy42