Tú, El Amor y Yo

Capitulo 8

Dolorosas Decisiones

Tenía rato llorando dentro del auto, había perdido la noción del tiempo, solo sabía que era tarde pero para esas alturas de su vida llegar tarde a casa era lo que menos le preocupaba, ¿qué es lo que pasaría ahora que Seiya sabía la existencia de Hotaru?, tenía miedo imaginar que Darien se diera cuenta, pero ya no quería pensar más en lo que podría pasar, tomo un pequeño pañuelo y con el limpio sus ojos y mejillas para después salir del auto y avanzar hacia aquella pequeña casa que parecía que el tiempo no había pasado por ella, aun estaba muy bien conservada.

-Tu debiste ser mi hogar... -murmuró al pisar el primer escalón de la entrada principal- mi verdadero y único hogar...

Seiya caminaba por la acera cargando algunas bolsas, cuál fue su sorpresa al verla de pie fuera de esta, a decir verdad aquel día sentía demasiadas emociones en su interior entre sus recuerdos, camino, lo único que deseaba era refugiarse en aquel lugar que para él era muy especial- ¿Se...Serena?

En cuanto escucho aquella dulce voz volteo de inmediato y sin dudarlo corrió a su encuentro, lo abrazo tan fuerte como lo hacía cuando era apenas una jovencita con la misma necesidad de sentirse protegida- Perdóname...

-Serena... -la abrazo con su mano libre con mucho cariño- mi dulce bombón...

-Lo siento no debí venir... -dijo separándose y dándole la espalda para evitar que viera sus ojos llorosos-

-¿Entonces… por qué has venido? -buscando en su bolsillo las llaves-

-No lo se... -murmuró- yo solo... olvídalo... por lo visto aun conservas esta casa... -trato de sonreír- me alegra...

-¿Quieres pasar? -abriendo la puerta-

-No... -dijo dando algunos pasos hacia atrás- es tarde y yo... no quiero tener problemas, tampoco quiero que tú los tengas... seguramente debes estar muy ocupado y yo no quiero ser una distracción mas... supongo que debes tener mucho que pensar ahora que sabes sobre... Hotaru...

La miro de reojo, entrando a la casa dejando la puerta abierta, se dirigió a la pequeña cocina para guardar la despensa.

Respiro profundamente antes de entrar a la casa- Seiya... he pensando en muchas cosas y lo mejor será que hagas todo lo posible por ayudar a Hotaru... lo nuestro no puede continuar... -murmuró bajando la mirada sin siquiera moverse de la entrada-

Siguió en la cocina guardando la despensa, al terminar bebió un poco de jugo del envase, la escuchaba, mientras combatía sus emociones, en un instante ella lo abraza, al siguiente lo rechazaba y ahora, solo le decía que ayudara a su hija.

-Lamento todo lo que te he hecho desde que nos conocimos... y gracias por haber sido tan cariñoso con Hotaru...

-Creí que ya te ibas a ir -bebiendo aun más jugo-

-Ah... yo... -sonrió con tristeza después de escucharlo- si... lo siento... hablaremos después y resolveremos la situación de Hotaru... -se dio la vuelta dispuesta a salir de esa casa- yo... realmente lo siento...

Suspiró un poco- ¿Acaso crees que pienso renunciar a ella y dejarla sola?, es absurdo que vengas a este lugar y huyas al verme… que solo me digas eso después de tanto tiempo

-Se que no la dejaras sola, ni tampoco pensaba pedírtelo... lo que más quiero que es que... que... ella sea feliz... que sea feliz con el padre que soñaba con conocer... -lentamente unas lagrimas recorrían sus mejillas- disculpa que haya venido a este lugar... y que no tenga una mejor explicación que darte...

-Una buena explicación es lo que ansió escuchar... así que si la tienes dilo... porque después no se si este disponible para escuchar...

De pronto sintió como su corazón dolió al escuchar esas palabras, hubiera esperado todo menos eso, quizá aquella comprensión que había mostrado en el instante en que le dijo de la existencia de Hotaru era reacción del momento y ahora que lo había pensando todo mejor sentía un desprecio hacia ella, mismo que sentía por sí misma- Ya veo... solo... solo... no sabía qué hacer... aun ahora no se qué hacer... lo único que quiero es que hagas feliz a tu hija... por favor...

Dio un puñetazo en la mesa- En esta mesa... en esta misma mesa comenzó mi sufrimiento -murmuró, recordando aquella triste mañana-

Dio un pequeño brinco al escuchar ese golpe y de inmediato volteo a verlo, no supo en qué momento fue que llego hasta esa mesa- No debiste amarme... -murmuró con tristeza- nunca debiste enamorarte de mi...

-Quizás pero así fue... -apoyo su cabeza sobre su mano- y no hay nada que puedas hacer para evitarlo

Lo observo por un momento, el dolor de su pecho no disminuía al contrario con cada palabra y cada acto aumentaba mas- No puedo imaginar lo que debiste sufrir por mi causa... supongo que esa primera intención de vengarte de mi aun no desaparece y lo comprendo... yo también lo haría... me vengaría de la persona que más dolor y sufrimiento me ha causado... y diría... "es una pena que la hayas pasado mal durante estos años pero nada se compara con el sufrimiento que pase", ¿no es así Seiya?

-Ya te dije... no podría vengarme de la persona que más he amado... y menos sabiendo que igual que yo no es feliz... así que deja ya de compadecerme por haberme enamorado de ti... nada de lo que digas o hagas cambiara mis sentimientos y menos ahora...

-¿Menos ahora? -murmuró- si te dije todo lo que es mi vida a lado de Darien y la relación que hay entre tú y Hotaru no era para que me compadecieras y mucho menos te sintieras unido a mi... o quizá obligado a ayudarme... el desahogarme contigo fue un momento de debilidad y lo de Hotaru era mi obligación decírtelo... así que no sientas compasión u obligación conmigo...

-Bien nos vamos entendiendo... yo no la sentiré por ti... si tu no la sientes por mi... y si era tu obligación... ahora dime ¿por qué no lo hiciste?, que pudo ser más fuerte que decírmelo... pude haberme hecho cargo de ella... y así ella no estaría en un internado fingiendo que tu eres su tía y no su madre... sin saber que yo soy su padre...

-Las amenazas de mi padre y Darien eso fue más fuerte que decírtelo... pensar que en algún momento podrían arrebatarme a Hotaru cuando era una bebé y no saber nunca más de su paradero... eso Seiya fue más fuerte que mi obligación... al menos se que está bien... no como yo quisiera pero al menos se que está bien... puedo verla, abrazarla... ser su tía es mejor que ser una desconocida... y discúlpame si primero pensé en mi y en mi hija que en ti...

Guardo silencio sin decir nada bebiendo más jugo.

Respiro profundamente antes de continuar conteniendo así las ganas que tenia de llorar, las mismas lagrimas que tenía que ocultar día a día- Y no te preocupes... hablare con ella y le diré que eres su padre, es una niña muy inteligente y sabrá comprender el porqué de las cosas... y entonces podrás hacerte cargo de ella...

Bebió mas jugo mientras se perdía en sus pensamientos un par de lágrimas asomaron por sus ojos- ¿Y qué hay de ti y de mí...? ¿Que hay para los dos?

De momento no supo que decir solo observo la argolla de matrimonio por un instante- ¿Que es lo que podría haber?, solo sufrimiento es lo que te he traído... y no dudo de tu amor, solo que ahora no se si realmente es tan fuerte como para soportar todo esto... a pesar de todo los años lo habían mantenido intacto pero... ¿realmente no te sentiste decepcionado de que mi amor no fuera tan fuerte como para luchar por ti... por nuestra hija?

-Estoy y me siento decepcionado... pero ni eso ni la distancia... ni siquiera otras mujeres pudieron matar este amor... pase muchas noches en soledad... preguntándome ¿por qué me habías dejado?, ¿por qué te habías casado con otro hombre?, ¿por qué ni siquiera pudiste decírmelo? -subió su mirada hacia ella- si estuviéramos en otro sitio quizás no me verías así... así que mejor vamos a caminar -camino lentamente hacia la salida-

-¿El lugar hará una diferencia en tu forma de reaccionar o tratarme? -se encogió ligeramente de hombros- vamos, si es lo que quieres...

Salió de aquella pequeña casa miro hacia el cielo por unos instante para en seguida limpiar sus lagrimas, al encontrarse ya en la calle, volteo y sonrió- No te preocupes... hare todo cuanto esté en mis manos por Hotaru

-Gracias... -murmuró viéndolo de reojo- ahora tu y yo no importamos... solo ella... prométeme que la harás inmensamente feliz...

N-o tienes porque pedírmelo... es algo que hare...

-Lo se... -murmuró mientras jugaba con las llaves en su mano- supongo que tendrás problemas cuando los medios se enteren de que tienes una hija de 10 años... y lo peor con una mujer casada...

-Eso es lo de menos... -camino con las manos en los bolsillos- eso es lo que menos me importa ahora

Lo observo por un momento para luego desviar la mirada- Estuve pensando en muchas cosas y como podría ser la mejor solución para salvar a Hotaru y... creo que... lo mejor es que te la lleves lejos...

-Ya pensare en eso... lo primero es liberarla...

-Yo me encargare de eso... -dijo con seriedad y firmeza- tú solo debes enfocarte en tu carrera y en Hotaru... ¿de acuerdo?

-Como digas... -murmuró sin voltear a verla-

-Hace un momento me preguntaste que hacia aquí... -dijo con tristeza respirando profundamente- yo... quiero disculparme por el abrazo que te di, seguramente te desconcerté, pero sabes... eso me dio el valor que necesitaba para hacer esto, porque me di cuenta que volver a verme no ha causado el mismo efecto que hubiera sido hace años...

-¿Y qué efecto hubiera sido?

-Te hubiera dado gusto verme aquí... me hubieras estrechado entre tus brazos con fuerza... -murmuró con una sutil sonrisa triste- pero ahora... después de todo los años y los secretos nos han afectado...

-¿Eso crees?, entonces de verdad... de verdad no sabes lo que sentí -murmuró con tristeza- no sabes lo que significas para mi... y quizás nunca lo supiste... aun cuando te lo repetía día a día...

-Las palabras son solo eso... palabras... decir que amabas, decir que te amaba... no era más que eso... palabras...

-Entonces... si para ti solo fueron eso... palabras -volteo a verla, con mirada severa y triste- dime por que fuiste a buscarme... dime porque aceptaste que yo jugara contigo a la amante... si eras feliz en tu perfecto matrimonio tan solo bastara con que me dijeras lo de Hotaru... y no que me regresaras al lugar de donde nunca debí salir... y solo ahora lamento tanto que Mina sea más una hermana que algo mas... porque entonces... solo entonces quizás otra cosa seria... si decidí que saliéramos es porque dentro de esa casa se encierra mi verdadero ser... aquel que conociste y que también abandonaste es esa misma casa... porque aquí lejos puedo ser más fuerte para soportar... Mina me dijo que debía luchar por ti y por mi... porque aun te amo jamás deje de amarte... pero yo solo no puedo... no tengo la suficiente fuerza para hacerlo...

-Seiya... -se detuvo frente a él colocando las manos en sus brazos- bésame...

La observo unos instantes, un tanto sorprendido por su reacción, la abrazo acercándola a su cuerpo, besándola de la misma forma que lo había hecho la primera vez.

Rodeo su cuello besándolo lenta y profundamente como le hubiera gustado hacerlo en el momento en que lo vio, no le importaba que en ese beso se le fuera vida.

La beso con mayor profundidad, buscando en ese beso una esperanza un deseo algo que por tantas noches había anhelado.

Lentamente fue pausando ese beso, pues sabía que de no hacerlo no podría continuar- Ya no tienes que hacerlo... -murmuró aun entre sus labios-

-¿Hacer qué? -besándola no queriendo separarse-

-Luchar por mi... -dijo separándose de él poco a poco- ya no es necesario...

Bajo su mirada con tristeza- Entiendo...

-Este ha sido nuestro último beso... es justo que esta vez lo sepas... me alejare de ti... te daré la custodia de Hotaru, pero no me vuelvas a buscar... me di cuenta que el amor que sentía por ti nunca fue lo suficientemente fuerte como para quedarme a tu lado y menos ahora... que pase a ser solamente una vulgar amante para el gran cantante Seiya Kou...

-Era mejor entonces no haberlo recibido... pero si esa es tu decisión de acuerdo no voy a interferir más...

Lo observo detenidamente un instante, definitivamente él nunca había sido un hombre de los que rogaran en parte agradecía ese hecho pero otra parte de su corazón deseaba escucharlo decir que no se volvieran a separar jamás- Gracias... -murmuró con tristeza ocultándolo en una sutil sonrisa- ahora veo de donde salió Hotaru... siempre tan comprensiva...

La observo detenidamente- Volvamos entonces... dejaste tu auto fuera de mi casa... Mina se hará cargo de todo... si necesitas algo házselo saber a ella...

-No… no te preocupes... puedo irme sola... -dijo caminando algunos pasos hacia atrás sin dejar de verlo- te avisare cuando ya haya hablado con Hotaru... así entonces podrás recogerla de ese colegio...

-Avísale a Mina... así no tendrás que verme... -desvió su mirada sin moverse de su lugar- así te evitare la pena que tengas que hablar conmigo o verme…

Oprimió sus manos fuertemente dando la vuelta para alejarse- Se feliz con nuestra hija... y perdóname... -dijo antes de que el llanto le quitara la voz y comenzó a correr alejándose de ese lugar que tantos buenos y malos recuerdos tenia-

La observo alejarse, derramando lagrimas, quería pedirle que se quedara a su lado que lucharan juntos... pero si en el pasado ella no había sido capaz de luchar... ahora que estaba casada seria aun mas difícil que lo hiciera, y todos sus esfuerzos de nada servían si ella no le daba la fuerza que el necesitaba, se dio media vuelta, ahora tenía muchas cosas que hacer y sin duda necesitaría la ayuda de sus amigos, mirando hacia el cielo respiro profundamente- Hotaru... Serena... mis amores... si por Serena ya no puedo seguir luchando lo seguiré haciendo por mi hija... -caminando hacia el departamento de Mina, para poder poner en marcha sus planes-

X-X

Al estacionar el auto movió el espejo para poder verse, sus ojos aun estaban un tanto enrojecidos por el llanto de aquella despedida, estaba segura que las cosas con Darien no serian menos peor, tomo un poco de maquillaje y trato de que la tristeza no se notara, después de que sintió que ya no se veía tan mal y que tomara el valor necesario bajo del auto y camino hacia la puerta de la casa, entro esperando que por primera vez su presentimiento fallara y Darien no se encontrara esperándola en casa.

Estaba sentado en el sillón, un tanto molesto intentaba leer cuando escucho que abrían la puerta, subió su mirada- ¿Dónde demonios te metiste a estas horas?

-Lo siento... se me fue el tiempo... -dijo mostrándose decidida o tratando de hacerlo- ¿podemos hablar?

-Dime... -dijo con frialdad, poniéndose de pie-

-¿Alguna vez me amaste? -pregunto con firmeza mientras dejaba su bolso sobre uno de los sillones para luego voltear a verlo-

-¿Eso qué importancia tiene?

-Dime Darien... ¿alguna vez me amaste?, o al menos eso quiero suponer... porque entonces no te hubieras encargado de que me casara contigo... ¿no es así?

Hizo una mueca con molestia- Siempre has sido un simple capricho para mí... sírveme la cena -murmuró con frialdad-

-¿De verdad siempre fui un simple capricho? -murmuró acercándose a él-

-¿Por qué preguntas algo que ya sabes de sobra?, si te ame tu mataste ese sentimiento...

-Y... no es posible... que vuelvas a sentir algo por mi... -murmuró rozando su mano- lo he pensado mucho... siempre me cerré a lo que tu dijeras... incluso me negué a aceptar tu amor...

-¿No te parece bastante tarde para reconocer lo que he hecho por ti? -tomo su mano sonriendo con cinismo-

-Nunca es tarde... Darien... si tú quisieras podríamos ser una verdadera familia... ser la esposa que siempre quisiste...

La observo fijamente- La esposa que siempre quise... -sonrió acercándose a ella- ¿y dime que te hizo cambiar?

-Estoy cansada de que me trates como una basura... quiero ser tu esposa... no una mujer usada... -dijo manteniendo la firmeza y tranquilidad al hablar-

-Tú decidiste que fuera así... yo estaba dispuesto a tratarte como una reina... pero la presencia de esa niña lo estropeo todo

Bajo momentáneamente la mirada para luego sonreírle- ¿Y si esa niña saliera de mi vida por completo?, ¿eso ayudaría?

-¿Estarías dispuesta?, ¿accederías a deshacerte de ella?

Se separo un poco de él dándole la espalda para evita que viera en su mirada el dolor- Después de todo esa niña es producto de la inexperiencia y de la ilusión... y tampoco puedo tenerla a mi lado... así que... al menos merece una familia...

-¿Y qué te hizo cambiar?, antes me hubieras suplicado por mantenerla relativamente cerca -sonrió con ironía-

-Porque... porque... ya te lo dije... merece una verdadera familia... alguien a quien pueda llamar "mamá" y "papá", lo hago por su bien... y lo hago por el mío...

-Perfecto... entonces iniciare los trámites para darla en adopción... -la abrazo por detrás- por ahora vete a dormir... mañana me vas a acompañar a una grabación... pasare por ti después de la reunión con Seiya -beso sus labios con una amplia sonrisa- por fin adiós al estorbo

-¿Grabación? -pregunto-

-Si con Mina Aino acepto la campaña, te imaginas el éxito de la campaña con la pareja del año presente será el bum

-Si... supongo que será un éxito... -murmuró fingiendo una sonrisa-

-Así será -acaricio su rostro- vamos a dormir… mañana será un gran día y quiero que estés hermosa

-Si claro... vamos... -murmuró adelantándose a él, pensando en cómo hacer para no tener que ver a Seiya-

Camino detrás de ella con una sonrisa de satisfacción.

X-X

Camino por un buen rato, a decir verdad el departamento de su amiga no estaba tan cerca, pasaba de la media noche, en el camino había podido pensar, y tampoco se había dado cuenta de la fuerte lluvia, que lo empapaba por completo, siguió caminando sin importarle que los carros pasaran mojándolo, de esta forma llego al departamento de su casi hermana y toco.

No podía dejar de reír cuando abrió la puerta sorprendiéndose al verlo ahí tan en mal estado- Seiya... pero ¿qué te paso? -de inmediato se acerco a tomarlo del brazo para que entrara-

Le dedico una ligera sonrisa, mientras dejaba que lo condujera al interior- Siento molestar a estas horas...

-No te preocupes... mira nada mas como estas... ¿qué ocurrió?, ¿te paso algo?, ¿estás herido? -pregunto preocupada observándolo por si veía algo que le indicara que estaba herido-

-Si... estoy muerto -murmuró con tristeza-

-No bromees Seiya... dime... ¿qué te paso?

-Sera mejor que le digas... -dijo el joven que ayudaba a Mina a llevarlo hasta la sala-

Volteo a ver al chico- ¿Y se puede saber que haces en la casa de mi novia? -bromeo un poco- Mina... voy a mojar tus sillones...

-No seas tonto... siéntate y cuéntanos que paso... ya no me tengas con la duda...

-Es mi descubrimiento y tengo que hablar de negocios con ella... -después de decir eso le dio un ligero golpe en la cabeza-

-Auchs... de negocios o de algo mas -dijo un tanto divertido, sentándose, volvió a suspirar- son muchas cosas y no sé por dónde empezar...

-Comienza por el principio... no dijiste que estarías en tu antigua casa... -dijo el Yaten cambiando de tema-

-Si... ahí quería estar pero cuando llegue encontré a Serena...

-¿Serena?, ¿y qué hacia ahí? -pregunto Mina al ir a la cocina colocando la tetera para prepararle un poco de té-

-No lo se... la encontré muy triste... al verme corrió a abrazarme... y yo me sentí feliz de verla quise estrecharla entre mis brazos, pero traía las bolsas cargando...

Se detuvo cuando se encontraba sacando un par de tazas- Las soltaste ¿verdad?

-Claro que no... -contesto el chico sentándose frente a Seiya- eres de ese tipo ¿verdad?

-Las bolsas... estuve a punto de dejar caer las bolsas, para abrazarla... pero ella se separo de mi y se disculpo... fue muy extraño

Suspiro molesta- Me quieres decir ¿cómo no soltaste las bolsas en ese mismo instante?, si estaba triste lo que más necesitaba era un abrazo tuyo... por eso estaba ahí... necesitaba sentirte cerca... y tu... -se acerco a él dándole ahora ella un golpe en la cabeza- eres un tonto Seiya...

-Oye... todo fue demasiado confuso... primero me abraza, después me suelta, para amenizar un poco la situación la invite a pasar a la casa y dijo que debía irse, o tendría problemas, quizás cometí un error en entrar en la casa con ella presente -murmuró con tristeza-

-Sabes perfectamente que no tiene un horario tan libre como para pasar el tiempo contigo... -dijo volviendo a la cocina-

-Seiya... sabes perfectamente lo que esa casa representa para ambos... no entiendo cómo puedes pensar que fue un error entrar... -dijo el chico un tanto serio-

-Ya lo se... además como iba a saber que ella iba a llegar... o como iba ella a saber que yo estaría ahí... estar en esa casa nos mantuvo más tenso y me desborde... -oculto su rostro entre sus manos apoyando sus codos en las rodillas-

-¿Qué hiciste? -pregunto preocupada Mina-

-Le pregunte como fue todo... ¿por qué me abandono?, respondió mis preguntas... pero al mismo tiempo me evadía... la verdad no logro recordarlo todo... es como si algo dentro de la casa me hubiese nublado y hecho regresar a al día en que desperté y ella ya no estaba... solo había un plato con hot cakes... solo recuerdo que decía que Hotaru debía ser mi prioridad...

-Y lo debe ser... -suspiro Yaten poniéndose de pie llevando las manos a los bolsillos- sobre todo cuando la prensa se entere... como tu representante pero sobre todo como tu amigo te digo que lo mejor que puedes hacer es alejarte de ella... solo te va a lastimar... no quiero volver a verte derrotado como cuando te enteraste que se había casado...

Subió su mirada- Aunque me duela ella tiene razón... Hotaru es mi prioridad... -respiro profundamente- salimos de la casa y salir de ahí fue como poder ver con claridad... fue el último beso... me dijo que va arreglar todo para dejarme la patria potestad de Hotaru... pero temo que no pueda hacerlo... por eso voy a necesitar la ayuda de ambos, yo prometí no volver a verla... por lo tanto sería mucho pedirles que se hicieran cargo de las comiditas y todo lo relacionado con ella... incluso... le pedí que todo lo referente a Hotaru lo tratara contigo Mina

Después de que sirvió el té se acerco colocando la taza frente a él- ¿Y así acaba tu gran historia de amor? -pregunto con cierto sarcasmo- ¿para esto me preste al juego absurdo de fingir ser tu novia?, para que ahora digas simplemente que no volverás a verla...

Subió su mirada- ¿Y cómo quieres que luche por los dos ahora por los tres si ella me está cerrando las puertas?, prácticamente me dio a entender que volverá a asumir su matrimonio... quiero luchar... formar una familia a su lado pero ¿qué hago si ella se niega?, tampoco voy a obligarla... aun cuando vuelve a matar mi corazón... si ella no me da un poco de fuerza para hacerlo... ¿cómo puedo seguir?, ella me pidió que no la buscara mas... por eso estoy aquí... ¿tú crees que si no me importara, que si no me doliera estaría aquí?, en otras circunstancias me habría ido a un bar a beber... como hace tiempo... pero esta Hotaru y no puedo dejarme caer no ahora… Mina... Yaten...

-Vaya... -suspiro dejando la otra taza en el lugar de Yaten- pues sí, es mejor que te alejes de ella si no eres capaz de luchar sobre todo ahora que sabes que tienes una hija... esa es la fuerza que te dio y tú no te diste cuenta... pero en fin si eso es lo que quieres... solamente que me gustaría escucharla decir lo mismo... que se alejara de ti...

-Ya Mina déjalo... tú no sabes como sufrió... -dijo Yaten sin dejar de ver por la ventana- te ayudare en lo que necesites...

-Gracias... -tomo la taza dejando escapar un par de lágrimas contenidas bebiendo un poco de té-

-Mañana en la junta quiero sacarle un poco de información a Darien sobre Hotaru... quiero que Yaten la proponga como imagen y por ende ella tendría que estar con nosotros no creo que se niegue si hablamos de dinero...

-De acuerdo... hoy vi parte de lo que grabaron... -sonrió ligeramente- es muy linda... definitivamente tiene talento...

-Claro es mi hija -sonrió con orgullo al recordar su actuación- por eso comprenderás la importancia que tiene sacarla pronto de ese internado... aunque tengo miedo ¿y si me rechaza cuando sepa que soy su padre?

-No te rechazara... estoy segura que Serena no lo permitirá... -dijo Mina aun molesta- lo que me preocupa es ¿como hará ella para dejarte a la niña?

Bebió un poco mas de café- seguro hará un intercambio ella por la liberación de Hotaru... al menos eso pude leer en su mirada... mas cuando me dijo que ya no era necesario que luchara por los dos... que no hacía falta, porque pensaba alejarse de mí y seguir siendo la esposa perfecta

-Antes se sacrifico por su padre... ahora lo hace por su hija... -murmuró con tristeza- tienes razón en no seguir luchando por ella... no vale la pena, el amor que dice sentir por ti nunca ha sido fuerte...

-Fue lo mismo que ella dijo -murmuró- y aunque la amo más que a mi propia vida... si ella decidió abandonarme hace 10 años por su padre y ahora lo hace por nuestra hija... es porque... quizás... este amor no debió existir... pero existe y eso ni el tiempo ha podido borrarlo, Mina... me dejarías duchar... sigo mojado...

-Sí, puedes entrar... -dijo pensativa señalando la habitación- mañana tengo el inicio de la grabación... veré a Serena... ¿quieres que le diga algo de tu parte?

-No… gracias -murmuró antes de desaparecer en la habitación-

X-X

Por primera vez en mucho tiempo se encontraba de buen humor, el repentino cambio de su esposa le había sorprendido pero en nada le desagradaba al contrario, sobre todo al pensar que se libraría de esa niña que para él representaba el símbolo de la traición, pero ya no deseaba pensar más en eso, por fin después de tantos años tendría el matrimonio que tanto había querido, con ese extraño buen humor recibió a su más reciente adquisición.

-Buen día... siento llegar un poco tarde -entro al restaurante donde habían quedado de verse y arreglar ciertos pendientes de la campaña-

-No te preocupes... unos minutos tarde no afectan tu carrera... -dijo indicándole que tomara asiento-

-Gracias -respondió la sonrisa, al momento que se sentaba- ¿Y bien que te pareció el comercial de ayer?

-Fue exactamente lo que tenía en mente... incluso mucho mejor de lo que esperaba... espero que esa niña no te haya hecho perder el tiempo...

-De ninguna manera -sonrió- me parece que es una niña con mucho talento y puede llegar muy lejos... el comercial salió a la primera y no hubo necesidad de repetirlo, es una niña muy encantadora...

-Mmm algo tenía que sacar de Serena... -murmuró con algo de ironía-

-¿Perdón de su esposa? -murmuró con curiosidad-

-Ah si... Serena es... tía de Hotaru... -con una seña llamo al mesero para que le sirviera otra copa de vino- bueno en realidad el padre de Serena recogió a esa niña y ahora lleva su apellido, pero al fin mi esposa ha entrado en razón y piensa darla en adopción...

-¿En verdad?, ya entiendo... -bebió un poco de vino pues no quería parecer muy acelerado-

-De hecho estoy comenzando a hacer los trámites para darla en adopción... buscar una buena familia... después de todo está acostumbrada a los lujos...

-¿Y que dirías si te pidiera que me dejaras adoptarla?, una niña con su talento te aseguro podrá lograr mucho... además quizás... pueda ser partícipe más en la campaña

-¿Tu adoptarla? -sonrió con ironía- pero es una niña muy extraña...

-Si quisiera adoptarla... claro si no te molesta...Mina también quedo encantada con ella... no crees que en mejores manos no podría estar

Bebió un poco mas ahogando una mueca ante su desprecio por Hotaru.

-Tienes razón... pero... ¿estás seguro?, estas en la cumbre de tu carrera al igual que Mina... estoy seguro que tendrán unos hijos hermosos...

-Imagínate los espectaculares el gran Seiya Kou y Mina deciden adoptar una niña, ya que a estas alturas de sus carreras es difícil que puedan tener hijos propios

-¿Nunca has pensando en tener hijos propios?, Mina es muy bella...

-Eso será mas adelante...de hecho ya teníamos tiempo pensando en adoptar, pero no hemos tenido tiempo para buscar tu sabes entre conciertos y es una gran ventaja que Hotaru ya este grandecita... así nos podrá acompañar

-Pues... -se encogió de hombros- si estás interesado en ella adelante... y mientras más lejos la tenga de Serena mejor...

-Bueno... si no es indiscreción... ¿por qué quieres mantenerla alejada de tu esposa? -frunció levemente el ceño bebiendo un poco de vino-

-Por cuidar de esa niña mi querida esposa no ha podido darme un hijo... y al parecer eso es lo que ahora quiere ella... dejar ir a esa niña y dedicarme todo su tiempo a mí...

-Entiendo... y por lo que veo eso te tiene de muy buen humor -su tono era un tanto serio, pero luchando por contener su tristeza, su coraje- "Tardo menos de lo que pensé en volverse a sacrificar" -pensó aun con más tristeza dando otro sorbo a su copa-

-Si... -sonrió observando un instante el contenido de la copa- y por ese motivo es que he pensado en que la presentación de la campaña sea en una hermosa y paradisiaca playa... ¿qué te parece?

-¿Y eso? si sería una buena idea...

-Me pareció la idea perfecta... además de que después del lanzamiento me tomare un par de días libres... tu sabes... para tener tiempo con mi hermosa esposa... y quizá pronto pueda tener el hijo que tanto deseo...

-De acuerdo... entonces... volviendo a lo de Hotaru... ¿cuando crees que pueda traerla a casa conmigo?

-No lo se... supongo que lo que tarden los abogados en arreglar la situación del apellido de esa niña... después será tu... "hija"

-Y habría forma que pueda estar antes... supongo que ella también debe adaptar... y aparte quiero que participe más en la campaña

-Quizá pidiendo custodia temporal... creo que eso tendrías que verlo con tu abogado para que agilice el tramite...

-Me parece bien... entonces te avisare cuando todo esté listo para que me digas donde recogerla -se puso de pie- tengo que irme... tengo un compromiso

-Ah pensé que nos acompañarías en la grabación de Mina...

-Lamentablemente no puedo... pero otro día será

-De acuerdo... pues mucha suerte en tu compromiso... yo también me tengo que ir, quede de pasar por Serena para que me acompañe a la grabación...

Desvió un poco su mirada- La grabación de Mina será todo un éxito... bueno nos vemos pronto... por cierto me ausentare algunos días... si tienes algún pendiente o algo coméntalo con Mina ¿de acuerdo?

-De acuerdo... nos vemos luego...

-Si -sin decir más dio media vuelta alejándose del lugar, al llegar a su auto, golpeo el volante, arrancando antes de que él saliera y lo viera, mientras conducía marco a Yaten para que se encargara de todo los trámites necesarios para sacar la custodia temporal y posteriormente la adopción legal, aunque sabía que no necesitaba hacer tanto puesto que era el padre biológico de la niña, pero lo que necesitaba era liberarla pronto de ese internado y darle todo su amor que le había sido negado durante tantos años-

X-X

Aquel día, durante las primeras clases Hotaru se la paso casi durmiendo y bostezando, y su atención estaba mucho más lejos de lo que debiera estar, aun seguía recordando todo lo que había leído el día anterior, ni siquiera en una de sus clases favoritas había puesto atención, algo extraño en ella, al sonar el timbre tomo su mochila aun bostezando para salir del salón.

Durante toda la clase la había estado observando, era poco común en ella ese tipo de actitud siendo una de sus mejores alumnas al terminar de clase y aun antes de que saliera se paro frente a la puerta- Despierte señorita...

-Si profesor -dijo aun más dormida que despierta- en cinco minutos -volviendo a bostezar-

-¿Qué te pasa? -pregunto tomando la mochila de la niña- parece como si no hubieras dormido en toda la noche

Sonrió ligeramente subiendo su cabeza fijando su mirada en su profesor- Perdóneme profesor... es que... no dormí nada

-Eso es malo... una linda niña como tu debe dormir a sus horas... ¿que pudo pasarte como para que te quitara el sueño? -camino con ella por el pasillo que conducía hacia el jardín-

-Es que... estuve leyendo -volviendo a bostezar mientras caminaba-

-¿Y que fue tan entretenido para ti que fuera capaz de no dejarte dormir?

-El diario de mi madre -murmuró-

-Eso es de muy mala educación... -dijo un tanto serio- ¿ella te lo dio?

-No... -dijo un tanto apenada- lo encontré por casualidad... ella se quedo dormida y quise buscar una manta para cubrirla y entonces encontré una cajita y al abrirla estaba ahí su diario... al leer la primera hoja no pude resistir la curiosidad... sé que estuvo mal profesor pero gracias a ese diario ya sé quien es mi papa -pequeñas lagrimas de alegría comenzaron a bajar por sus mejillas-

-Hotaru... -murmuró con tristeza al escucharla, sabía muy poco de su historia- imagino cómo te sentirás pero quizá eso te hace más daño...

Negó con la cabeza- Entiendo mas a mi madre... usted conoce como es el señor Chiba y como es mi abuelo... y mi mamá no tiene la fuerza suficiente para darle un disgusto al abuelo

-Y ahora que lo sabes ¿qué piensas hacer? -pregunto indicándole que se sentara en una banca del jardín-

-Acercarme a mi papa... pero no sé cómo hacerlo si estoy aquí -sentándose en la baja jugueteando con sus manos- quisiera hacer algo para unirlos... por estoy segura que se siguen amando

Sonrió ligeramente- Eres muy pequeña para saber si es que ellos se siguen amando... ¿qué te hace estar tan segura y querer unirlos?

-Porque ayer los vi juntos -sonrió con emoción- y en el diario mi mamá escribió que él será el único hombre que amara... odia con todas sus fuerzas al señor Darien

-Ay Hotaru... -suspiro sonriendo- ¿y quién es tu padre? bueno si es que se puede saber

-No me lo va a creer cuando lo sepa -dijo muy emocionada-

-Mmm veamos... ¿quien podría ser? -dijo con una sonrisa-

-Seiya Kou -dijo muy emocionada-

-¿Qué? -pregunto asombrado poniéndose de pie- ¿estás segura?, entonces... el nombre de tu mamá... ¿cuál es?

-Mi mamá se llama Serena Tsukino creo que eso no se lo había dicho ¿verdad?

-Serena... -murmuró asombrado observando con atención a la pequeña- ¿eres hija de Serena Tsukino y Seiya Kou?, eso es tan increíble...

-Si yo tampoco lo creía cuando leí quien era mi papá, pero fue tan lindo mire -saco de su mochila las fotografías- estas me las dio ayer

Tomo las fotografías observándolas con atención- Definitivamente te pareces a él... ¿y... que más leíste en ese diario?, ¿cuál fue el motivo que tuvo Serena para dejar a Seiya y separarte de él?

-La obligaron a casarse… por dinero...

-Pobre Serena... -murmuró con tristeza acariciando su cabello- se buena con ella... no es una mala persona...

-No… mi mamá es la persona que más quiero en este mundo y ahora la quiero mucho más... pero... usted como lo sabe -pregunto extrañada-

Sonrió entregándole la foto- Pronto lo sabrás... será mejor que vayas a descansar... tengo que hacer unas cuantas cosas...

-Gracias profesor Taiki… -le dio un beso en la mejilla, tomando su mochila para alejarse corriendo de regreso a su habitación para dormir un poco antes de las clases de la tarde-

X-X

Mina aun se sentía triste, después de todo lo que había escuchado y de conocer por tantos años a aquella chica a través de las canciones de Seiya entendía mejor ese cariño pero aun así no estaba muy contenta con que lo dejaran una vez más, después de la grabación se acerco a donde estaba Yaten acompañado de Darien y respectivamente Serena a su lado.

Sonrió ligeramente cuando vio a Mina, durante todo el proceso de grabación no había querido estar cerca de ella, no quería verla a los ojos, estaba sufriendo y no quería que nadie se diera cuenta de su sufrimiento, por lo que opto por colocarse de nueva cuenta los lentes oscuros.

-¿Que tal estuvo? -pregunto Mina con una ligera sonrisa-

-Como siempre perfecta Mina... -dijo Yaten sonriéndole-

Sonrió ligeramente- Esto será todo un éxito

-Con Mina y Seiya como las estrellas de esta campaña le aseguro que serán un éxito... por cierto... me comentaba sobre el viaje a una playa... -lo tomo del brazo para que comenzara a caminar- a ver cuénteme como seria...

Al ver que comenzaban a alejarse Serena camino a un par de pasos detrás de ellos para evitar quedarse a solas con Mina.

La observo un instante- ¿Me acompañas por un café?

-Ah... yo... -observo como continuaban alejándose Darien y Yaten por lo que no tuvo más remedio que asentir- vamos...

Sonrió caminando hacia la cafetería.

Camino a su lado sin atreverse a hablar, en realidad no sabía que decir o como actuar frente a ella- Felicidades... estuviste muy bien...

-Gracias... veo que tu esposo está muy contento...

-Si... esta campaña representa mucho para la compañía...

-Si puedo imaginarlo... para nosotros también

-Si supongo... pero en realidad no es algo que les haga falta... digo... ustedes son la pareja que todo el mundo ama...

-Quizás... pero sabes también como yo que eso es mentira... -pidió dos cafés a la mesera mientras tomaba asiento en una de las sillas-

-Es mentira pero algún día no lo será... quizá no contigo pero si con alguien mas... -murmuró sentándose a su lado-

-Lo dudo mucho... al menos que ese alguien más seas tú

-¿Yo? -negó sutil observando su mano- estoy casada, ¿como podría estar a su lado?

-Divorciándote... así de sencillo luchar por ese amor que se tienen

-No Mina... ¿es que no lo puedes ver? -volteo a verla aun ocultando sus ojos llorosos bajo los lentes oscuros- yo solamente lo hago sufrir...

-Lo has hecho sufrir más con tu ausencia... nosotros siempre hemos estado a su lado pero él siempre te a anhelado y amado solamente a ti...

-Y yo a él... pero si antes lo deje por mi padre ahora con más razón lo hare por mi hija, por nuestra hija... debí saberlo en el momento en que descubrí que estaba enamorada de Seiya... que no era un amor con futuro... nosotros no podremos estar juntos nunca...

-Eso lo has decidido tu por ambos... pero nunca te has detenido a preguntarle a él lo que piensa... lo que siente... piensas por él... si en el pasado le hubiera permitido luchar... estoy completamente segura que lo hubieran logrado y ahora serian una familia feliz... Serena... así como lo vez ha triunfado por lo que es... ¿que no puedes verlo?

-Lo se... -se puso de pie frustrada- nunca dude de él, siempre lo apoye y ahora estoy orgullosa de lo que fue de su vida... aquella madrugada cuando me fui de su casa deje mi vida ahí... ese desayuno, quizá el más amargo que pudo comer lo prepare con el dolor y las lagrimas que producían el tener que dejarlo... pero lo hice, lo hice por mi familia y ahora lo vuelvo hacer, se que será feliz por nuestra hija... y quizá pienso también por él pero... no soy tan fuerte como para ver como se destruye su carrera su vida a manos de Darien... no puedo...

-¿Y tú crees que Darien va destruir su carrera? se ve que no lo conoces -se puso de pie- él puede ser capaz de muchas cosas... pensé que valías todos esos años de sufrimiento... todas esas canciones que siempre compuso solo pensando en ti... ¿por qué no puedes ser un poco egoísta y pensar un poco en ti y en ese amor? que ganas con sacrificarte, a claro ganaste la fortuna que tienen ahora... y ahora buscas la libertad de Hotaru... sin siquiera darle a él la oportunidad de luchar...

-¿Y cómo va a luchar?, ¿seguirá manteniéndome como su amante?, si fue bueno, pero terminamos por rebajar el amor a eso... sé que es el mejor hombre que pude conocer, pero eso no quiere decir que no tenga ganas de verme sufrir, seguro pensó que todo lo que he pasado durante estos años lo tengo bien merecido... esa fue su forma de vengarse... dejarme creer que un día podríamos ser felices... un día soy su amante, al siguiente la mujer que supuestamente ama... no sé qué pensar, no estoy segura de su amor... pudo haberme dicho que me amaba, pero ¿realmente eso es lo que sentía o solo era la ilusión de lo que un día fue?

-Quizás deberías ponerte n su lugar y dejar de pensar solo en ti... aunque no te lo diga... escucha sus canciones... todas son para ti... y cada que las canta como en el ultimo concierto que dio fue pensando en ti y sus lagrimas son por ti... por nadie más que por ti... si no puedes ver el amor que él siente en cada palabra... cada gesto mirada... en sus actos... tal vez al inicio quiso vengarse de ti y yo me preste a ello... ¿pero qué esperabas después de tantos años?, ¿que él te recibiera con los brazos abiertos muy contento como si nada hubiese pasado?

-No, jamás pensé eso... pero yo... no sé qué pensar... lo ame y lo amare hasta el fin de mis días... pero... -se detuvo frente a ella tomando su mano- Mina... en el pasado y aun ahora solo lo hago sufrir... además tal parece que ni él ni yo tenemos la fuerza para luchar por este amor... soy demasiado cobarde y él... él no puede llevar en sus hombros un amor tan cobarde y miedoso... tengo miedo de lo que haría Darien si se llegara a enterar de que Seiya es el padre de Hotaru... tengo miedo por ellos dos...

-Darien se enterara tarde o temprano... la verdad siempre sale a relucir y si Seiya regreso por casualidad a tu vida es por una razón... él lo único que necesita para luchar es tu amor y que confíes... pero si le quitas eso... dime como esperas que el luche... él con saber que lo amas es capaz de hacerlo y lograrlo todo... pero si eres tan cobarde que no puedes confiar es porque en verdad no lo amas

-Lo siento Mina... confió en él... confió en que hará feliz a nuestra hija y le dará todo el amor que le ha sido negado durante estos años... confió en que me ama... y lo amo con todo mi ser... pero... lo que hice y estos años han formado una barrera entre nosotros... antes no hacían faltan las palabras, un solo gesto y sabíamos lo que ambos necesitábamos, un abrazo, una caricia, un beso... y ahora... prácticamente suplique por cada uno de sus besos, por cada una de sus caricias... nuestro amor no puede ser el mismo...

-No porque así lo quieres tu, no eres capaz de luchar por él... y recuperar todo eso tan hermoso que tenían ustedes... si confías en él ¿por qué no le permites que luche?, las consecuencias son grandes y tienes razón su carrera puede estar en riesgo... pero eso es lo que menos le importa... tuve que detenerlo el otro día porque estaba dispuesto a decirle todo a Darien, aun sigue siendo impulsivo y nada de eso puedes verlo... si lo dejas porque no lo amas está bien... pero si lo dejas ir por miedo y cobardía... estoy en desacuerdo... pero es cosa tuya no mía... al menos yo no lo dejaría ir por nada del mundo... como él no existe nadie mas

-Lo sé, lo se... -dijo un tanto desesperada por su situación- lo supe desde el primer día que lo vi... desde el primer día en que me enamore... lo supe y lo se... él es el único hombre al que podría amar... el único, pero mi hija... mi hija merece una vida lo más normal posible y eso jamás lo tendrá a mi lado... por eso renunció a ellos, quizá no lo entiendes porque no has tenido que vivir todo lo que yo he pasado... y si tengo miedo y soy una cobarde porque no quisiera ver que le hagan daño a ninguno de los dos... y me duele porque ellos son lo que más amo en la vida... y ahora... ahora me siento muerta en vida... -ya no pudo continuar ya que el llanto que había querido contener termino venciéndola-

-Por esa mismas razones debes luchar y tomar valor... el amor te da valor no cobardía... si quieres una vida normal para tu hija que más normal que este junto a sus padres... si lo amas no lo dejes ir... si ya viviste diez años sin él y ahora el destino los vuelve a unir no desaproveches esta oportunidad... él se lo merece... ambos se lo merecen, disfruta y aprovecha cada momento, él te ama como un loco y jamás dejo de amarte -sonrió ligeramente extendiendo el vaso con el café hacia ella-

-Yo también... lo amo... jamás deje de amarlo... -murmuró tomando el vaso- pero ahora las cosas no son tan fáciles... yo podría tomar el valor que me hace falta, pero... ¿y él?, acepto fácilmente mi decisión... arriesgue todo por un momento a su lado y no lo supo ver... corrí el riesgo de que Darien me descubriera y acabara conmigo o peor aun con él... fui su amante porque él me lo pidió, pero ahora... ahora no se...

La miro con tristeza- Él se siente exactamente igual que tu... desconcertado por que no sabe si lo amas si no lo amas no tiene el motor la chispa que le haga continuar la lucha... quizás porque ambos no supieron ver su oportunidad... quizás cuando él la vio tu no la viste y viceversa... ayer llego a mi casa pasadas de la media noche empapado... seguramente pescara un resfriado... pero lejos del resfriado estada derrumbado tenia años que no lo veía tan mal como ayer... sabes por qué ¿no?

Negó con un moviente sutil mientras bebía un poco de café para tranquilizarse.

Por ti... por nadie más que por ti... él solo necesita saber que tu estas a su lado para vencer cualquier obstáculo para volverse un gigante invencible... tu eres su energía, su núcleo si tu le sonríes para él es suficiente para seguir... solo dile que lo amas y que lucharas junto a él y veras que todo saldrá bien -sonrió ligeramente-

La observo un momento, quizá tenía razón y era demasiado cobarde, pero ¿podría dar marcha atrás ahora que había hablado con Darien y estado dispuesta a dar en adopción a su hija?, no estaba segura de cuál sería la reacción de él, mucho menos de la de Seiya.

Bebió un poco de café sin dejar de observarla- El que no arriesga no gana... no tienes nada que perder... te puedo asegurar que pase lo que pase Hotaru estará a salvo

-Si... lo entiendo... -murmuró volteando a ver como se acercaban Yaten y Darien por lo que prefirió no continuar con esa conversación que la había puesto a pensar en si su decisión fue la correcta-

-Bueno nos veremos después querido representante... falta alguna grabación mas o podemos marcharnos a casa estoy cansada -moviendo su cabello hacia atrás con una sonrisa-

-Es suficiente por hoy... podemos irnos, fue un placer verla señora... -dijo un poco serio observando fijamente a Serena-

-Sí, igual para mí... -dijo desviando la mirada pues no soportaba lo que la mirada de Yaten reclamaba en silencio-

-Hasta pronto -se alejo con Yaten en silencio-

X-X

Notas de Autoras y Respuestas a Reviews

Bueno esta vez no habrá respuestas y es que desde cuando iba a actualizarlo y por una o por otra cosa se me pasaba, pero eso si queremos agradecerles el habernos dejado su pequeña opinión al respecto del capítulo pasado, ahora veamos que opinan de este, las cosas no parecen ser fáciles para nuestra parejita favorita y ahora menos, quizá la que tenga salvación sea Hotaru al ser libre para poder estar con su padre, espero nos sigan acompañando en el siguiente capítulo, abrazos y besos.

Atentamente

Marina Acero y Marie Choi Winchester Kou