Una carta para alguien especial

Escribo esto como pasatiempo Ben 10 no me pertenece

Un joven pelinegro de unos 22 años, se arreglaba su traje blanco, nunca antes había estado tan nervioso, el día que pensó que nunca llegaría había llegado.

-¿estas listo? Todos nos están esperando en la iglesia.

-¿ha? Si, adelántate tía, voy en un momento, solo me falta la corbata.

-seguro bueno, Kai y yo te esperemos afuera

-es mejor, no es muy bueno que espere sola mi "mamá" por mucho tiempo.

La bella pelirroja asintió y cerró la puerta. El joven busco por todos lados dejando la habitación tan desordenada como si hubiera pasado un huracán, hasta que recordó haberla dejado en una gaveta.

-Aquí esta, por poco me vuelvo loco buscándola, ¿Qué es esto? ¿ un sobre?

Era una carta, no había necesidad preguntar quien la escribió, el reconocería esa letra en cualquier lado.


Devlin:

Me e pasado toda la noche tratando de hacer esta carta, como ya sabes no soy un buen orador (ni escritor),para mi desgracia e heredado el fanatismo de mi padre por el señor smithy , los sumo samurai y su lado poético.

¡Así que no te rías si me sale o muy cursi o muy tonto!

Hemos pasado por tanto, recuerdo cuando nos conocimos:

Era mi cumpleaños 10, acababa de ir a mi primera misión…muy decepcionante por que mi padre no me dejo hacer nada y me salio con el "tu no vas a pelear, vas observar y aprehender"

Pensé que mientras iba en mi patineta que era el peor día de mi vida…. hasta que te vi.

No solo me impresiono las piruetas que hiciste sino tu belleza (créelo), tus ojos azul marino, tu piel blanca y tu largo cabello negro, me izo pensar en un bella playa desierta bajo un cielo estrellado, cuyas aguas yo me moría por sumergirme (no te rías hacia fue)

Cuando mi padre te adopto, me mostraste tu inteligencia, tu astucia, tu mirada dulce, tu mirada picara ,tu bella sonrisa y tu punto de vista tolerante…También me mostraste tu timidez, tu lado depresivo, tus momentos de ira y tu sarcasmo.

Me aconsejaste en los momentos difíciles, me apoyaste en momentos que hasta el mismísimo Ben 10.000 me dio la espalda , como la vez que me quise sacar el reloj para tener una vida normal a los 14 años ( y ¡eso que el lo había echo!)

Recuerdo cuando me declare ante ti….Se que tenias miedo yo también, tenías dudas al igual que yo.

Muchos nos criticaron, muchos nos juzgaron, pero a pesar de todo logramos romper los "clichés" y los prejuicicios.

Te quedaste a mi lado a pesar de todo, (aunque tuvimos peleas y miramos al lado)

Ahora has aceptado ser mi esposo...a pesar del e echo de que ahora tendrás el apellido Tennyson dos veces…..

No te imaginas por cuanto tiempo e esperado este momento, nunca podría describir con claridad toda la felicidad que siento, nunca podría describir la emoción que siento que en unos momentos tomare tu mano y nuestras vidas se unirán para siempre…..

Mi vida, mi amor, mi ángel, las emociones que ciento en estos momentos son tan inmensos, es tan grande mi amor por ti que aunque me pasara la eternidad dedicándote poemas y sonetos no seria suficiente….

Pero lo que si puedo describir con claridad es el echo que te amo, te ame desde el primer momento en que te vi. , que te amo cada día más y que te amare toda la eternidad.

Tuyo por siempre Kenneth K. Tennyson Green.

PD: .No puedo cambiar tu doloroso pasado, pero te juro que te daré un futuro brillante.


El pelinegro miro la larga carta por un buen rato, pensando en lo afortunado que era por haber conocido a una persona tan buena como aquel moreno de ojos verdes, hasta que fue interrumpido por su "madre adoptiva" que en unos momentos seria su "suegra"

-Se que es tradición que la "novia" llegue tarde, pero esto es el colmo.

-¡NOVIA! ¿Quién DIJO QUE LA NOVIA ERA YO?

-bueno ya no te alteres, ven te ayudare a ponerte la corbata.

-No yo puedo hacerlo solo, no soy tan torpe como mi padre.

Rápidamente se puso la corbata y se dirigió a la limosina, junto a su padre acompañado por su novia de adolescencia y actual esposa.

-¡Valla! Nunca imagine verte te elegante hijo.

-Y yo nunca pensé verte ni reformado ni casado.

El pelinegro miro por la ventanilla para ver a la distancia, la bella iglesia en donde lo esperaba la única persona que podía hacerlo de verdad feliz.