Disclaimer: Solo la historia me pertenece.
Summary: Viñeta; Y sabe que es lo único que podrá conseguir, lo único que le va a poder robar es eso que le esta dando. Alec/Jace. Para Flippy Skitty Black.
Nota: Para Mel aka Caramelo, porque es una perra adorable y sho la amo. Si, esposa, esto es para ti. Gracias por siempre estar ahí para mi, no sabes lo que significas en mi vida, mi amorsh. Te amo intensamente, behfbrhjfjtrgbt you know, mai parabatai *-*
Nota 2: Si, no se escribir slash. ¿Y?


Usualmente

«Volví a tropezar con la misma piedra que hubo siempre.»

(Be-sa-me)

Hay veces cuando a Alec se le escapa de las manos, cuando las palabras ya no son pensamientos y las piernas se mueven instintivamente. Esa fue la primera vez. No pudo (no quería), no dejó de mover los pies que lo llevaban a él, y antes de que Jace dijera algo, lo beso. Le metió la lengua a la garganta, tocando su alma y probando la perfección. Fue ese momento. Ese preciso segundo entre lo eterno y lo etéreo, le toca el cabello rubio y le muerde el labio, cuando se da cuenta que no hay vuelta atrás.

(Nunca lo hubo).

Él no es así. No es impulsivo, ni si quiera brusco. Pero hay algo, en la manera en como Jace reacciona, en como habla, el sarcasmo y la belleza, que le pican y le hacen querer hacer, decir, pensar cosas que no debería. Usualmente es así.

Usualmente Jace lo tienta sin tentarlo y lo provoca sin provocarlo. Ni si quiera lo mira, pero Alec ya esta a sus pies. Sumiso, un títere, tan solo su esclavo. Sobrevive de lo que le roba. Suspiros entre cortados y los gemidos gruesos, pero vive sin él. Nunca hay culpa, pero si hay dolor. Esas noches cuando no esta con él, y llora, pero sin derramar lagrimas, porque Alec es un Cazador de Sombras, y los Cazadores de Sombras son fuertes. No tiene porque sentir eso. Ni dolor, ni odio, ni celos, ni

(amor).

Pero no esta noche. Esta noche es solo un adolescente confundido, (enamorado) que no puede controlarse y quiere salirse de su piel, quiere ser todos menos él. La perfección esta tocándole el torso, le esta mordiendo la oreja, el cuello, los labios. Jace, Jace, Jace. Siempre es Jace. Y sabe que es lo único que podrá conseguir, lo único que le va a poder robar es eso que le esta dando. Sabe que no es suficiente -nunca lo será- pero no se va a quejar, y continuara despacito, prolongando el momento.

Usualmente Jace le besa los labios, le mete la mano al pantalón y jadea en su oído. Lo lleva al cielo, lo regresa al infierno y lo mata sin quitarle la vida. Juega con él. Tantea, se burla, y nunca dice su nombre, jamás. Algunos le dicen pecados, pero Ángeles como ellos no pueden cometerlos. Ellos les dicen deslices, errores, demencia. Nunca lo recuerdan al día siguiente. Las marcas se borran, (las memorias no).

-Alec, roncas mucho cuando duermes.

Silencio. Izzy solo levanta una ceja sugestiva y a Alec se le colorean las mejillas. Maryse toma un poco de café.

-¿Y tu como sabes eso, Jace?

Jace va a decir una mentira. Todos (nadie) le van a creer. Maryse cocinará, Isabelle se ira a cepillar el cabello y Alec va a contar los minutos para volver a tocar a Jace.

Así es. Usualmente.


¿Review?
-Analu.