Neo: Oli

Fanfiction: OH SHI-


Sabía que iba a venir, sabía que era yo quien tenía que hablar primero.

"Nanoha…"

"¡NADIE SE MUEVA!"

"Tres confesiones, cien corazones rotos."

"¿¡Mamá!?"

"¡Fate!"

"¡Nanoha-mama!"

"¡¿Vivio?!"

Ok, resumamos todo porque tengo esa extraña sensación de que lo que debió ser unos segundos de tensión se alargó por año y medio: Iba yo a aplicarle el Arc-en-Ciel a Nanoha, después de investigar sobre su familia y decidir tratar de presionar sus dolores e inseguridades para crearle un trauma y hacer que así olvidara el entrenamiento, cuando de repente, en el minuto de la verdad, llega mi madre con su atuendo de policía gritando como que ha ocurrido un asesinato, con Vivio detrás llorando y dejándonos a mí y a Nanoha congeladas en nuestros lugares.

"¡Nanoha-mama! ¡Nanoha-mama!" lloraba Vivio aferrada a la falda de Nanoha "¿No te ha hecho nada? ¿Sabes quién soy?"

"¿Por qué no iba a saberlo?" luego me miró a los ojos, molesta "¿Qué me ibas a hacer?"

Por supuesto que me fui a silencio, mi cerebro había muerto ya, mi sarcasmo se desactivo cuando decidí aplicar el Arc-en-Ciel, no podía decirle la verdad, las funciones no se estaban reiniciando como correspondían, estaba al borde de un cuadro de depresión, mi mejor amiga me odia, mi tsundere está enamorada de mí, sueno como una niña de clase alta quejándose de que todos la quieren mientras hay niños que mueren de hambre y mis pensamientos tienen faltas de ortografía que dificultan la lectura de este párrafo. Así de bajo he caído, soy una persona horrible ¡Dios misericordioso! ¡¿Por qué me haces esto a mí?! ¡Era felizmente ignorante antes! ¡Quiero que esos días vuelvan!

"Lo que esta niña iba a hacer" dijo mi madre mientras se acercaba a mí "era usarte a ti, Nanoha-san, para salir impune de una de sus bromas; pero por suerte Vivio-chan encontró la manera de llamarme para detener y castigar a esta delincuente" eres una terrible actriz, no hay madre que hable así.

"¡¿Qué?! ¡Ni siquiera Hayate-chan haría eso! ¡Yo pensé que querías tener una conversación seria!" me reclamó Nanoha mientras seguía abrazando y consolando a Vivio. Podría hacer mil y un comentarios pero mi cerebro está hecho pudin.

"Precisamente, Nanoha-san, yo me ocuparé de castigarla como corresponde" acto seguido puso su mano en mi oreja y me la tiró un poco "Quéjate" me susurró.

"Oh no. Me duele." respondí de forma monótona ¿Nanoha de verdad se está comprando esto?

"Yo me llevaré a mi hija, ¿Por qué no acompañas a Vivio-chan de vuelta a su salón de clases?" eso no va a funcionar, Vivio no entiende las indirectas.

"Puedo volver so-"

"Porque CLARAMENTE no está en condiciones de volver sola" Vivio increíblemente captó el mensaje y rompió a llorar más fuerte, caminando con Nanoha de la mano y llevándosela lejos.

Mamá y yo nos quedamos en silencio.

"Sé que debes estar confundida y te mereces una explicación, pero lo haremos fuera de la escuela." No ¿Sabes qué? No me importa, al demonio, déjenme sola, ni siquiera me queda tanto para terminar la escuela, puedo terminan el año sin volver a hablar con mi tsundere y mi mejor amiga, no necesito explicaciones de mi madre.

Por supuesto que a mamá le importó un rábano si yo quería quedarme en la escuela, me tomó de la mano y me arrastró hasta la salida; les mintió a todas las monjas diciéndoles que estaba enferma y me forzó a toser realmente fuerte todo el camino, creo que me quedaré sin garganta.

Fuimos a una cafetería a la que siempre íbamos como familia cuando Chrono y yo éramos niños, se encontraba prácticamente vacía –era temprano aún- pero aun así nos sentamos frente a frente en una mesa a un rincón, mamá pidió su te de siempre y a mí me compró el helado que solía comprarnos cuando nos iba a dar malas noticias. Oh no, por favor no más malas noticias ¿Qué me va a decir ella ahora?

"Soy Asura, moderador de la TSAB, entrenador de tsunderes."

Ok.

Reiniciando cerebro… restaurando conexiones neuronales.
Repasando conceptos básicos del habla.
Recuperando capacidad cerebral: Asociación.

"¡Sabía que tu selección de palabras era extraña!" ninguna madre habla como habla mi madre, por años pensé que era ella intentando ser jovial y fallando pero ahora me doy cuenta que es porque tiene pegado el vocabulario de la TSAB.

Recuperando capacidad cerebral: Deducción.
Abriendo almacenes de memoria.

Espera, si mi madre es Asura, quiere decir que ha leído todos los reportes sobre mis tsunderes y que ella misma ha entrenado a varias; no solo eso, he tenido varias conversaciones personales con Asura, no sabía que era mi madre…

Reactivando funciones de expresión.
Iniciando descarga de conclusiones…

¡Sagrada tierra de la vergüenza! ¡Asura es mamá! ¡He tenido conversaciones personales con mi madre por internet! No recuerdo ni la mitad de las cosas que le he dicho a Asura y… ¡SEÑOR PROTÉGEME! Ahora mismo estoy recordando todo lo que Asura me ha dicho, discutimos un montón de temas, desde cosas tan simples como el clima o la escuela hasta lo de manipular gente y ¡Ooooh! ¡No! ¡Estoy recordando esa conversación sobre posiciones sexuales!

Se acabó, el suicidio es la mejor opción, debo optar por el suicidio, no puedo seguir viviendo normalmente en esta tierra.

"Fate respira…" ¡No me digas que respire! ¡Me estoy ahogando por tu culpa! "aun no llego a la parte importante."

"¡¿Hay más?! ¿En serio?" voy a necesitar como tres helados para sobrellevar esto, ya puedo sentir a mi hígado avisando que no vamos a producir la glucosa para sobrevivir el día de hoy.

"¿Quieres calmarte? Yo estoy tan sorprendida como tú, no tenía idea de que tú eras Bardiche Assault… tal vez tenía un par de sospechas pero uno nunca espera encontrarse con alguien tan cercano en una página así ¡Además estabas metida ahí durante tu horario de clases!" no voy a recibir mis lecciones morales de una oficial de policía que está en su horario de trabajo enseñándole a niños como manipular personas –miren quien habla, la adolescente que le enseña a niños pequeños como manipular personas-.

No puedo creer que Lindy-san sea Asura, quiero decir, si me pongo a pensar con lo que me queda de cerebro fríamente, no es tan imposible; pero es Asura, es legendario, Asura era mi héroe –dentro de lo heroico que puede ser un ente anónimo en internet-, siempre estaba ahí resolviendo dudas y ayudando a todos a encontrar la mejor manera de entrenar tsunderes, siempre noble, poniéndolas en primer lugar y hablando de sus proyectos con tanto cuidado y admiración…

"¿Estas entrenando a una de tus subordinadas del departamento de policía?" de eso trataba su último informe.

"No, la estoy observando, ya no entreno tsunderes de forma activa…" creo que voy a tener que releer todos sus informes y asociarlos con mi vida. De repente que Chrono conociera a Amy no me parece tan casual como antes…

Estuvimos en silencio hasta que cada una terminó lo que había pedido; luego ordenamos otra ronda y cuando la mesera se fue, mamá decidió comenzar a hablar:

"Hasta el día de ayer había leído todos los reportes del proyecto Raising Heart, se me hacía algo familiar a veces y siempre pensé que existía la pequeña posibilidad de que acabaras como entrenadora de tsunderes, pero en realidad nunca confirmé nada hasta que Vivio-chan me llamó hoy balbuceando que harías una técnica para terminar el entrenamiento de Nanoha-san" mamá soltó una risita nostálgica mientras me miraba "la verdad es que no le entendí casi nada de lo que decía, solo vine rápido porque pensé que te había pasado algo grave" no creo que me haya traído hasta acá solo para decirme que se preocupa por mí.

"El Arc-en-Ciel es una mala idea" continuó "te puedo decir por experiencia que…"

"Ya sé qué opinas sobre eso, recibí el reporte de Asura como informativo… pero yo creo que es lo mejor en esta situación" respondí a medias, en realidad no me creía mucho que fuera lo mejor, la verdad es que no tenía idea de que creer.

"Yo también pensé que era lo mejor cuando estaba en tu lugar, pero tienes que considerar que tus acciones afectan el futuro de las otras personas… un trauma no es algo para tomar a la ligera, no es algo que puedas hacer y desaparecer a la mañana siguiente; la acompañara toda su vida y no poder recordarlo para superarlo solo le impedirá madurar…" puedo estar prestándole toda la atención del mundo, pero mi cerebro aún no está normal del todo y una lista de cosas que ya sé cómo introducción no me va a ayudar a comprender mejor.

"¿Puedes por favor ir al grano?" mamá suspiró y me miró a los ojos.

"Eres egocéntrica y el miedo te hace egoísta, quieres hacer esto para no tener que lidiar con el problema de frente" obviamente necesitaba otra lista de defectos, a Hayate se le olvidaron varios "te dices que es lo mejor para alguien cuya opinión ni siquiera consideraste y te lo crees para así ignorar la confusión hay entre tu cerebro y tus sentimientos…"

"Mamá, decirme todo no nos está llevando a n-"

"Es culpa mía" ¿Qué? "no hablabas con nadie, ni siquiera mirabas a las personas que te hablaban, pensé que podía darte una familia feliz pero no parabas de llorar." No me gusta donde va esto. "Estaba desesperada, pensé que si la herida no ocupaba tu mente en el día a día entonces desaparecería…" no puede ser en serio.

"Tú me…"

"Fuiste mi último proyecto."

Primero me quedé en silencio, dejando que la información entrara en mí y pudiera procesarla sin que mis sentidos se distrajeran con el exterior. Asura, mi madre, aplicó una técnica como esa en el proyecto F, yo… ¿Por qué? Obviamente no puedo recordar nada así que no se en cuanto me ha afectado hasta el día de hoy ¿Qué tan mal estoy? ¿Afectó esto completamente mi forma de ser? ¿Quiere decir que mi personalidad actual no es la que debería ser? Sé que no soy la perfección en la tierra, pero al menos no tenía una crisis de identidad…

Apoyé mi cabeza en la mesa, –si no parecía alguien entrando en un cuadro depresivo ahora de seguro se ve como tal- esto era terriblemente complicado porque en primer lugar no sabía si era bueno o malo. Sé que corromper a una niña de –calculo- ocho años por toda su vida no está dentro de las cosas que se suelen hacer, pero no es como si hubiera pasado una vida de completo sufrimiento, tuve una madre amorosa y un hermano confiable. Sí, estoy sufriendo ahora, pero…

"Entiendo si estas enojada" dijo mi madre, me estaba dando espacio para expresar mis emociones; el problema es que no sé qué sentir.

"No estoy enojada… estoy confundida" respondí con honestidad, decidiendo que era mejor hacerle todas las preguntas a mamá si quería llegar a encontrar algo de paz mental "¿Por qué lo hiciste?"

"Consideraba que era lo mejor, los tratamie-"

"No" interrumpí "¿Por qué llegue a ese estado?" mamá titubeo un poco, lo que me hizo dudar a mí también, pero seguí adelante "Lo único que tengo de esa parte de mi vida son recuerdos vagos de algo malo, dos nombres y unas cuantas memorias felices que no se si en verdad pasaron o tú me hiciste creer que fue así."

"Nunca te hice creer nada que no hubiera ocurrido…" dicen que no es mentir si solo omites la información.

Mamá hizo una pausa cuando pasó la mesera otra vez, esta vez dejando un helado más grande que el anterior y más té para mamá; le ofreció algo de comer, pero creo que Lindy-san estaba demasiado nerviosa como para tragar algo comestible sin vomitar.

"Chrono y yo vivíamos en otro barrio cerca de la casa de tu antigua familia antes de mudarnos contigo, mi brigada trabajaba con violaciones a los derechos humanos así que tratábamos temas más grandes que lo que ocurría en una familia, pero Chrono solo sabía que si había un problema tenía que decírmelo al instante, así que cuando escuchó el rumor de que la mujer de la colina maltrataba a sus hijas me lo contó el primer día.

Era un rumor bastante vago y muchas veces la gente exagera porque no conoce a sus vecinos, claro que tu hermano siempre ha tenido un sentido de la justicia imparable, si no iba yo a asegurarme, entonces iría el. Al final subimos los dos al automóvil para presentarnos como vecinos y averiguar algo más de la mujer a la que acusaban.

Cuando tocamos el timbre fuiste tú quien abrió la puerta" por supuesto que no recuerdo nada de esto "eras tan pequeña y delgada, también eras tan tímida… te costó un mundo decir 'buenas tardes' y cuando preguntamos por tu madre no pudiste mirar a ninguno de los dos a la cara. Al principio juré que los rumores eran ciertos cuando te vi con una venda en la mano; pero luego salió tu madre, Precia, tratándote con amabilidad, hablando de cómo no tenías que ensuciar tu vestido y acomodándotelo para que lo llevaras correctamente. Nos invitó adentro y mientras tú estabas jugando con Chrono a mí me sirvió una taza de té y me habló de su vida; me dijo que era divorciada y que trabajaba duro para mantener a sus dos hijas… tu no tenías una hermana en aquel entonces…" la única reacción que puedo generar es incredulidad; mi infancia está mucho más jodida de lo que pensé.

"Chrono fue quien me dijo ¿sabes? Te preguntó todo lo que se le ocurrió y después me dio la información lo más rápido que pudo, aunque tú solo decías cosas agradables de tu madre y ya sabes cómo es: nadie toma en serio el maltrato sin pruebas. En el peor de los casos, si estaba ocurriendo y yo no podía demostrar que era así, te dejarían con ella y dios sabe que te habría hecho entonces.

Así que nos convertimos en amigas, no salías a jugar con los niños del barrio, solo te veía cuando ibas y venías de la escuela; a veces me regalabas algunos trabajos que hacías en clase, claro que era porque yo te los pedía, siempre fuiste talentosa para las manualidades, aun tengo el portarretratos…"

"Mamá…" en serio, cuando esta mujer empieza a hablar de sus hijos no termina nunca.

"Lo siento…" tomó un sorbo de té y continuó "Un día que Chrono te estaba mostrando un nuevo videojuego y se te hizo tarde, tu madre vino a buscarte completamente fuera de sus cabales, te gritó para que salieras y te llevó a casa todavía gritando, de paso me prohibió acercarme a ti otra vez. A la mañana siguiente cuando intenté hablarte me pediste que por favor no volviéramos a vernos, para que así no tener problemas porque no querías que algo malo le pasara a tu madre" la manipulación parece ser algo que ha estado conmigo desde siempre.

"Ese mismo día bastó con revisarte los brazos para saber que te había golpeado, se notaba que había intentado curarte y me lloraste para que no hiciera nada, pero igual di aviso a la policía, no podía dejarlo pasar cuando la evidencia estaba ahí mismo…" Lindy-san dejó de hablar y miró por la ventana, sus llenándose de rabia repentinamente.

"¿Mamá?" le hablé esperando sacarla de su trance.

"No sé qué te hizo…" ¿Sobre qué? "Cuando Chrono volvió de la escuela dijo que iba a iría a tu casa para prestarte el videojuego que habían visto… a los cincos minutos volvió desesperado diciendo que te iban a matar y yo fui corriendo a tu casa; solo se escuchaban gritos, tus gritos y todo el vecindario estaba mirando sin hacer nada desde quien sabe cuándo y de no ser por Chrono…" la voz de Mamá comenzó a quebrarse, pero respiró profundo y continuó "Lo último que se escuchó antes de que pudiera derribar la puerta fue un disparó, pensé que te había matado pero cuando entre ella estaba tirada en el piso, frente a ti y tu ni siquiera estabas llorando. Te abracé y revisé tu cuerpo por heridas pero no había marcas graves, solo eras tú; sin reacción.

Estuviste una semana entre la estación de policía y un hogar de menores sin reaccionar; cuando por fin te quebraste y comenzaste a llorar aun no quisiste decirle nada a nadie y yo no podía sacarte de ahí hasta que la policía tuviera datos sobre lo ocurrido y recibieras ayuda. Yo misma intente preguntarte varias veces pero no parabas de hablar de cómo tu madre se enojaría por volver a estar conmigo y no parabas de llorar y entonces…"

Me mantuve en silencio, es obvio lo que hizo después, así que solo espere hasta que terminara de contarme lo que había pasado.

"Apliqué esa técnica pensando que al olvidar lo que había ocurrido con ella podrías comenzar de nuevo, si la gente de la policía y el hogar veían que te estabas recuperando te dejarían venir conmigo y yo me encargaría de criarte… pero no sé qué te hizo esa mujer, que aun después de olvidarla te sigue haciendo daño. Cuanto más estaba contigo más veía como no había funcionado y como ahora no tenía ningún otro método para ayudarte, las pesadillas, las inseguridades, la falta de confianza y afecto, la apatía… todo estaba ahí y no… no sabía que más hacer… no sé qué te hizo… no ibas a poder superarlo tu sola si ni siquiera podías recordarlo… no… no sé qué te hizo… Lo siento tanto..." Mamá definitivamente acabó llorando después de eso, en impotencia y arrepentimiento mientras yo estaba ahí, tratando de absorber lo mucho que esta historia explicaba de mi vida pero sintiéndome ajena al mismo tiempo. No parecía parte de mí, no me sentía emocionalmente conectada a la mujer que me maltrató, solo tenía buenos recuerdos de ella y algo vagamente malo que en algún momento de mi vida asumí que no era tan terrible y lo podría perdonar para evitar dolores de cabeza. Ahora, los buenos recuerdos parecen fantasías y al mismo tiempo me siento molesta con mamá por arruinarlas, cuando debería sentirme molesta por quitarme esos recuerdos que son la causa de todo en primer lugar.

Estoy molesta con ella no solo por quitarme la oportunidad de superar la herida, sino porque todo lo que ha dicho solo le da la razón a Hayate, me hacía ver mi vida con los ojos de otra persona para notar que sí, soy una idiota egocéntrica que hace sufrir a la gente, que ignora los sentimientos de las personas para evitar problemas y evita los problemas en general…

Pero no fue a propósito, nunca quise herir a Hayate y ahora voy a perderla e iba a perder a Nanoha también por ser cobarde y egoísta…

No quiero perder a Nanoha.

No quiero perder a Hayate.

No quiero estar molesta con mamá.

Al final, no aguanté más y rompí a llorar, mamá se paró de su lugar y sentó al lado mío para abrazarme, y por supuesto que yo me aferré como un bebé, diciéndole en medio de hipidos y sollozos todo lo que sentía sin filtros de pensamiento.

"Hayate me odia… dijo que era egocéntrica y egoísta y tenía razón y la voy a perder, no quiero perder a Hayate, dijo que estaba harta de ser mi amiga pero yo nunca me he cansado de ella, de verdad siento no prestarle la atención suficiente pero no la quiero perder, no sabía que estaba mal, nunca me dijo nada ¿Cómo iba a saber yo que estaba así de mal? No la quiero perder y no es solo ella, me dijo que Nanoha estaba enamorada de mí y me asusté, no sé cómo lidiar con eso, no sé cómo me siento respecto a Nanoha, nunca había pensado en eso antes, solo me preocupaba de entrenarla porque pensaba que eso era lo que debía hacer y tampoco le presté la atención suficiente y la he hecho llorar y por favor, no la quiero perder a ella también, si Nanoha me dice lo mismo que Hayate no sé qué voy a hacer, ni siquiera sé como hablarle ahora y estoy molesta contigo porque aunque ni siquiera sé que hubiera ocurrido siento que si no hubieras aplicado el Arc-en-Ciel ahora sabría que decirle a Nanoha y no estaría así con Hayate, pero no quiero estar molesta contigo porque te sigo queriendo mucho y no me gusta estar molesta contigo porque tampoco te quiero perder ni a ti, ni a Chrono, ni a la pequeño monstruo en dos patas que es Vivio."

Mamá acabó abrazándome y diciéndome que me quería –y un montón de otros mimos que harían sonrojar a una piedra- como por diez minutos hasta que me calme, incluso después de eso seguí pegada a ella como una niña pequeña mientras me acariciaba la cabeza. Tal vez abrace a Chrono mas tarde… no, nunca, quien sabe que haría si hago eso, de seguro no me deja soltarlo si me da por abrazarlo por voluntad propia.

"Deberías hablar con Hayate-san, decirle que lo sientes" sugirió mamá luego de un rato.

"Pero me odia… no sé si quiera escuchar algo de lo que quiera decirle" ni siquiera nos hemos mirado desde lo que ocurrió.

"¿Te ha ignorado alguna vez en todo el tiempo que fueron amigas?"

"Sí…" varias veces, todo el tiempo, no creo que exista nadie que sea capaz de aguantar a otra persona sin ignorarla varias veces.

"Me refiero a cuando tenían conversaciones importantes."

"No es como que tuviéramos muchas conversaciones importantes pero no, no ignoró ninguna de esas."

"¿Que te hace pensar que te ignoraría ahora?" ¿Qué me odia? Aunque técnicamente me odiaba antes, aunque si me odiaba no entiendo por qué mantendría la falsa amistad; porque era falsa amistad ¿cierto? Mantenida por conveniencia… aunque no tiene sentido porque igual no le convenía mantener una amistad falsa conmigo si consideramos cuál era su objetivo y Hayate no es idiota como para querer hacer algo que no le va a servir… así que me pregunto por qué... ¿Tal vez no me odia? Me siento bastante estúpida por tener semejante esperanza pero tal vez no me odia y esto fue solo una representación de… ¿De estrés? No sé, tengo que preguntarle. No porque tengo la esperanza de que no me odie, sino porque si yo aún me considero su amiga debo saber por qué acabó de esa manera.

"Pero no sé cómo hablar con Hayate, a veces es tan cerrada de mente como yo cuando se trata de algo importante para ella."

"Bueno…" sugirió mamá con una sonrisa "¿Por qué no haces lo que ella te haría a ti si estuviera en tu lugar?"


Después de un par de días debo confesar que me estaba sintiendo bastante bien, aun no miraba a los ojos a Hayate, estaba teniendo conversaciones normales con Nanoha –intentando no entrar en pánico porque es bastante difícil no prestarle más atención de la normal ahora-, deje el entrenamiento de tsunderes en 'veremos' y debo admitir que es bastante liberador saber que tu madre biológica despreciaba tu existencia y te arruinó la mitad de la infancia en base a locura y odio.

¿Ven? Hasta tengo el sarcasmo de vuelta, nunca pensé que lo extrañaría.

He estado los últimos días acumulando la autoestima y confianza suficientes para enfrentarme a Hayate; y hoy, finalmente, Fate Testarossa Harlaown se encargará de recuperar a su amiga. No más revelaciones raras de pasados dolorosos. No más lloriqueos ni angustia. El fic está etiquetado como humor y amistad así que vamos a dar relaciones amistosas y a dejar de sufrir de una vez.

Hayate no podrá ignorarme, no la dejaré ignorarme, así que aunque sea lo último que haga en la vida nos sentaremos y hablaremos como dos entes casi civilizados y no hay nada que ninguna nena llorica pueda hacer para impedirlo.

"Fate, por dios, deja de perder el tiempo y ponte a trabajar en el estúpido ensayo o juro que te golpearé" a menos que sea Arisa ayudándome en literatura japonesa ¡Pero definitivamente lo hare a la hora del almuerzo!

He planeado esto por noches enteras, es sofisticado y al grano, prueba de un gran intelecto trabajando al máximo de su capacidad. He cubierto mentalmente cualquier tipo de escape que Hayate podría intentar y me he fortalecido lo suficiente para no perder el foco sin importar lo que me diga; este el producto de horas de dedicado trabajo cuyos frutos simplemente no pueden fallar: Hoy, como Hayate y Arisa no trajeron su almuerzo, decidimos acompañarlas a almorzar a la cafetería, donde llevaría a cabo mi plan. Les he dicho que se adelantaran mientras yo iba al baño para refrescarme y esperar el momento justo para mi entrada dramática. Es ahora o nunca, la batalla más épica jamás vista entre pensamientos abstractos ocurrirá hoy.

Pateé la puerta de la cafetería para llamar la atención de todo el alumnado, algunos me miraron, otros no escucharon.

"Hayate…" inspiré hondo y grité con toda la fuerza de mis pulmones "¡YAGAMI!"

Ahora si se hizo el silencio completo, caminé con pasó decidido donde estaba Hayate, la miré a los ojos y comencé a gritar.

"¡¿Quién te crees que eres?! ¡Estoy harta de tener que ser yo quien aguante todo, vamos a arreglar esto aquí y ahora!"

"¡¿T-Te volviste loca?!" susurré de manera que solo yo pudiera escucharla "¿Cómo se te ocurre hacer semejante esca-"

"¡¿No eras tú quien quería atención?! ¡Pues aquí tienes! ¡TODA LA ATENCIÓN DEL MUNDO!" acompañé esto con el lenguaje corporal más molesto que pude encontrar.

"Fate cállate…" respondió molesta.

"¡Vamos! ¡No hagas a tu público esperar!"

"Demonios que eres una idiota…"

"¡Eres el centro de mi idiota universo!"

"¡CÁLLATE!" Hayate finalmente se paró para estar a mi altura.

"¡NO! ¡No me voy a callar, me vas a escuchar quieras o no!" le di un par de toques firmes en el pecho.

"¡No me toques!" gritó.

"¡Oh no! ¡¿Qué vas a hacer al respecto?! ¡¿Ir a llorarle a Carim Gracia?! ¡Oh Carim! ¡Fate me tocó cuando solo tú puedes hacerlo! ¡Alguien por favor ayúdeme! ¡Estoy temblando!"

"¡Si no te callas voy a sacarte todos los dientes de un solo golpe!"

"¡¿Tú y que carnaval gay?!"

"¡Éste!" y Hayate usó todo su cuerpo para darme tremendo puñetazo en la cara… admitiré que eso no era parte del plan, así que mi cerebro se apagó otra vez y me lance encima, la empujé con todo mi cuerpo a la mesa más cercana; no logró caerse, así que cuando iba a tomarla otra vez me dio una patada en el estómago. La gente ya estaba gritando, parándose de sus lugares intentando salir de en medio, cuando Hayate se me tiró encima para hacerme caer. Todo se volvió un caos de gritos, empujones y golpes.

"¡Eres una cobarde mentirosa! ¡Nunca dices nada a la cara! ¡Como todas las veces que finges que te interesa lo que dice Yuuno!" la empujé contra una pared.

"¿Qué?" escuché a Yuuno decir a lo lejos.

"¡Eso no es mentir idiota egocéntrica! ¡Se llama consideración! ¡Sabrías que es si no fueras tan estúpida! ¡Así al menos tendrías la capacidad de escuchar a la gente cuando te habla!" usó todo su cuerpo para empujarme, pero esta vez estaba preparada y le hice una zancadilla, nos fuimos a suelo las dos.

"¡Me alegra que no seamos amigas! ¡Ahora no tendré que aguantar tu pésimo gusto en todo lo que haces!" me llegó un codazo.

"¡Perfecto! ¡Ya no tendré que aguantar tus malos hábitos! ¡Eres asquerosa!" le tiré una patada.

"¡Tú eres peor! ¡Dejas tus uñas de los pies por todas partes!" un puñetazo.

"¡Comes goma de mascar con la boca abierta!" ¡Me lanzó un trozo de carne!

"¡Miras tus mocos después de sonarte!" le tiré un vaso de jugo.

"¡Te entretiene sacarte la mugre de las orejas!" Hayate se colocó en posición para comenzar a tirar puñetazos otra vez.

"¡Tu estornudas sin taparte la boca!" me coloqué en posición también, no iba a perder.

"¡Dejas tus cosas a medio comer y no las tiras a la basura!"

"¡Si lees tu nombre al revés dice que eres gay!"

"¿Qué?"

"¡PAR DE DELINCUENTES!" recuerdo que sentí algo firme detrás de mi cabeza y al segundo siguiente mi cara iba a toda velocidad contra la cara de Hayate. Y el dolor, Jesús, ese dolor…

Déjenme resumir esto con testimonios que pude acumular, aparentemente, mientras Hayate y yo estábamos peleando, botando comida y chocando con todo, iban a detenernos pero le di un codazo en el ojo a un chico –yo no recuerdo nada de esto- y Hayate poco más le quita las posibilidades de paternidad a alguien; así que trataron de convencer a Arisa para pararnos, pero ella dijo que no se metía en asuntos de idiotas. Entonces alguien del consejo estudiantil que estaba ahí le fue a llorar a Carim Gracia, que llegó a la cafetería hecha una fiera e imponiendo respeto, nos agarró a las dos de la cabeza e hizo que nos diéramos la una contra la otra con toda la fuerza que pudo generar. Acabamos ambas en el piso y nos arrastró a las dos de un solo pie a la enfermería… y les grito a los otros estudiantes que comenzaran a limpiar. Obviamente todo el mundo hizo caso.

El caso es que Hayate y yo acabamos sucias y sudadas, acostadas en la enfermería, donde Carim Gracia nos gritó bastante y se fue a ayudar a limpiar prometiendo que volvería para gritarnos un poco más. La enfermera no se encontraba –estaba viendo a los otros heridos- así que solo nos quedamos nosotras, aun mareadas por el golpe y el silencio, nuestro fiel compañero durante los últimos días.

"¿Cómo que si lees mi nombre al revés dice que soy gay?" preguntó Hayate aun intentando sostenerse la cabeza.

"Ya sabes… Yagami… I'm a gay… en inglés…" respondí notando lo estúpido de ese detalle, ni siquiera es reciente, es un chiste que creo leí dos años atrás en internet.

Nos quedamos en silencio otro rato, mientras tanto yo estaba intentando tocarme la mejilla donde me había llegado el primer puñetazo, la verdad es que lo hizo con bastante fuerza, me han pegado varias veces este año pero no creo que tan fuerte como ahora. Miré al lado, Hayate también se estaba examinado y no sé si yo estaba peor, pero ella se veía bastante mal. Golpearnos así no era parte del plan, aunque la verdad mi sofisticado plan era: entrar dramáticamente a la cafetería, gritar, nube de incertidumbre en la que algo mágico ocurría y reconciliación.

Hayate me estaba mirando directamente ahora. Oh espíritu de la sangre, ese ojo no le va a quedar de un tamaño normal más tarde.

"Lamento haberte dado en la cara" me dijo ella "tu mejilla no se ve bien, lo siento."

"Si uh… si no sientes el ojo avísame, probablemente necesites más que hielo ahí."

Nos seguimos mirando fijamente, examinándonos mutuamente. Vaya mejores amigas que somos, nos hubiéramos golpeado y gritado cosas hasta quien sabe qué hora si Carim Gracia no nos hubiera parado.

"Fate… yo…" comenzó a hablar Hayate "lo que dije ese día en mi casa…"

"Tenías razón…" interrumpí "estuve pensando y es verdad que no presto atención a la gente más cercana a mí, no me doy cuenta, les hago daño y luego ni siquiera pido perdón. Desearía haber sido mejor contigo, debe ser malo cuando todos te usan para acercarse a otra persona sin tomarte en cuenta y…"

"Tú tienes razón también…" esta vez Hayate me interrumpió a mi "nunca te dije nada importante sobre mí, ni siquiera cuando llevábamos tiempo de conocernos; hay cosas que simplemente no puedes intuir y debí confiar más en ti… nunca tuviste malas intenciones conmigo y aun así te traté horrible…"

"¡Yo te traté horrible! ¡Por años!"

"¡Pero yo no tuve consideración de tus sentimientos!" la voz de Hayate comenzó a quebrarse aquí, haciendo que la mía se quebrara también.

"¡Yo tampoco tuve consideración de los tuyos!"

"¡No tenías como saberlo!"

"¡Eso quiere decir que no fui lo suficientemente buena para que confiaras en mí!"

"¡Te digo que fue culpa mía! ¡¿Por qué eres tan obstinada?!" para este momento ya estábamos llorando de tomó y lomo. Menos mal que esta etiquetado como humor.

"¡Tú eres una tonta, Hayate! ¡Odio cuando no admites que tengo razón!"

Imaginen este escenario, dos chicas adolescentes de diecisiete años, a punto de salir al mundo laboral y ser mujeres hechas y derechas que aportan a la sociedad, llorando como bebés en condiciones deplorables, mezclando sangre, mugre, mocos, lágrimas y atragantándose con sollozos, porque no pueden ponerse de acuerdo sobre quien tiene más culpa y entre insultos de paso diciéndose todos esos sentimientos que nunca se dijeron.

"De verdad lo siento" lloró Hayate "nunca dejé de verte como una amiga, simplemente sentía que no pertenecía a ningún lugar por mi cuenta, lamento haberte herido, cuando Lindy-san llamó diciendo que te habías perdido no supe que hacer ¿Cómo se te ocurre desaparecer por tantas horas?"

"Tú eres una idiota, me sentí terrible después de todo y cuando volví a la escuela decidiste no mirarme ni hablarme ¿Qué se suponía que iba a hacer? Me sentía confundida y sola, casi le hago a daño a más gente por todo esto."

"Eres una idiota, te quiero mucho."

"Yo también te quiero Hayate."

"Yo las odio a las dos, van a pagarme esto con el último aliento de sus vidas" habló Carim Gracia, ninguna de las dos la había sentido entrar.


El festival cultural se encontraba a la vuelta de la esquina, después de este tendríamos los exámenes y finales y luego comenzarían los exámenes de admisión para las universidades. El consejo estudiantil ha conseguido que el rector de la Universidad Central de Uminari –que aparentemente es un gran empresario que pasa fuera del país y no se ve mucho en los medios- viniera a dar una conferencia el mismo día que felicitarían a esas personas que habían logrado obtener una beca deportiva y, como Carim Gracia nos odia con todo lo que su pequeño amargado corazón le permite, Hayate y yo –vendas y parches incluidos- hemos estado encargadas de limpiar absolutamente toda la escuela y preparar el auditorio para el gran día, no nos sentimos particularmente mal al respecto, esto ha permitido que renováramos nuestra amistad; se siente bien saber que a pesar de nuestros defectos aun teníamos sentimientos profundos la una por la otra –o como Carim Gracia diría, los fracasos de la humanidad se entienden entre sí- y era diferente hablar sabiendo que Hayate intentaría no omitir información y que yo me esforzaría por no ignorarla.

Hayate me contó que en realidad estaba bajo la protección -nótese esa selección de palabras- de la familia Wolkenritter, ya que sus padres habían muerto dejándola con el negocio familiar; no me pudo decir cuál era el negocio, pero me aseguró que era muy peligroso y que por eso estaba acostumbrada a no confiar en la gente. También me pidió que no le dijera nada a mamá, lo que me hace pensar que tal vez sea algo parecido a lo que hace Shari.

También me ha servido tenerla cerca para discutir el asunto de Nanoha; Vivio no se ha separado de ella y todos los días me vigila para asegurarse de que no vaya hacer alguna estupidez –aunque le he dicho mil veces que ya no voy a aplicar ninguna técnica secreta- por lo que la única persona con la que puedo hablar al respecto sin sufrir de alguna manera es con Hayate.

Me es difícil reconocer que tipo de sentimientos tengo hacia ella, no tengo intenciones de seguir entrenándola pero aún sé que es tsundere, me gustaría arreglar esto antes de terminar la escuela porque sé que si no lo hago ocurrirá un desastre. No soy el mejor interés amoroso del mundo y Nanoha es tiene esa manera muy directa de hacer las cosas cuando llega el momento de hacerlas, de seguro entraré en pánico si decide declararse en la graduación y de seguro le duele si la rechazo, p-porque la tengo que rechazar, n-no e-existen las co-condiciones emocionales para u-una ¡DEMONIOS! ¡No puedo dejar de tartamudearme a mí misma cuando pienso en esto! ¡¿Qué clase de persona se tartamudea a sí mismo?! ¡Debería ser imposible! ¡Son pensamientos!

Ni siquiera he podido hablar en la TSAB porque mamá está ahí mucho tiempo y me manda a estudiar cada vez que me ve.

Como sea, me encontraba terminando de limpiar el auditorio con Hayate cuando llegó la presidenta del infierno a supervisar el trabajo.

"Buen trabajo" se me olvida que tiene la capacidad de decir cumplidos "pueden dejar de limpiar e irse a casa, del resto se encargaran los auxiliares de aseo."

"¡Al fin! ¡Libertad!" exclamó Hayate tirando al suelo un trapo.

"Nos vemos aquí el Lunes después de clases" no, espera, no.

"¿No? La conferencia es voluntaria" trató de razonar mi amiga "si no nos interesa podemos irnos a casa."

"Si, bueno, ustedes no tienen esa opción."

"¡¿Por qué?!" preguntamos al mismo tiempo.

"Primero, porque será el lunes, así que me han pedido que te vigile, sobre todo en medio de la charla" ok, eso cubre a Hayate "y segundo" me miró "porque tú atraes gente y nos gustaría que varios alumnos de cursos menores vinieran; te darán créditos extra en la asignatura que más te cueste" tentador, los necesito, además, solo es tiempo después de la escuela, no es como si me quitaran un par de años de vida.

"Está bien, me quedaré" respondí. De seguro Nanoha se quedara también, así poder pasar más tiempo con ella… d-de manera p-platónica.


"No me quedaré a la conferencia."

"¡¿Qué?! ¿Pero no eres tú quien está haciendo todo lo posible por entrar a esa universidad?" Nanoha me viene con estas noticias el mismo lunes en la mañana, mientras estábamos en nuestros casilleros, sé que es tonto pero me parece injusto, quería pasar tiempo con ella de manera totalmente pura y platónica para así tener una idea de cómo actuar respecto a sus sentimientos.

"Si, pero Gracia-san dijo que la charla sería sobre motivación y orgullo universitario, no es lo que busco. Además, Yuuno-kun dice que ya han comenzado a entregar información sobre carreras y becas en la misma universidad central, así que iré con él a averiguar un poco" ¿P-pero qué pasa con mis totalmente platónicos y de ninguna manera confusos sentimientos por ti?

"Entonces iré yo también" no puede irse con otra persona mientras aun decido como actuar respecto a mis- digo "sus" sentimientos amorosos. Después de todo sigue siendo mi tsundere, aunque ya no la entrene.

"No seas tonta, tú misma estabas diciendo que necesitabas esos créditos extra, te traeré folletos si tanto quieres saber que hay allá" ¡Pero no quiero folletos! ¡Te quiero a ti de una manera pura y amistosa!

Nanoha decidió ignorar mi maravillosa lógica e ir a clases, momento que Vivio aprovechó para decirme que si le pagaba mil yenes ella se aseguraba de que Yuuno no hiciera nada; admitiré que me vi ligeramente tentada, pero creo que debo hacer esto sin pensar tanto ni usar planes oscuros. Ya se me ocurrirá una manera de resolver todo esto de una manera simple y así obtener el resultado que quiero.

¿Pero qué resultado quiero?


"No quiero estar aquí" dijo Hayate por enésima vez "ni siquiera iba hacer algo malo hoy, no tengo razón para hacerlo, no quiero estar aquí."

"No entiendo por qué te estas quejando tanto" comentó Suzuka "ni siquiera cuando te obligamos a ver la película de Crepúsculo hiciste tanto drama" oh cielos, yo recuerdo ese día, que manera de molestar a la gente que intentaba ver en silencio. No creo que nos dejen volver a ver otra película en ese cine.

"Tengo mis razones, el rector de esa universidad es una horrible persona."

"A mí me comentaron que era alguien muy elegante y admirable" dijo Vivio.

"Mentiras."

"¿Por qué estas tú aquí?" le pregunté a Vivio "Todavía te faltan diez años para entrar a la universidad."

"Nanoha-mama no está y no quiero irme sola casa, en estas circunstancias es la otra madre quien tiene que hacerse cargo de los hijos."

"Ok, he dicho esto hasta el cansancio, pero no soy tu m-"

"¡VAMOS!" gritó Arisa "¿Hasta qué hora piensan tenernos aquí? Algunos de nosotros tenemos asuntos importantes que tratar."

"Lo otro que no entiendo es por qué Arisa-chan está aquí" cuestionó Suzuka "¿No se supone que te irás al extranjero cuando termines la escuela?"

"Mi padre quiere que le dé su tarjeta al rector, está pensando invertir en esa universidad y me quiere usar a mí como intermediario."

"Es como pedirte que hagas un pacto con el demonio en su nombre" acotó Hayate.

Las cinco estábamos sentadas en primera fila, de manera que Carim Gracia pudiera mantener sus ojos en Hayate desde el escenario y para que todos los que venían de puro fanatismo se vieran forzados a mirar adelante. El auditorio se encontraba lleno, así que podríamos decir que el plan funcionó, pero no estaba a reventar de gente como he visto que ocurre en otros eventos. De cualquier manera, Suzuka era la única de nosotras que estaba ahí porque de verdad le interesaba la charla, Hayate llevaba horas diciendo que el rector era una terrible persona sin explicar por qué y Arisa odiaba que la usaran como chica de los recados para negocios porque tenía que sacar todo lo clase alta que es por dentro y hablar como una empresaria pedante; problemas de ricos supongo, no creo que vaya a entenderlos en mi vida.

El caso es que Carim Gracia salió, dio sus felicidades a aquellos que habían adquirido una beca deportiva, los nombro, recibieron un regalo como premio por todo su esfuerzo, habló un poco más sobre la escuela y cómo estábamos conectados con diferentes universidades, bla, bla, bla, todas esas cosas de reputación que solo le importan a los niños ricos y que el consejo esta forzado a decir cada vez que hay un acto importante en la escuela. Y entonces, llegó la hora de la verdad; Hayate estaba pálida, Arisa ya quería irse, Suzuka estaba emocionada y Vivio estaba pegada a mi brazo.

"Demos la bienvenida al rector de la Universidad Central de Uminari, Reinforce Wolkenritter" comenzó la ronda de aplausos y se cortaron cuando apareció esta bestia gigante con forma de hombre, vestido en un impecable traje negro, de cabello plateado y tez morena. Detrás de él apareció la mujer más sexy que he visto en mi corta vida, creo que perdí varios fans por como escuché que perdieron el aliento; ella también tenía el -largo- cabello plateado pero era de tez blanca y sus ojos eran rojos, parecidos a los míos, también estaba vestida de un impecable negro, pero mientras el negro se veía como un símbolo de profesionalismo en él, en ella el negro destilaba perfección y un ligero toque de maldad, de lo prohibido. Juntos caminaron al asiento designado para el rector, él le ofreció el asiento caballerosamente y ella se sentó con una sonrisa. Después de acomodarse, él se quedó de pie detrás de ella, mirada fija en cualquiera que se moviera.

"Es un gusto conocerlos" habló la mujer "mi nombre es Reinforce Wolkenritter, el hombre detrás mío es mi guardaespaldas, Zafira, sé que se ve peligroso pero no se preocupen, mientras no se muevan sospechosamente no matará a nadie" rió.

Un minuto… Reinforce… ¡¿WOLKENRITTER?!

Miré a Hayate, que estaba a mi lado con la cara más pálida que le he visto en la vida, tratando inútilmente de esconderse detrás del cabello de Suzuka, Vivio no paraba de susurrarme lo bonita que se veía esa mujer y Zafira, su guardaespaldas, puedo jurar a todos los dioses que me estaba mirando directamente a los ojos.

"Wolkenritter-san realizará su presentación, luego tendremos un receso de quince minutos y después responderá cualquier pregunta de los estudiantes relacionada al tema en cuestión" Carim Gracia tomó asiento al costado de Reinforce, su cara inmutable como siempre ¡¿Es que esta chica no se descoloca con nadie?! ¡¿De qué clase de familia viene?!

"Me alegra mucho haber sido invitada a esta escuela, he escuchado grandes cosas de sus alumnos y de su consejo estudiantil, tienen una esforzada presidenta" creo que Hayate se está hiperventilando, esa respiración no suena normal "Me ha sorprendido la cantidad de alumnos que han conseguido becas deportivas en otras universidades, espero que lleguen muy lejos; sin embargo, me gustaría dirigir esta conferencia a aquellos que aún no saben qué tipo de carrera elegir…" Reinforce siguió hablando tranquilamente de las experiencias que había vivido como rectora de una universidad, la gente que había visto en sus múltiples viajes, los diferentes caminos que puede tomar la vida, las ocasionales referencias que hacían a Hayate temblar y el guardaespaldas que no dejaba de mirarme. Estoy recordando la interesante selección de palabras de antes, la habitación prohibida y ya me estoy haciendo una idea de que hace la familia Wolkenritter y como está relacionada con Hayate y creo que me van matar… no estoy bromeando, mi cuerpo acabara tirado al lado de un rio, probablemente lo encuentre Frank.

Terminó la charla y ya estaba medio auditorio enamorado de Reinforce; –la otra mitad estaba muerta de miedo- Carim Gracia anunció los quince minutos de receso, Arisa se fue a comprar algo para beber y Hayate se paró como un resorte, dio la media vuelta para comenzar a correr cuando…

"Hayate" habló Reinforce a través del micrófono, mucha gente se quedó a ver qué ocurría, Hayate estaba congelada en su lugar "vuelve a sentarte y no te pares hasta que yo diga que puedes hacerlo."

"… Sí, señora" y este es el momento donde yo le creo todo a Hayate sobre que Reinforce es una mala persona y nos destruirá a todos; no existe fuerza del bien que pueda tener autoridad sobre Hayate de esa manera, este ser humano debe ser la encarnación del anticristo en la tierra; todo lo que las monjas nos enseñaron era verdad ¡El apocalípsis va a llegar!

Reinforce se paró de su lugar en el escenario, bajó y fue directamente a donde nos encontrábamos, Hayate mantuvo la cabeza gacha todo el tiempo, dándome cero apoyo moral cuando Reinforce se colocó frente a mí con su guardaespaldas detrás.

"Me han comentado que tú eres Fate Testarossa Harlaown" ni siquiera sé por qué tengo tanto miedo.

"¿En qué puedo ayudarla?"

"Me gustaría hablar contigo, creo que le estabas causando problemas a Hayate" ¡Ayuda!

"¡No es cierto!" me defendió Hayate "ya arreglamos nuestros problemas" ¡Es verdad! ¡Somos mejores amigas otra vez!

"No recuerdo haberte dado permiso de involucrarte en esta conversación" a ella claramente no le importa que seamos mejores amigas otra vez.

"¡Reinforce!"

"Tú y yo tenemos otros temas que tratar, partiendo por la presidenta del consejo estudiantil, así que no vas a meterte en esta conversación si yo no lo permito ¿entendido?"

"…Entendido" esto es malo, Hayate no va a ayudar, necesito otros refuerzos ¿Vivio? Por supuesto que ya salió huyendo ¿Suzuka? ¡¿Qué haces mirándola con esa cara?! ¡Te la estas comiendo con los ojos y es el enemigo!

"¿Vienes conmigo, Fate-chan?" es gracioso como me pregunta para darme la cruel esperanza de que tengo la opción de decir que no. Por supuesto que me paré y fui con ellos hasta la parte del auditorio donde les habían dejado refrigerios, estaba oscuro y solitario, Zafira hacía sonar sus nudillos cada vez más fuerte. Reinforce se preparó una taza de café sin mirarme y luego soltó un gran suspiro.

"¿No crees que Hayate se veía linda?" dijo con una sonrisa antes de darle la taza de café a Zafira y comenzar a preparar otra "hace tres años que no la vemos, me alegra que este bien."

"Ha crecido bastante" comentó Zafira para después beber su café sin mostrar mayor expresión de felicidad.

"¿Verdad? Parece que fue ayer cuando me estaba diciendo que me odiaba porque no podía pasar la navidad con ella" luego me miró a mi "Puedes servirte lo que quieras Fate-chan, no hay necesidad de ser tímida."

"Oh, gracias…" no, no gracias ¡No gracias! ¿Qué está pasando aquí? Explíquenme por que no están tirando mi cuerpo a un pozo.

"Lamento si te asusté, tengo que mantener esa actitud para proteger a Hayate" ¿Protegerla de quién? "Y dime ¿Cómo te ha ido con el proyecto Raising Heart? Asura me comentó que no habías aplicado el Arc-en-Ciel después de todo."

Ok, esto está pasando de nuevo demasiado pronto, tengo que preparar mi cerebro antes de que-

"Pensé que te darías cuenta, soy Reinforce, administro la TSAB" ¡Espera a que esté lista para darme ese golpe! ¿Por qué hay tantos entrenadores de tsunderes cerca? Se supone que somos una comunidad mundial, no entiendo que estamos haciendo todos en Japón "¿Te ha afectado de mala manera? ¿No debería habértelo dicho?"

"¿Cómo?" pregunté "¿Cómo es posible que estés aquí? ¿Cómo es posible que sepas quien soy, seas rectora de una universidad, conozcas a Hayate y seas una Wolkenritter?" ni siquiera puedo apreciar el hecho de que se supone que Reinforce es inmortal o de que estoy frente a una celebridad.

"Bueno… mi trabajo me permite conocer a mucha gente por todo el mundo y la verdad es que es un mundo bastante pequeño, he hablado con tu madre un par de veces, por eso la convertí en moderadora."

"¿Ser rector de una universidad te permite todo eso?"

"¿Rector? Oh no, solo uso la universidad para lavar dinero…" lavar- pero ustedes son- la universidad central es- ¡¿POR QUÉ NADIE TIENE UN TRABAJO NORMAL EN ESTA HISTORIA?! Oh dios, siento que todas las conspiraciones se están mostrando a mis ojos, con razón hay tanta gente invirtiendo en esa universidad, tiene equipamientos de última tecnología y da monumentales becas que salvan pobres familias. Esto alcanza un nuevo nivel de corrupción, ya no queda honradez en este mundo ¿Cómo es posible que mamá siendo policía y conociendo a esta mujer permita eso? ¿Y qué hay de la TSAB? No me digan que la razón por la que atrae gente como Shari o Vivio –o yo- es porque está llena de cosas ilegales y Carim Gracia tenía razón cuando dijo que los fracasos de la humanidad se entienden entre sí.

"¿Es la TSAB algún tipo de empresa ilegal?" pregunté esperando un rotundo sí de respuesta.

"No…" gracias, me siento aliviada "pero llega mucha gente interesante ¿Sabías que Graf Eisen trabaja en industria armamentística? Me junté con él hace un par de años para hacer negocios porque necesitaba equipamiento para-" voy a dejar de escuchar, no quiero saber, primero me entero que mi madre es Asura y luego me entero que la TSAB está llena de mafiosos y que Reinforce – ¿Quién siquiera se llama Reinforce en primer lugar?- es la peor de todos. Mi cabeza está doliendo otra vez, necesito cambiar de tema.

"¿Conoces a todos los que componen la TSAB?"

"No a todos, solo investigo a aquellos que comentan más, es mi trabajo saber con quién estoy conversando."

"¿Por qué estás aquí?" dándome infartos como si en mi vida no hubiera tenido suficientes.

"Me gustaría ayudarte, como entrenador, con el proyecto Raising Heart" seguro "tengo una idea de la historia pero me gustaría saber que te ocurre a ti, apuesto que el único consejo que has recibido de la internet es ser tú misma y seguir tu corazón ¿Qué clase de estupideces ilógicas son esas?" al menos Reinforce me estaba hablando como un entrenador experimentado de habla a otro confundido y no como un mafioso corrupto le habla a una niña a la que va a violar, lo que me da más esperanzas de vida. Lo agradezco.

"En realidad busque los síntomas científicos del enamoramiento… por si acaso" Reinforce tenía una sonrisa comprensiva pegada en la cara, o eso creo yo, no sé qué está pensando.

"¿Oh?"

"También hice un test de preguntas…" me enojo de recordar lo ridículo que fue.

"¿Y qué te ha salido?"

"Que no es seguro y debería aclararme más" por supuesto que comenzó a reírse, fue una ridiculez hacer ese test, tenía las preguntas más estúpidas de mundo '¿Sientes mariposas cuando piensas en besarle?' Pues yo siento pánico, no mariposas, que coños es eso, yo siento pánico. No es que haya pensado en besarla, por supuesto que no he pensado en besarla; técnicamente la he besado ya, pero no fue pensando.

"Fate-chan" Reinforce logró sacarme de mis pensamientos –que no incluían besar a Nanoha- y prestarle atención, ahora tenía una mirada seria "no eres la primera persona que tiene que lidiar con convertirse en el interés amoroso de una tsundere."

"Sí, ya sé eso, por eso esta la primera regla de juramento TD-0001."

"Sí, la regla se hizo para que los inescrupulosos no se aprovecharan de eso para entrenar, pero me refiero a que hay más gente como tú, que se encontró en un estado de pánico porque no querían herir a nadie."

"¿Y qué hicieron?" ¿Dónde están los reportes de estas personas con mis respuestas?

"Hicieron un viaje a su interior para resolver sus sentimientos" tengo la ligera sensación de que me está mintiendo descaradamente.

"Oh… pues la verdad no tengo tiempo para eso, vamos a terminar el año como en dos meses y de ahí viene la graduación y cada uno irá por su camino."

"Solo escúchame… los entrenadores de tsunderes, principalmente los que son como tú, pero en general todos, tenemos esta poca capacidad para entender los sentimientos de las otras personas, por diferentes razones" sí, ya sé eso "así que es natural que nos veamos atraídos a las personas de honestos sentimientos, no solo porque somos entrenadores, sino porque nos completan" oh por dios, mi vida acaba de alcanzar una nueva cima de cliché "Tu ya has entrenado tsunderes antes, sabes lo que la curiosidad puede hacer y conoces la línea límite entre el entrenamiento y la verdad, así que dime ¿Te sientes completa cuando estás con el proyecto Raising Heart?"

"…No voy a responder semejante cursilería" y estupidez.

"Oh vamos…"

"¡No! Es que ni siquiera me estás preguntando por algo que sienta en primer lugar, asumir que una persona solo puede sentirse completa con alguien más es como despreciar todo lo que aprende del resto de su vida. Tengo amigos y familia que también son importantes para mí y sé que Nanoha podría seguir su vida normalmente y ser feliz sin haberme conocido. Es inteligente y valiente, sorprendentemente paciente para una tsundere con semejante tendencias agresivas, es agradable y también es hermosa. No quiero darle un patético pedazo vacío para que lo complete y se merece mucho más que un interés amoroso cualquiera. Yo…"

No quiero que Nanoha sea una parte de mi vida, quiero que este en ella hasta el final.

Oh no.

Dios, es dolorosamente obvio.

Estoy enamorada.

"Tú…" continuó Reinforce.

"Necesito sentarme" dije y me fui, la dejé sola con Zafira y volví a mi lugar entre Hayate y Vivio; me preguntaron que me había pasado pero las ignoré, poco a poco dejándome caer al pánico.

Ok, respira, solo estas enamorada, no es el fin del mundo, mucha gente se ha enamorado antes y aún seguimos aquí, la humanidad sigue en pie. Debo calmarme, hoy mismo iré a la biblioteca a pedir un libro al respecto, tiene que existir "Amor para idiotas", tal vez con otro nombre, uno como "¿Así que has decidido arruinar tu sistema nervioso?" No tengo idea de que hacer ¿Qué se supone que viene después de aceptar tus propios sentimientos? ¿La declaración?

Sentí la temperatura de mi cara aumentar, no voy a imaginar lo roja que debo estar ahora. No… no puedo confesarme, moriré si intento hacerlo, no sé cómo decirlo, necesito a alguien que me enseñe a decirlo; tengo cierta ventaja después de todo, sé que ella siente lo mismo, Hayate me lo dijo cuando estaba enojada y no estaba mintiendo ¿Aun puedo asumir que se siente igual verdad? ¡¿De dónde está saliendo toda esta inseguridad?!

Miré a mis alrededores, había un chico justo detrás de Hayate que se me hacía remotamente familiar.

"Tú" llamé su atención "Tú te me confesaste una vez ¿verdad?"

"Uuh… sí" susurró el, ya que había comenzado la ronda de preguntas para Reinforce "me dijiste que no me veías de esa manera."

"Sí, pues… lamento si te herí" suficiente consideración, al grano ¡Al grano! "¿Cómo se supone que una persona debe confesarse?"

"¿Disculpa?"

"Ya sabes, que palabras se usan, que pasos hay que seguir ¿Cómo decidiste declararte?" no hay como aprender del experimentado.

"Pues yo decidí declararme apenas supe mis sentimientos por ti" todos los que estaban alrededor parecían estar poniendo atención a nuestra conversación en lugar de al escenario. Creo que la mirada que me está quemando la espalda debe ser la de Carim Gracia "siempre tienes pretendientes, así que tenía que intentarlo antes de que le dijeras que sí a otra persona…" más detalles amigo, necesito más detalles "uuh, usé palabras simples; decir todo hubiera sido muy complicado así que traté decir solo lo más importante."

"¿Solo eso?"

"S-sí" miré a una chica a su lado, también se me hacía familiar.

"¿Tú te me has declarado también?"

"S-solo por carta" oh, una carta podría ser una buena idea, puedo citarla a un lugar tranquilo o decirle mis sentimientos ahí y esperar una respuesta.

"Fate-mama ¿Qué estás haciendo? Si sigues así Gracia-san va a bajar del escenario a golpearte" ¿En serio estoy considerando confesarme? ¿Ahora? Digo, no es como si tuviera que esperar alguna señal; ahora mismo Nanoha está con Yuuno y aunque no creo que él esté haciendo un movimiento, solo nos quedan dos meses de clases, no habrá tiempo después.

"Fate-chan, escucha a Vivio por favor, creo que Carim nos va a golpear a las dos" si, tiene que ser ahora, hoy mismo. Si dejo pasar más tiempo me voy a acobardar y luego no le diré nada, entonces la perderé y no puedo permitir eso.

Me paré de mi asiento, puedo llegar a la universidad central en autobús rápidamente, supongo que si solo están entregando información deberían estar en la entrada principal.

"Vivio, cuida mi maleta" dije después de sacar un poco de dinero "no coloques nada extraño adentro, si no vuelvo pronto llévala contigo al hogar e iré por ella después."

"¿Eh? ¿A dónde vas?"

"A declararme."

La gente que se encontraba alrededor pegó un grito tremendo que paró toda conferencia, yo solo me di la vuelta y salí corriendo, escuchando como los murmullos crecían a comentarios y a mas gritos; armándose un escándalo de niveles bíblicos en el auditorio que no creo que ni Carim Gracia podría parar.

Una vez fuera del auditorio, gritos atrás, comencé a correr fuera de la escuela en dirección a la parada del autobús. Cuando llegué y estaba esperando que apareciera noté que este no era un buen plan, no traje mi celular ¿Qué pasa si Nanoha no está en la universidad? Bueno, si no está allá irá a su casa, en ese caso… supongo que ¿Iré a su casa? ¿Soy idiota? No puedo ir a su casa a declararme, sería el fin de mi existencia ¿Cómo enfrentaría a su padre? Hey, que tal señor Takamachi, portador de escopetas, he venido a declararme a su hija, deme permiso y prepare la cena que desde ahora nos estaremos viendo más seguido ¿Le molesta si lo llamo papá?

Llegó el autobús y me subí rápidamente, no, tiene que estar en la universidad, si no está allá usaré el método de la carta, pero esto no puede pasar de hoy o no lo diré nunca.

Mientras más tiempo pasaba en el autobús, mas iba desapareciendo mi valor –nadie me dijo que esto era tan difícil- hasta que noté que no nos estábamos moviendo y que estábamos rodeados de vehículos. No me jodan con esto, no me pueden poner un embotellamiento de vehículos ahora. Fui a la parte delantera del autobús ¡Esto va por kilómetros! ¡Voy a llegar mañana!

"¿No podemos avanzar más rápido?" pregunté.

"Sí, déjame activar el sistema de vuelo para poder pasar sobre todos estos coches" respondió el chofer sarcásticamente.

"No, me refiero a si no hay una curva que podamos tomar para llegar más rápido a la universidad central, es de vida o muerte que llegue ahí pronto."

"Seguro, se me olvidaba las ganas que tenía de que me despidieran" entonces abrió la puerta "si tanto quieres ir a la universidad, puedes bajarte y correr, tal vez llegues."

Ah, al demonio.

Me bajé y corrí entre los bocinazos de los autos hasta la acera y de ahí me metí a las calles interiores donde seguí corriendo, tratando de encontrar el camino más despejado a mi destino; corrí hasta que no pude respirar más y me paré en una esquina. A este pasó no iba a llegar, ni siquiera veía bicicletas cerca para robar, por favor, señor, sé que soy alguien a quien das una vida cliché con la única intención de hacerte reír, pero podrías tener el mínimo de consideración y mandarme una ayuda ahora que no sé qué más hacer. Te lo agradecería, te prometo ser una buena persona, adoptaré a Vivio.

En ese momento, se paró a mi lado un vehículo negro que no conocía, se abrió la puerta trasera y…

"¡ENTRA AL AUTO!" ¡¿Suzuka?! "¡AHORA!" entonces me agarró del cuello y me tiró adentro, donde caí encima de Vivio ¿Qué está ocurriendo aquí? "¡CONDUCE!" gritó mi amiga apenas cerró la puerta detrás de ella.

El auto partió a toda velocidad dándome apenas el tiempo de incorporarme, vi a Arisa manejando y Hayate de copiloto, agarrada con la vida a su cinturón de seguridad.

"¡CONDUCE MÁS RÁPIDO!" gritó Suzuka.

"¡NO PUEDO CONDUCIR MAS RÁPIDO APENAS CONSEGUÍ MI LICENCIA EL FIN DE SEMANA!" respondió Arisa.

"¡SI DIGO QUE TIENES QUE IR MÁS RÁPIDO ES PORQUE DEBES HACERLO!"

"¡¿Que está ocurriendo?!" grité.

"¡Todo es tu culpa!" gritó Hayate "¡¿Cómo se te ocurre hacer eso?! ¡Acaba de quedar la grande en la escuela, por poco y A LA DERECHA!"

"¡OH DIOS!" Arisa pisó el freno y dio la vuelta a toda velocidad, las tres que estábamos atrás quedamos pegadas contra la ventana, Vivio solo diciendo 'wiii' como si no fuéramos a matarnos.

"¡¿Dónde vamos?!" pregunté.

"¡A la universidad central! ¡Todos van allá! ¡Se ha provocado tremendo caos y Suzuka robó este coche! ¡DERECHA OTRA VEZ!" otra vuelta agresiva.

"¡¿HICISTE QUÉ?! ¡Se supone que tú eres la chica normal!"

"¡CÁLLATE! ¡ME HE PREPARADO PARA ESTO POR MESES Y NO VAS A QUITARME LA OPORTUNIDAD DE VERLO! ¡VIVIO LLAMA A YUUNO!" luego se asomó al asiento de adelante "¡CONDUCE MÁS RÁPIDO!"

"¡HAY UNA LUZ AMARILLA!"

"¡PÁSALA!"

"¡NO VOY A LLEGAR!"

"¡ACELERA Y PÁSALA!"

"¡IZQUIERDA EN LA CALLE QUE SIGUE!"

"¡DEMONIOS!" Arisa aceleró, pasó la luz amarilla –ya era roja- giró el volante al izquierda, soltó el acelerador y derrapó toda la curva hasta meterse por la calle correcta y acelerar de nuevo. Siguiendo la línea recta hasta nuestro destino.

Fue un milagro de navidad adelantado que llegáramos enteras a la universidad central, apenas Arisa se detuvo y Vivio dijo "Yuuno-san dice que están cerca de la estatua central"; Suzuka abrió un bolso lleno de cámaras que no sé de dónde sacó y las repartió entre todas.

"Las chicas del fan club probablemente no llegaran pronto y no podemos esperar por ellas, así que serán ustedes quienes tengan que filmar toda la confesión, quiero ángulos diferentes, con automático bastará, Fate-chan, tu cámara es la más importante, necesito que grabes su reacción."

"¡No voy a grab-!"

"¡TU HACES LO QUE YO NECESITO QUE HAGAS!" Suzuka me gritó en la cara y luego abrió la puerta "¡Ahora ve!"

Las cinco nos bajamos del coche, bajo las miradas de los curiosos y comenzamos a correr en dirección a la estatua central, al primero que vimos fue a Yuuno, que con una seña nos indicó donde estaba Nanoha. Se encontraba se sentada en una banca leyendo un folleto, con esa cara concentrada de siempre. Si no me sentía nerviosa antes, ahora estoy positivamente aterrada; me acerqué lentamente, de a poco los gritos y los murmullos iban desapareciendo al punto de solo escuchar mi pobre corazón a punto de estallar.

"Nanoha" llamé, tratando de respirar todo el aire que podía para no desmayarme.

"¿Fate-chan?" me miró "¿Pasó algo? ¿Terminó la conferencia?"

"Hay algo importante que necesito decirte" solo tengo que mantenerlo simple, decir lo más importante.

"A-adelante…" lo más importante, lo primero que tengo que decirle a Nanoha de toda la montaña de sentimientos y pánico que me está envolviendo ahora es…

"¡Lo siento mucho!" hice una reverencia "Como soy una idiota, no me he dado cuenta de todas las veces que te he lastimado, así que siento que tengo que pedirte perdón antes de decir cualquier otra cosa. Lamento si te he hecho llorar, no recuerdo todas las veces que te lastimé, pero te prometo que no volverá a ocurrir" aquí viene, respira Fate "No volverá a ocurrir, porque no quiero perderte de ninguna manera" no puedo escuchar a nada ni a nadie "lo que intento decir es…" no puedo estar más roja que esto, no puedo estar más nerviosa que ahora "¡Estoy enamorada de ti! ¡Por favor se mi novia!"

Me erguí para mirar a Nanoha, que estaba tan sorprendida y tan roja como yo, la vi mirar a todos lados, controlar su respiración. Y cuando se calmó, me miró directamente a los ojos.

"No."

¿Qué?

"No puedo ser tu novia."


Y ahora dicen "vaya Neo, veo las tres confesiones, pero de quienes son los corazones rotos?" PUES SON LOS SUYOS! PORQUE AHORA, AQUÍ Y EN EXCLUSIVA CON LA UNICA INTENCION DE ARRUINARLES LA VIDA, LES DARE EL TITULO DEL SIGUIENTE CAPITULO!

"No son novias… son amigas, que se besan, que no pueden besar a nadie más."

EL CUAL NO VERAN AL MENOS DENTRO DE UN MES! MUAJAJAJAJAJA! AHAHAHAHAHA! MUAAAAAAAAAAAAAAHAHAHAHAHAHA!11!ONEUNO.

NEO IS BACK! AHAHAHAHAHA!

*procede a leer agenda Pascualina 2014 agresivamente*