Reparando los daños I

Disclaimer: los personajes, definitivamente no me pertenecen, son propiedad de la fabulosa Stephenie Meyer y su casa editorial, sólo la historia es de mi autoría por lo cual está prohibida su copia total o parcial y/o adaptación SIN MI CONSENTIMIENTO. ¡Gracias!

Y hoy tengo una recomendación musical para este capítulo:

"Somewhere only we know" de Keane.

¡Escuchenla! :D


Edward POV

Después de que Alice y Rose llegaran me fui lo antes posible de ahí, mi hermana era demasiado entrometida y sabía que si no salía pronto empezaría a interrogarme por mi aspecto, por mi comportamiento y por todo lo que a ella le pareciera que estaba fuera de lugar.

La seguridad de la casa de Emmett se perdió cuando las chicas tuvieron acceso a ella, pero aun así las palabras de Emmett me reconfortaron y me ayudaron a calmarme un poco.

Al principio me dijo que estaba exagerando las cosas, que Bella me entendería en cuanto yo le explicara mis motivos, pero luego cuando conoció que yo le he estado mintiendo desde que nos conocimos… bueno, supongo que fue difícil hallar una solución tan fácil.

Y ahora aquí estaba, de nuevo conduciendo hacia ningún lugar en concreto, pensando en esos ojos chocolate que de repente se llenaban de lágrimas.

No me estaba percatando de las horas que pasaban mientras yo conducía, veía luces de carros perdiéndose, pasándome, sin que nadie se diera cuenta de todo lo que yo tenía por ocultar, por pensar.

Y de repente, fue como despertar de un sueño en el que no sabía que estaba, me encontré a mi mismo a la orilla de un muelle, probablemente estaba en Port Angels, pero no estaba completamente seguro, miré al sol que se levantaba ante mi vista, me cegó por un momento y después pude apreciar un amanecer frente a un lugar completamente distinto, las sombras desaparecieron, y todo tuvo luz de nuevo.

Algo hizo "click" en mi interior, no podía seguir así, ni aquí, yo quería a Bella, la quería de vuelta y para siempre, mi corazón se hinchó con ese sentimiento nuevo y desconocido hasta ahora, porque yo… nunca me había sentido enamorado antes.

Tiré la piedra que sostenía en las manos hacia el agua, y con ella me deshacía de lo que estaba cargando.

Me di la vuelta y llegué hasta mi auto, manejé de regreso a Forks con esperanzas y ánimos. Quería saltarme todos y cada uno de los altos que me frenaban mi camino, pero había más conductores como yo esperando llegar a su destino, sus trabajos y escuelas.

Y fue en uno de esos altos que hice que vi una tienda de regalos bastante colorida, había globos de helio en el aparador con letreros como "Te extraño" "Te amo" "Perdóname".

Yo sabía que ningún globo, flor o presente me ayudaría a que Bella reaccionara como yo quería pero… no perdía nada con intentar, después de todo, yo siempre he sido romántico.

Tuve que dar una vuelta entera para poder encontrar estacionamiento, y después de aparcar y cerrar el auto, corrí hasta donde la tienda, entré y el detector de movimiento hizo un sonido indicando que alguien había llegado.

Una chica de aspecto dulce y cabellos castaños salió de alguna parte del local para darme la bienvenida, su físico me recordaba al de Bella, pero sus ojos no eran tan oscuros.

- ¡Hola! Bienvenido – me dijo muy alegre la chica, yo no supe cómo responder a tanto entusiasmo así que sólo sonreí un poco - ¿Estás buscando algo en especial? – preguntó pero sonó con más curiosidad que la de una vendedora.

- La verdad es que no sé lo que estoy buscando – dije.

- Yo puedo ayudarte – afirmó y sonrió con calidez – tal vez quieras algo de cumpleaños, por ejemplo tenemos estos osos de peluche enormes que todas las chicas quieren y algún globo…

- No, no es su cumpleaños – dije recordando que… no sabía su cumpleaños.

- Ah, entonces es para tu novia – me dijo sonando juguetona y revoloteó por el local como mi hermana haría – entonces puede ser que te quieres declarar… ¿Qué te parecen las flores? Puedo hacer un gran ramo de flores y tal vez una de estas tarjetas te ayude, algunas son graciosas y otras son más cursis, tú me entiendes, o también podrías usar uno de los peluches que tengo, tal vez uno no tan grande y…

- Ariadna, te he dicho que respires un poco cuando hablas, nena – dijo otra chica que parecía mayor que, Ariadna, sus ojos eran más pequeños pero brillaban igual y su cabello estaba recogido – Hola, lo siento, la parlanchina de mi amiga debe haberte aturdido.

- No es verdad Libia, yo sólo le estaba recomendando algunas cosas para su novia – dijo Ariadna y prácticamente hizo un puchero. Me recordaba bastante a Alice.

- Bien y ¿Ya te has decidido por algo? – preguntó Libia.

- No, estaba escuchando a Ariadna decir cosas de rosas y globos y…

- Y no te ha dejado echar un vistazo a nada, ni opinar ¿cierto? – terminó lo que no quería decir.

- Bueno, ella estaba entusiasmada y yo la dejé – confesé.

- Lo siento – dijo Ariadna un poco apenada.

- No te disculpes – le pedí – yo llegué sólo a ver… no estoy buscando algo en concreto.

- Eso es porque no sé la ocasión, ya le pregunté para qué necesita un regalo y no me ha contestado nada – le dijo Ariadna a su compañera.

- Entonces veamos qué podemos hacer con eso – contestó Libia – estoy segura que podremos ayudarte a encontrar algo para tu novia…

- Edward. Mi nombre es Edward – contesté cuando vi que alargaba la frase para conocerlo.

- Mucho gusto, yo soy Libia y ella Ariadna como ya te habrás podido percatar – dijo bromista. Y me contagió un poco su sonrisa – y ahora dinos, cuál es el gran tema de tu regalo.

- Bueno, yo… – ¿Qué podía decir? Porque le rompí el corazón a la chica que me importa.

- ¿Te peleaste con ella, no? – preguntó inquisitivamente Libia, y levantó una ceja. Eso hizo que me sonrojara un poco, pelear es poco para lo que sucedió.

- ¿Por qué no me lo dijiste? – preguntó Ariadna rebuscando entre una caja – somos expertas en conseguir el perdón de las damas – dijo y me sacó una sonrisa. Me agradaban para apenas conocerlas.

- Ariadna ¿Qué estás buscando?

- Las tarjetas de perdón, los mejores globos y cosas así…

- Deja eso, primero preguntémosle a Edward qué es lo que quiere hacer.

- No entiendo – dije.

- Sí, sólo quieres su perdón o quieres perdón y reconciliación – contestó Libia a mis dudas.

- Ah, bueno, yo… quiero que me perdone y también quiero formalizar mi relación con ella.

- Bien y ¿qué tienes en mente? – me cuestionó de nuevo Libia.

- Bueno, yo… no lo sé, ir y pedirle perdón, supongo – dije más como pregunta que afirmando, ya no estaba tan seguro de querer ir a casa de Bella.

- Hombres – reprochó Ariadna – siempre pensando que nos gustan las cosas simples.

- ¿Entonces qué puedo hacer? – pregunté.

- Lo primero son flores del perdón. O sea que le mandas o vas y dejas un gran ramo de sus flores favoritas con una disculpa y luego insistes hasta que te permita verla y luego tendrás que admitir que te comportaste como un idiota y disculparte de frente. ¿Entiendes?

- Sí y después me le declaro – dije seguro.

- ¡Claro que no! – me dijo Ariadna – después de que te ha perdonado le haces algo especial, algo que nunca olvide y le pides de la manera más romántica que se te ocurra que se haga tu novia. Y con el tiempo, le propones matrimonio y tienen muchos hijos y viven felices para siempre – terminó sonriendo de manera enamorada y yo sólo me reí.

- Bueno, el matrimonio y los hijos pueden esperar un par de años más – dijo Libia riéndose de su compañera.

- Bueno entonces creo que necesito un enorme ramo de tulipanes blancos – dije y ellas sonrieron y Ariadna aplaudió contenta.

Estaba decidido a hacer cualquier cosa para que Bella me perdonara...

CONTINUARÁ


OH YEAH! I'm back, baby haha

Lo siento de verdad chicas, abandoné mi historia por un tiempo y sé que había esperado este capítulo, espero no las decepcione.

Ya lo sé, es corto, pero es porque planeo hacer algo grande, grande con esta parte de la historia.

Ya tengo algo adelantado y si puedo, hoy mismo lo subo, la inspiración ha llegado a mí como una lluvia de ideas.

Y tengo una noticia, algo que a mí me hizo muy feliz:

¡Pasé el examen de admisión!

¡Voy a ser doctora! :D

Y empiezo la próxima semana, así que trataré de adelantar todas mis historias. Y también quiero anunciar otra cosita: hoy mismo quiero lanzar mi tercera historia, así que espero que la lean y la disfruten y sino que me avienten tomates jeje sus opiniones siempre son bien recibidas, créanmelo :)

Bueno las dejo y espero hayan disfrutado como yo de este pequeño pedazo de alegría, y de la canción que me inspiró :)

Con Cariño:

Génesis Cullen Swan :)