Esto es una nueva idea…a ver que os parece…

Ya sabesi; todo está en vuestra mano. Si os gusta seguiré con ella. Si por el contrario veo que no funciona la eliminaré.

Sé que hay muchas historias como esta por aquí; pero bueno…también hay muchas de chico conoce a chica y bla,bla,bla….

Osea que vosotras decidis, ok?

Este capi será corto; pero podréis haceros una idea de la trama.

Señoritas he aquí una nueva locura mia.

Los personajes de la saga Crepúsculo no me pertenecen. La historia es mia. Aunque hay tantas subidas de este calibre que casi me da cosa; decir que es mia en su totalidad.

D E M O N P R I N C E

CAPITULO PRIMERO.

-¡No seas tonta, Bella! ¡Pon el dedo en el vaso! Total…¿Qué va a pasar? Venga….anda; ¡Podemos llamar a tu hermana Josephine…¿No quieres hablar con ella?

-No.

Bella miró los rostros de aquellas que se decían amigas.

Una: Jessica Stanley, que sonreía con morbosa anticipación a lo que estaba por venir.

La otra: Lauren Mallory, la trataba como si fuera anormal o careciera de mas de una neurona en su cerebro.

Aquella tarde Renneé habia sido generosa, con las nuevas vecinas del pueblo y habia invitado a sus hijas a merendar a su humilde casa.

Tanto ella; como si hija Bella, hacia varios meses que se habían mudado de Phoenix a aquel pueblecito dela penisula de Olympic: Forks…pero habían dejado a alguien en el camino. Su hermana Josephine; la hemana mayor de Bella.

Un extraño accidente de tráfico se la habia llevado al otro lado y se quedaron inmensas en la negación de lo perdido.

Josephine, murió a la tierna de edad de 19 años.

Era tan bella como Reneé; en sus tiempos de juventud; antes que el alcohol hiciera estragos en su cuerpo.

- Venga, Bella. No seas mojigata. No es nada mas que un juego. Pon el dedo encima del vaso.- Lauren Mallory, miraba a Jessica. Y ésta a la vez, le sonreía con malicia.

-Sí. Bella, concentrémonos.- dijo en un tono tierno Jessica.

Bella asintió débilmente. Y con la mano temblorosa, puso su dedo índice, encima del vaso de café que habían cogido de la cocina.

Lauren Mallory, cerró los ojos y comenzó a hablar en voz alta.

Se habían congregado en la habitación de Bella.

La rubia, Lauren Mallory habia tenido la genial idea de hacer una sesión de espiritismo.

Convocar a algún espíritu que les pudiera divertir la velada asquerosa y monótona en casa de aquella muchacha insulsa que era Isabella Swan.

La tabla de oüija, habia sido hecha a mano por Jessica,con una carturlina color negro que sobresalía de uno de los papeles amontonados que habia depositado Bella al hacer sus ejercicios de artes plásticas.

-Quien quiera que esté al otro lado. Presentate. Invoco a cualquier criatura que esté al otro lado.

Un silencio inundó el cuarto de la castaña y una brisa helada, movió el cabello de las tres muchachas.

El vaso comenzó a moverse y las dos ladinas amigas se miraron divertidas.

-¿Quién eres?.- preguntó la insolente amiga de Jessica, relamiéndose de ansiedad.

El vaso comenzó a dar vuelta como si estuviera desbocado;sin dar contestación alguna.

-¿Quieres algo de nosotras? Quien quieras que seas.

"No".-* el vaso paró en seco; encima de aquella palabra que yacia en una de las esquinas del carton.

-¿Eres alguna familiar, de alguna de nosotras?-.- preguntó de nuevo Lauren.

"No"

-¿Podemos preguntarte algo?

Las muchachas se miraban las unas a las otras.

Bella estaba completamente segura que alguna de aquellas dos chicas era la que movia el vaso.

Se contuvo de no hacerlas marchar de allí, de una manera seca, y les siguió el juego. No le importaba que ellas creyeran que ella podia ser victima de sus burlas el lunes; al llegar a la puerta del instituto.

No le importaba lo mas minimo…

"Si"

-¿Qué preguntamos…?.- Jessica, no podia desechar aquella risa malévola de su rostro y miró a Lauren que estaba tan alucinada como deshinibida.

-¿Existe el demonio?, podemos preguntarlo ¿no?.- Fue Lauren la que preguntó; completamente transtornadapor la excitación que emergia de la insconciencia de lo tenebroso, de lo no conocido.

El vaso se movió hacia el " si".

Se miraron las unas a las otras, y todo síntoma de alegría o de burla desapareció del rostro.

-Vamos a dejar esto, Lauren. Estamos en mi casa y esto ya me da miedo.- Bella, quiso quitar el dedo del vaso; pero Lauren se lo impidió.

-¿Qué quieres,tonta? ¿Qué se vengue de nosotras? Ya que hemos llamado a esta entidad; quien quiera que sea, tenemos que hacerle participe de nuestros miedos y preguntar. Y luego despedirla en paz.

Bella bajó los ojos mirando el tablero.

Aquello la estaba intimidando de verdad.

-Su nombre; queremos el nombre del demonio. No saldrá de nuestros labios. Dilo; quien quiera que seas.

El vaso no se movia .

El trio; a la vez estuvo tentada de quitar el dedo del vaso y salir disparadas de aquella habitación.

Pero comenzó a moverse muy rápidamente.

"y" "o" "s" " o" "y" "e" "l"

-¿Qué ha marcado?.-Preguntó Bella, con el miedo reflejado en sus ojos.

-"Yo soy él".- repitió Lauren, queriendo salir despavorida de aquella habitación, inmediatamente.

-Hay que seguir chicas, debemos preguntar y despedirlo. Asi lo manda la tradición y asi lo que tenemos que hacer. Una pregunta cada una. Simple….

Lauren estaba sin sido Jess la que habia dicho esto ultimo.

-Esta bien.- zanjó Bella.- Yo empiezo. Carraspeó.- ¿Con quien me voy a casar?

Aquella pregunta hizo que Lauren y Jessica se miraran y taparan sus bocas con la mano disponible….Bella Swan no podría casarse en su vida. Era fea y desastrosa.

El vaso comenzó a moverse.

"E" "D""W""A""R""D" "I"

-¿Edward?.- Jessica se carcajeó.- ¿Quién se puede llamar asi? ¿Un viejo? ¿Un imbécil?

A Bella se le llenaron los ojos de lágrimas y comenzó a hiperventilar.

Su asma, habia tardado demasiado en aparecer.

Las emociones y las constares burlas. Habian hecho mella en ella.

Algo pasó. El vaso se precipitó en la pared.

Jessica y Lauren huyeron despavoridas.

Y Bella se desmayó. Dejando su cuerpo inerte y sin respiración a un lado de el carton; donde habían practicado la sesión espiritista.

Continuará...

Si vosotras quereis claro. Solamente hacedmelo saber. Mil besos corazones!