Un fin de semana con Emmett

Chapter 1 : Quedándome con Emmett

NESSIE POV:

Nos encontrabamos sentados en el sofá mamá, papá y yo cuando de repente el abuelito Carlisle irrumpió en la sala y con una gran sonrisa dijo:

- Bella, Edward, iremos a un seminario donde habrá distintos tipos de cursos para hacer! Quieren ir?

De repente el tío Emmett entró corriendo a velocidad vampírica y gritó:

-Genial, todos podremos ir , estoy muy emocionado por el viaje! A qué hotel iremos? Dónde dejaremos a Nessie?

-Ehhhhh..., bueno, mmm.., el plan era que tu te quedaras Em...

-Con Rose y Nessie?

-Genial, con el tío Emmett y la tía Rose nos la pasaremos genial- exclamé.

-En realidad..., Rose tomará un curso de mecánica, y, , Jazz tomará un curso de psicología, Alice de moda y diseño, Esme de decoración de interiores y yo de medicina...

-Pero Bella y Edward se quedarán también, cierto...?

-Bueno, estabamos esperando el seminario para tomar un curso de literatura...-dijo papá.

-Ok, me quedaré con Nessie, después de todo ella es la única que no me abandonó para tomar un curso sobre unicor...

-HAY CURSOS SOBRE UNICORNIOS?PUES ENTONCES IRÉ!-exclamé rápidamente.

-No , no los hay cariño-dijo mamá.

-Ohhhh, -respondí languidamente.

-Ahora Nessie también quiere abandonarme! Esto es el colmo!

-Nooo, te quiero mucho tío! Pero si yo fuera al seminario tú también podrías ir...-agregué apresuradamente para que no se sintiera mal y tratando de que nos llevaran a divertirnos con ellos.

-No chicos, ustedes se quedarán aquí!No recuerdan lo que sucedió la última vez que nos acompañaron al seminario?

FLASHBACK:

Estábamos en medio del seminario sobre dibujo cuando Emmettme susurró al oído:

-Apuesto a que no puedes correr a velocidad vampírica y vaciar tu plato de pinturas sobre la cabeza de la profesora.

-Qué sucede si lo logro?

-Ehhhhh..., no lo sé, te compraré algunos peluches de unicornios.

-Cuántos?

-No lo sé, diez?

-Me parece justo...

Entonces corrí lo más rápido que podía y volqué mi plato en la cabeza de la profesora, que era bastante antipática, antes de que alguien notara que me había levantado de mi silla. Sin embargo, cuando volvía corriendo volqué un poco en la cabeza de un niño que estaba charlando con su compañero; que pensó que se lo había arrojado su compañero de atrás, al que le arrojó su taza de agua sucia y así comenzó una batalla de pintura que terminó con golpes y patadas mientras Emm y yo nos reíamos desde nuestros bancos esperando que la maestra interviniera, cosa que no hizo porque seguía aturdida luego de ver toda la pelea. Entonces los niños comenzaron a correr y romper las mesas mientras la profesora gritaba que pararan y se tranquilizaran.

-Eres genial Ness, nunca me esperé que fueras tan buena en esto, jajajajaja!

-Jajajajaj!

-EMMETT MCCARTHY CULLEN! RENESMEE CARLIE CULLEN SWAN! SE DAN CUENTA DE LO QUE HAN HECHO?NUNCA MÁS VOLVERÁN A IR A UN SEMINARIO JAMÁS?

FIN FLASHBACK

-Ok Bella, me quedaré con Nessie este fin de semana y nos divertiremos más que nunca, verdad?

-Claro que sí tío!

-Me alegra mucho que se conformen con la idea y la vayan a pasar bien, Emmet, partiremos en unas horas, a Ness le gustan mucho la pizza y las hamburguesas, aquí te dejaré el número de la pizzería, también caza con ella de vez en cuando y no alvides que tiene que hacer sus tareas...

-Ya las hice mamá,

-Ok, entonces tareas no, diviertánse entonces, iremos a preparar las valijas...

-Genial Nessie, me quedaré todo un fin de semana contigo!- y en ese momento pensé en todas las ventajas que tendría

quedarse con Emmett un fin de semana...

EDWARD POV:

No sé en qué momento había perdido la cabeza lo suficiente como para dejar a Nessie al cuidado de Emmett, sabiendo que era aún más niño que ella. Habría contratado una niñera si no fuera porque Bella me dijo:

-Mi amor, debes dejarlos solos, no seas sobreprotector, Emmett es lo suficientemente adulto como para cuidar por dos días a una niña...

-No lo creo...

-Ed...

-Ok

-Además, vería una conducta muy extraña y tal vez note lo que somos...

-Esta bien Bell, supongo que no es mucho tiempo...

Lo único que me alegraba un poco era que el chucho ese que andaba detrás de mi hija no estubiera en la ciudad en toda las semana, y no corrompería a mi dulce caramelito.

Volví de nuevo al armado de las maletas, el cual terminé en menos de medio minuto y entonces comenzéa besar a Bella

cuando escuché un carraspeo y un grito del piso de abajo:

-Vamos Edward, Bella, nos iremos un rato antes, apresurense!

Volví a cavilar y bajé rápidamente las escaleras esperando no tener que matar a Emmet a mi vuelta.