Chapter 8: "Lograr que ni el aguafiestas & sra, el emo, la obsesiva-compulsiva, la sexie, el trabajador y la demasiado buena no se den cuenta de la broma a Newton"

NESSIE POV:

Todo valió la pena por ver la cara de Newton cuando los oficiales se lo llevaron al manicomnio mientras él gritaba que no estaba loco. Estuvimos riéndonos durante alrededor de 10 minutos, cuando tube que parar para tomar aire y poder continuar con las carcajadas, que tío Emmett mantuvo sin siquiera respirar por alrededor de media hora. Cuando por fin logramos parar, no sin antes habernos burlado de cada cosa habida y por haber respecto a Newton, decidimos ir al basurero, a arrojar los muebles destruidos de Newton.

Volvimos a la furgoneta y nos dirigimos hacia Mc Donald's para comprar nuestra "cena". Compramos todo lo que el empleado pudo preparar con lo que le quedaba, ya que una señorita había comprado la mayoría de la comida que habían encargado para ese día-según nos dijo.

Partimos rumbo a casa y allí comenzo la misión ...

-Tío...cómo llamaremos a esta misión?

-"Lograr que ni el aguafiestas & sra, el emo, la obsesiva-compulsiva, la sexie, el trabajador y la demasiado buena no se den cuenta de la broma a Newton"

-Tío...es demasiado largo!

-Entonces...le pondremos iniciales!

-Eh?

-Se llamará: L.Q.N.E.A.&.S.E.E.L.O-C.L.S.E.T.E.I.L.D.B.N.S.D.C.D.L.B.A.N!

-Sigue siendo demasiado largo!

-Son las únicas dos opciones.

-Me quedo con la primera!

Entonces, comenzamos la misión "Lograr que ni el aguafiestas & sra, el emo, la obsesiva-compulsiva, la sexie, el trabajador y la demasiado buena no se den cuenta de la broma a Newton", que consistía en tomar las papas utilizarlas y esparcir los restos por el suelo, repetir la operación con todo lo que podamos, para que noten que hicimos un desastre que indica que nunca nos movimos de aquí. También Em se puso a jugar un videojuego a velocidad vampírica, pasando todos los niveles, para que pareciera que habíamos hecho un gran concurso de Play3. Corrimos a mi habitación y comenzamos a saltar sobre la cama tratando de no romperla. Luego decidimos que había que romper algo para darle el último "touch"de realidad a la misión, y tío Emmett eligió algo más que perfecto para la ocasión:

-Okey, hora de saltar sobre el piano de Edward.

-Puedo tomar impulso desde la escalera Tío?

-Pues claro que sí amor, pero no te hagas daño porque todos me matarán, aunque digas que la pasaste genial y soy sexy!

-Sí,si, tendré cuidado...

Y tomé velocidad suficiente como para hacer una triple mortal y caer de bombita sobre el piano de papá, que amaba romper; mientras Emmett ponía la canción "I'm too sexy" (de "Crazy Frog") y la bailaba de forma muy perturbadora, un recuerdo que me dejaría marcada de por vida. Aún así seguí con mi destrucción completa del piano y luego de un rato le dije a Emmett que me iría a dormir para aparentar que todo había marchado normalmente, aunque en realidad me estaba muriendo de sueño.

Estaba a punto de conciliar el sueño cuando Em entró y me dijo:

-Están a punto de llegar, por lo menos los que vienen en el Mercedez de Carlisle; ven y duerme en el sillón mientras yo juego y aparento normalidad.

Nota mental: Emmett se cree normal, hay que seguirle la corriente.

-Está bien Tío.

Me recosté en el sofá mientras Em jugaba 1 jueguito distinto cada 1 minuto, cuando escuché la voz de mamá , Esme, Rose y Carlisle que me llamaban y llamaban a Tío Emmett. Luego de saludarlos a todos y que el abuelito subiera a llamar al hospital para avisar que había regresado, todos pasamos a la sala donde vieron los resultados de nuestra misión "Lograr que ni el aguafiestas & sra, el emo, la obsesiva-compulsiva, la sexie, el trabajador y la demasiado buena no se den cuenta de la broma Newton" y los estragos que ésta había producido en el piano. Mamá nos dijo:

-Cómo pudieron hacerlo?Cómo pudieron romper el piano de Edward?

-Lo sentimos Mami.

-Ohh, está bien, vamos Emmett, trae un piano de repuesto del sótano secreto.

-Dónde se encontraban los pianos Bella?

-Bajas por la sección de los aparatejos de medicina de Carlisle, doblas a la derecha cuando llegas a las cosas de la confederación de Jasper y allí encontrarás los pianos.

-Recuérdame, desde cuando hacemos esto?

-Desde que a ustedes se les volvió costumbre romper el piano de Edward rutinariamente.

-Fueron accidentes.

-71 accidentes?

-Los accidentes ocurren!

-Cómo la vez que practicaron tap sobre el piano?

-Bueno, era la mejor superficie para el tap! Lo ven, por ustedes no puedo llevar mis potenciales artísticos al próximo nivel!

-Está bien Emmett, solo trae el piano y colócalo como si fuera el de Edward, yo bloquearé sus mentes para que no lo note, ok?

-Si Bella!

Luego de eso el Tío Em se marchó a buscar el piano y regresó luego de unos segundos. Mientras tanto, mamá limpiaba todo el desastre que habíamos hecho buscando credibilidad para nuestra coartada. Un rato después llegaron papá y Jasper en el Volvo, los saludamos y papá ni siquiera notó la diferencia en cuanto al piano; yo sabía que no le interesaba demasiado estando mamá presente.

Charlamos largo rato sobre los cursos que habían tomado, y descubrí que había habido cursos de dibujo, pero luego del gran fin de semana que había tenido con Emmett, no me arrepentía de habermelos perdido.

De repente se oyó el teléfono sonar y el abuelito corrió hacia él para atender. Habló por unos segundos con alguien y cortó, luego dijo:

-Me necesitan en el hospital urgente, al parecer hay un psicópata que se ha lastimado a sí mismo atribuyendoles la culpa a los fantasmas o algo así.

Rápidamente subió al auto y se marchó, dejándonos a todos con la duda. La tarde trancurrió normal; salí a cazar, jugué videojuegos con Emmett, teñí a mis muñecas, las vestí y las producí para que se vieran geniales, salí de compras con tía Alice, jugué a tomar el té con las muñecas y tía Rose y demás cosas que eran rutina prácticamente.

Alrededor de las 8 pm del domingo el abuelito regresó y apenas llegó todos fuimos a preguntarle cosas sobre el curioso paciente que había tenido esta tarde, sobre lo cual dijo:

-Nunca adivinarán quién era!

-Quién era?-preguntamos todos.

-Mike Newton!

Y todos prorumpimos en carcajadas, mientras tío Em y yo intercambiábamos miradas cómplices y coíncidiamos en que este fin de semana había sido uno de los mejores de nuestras eternidades.