Porque lo prometido es deuda aquí esta el epilogo gracias por esperar

EL FINAL DEL ARCOIRIS – FELICIDAD

"cuenta una leyenda que si logras llegar al final del arcoíris encontraras la riqueza y la felicidad, para los que lucharon su final esperado es la paz, y para los que esperan al amor… su final seria…"

Todo Tokio de cristal se preparaba para el gran evento que seria la presentación en sociedad de la joven princesa. el palacio era un completo caos los sirvientes corrían de un lado a otro llevando flores telas y otras tantas cosas a pesar de faltar aun una semana, la preparación comenzó seis meses antes pero aun así había muchas cosas que hacer .

Lita caminaba lentamente hacia su habitación, estaba completamente cubierta de harina y en su cabeza aun se podían apreciar las cascaras de un huevo, las miradas curiosas e incrédulas de todos con los se que cruzaba solo hacían que la castaña quisiera que la tierra se la tragara, se acerco a la puerta de un pasillo que solía estar siempre desierto suspiro feliz ,de no encontrar allí a nadie porque con el ajetreo pensó que probablemente ya lo habían invadido, mientras caminaba hacia su habitación ahora ya protegida de todas las indiscretas miradas empezó a recordar como termino en ese estado.

Había estado en las cocinas con los chefs ya que a la princesa se le ocurrió que quería que la joven le hiciera el gran pastel y por "gran pastel" no exageraron, estaba haciendo un pastel de ocho pisos que de por si era gigantesco, claro que ese no era su problema, el problema comenzó cuando dos jóvenes aprendices tropezaron, y los huevos y la harina volaron, para su mala suerte terminaron en su cabeza , en las paredes y el piso, suspiro cansada después de evitar que los tres chefs responsables de los jóvenes los asesinaran , se disculpo con todos, intentarían hacer el pastel en la tarde después de que se diera un baño y cambiara su empolvada ropa aun recordaba la cara de terror que vio en los chicos cuando levantaron la cabeza asía ella, temiendo seguramente que la guerrera les lanzara un rayo y los carbonizara en el sito pero se sorprendieron mas cuando ella empezó a reír.

Suspiro una vez más y entro en su habitación cogió unas toallas y se dirigió hacia el baño se despojo de su ropa y se metió en la ducha, dejo que el agua caliente mojara su piel y se llevara la harina , el huevo y algunas lagrimas que brotaron se sus ojos al recordar al chico rubio que robo su corazón la escena en la cocina le recordó al día en que se le ocurrió enseñarle a cocinar a Ryu y descubrió que él podía ser muy diestro en la jardinería pero era un peligro en la cocina cerro los ojos

Flash back -

No se lita yo nunca he cocinado - decía el rubio riendo nervioso

Vamos no puedes peor que Mina – contesto la castaña

Je… bueno puedo intentarlo – dijo rendido él

Ambos se colocaron unos delantales y entraron en el santuario de la castaña, Lita había decidido que podrían hornear unas galletas ya que eran bastantes simples de preparar lo primero que le enseño al joven fue como preparar la masa coloco la harina y después fue enseñándole como debía añadir los demás ingredientes, el rubio pareció comprenderla a si que Lita decidió dejarlo solo, mientras iba por un poco de chocolate, ese fue un grave error, grande fue su sorpresa cuando al regresar encontró la cocina llena de harina, en las paredes, el suelo estaba cubierto de lo que parecía ser masa aunque no sabia a ciencia cierta si era eso o otra cosa, la castaña busco con la mirada al joven rubio mas no lo encontró cuando fijo nuevamente su vista en el suelo pudo ver que la extraña masa blanca se movía y debajo de toda la harina y masa diviso un mechón de cabello rubio, ese día supo que Ryu y la cocina no eran una buena mescla.

Lita miraba los ojos llorosos e irritados del chico, mientras este se secaba el cabello después de la ducha que se dio, luego de salir de la destrozada cocina y de debajo de la viscosa masa

Te dije que yo y la cocina no nos llevamos muy bien Lita – decía él chico sobando sus llorosos ojos

Creo que ya me quedo claro - dijo ella sonriendo nerviosa y algo apenada

Bueno ya conoces una de mis debilidades - dijo él sonriéndole dulcemente

End flash back -

En otro lugar del castillo dos chicas conversaban amenamente mientras observaban el gran salón en el que se llevaría acabo el gran baile de mascaras, en el se presentaría oficialmente a la princesa Sereniti como la primera heredera al trono de Tokio de cristal

Chicas ¿que están haciendo? - dijo una voz a espaldas de las guerreras

Alteza - dijeron las jóvenes volteando rápidamente

Hey... ya saben que no me gusta que me traten así - dijo la joven

Ellas rieron viendo los pucheros que hacia la hermana menor de la princesa mientras las miraba con reproche

No se burlen Mina, Ami – dijo la joven princesa

Lo siento Usako - contesto la rubia calmándose

La fiesta de mi "hermanita" esta casi lista – comento viendo el lugar completamente decorado

Así es que, esperamos que "accidente extraño pase" - dijo la chica rubia

Mina me ofendes, me crees capas de arruinar la fiesta de Rini – contesto la chica

¿Tengo que contestar a eso? – pregunto sarcásticamente la rubia

Ami sonrió ligeramente, por extraño que pareciera, Usako la segunda hija de la pareja real era muy diferente de su hermana mayor, la segunda princesa era bastante bonita, tenia el cabello rubio plateado con un corte bastante moderno, los ojos eran de un extraño color verde - azulado y su piel parecía de porcelana .

La princesa más joven también era el dolor de cabeza de los reyes, siempre rebelde e intentando hacer que a "sus queridos padres" les diera un infarto con cada una de sus ocurrencias y locuras, no se llevaba muy bien con las outers, ya que ellas se siempre la reprendían por su comportamiento, pero era la consentida de las inerts y en cierto modo su forma de ser les recordaba a su querida amiga Serena. Las chicas miraron a la rubia y sonrieron.

Mientras que en el salón del trono la reina contemplaba una carta con una gran sonrisa, no esperaba tener una respuesta tan pronto, sobretodo después de tanto tiempo que no supo nada de ellos, la hermosa reina suspiro, esta seria una gran sorpresa para sus queridas guerreras y para sus hijas.

El gran día llego y el salón del baile se veía hermoso. Los soberanos se alistaban en su recamara, entonces Endimión vio la enigmática sonrisa que lucia su esposa desde hace una semana atrás, había tenido curiosidad y en mas de una ocasión quiso preguntarle a que se debía su enigmático comportamiento y la misteriosa sonrisa que mostraba, pero al final lo dejo pasar así que en ese momento decidió que le preguntaría, se acerco lentamente hacia la reina que estaba retocando su maquillaje

¿Querida puedo preguntarte a que se debe tanto misterio? – susurro el rey al oído de la reina

Tranquilo cariño deseo darles una sorpresa a todos así que no te inquietes – contesto la rubia

Pero por favor ¿no me lo puedes decir ni siquiera a mí? – suplico el rey mirando a su esposa con ojos de borrego a medio morir

Si te lo digo ya no seria sorpresa – contesto ella sonriendo a su esposo

Pero… - trato de objetar el soberano de la tierra la reina negó sonriendo ligeramente

Créeme...te gustara la sorpresa - dijo la rubia

Confiare en que será algo agradable y no una locura, como las de Usako – dijo él resignado.

Unas horas mas temprano en un hermoso jardín tres chicos seguían de cerca a una bonita joven de largo cabello dorado con algunos mechones plateados, mientras ella se ocultaba entre unos arbustos, uno de los chicos suspiro

¿No seria mas practico invitarlo a la fiesta? – pregunto uno de los chicos

No hagas bulla o nos van a descubrir – contesto su compañero

Yo sigo diciendo que no es buena idea – dijo el otro

Quieren callearse ya, si se iban a quejar tanto no debieron haber venido – les reprocho la rubia

Y dejarte sola … ni hablar – contestaron los tres chicos a la vez

Ya, ya ni que no me pudiera cuidar sola – dijo la joven

Los chicos le iban a contestar pero fueron interrumpidos por un suave aleteo, rápidamente miraron al frente y vieron a un hermoso corcel blanco, que ostentaba un fino cuerno dorado en la frente y un gran par de alas, la rubia sonrió maliciosamente mientras levantaba una cerbatana y la apuntaba hacia el corcel que ajeno al peligro que corría bebía tranquilamente de un cristalino lago, el silencio fue roto por el sonido del dardo cortando el viento un segundo después el gran caballo alado cayo pesadamente al lago, los jóvenes corrieron hacia él y lo sujetaron antes de que se hundiera, la chica rubia se acerco triunfante hacia su presa se arrodillo alado de la cabeza del corcel y toco la punta del cuerno este brillo un momento y luego el cuerpo entero del animal se ilumino, al desaparecer el cegador brillo, los acompañantes de la chica se sorprendieron al ver en lugar de al Pegaso, a un joven de cabellos blancos .

Si ya tenemos el regalo perfecto para – dijo la rubia sonriendo triunfante

¿Hermano, estas seguro que el dardo tenia tranquilizantes y no veneno? – pregunto el pelinegro mirando algo preocupado al chico inconsciente a sus pies

¿Desconfías de mí? – pregunto el castaño

No es eso es solo que ...mejor olvídalo - contesto

Chicos que esperan… ¿que yo lo cargue? apresúrense tenemos que llegar a una fiesta y aun no le pongo el moño al regalo de la princesa de la luna – dijo la rubia sonriendo

Los chicos intercambiaron una mirada nerviosa, el pelinegro se agacho y coloco al chico alvino en su hombro. Los jóvenes se alejaron caminando lentamente detrás de la joven rubia, ella levanto su mano e hiso aparecer un báculo de plata lo apunto hacia delante, este empezó a brillar y frente a ellos se abrió un portal los cuatro jóvenes lo atravesaron y salieron hacia una amplia sala

Así que lo hiciste a pesar de todo – dijo el un joven a su espalda

Seit cariño mira que bonito regalo le vamos a llevar a Rini – contesto Serena sonriendo

¿Y ustedes, como pudieron apoyarla con esta locura? – pregunto el chico mirando acusadoramente a los jóvenes que venían detrás de la rubia

Tranquilo Seit, que cuando tu madre se propone algo nada la puede detener – le contesto Ryu

Ya déjense de dramas, que esperan chicos este palacio no se mueve solo – dijo la alegre rubia

¿Donde quieres que deje "el regalo" de la princesa bombón? – pregunto el pelinegro

En alguna recamara estará bien – contesto sonriendo

Después cogió del brazo a Seit y se lo llevo arrastrando con la excusa de que tenia que probarse el traje para la fiesta, una vez en la habitación del chico, la rubia empezó a sacar diversos trajes del gran closet los coloco en la cama pero ninguno la convencía, después de protestar por un rato el chico se dio por vencido y dejo que su madre le amontonara diversos trajes los cuales se probo y volvió a probar, después de dos horas finalmente Serena se rindió no había ningún traje que fuera el adecuado para la fiesta de la princesa ,el chico suspiro y se dejo caer en la cama miro a su madre

Mamá porque mejor no ayudas a Chi – dijo el

Tranquilo Seit que tu hermana ya tiene su vestido – contesto la rubia

¿Así que solo quedo yo? – pregunto el chico

La sonriente rubia cogió la mano de su hijo, lo miro intensamente analizando cada detalle de su fisionomía, a sus dieciséis años ya era mas alto que Serena, su cabello era rojizo oscuro, tenia intensos ojos azul zafiro, era el vivo retrato de Seiya, pero en su frente lucia el emblema del cosmos, una dorada estrella, él la miro y sonrió de lado era tan parecido a Seiya, la guardiana del cosmos lo miro y dejo que su energía fluyera y se combinara con la de él, un intenso brillo ilumino sus manos, cuando este se extinguió ella soltó las manos del chico sonriendo

Este traje te queda perfecto cariño – dijo la chica

¿Vaya hermanito eres tu? - pregunto una dulce voz desde la puerta

Chi, que te he dicho de entrar a mi habitación sin permiso – reprocho el pelirrojo

Tranqui hermano, solo vine a buscar a mamá – contesto ella

¿Que pasa hija? - pregunto la Seilor

¿Me ayudarías con mi vestido? - Pregunto tímidamente

Serena sonrió dulcemente a su hija, y Seit vio la oportunidad perfecta para liberarse de su madre así que dejo que su pequeña hermana se la llevara, serena camino alado de su pequeña hija aunque no tan pequeña a sus catorce años era muy bonita , sus rasgos infantiles se estaban definiendo y se empezaba a convertir en la hermosa dama que seria algún día, su cabello largo era de color rojo intenso, lo llevaba sujeto en dos odangos en forma de corazón que terminaban en largas colas, sus ojos eran azules tan intensos como los de su hermano.

Seiya salía de su habitación cuando vio a sus mas grandes tesoros acercarse lentamente a la habitación de la pelirroja suspiro su pequeña princesa estaba creciendo, demasiado rápido para su gusto, quien se imaginaria que aquella dulce niña que conoció en su primer viaje a la tierra seria su hija, ahora sabia porque sintió esa extraña conexión con la pequeña y con su amada bombón, al fin tenia la familia que siempre quiso pero… era el momento de que sus hermanos también fueran felices, suspiro, había sido una difícil decisión pero ya lo habían decidido.

Mientras que en la tierra, en una gran habitación dentro del majestuoso palacio de Tokio de cristal una linda chica de cabellos rosa hablaba con una mujer de larga cabellera verde oscuro

Princesa que la tiene tan inquieta – pregunto la seilor del tiempo

¿Setsuma, como se convierto Serena en la neo reina? – pregunto la joven

Porque lo preguntas ahora Rini – contesto la peli-verde evadiendo la mirada de la princesa

Es que, por mas que le doy vueltas no entiendo, como la llorona y tonta serena, se convirtiera en alguien tan distinguida y refinada como lo es mi madre, dime ¿que fue lo que la hiso cambiar tanto?, dime Setsuma ¿cual es el secreto de mi madre? – dijo la princesa mirando a la seilor

La historia de lo que ocurrió no te la puedo contar yo princesa, pero de seguro que tu madre te la contara cuando lo crea oportuno – contesto la peli-verde

La princesa miro a la seilor y se dio cuenta que de ella no obtendría nada, algo frustrada se termino de arreglar y salió de su alcoba. Escoltada por la seilor del tiempo se dirigió al gran salón donde sus amigos e invitados la esperaban.

Sereniti vio orgullosa a su hija mayor, quien entro escoltada por las Outers, Endimión se acerco a la princesa le tendió la mano, la princesa sonrió y cogió la mano extendida de su padre la reina se acerco y busco con la mirada a Usako un suspiro salió de sus labios al no encontrarla, la familia real se reunió en el centro del salón aunque sin la segunda princesa, pero eso no impidió que agradecieran a los asistentes a la fiesta y luego la princesa y un joven paje abrieron el baile.

La fiesta proseguía y la neo reina se sentía cada vez mas preocupada, ya que en toda la noche no había visto a su hija menor y temía que algo malo le pasara volvió a mirar el salón y solo pudo ver a sus guerreras divertirse, las chicas habían estado tan melancólicas, que la reina no se atrevía pedirles que buscasen a la princesa.

Disimuladamente la rubia salió del salón con el pretexto de que deseaba tomar aire, vusco con la mirada en los amplios jardines del palacio pero aun así no encontró ni rastro de la pequeña rubia, ya comenzaba a inquietarse cuando un pequeño grito llamo su atención, la reina se apresuro hacia el lugar y grande fue su sorpresa al descubrir a su pequeña hija arrinconada contra un muro por dos hombres y un tercero se acerco por detrás e inmovilizo a la reina.

Mira que suerte no solo la princesa sino también tenemos a la gran monarca de Tokio de cristal – dijo el hombre que tenia sujeta a la reina

Te dije que la pequeña princesita era una estúpida contesto – uno de los que tenían sujeta a la pequeña rubia

Pues nos vamos a llevar a la gran reina y todo gracias a su estúpida hija – rio el tercero

La reina intento soltarse, pero el sujetó que la tenia inmovilizada le impidió moverse y poder ayudar a su hija, mientras que la rubia menor no dejaba de llorar era su culpa que esos tres estuvieran en el jardín del palacio ella quiso jugarle una broma a su hermana pero jamás imagino que Alexis su novio fuera uno de los que terminaría secuestrándola a ella y a su querida madre, porque aunque nunca lo demostrara ella adoraba a su familia.

Después de unos segundos que a las dos rubias les parecieron horas, los tres hombres que las habían amordazado, las obligaron a caminar hacia un pasaje que salía fuera del palacio por la parte trasera, Usako al darse cuenta de las intenciones de sus secuestradores forcejeo con el que la tenia sujeta y en un arranque de valentía le metió un rodillazo y escapo en dirección a la fiesta pero no fue lo suficientemente rápida y uno de los tres hombres la alcanzo haciéndola caer al suelo, la princesa cayo pesadamente al suelo lastimándose sus delicadas manos , la joven rubia miro al hombre que la había tirado al suelo y descubrió con horror que se trataba de Alexis

Eres una estúpida – la insulto él levantando su mano dispuesto a abofetearla

Así no se trata a una dama – dijo un enmascarado deteniéndole la mano

¿Quien demonios eres tú? – le pregunto

El que te va enseñar a respetar a las damas – le contesto él

Los jóvenes se enfrascaron en una pelea, Alexis cayo al suelo rodando, el misterioso enmascarado lo cogió del cuello y lo lanzo nuevamente al suelo, él callo pesadamente y no se volvió a levantar.

Al ver que su compañero no volvía los otros dos se empezaron a preocupar y trataron de llevarse a la reina pero fueron detenidos por una rosa roja que callo justo delante de ellos, los ojos de Sereniti se ensancharon de sorpresa y espero ver a Endimión pero el que se presento fue un joven de larga cabellera negra.

Mientras que en el salón de la fiesta Haruka y Michiru notaron que la reina había salido y llevaba un buen rato sin volver, las dos chicas decidieron salir a buscarla en los jardines del palacio pero al no hallarla empezaron a preocuparse y se separaron para buscarla.

Haruka recorría los amplios jardines llevaba un rato allí y no había rastro de la neo reina, entonces escucho un grito se precipito hacia el lugar aun estaba alejada cuando alcanzo a ver a un extraño sujeto sosteniendo a una desespera Usako, sin pensarlo se transformo e hiso aparecer su sable lunar y corrió hacia el lugar

Que haces con la princesa – cuestiono la seilor

Eso no es de tu incumbencia - respondió el enmascarado

Aléjate de ella – ordeno Uranos viendo que la princesa parecía estar en shock

No eres nadie para ordenarme – le respondió el chico

Mi madre …la tiene – susurro Usako

Que has hecho con la neo reina – grito la seilor y se dispuso a atacar

En medio de su furia, lanzo un ataque pero el chico giro protegiendo a la joven princesa y el atasque impacto contra su espalda (N.A: como que esta chica no aprende no) Uranos entonces cayo en cuenta de que la princesa aun seguía con él y su ataque pudo haberla lastimado, cuando el polvo desapareció la seilor vio con sorpresa que su poderoso ataque había sido interceptado por una espada que ella había visto hacia mas de un siglo, detrás del joven enmascarado se acercaron tres chicos acompañados de dos chicas la mas joven tenia el cabello completamente rojo y unos ojos azules que a Uranos le recordaron a la guardiana del cosmos , la otro chica era mayo y tenia el cabello largo, lo llevaba suelto y era de color rojo con destellos dorados la seilor la reconoció inmediatamente al igual que a los chicos que la acompañaban, pero a la mas joven no reconoció la miro una vez mas su rostro le era familiar pero no sabia de donde, entonces la voz galaxia la distrajo .

Sigues siendo tan impulsiva como siempre Uranos – dijo la seilor

Te aseguro que fue culpa de mi hermano – contesto la joven pelirroja

Te encuentras bien Seit - pregunto él dueño de la espada acercándose al chico

No te preocupes tío estoy bien – dijo el

Estas seguro, no queremos que tu madre destruya la tierra o intente acabar con las guerreras de la luna por culpa de una irresponsable – dijo sarcásticamente el peli-plateado y revisando exageradamente al pelirrojo

En verdad que eres bastante descuidada Uranos como es que no te has fijado en el emblema que porta este chico, o es que te gusta poner a cosmos en contra tuyo – comento la mayor

Imagina que casi los aniquila porque lastimaron al amor de su vida ahora imagínate, que pasaría si lastimas o accidentalmente matas a su hijo

Entonces los ojos de Uranos se enfocaron en el rostro del chico y en su frente diviso la estrella dorada emblema que solo portaba cosmos.

La neo reina se acerco al pelinegro aun sorprendida, el chico sonrió e hiso una reverencia

Sabia que estaban bien – susurro aun sorprendida la rubia

Es un placer conocerla finalmente majestad – dijo Seiya sonriendo

¿Pero estas tu solo donde esta Serena? - pregunto ella

A… mi querida bombón se me ha perdido cuando llegamos, dijo algo de darle una sorpresa a la princesa Sereniti – contesto el chico y le ofreció su brazo a la reina

Entonces será mejor que nos apresuremos – contesto la reina

Seiya y la reina se alejaron del lugar mientras los guardias se llevaban a los dos hombres inconscientes, mientras que en el salón el rey y la princesa se empezaron a inquietar al no ver a aparecer a la reina ni a la princesa menor, los invitados bailaban bastante animados inconscientes de los que ocurría en los jardines, Endimión volteo hacia las puertas que daban al jardín en el momento preciso para ver a su esposa entrar bastante animada de brazo de un enmascarado, detrás de ellos entraron un grupo de jóvenes enmascarados con los que venían bastante sorprendidas Haruka y Michiru y de brazo de un chico pelirrojo entro la hija menor de la pareja real, el rey se acerco a su esposa e iba a preguntarle por su acompañante, pero el enmascarado se alejo de la reina y se perdió entre los invitados al igual que los jóvenes que entraron detrás suyo, el chico que llevaba a Usako la invito a bailar.

Las luces se atenuaron y el silencio del salón fue roto por el dulce sonido de un piano entonces una suave voz inundo el lugar

Esto comenzó como un sentimiento

Que se convirtió en una esperanza

Que entonces se convirtió en un pensamiento tranquilo

Que entonces se convirtió en una palabra tranquila

Todos buscaron el origen la voz pero nadie la encontró, mientras que en un lugar algo alejado de todos, estaba una bonita chica castaña y de ojos verdes que miraba a todos bailar mientras tomaba otro sorbo de su copa

Señorita me concede esta pieza - dijo un joven enmascarado acercándose a la castaña…

Y entonces esa palabra creció más fuerte y más fuerte

Se trata de un grito de batalla

Al otro lado del salón dos chicas bailaban solas ya que nadie las invitaba a bailar ambas sonreían hasta que la suave música les llego y ambas se detuvieron a escuchar aquella dulce canción.

Voy a volver

Cuando me llames

No hay necesidad de decir adiós

Mina sintió que un balde de agua fría le cayó encima, no había querido pensar en Yaten aquella noche pero sin saber porque aquella canción se lo recordaba

Solo por el hecho de que todo es cambiante

No significa que nunca

Ha sido de esta manera antes

Ami dejo que una solitaria lagrima recorriera su mejilla, aun tenia guardada la carta que Taiki le dio, aun con la promesa de volverse a ver algún día no muy lejano, y aquella canción le trajo de nuevo su recuerdo, tan vivido y fresco que hiso que la guerrera derramara una silenciosa lagrima

Todo lo que podemos hacer es tratar de saber

Que amigo eres

Como tú vas a la guerra

Mina buscaba a la cantante cuando un joven enmascarado se le acerco y la invito a bailar, ella pensó en declinar la invitación pero al ver los ojos color verde del joven no pudo negarse y se dejo llevar

Escoge una estrella en el oscuro horizonte

Y sigue la luz

Volverás

Cuando esto acabe

No es necesario decir adiós

Ami vio a su amiga salir a bailar y sonrió le alegraba que por lo menos una de ellas se divirtiera, porque aunque no lo admitieran ella sabia que sus amigas sufrían, al igual que ella la ausencia de los chicos, y por mas que quisieron comenzar de nuevo ninguna de las tres pudo…

Hola Ami – la saludo el joven de cabello castaño, colocando una mano en el hombro de chica

¿Quien … - la guerrera no termino de hablar ya que al girarse vio el rostro del dueño de su corazón

Volverás

Cuando esto acabe

No es necesario decir adiós

Los ojos de la peli-azul se llenaron de lagrimas, el castaño le sonrió se acerco a ella y sin mas la abrazo, ami se aferro a él queriendo comprobar que no era una ilusión, ni una cruel broma de su mente

Eres tu… verdad, dime que no es un sueño – susurro la chica aun abrasada a él

He vuelto, esto no es un no es un sueño Ami – contesto Taiki y beso la frente de la peli azul

Ahora estamos de vuelta al comienzo

Es solo una sensación y ahora se sabe aun

Pero solo porque no puedo sentir demasiado

No significa que tienes que olvidarlo

Deja que tus recuerdos se vuelvan fuertes y más fuertes

Que están ante tus ojos

Mientras que en la pista de baile Mina se sentía volar en brazos del enmascarado, aunque no sabia aun porque se sentía feliz y segura bailando con el chico, la rubia miro a los ojos del joven sentía que esas hermosas esmeraldas las había visto en otro lugar pero no recordaba donde.

Que despistada eres – dijo de pronto el joven mostrando una sonrisa arrogante

Quien …no puede ser - susurro la rubia – ¿Yaten?… eres tu? – dijo y retiro la mascara que cubría el rostro del guerrero

No, soy el conejo de pascua, claro que soy yo a… - la rubia no lo dejo terminar ya que lo callo con un apasionado beso

Volverás

Cuando me llames

No es necesario decir adiós

Te prometí que volvería Lita – susurro el rubio al oído de la castaña

siempre te espere - contesto la chica sonriendo

Los ojos verdes de la castaña se reflejaron en los amatistas de Ryu y ella le sonrió luego voltio y vio a Taiki y Ami abrazados, mientras que en otra parte del salón, Mina y Yaten se besaban apasionadamente sin importarles que tuviesen público

Volverás

Cuando me llames

No es necesario decir adiós

La canción termino y las luces se encendieron iluminando el escenario, y en el escenario esta estaba la joven guardiana del cosmos acompañada del amor de su vida, el rey Endimión la miraba sorprendido, jamás pensó que la sorpresa que su esposa les había preparado fuese aquella, Rini miraba alternativamente a su madre y a la rubia que se iba acercando acompañada del pelinegro

Usako también veía el gran parecido de su madre con la rubia, ambas princesas miraron interrogantes a sus padres y se sorprendieron mas cuando, al llegar la joven junto a ellas, Haruka abrazo a la rubia y dejo correr libremente sus lágrimas Michiru, Setsuma y Hotaru también estaban llorando pero respetaron el momento emotivo de la guerrera de los vientos

perdóname serena, perdóname por todo el daño que te hice – dijo Haruka

todo esta olvidado Haruka, todo – susurro la joven

Las dos chicas se separaron y Serena les sonrió dulcemente a las chicas, pero para sorpresa de todos Rei se lanzo sobre la joven rubia y la estrecho en un poderoso abrazo

serena tonta porque tardaste tanto – dijo la pelinegra

había un trafico terrible – contesto la chica sonriendo

Todos rieron ante la ocurrencia de la guardiana del cosmos, pero hasta ese momento Rini se seguía preguntando porque todos le habían mentido al decirle que serena y su madre eran la misma persona e iba a preguntar que ocurría pero su hermana se le adelanto

¿me pueden explicar que esta pasando? – pregunto Usako bastante confundida

yo te lo explicare – dijo la neo reina

Después de despedir a los invitados la pareja real se dispuso a hablar con sus hijas y luego de casi dos horas la familia real salió del estudio y Rini se acerco a la rubia, serena la miro un momento después la abraso fuertemente, se sentía tan bien después de tanto tiempo volvía a abrazar a la que una ves considero su hija

mama, ¿no estas olvidando algo? – pregunto Seit

no cariño que se me podría olvidar – contesto la rubia

y el obsequio de la princesa – volvió a preguntar el pelirrojo

Serena miro a los chicos y al ver que todos desviaron la mirada comprendió que ellos tampoco recordaron traer el presente para la princesa, suspiro, luego hiso aparecer su báculo lo apunto al frente y se abrió un portal, rápidamente Seiya y Taiki fueron por el regalo de la pelirosa, minutos después los chicos regresaron con una enorme caja adornada con un gran moño.

Los reyes y las guerreras de la luna miraron sorprendidas el gran regalo, Rini sentía gran curiosidad por saber cual era el contenido de la caja Serena sonrió y la invito a abrir el regalo, la princesa rápidamente jalo el gran moño y la caja se abrió, dejando ver a un desconcertado Helios, que no tenia idea de porque había estado encerrado en una caja y mas aun, porque estaba en el palacio de la tierra cuando se suponía que debía estar cuidando el jardín de ilusión y el cristal dorado.

Los ojos de la princesa mayor se llenaron de lagrimas y sin importarle que sus padres y las chicas la vieran se lanzo a los brazos del guardián de ilusión, este un poco confundido correspondió el abrazo, había echado tanto de menos a su pequeña princesa que tampoco pensó en que todos lo observaban, pero la pelirosa no se conformo con el abrazo, necesitaba demostrarle los sentimientos que tenia hacia él desde que lo conoció, así que poniéndose de puntillas beso los labios del guardián, este un poco confundido le correspondió recordando aquel primer beso que le dio cuando ella solo era una niña.

El rey se disponía a interrumpir el momento pero fue detenido por la reina y para su sorpresa por Seiya lentamente los chicos se retiraron dándoles privacidad a los jóvenes enamorados, en el salón continuo los reyes acompañados de Serena, Seiya y Chi se sentaron entonces la reina le hiso la pregunta que tanto le esta inquietando.

¿cuanto se quedaran? – pregunto la Neo reina

Nosotros no podremos estar mas de esta noche – contesto Seiya

Pero… ¿se irán tan pronto, porque? – cuestiono Endimión

Debo visitar un planeta que ha entrado en una guerra civil – respondió la guerrera

¿Entonces, Taiki y los chicos se irán también? – pregunto Sereniti

Serena se levanto y camino hacia los grandes ventanales, desde allí pudo ver en el jardín a las chicas acompañadas de los jóvenes y algo mas sorprendida vio a Seit conversando amenamente con la princesa mas joven una dulce sonrisa ilumino su rostro Seiya se acerco hacia ella y la abraso por detrás

Sereniti, puedo pedirte un favor - pregunto la Rubia

Las horas pasaron y el amanecer llego Taiki y sus hermanos se pasaron toda la noche platicando con las chicas y a Seit se le olvido que sus padres se irían antes del amanecer, cuando los chicos se presentaron para desayunar en el comedor, se extrañaron al no ver a serena ni a Seiya y menos a Chi.

Después del desayuno la reina reunió en el salón a todos y coloco en el suelo una gema tornasol esta brillo y…

Hola chicos saludo - la guardiana del cosmos – se que se están preguntando donde estoy y les diré que Seiya y yo estamos de camino a Cefir, no se preocupen chicos ustedes me hicieron una promesa hace muchos siglos pero yo deseo que ustedes también encuentren la felicidad ya que yo soy feliz les deseo lo mismo a ustedes chicos y lo mismo va para ustedes mis queridas amigas solo prométanme que cuidaran bien a mis queridos hermanos - dijo la rubia – cuando el holograma empezaba a desvanecerse la chica volvió a aparecer – por cierto, Helios, tu también debes ser feliz así que promete que cuidaras a Rini y no te preocupes por ilusión, porque ahora el jardín tiene tres fuertes guardianes , por cierto chicos ya no tienen el rango de inmortales para que puedan hacer una vida junto a las personas que quieren lo miso tu Helios – dijo riendo la joven después pareció recordar algo y agrego – ha, por cierto cuiden a Seit por mi si , así que me despido adiós – dijo y el holograma desapareció.

El sol se estaba poniendo en Tokio de cristal, y en lo alto de la torre norte cinco chicos miraban el atardecer aquel día había estado lleno de sorpresas y emociones , después de escuchar el mensaje de cosmos, la reina les indico donde estarían sus habitaciones, se instalaron aun sorprendidos por los nuevos cambios y después de mucho pensar los cinco jóvenes decidieron hacer caso al consejo de la guardiana y ser felices junto a la persona que amaban , todos sabían que la seilor algún día volvería y querían decirle que si supieron aprovechar la oportunidad que les dio de buscar la felicidad y allí mirando la puesta del sol los cinco prometieron hacer todo lo posible por hacer felices a las chicas que amaban o en el caso de Seit comenzaba Amar .

En un gran palacio flotante en medio del espacio una joven pareja mira a la tierra desde el ventanal

Espero que sean felices – susurro la chica

Lo serán bombón, lo serán – contesto el y deposito un sutil beso en los labios de la joven

En la tierra, los chicos y las seilor, acompañados de la familia real observaron como una estrella fugas iluminaba el cielo nocturno dejando una brillante estela de luz, que después de un rato dio paso a la brillante luna.

Aquel era el final de una historia, pero como todo final también era un nuevo inicio.

Fin

Gracias por esperar tanto, espero haberlas compensado por la espera déjenme sus comentarios y opiniones porfa…