EL CABALLERO NEGRO

La noche siempre será el escenario perfecto para un ser como el, el aire frio inundo el ambiente, el olor a sangre era lo único que se respiraba, lo sinfonía que lo acompaña siempre son gritos y desgarradores llantos que exclamaban la crueldad que solo él es capaz de sembrar, esa criatura, disfrazada con un camuflaje perfecto, el de un hermoso hombre, pero, que por dentro es solo maldad, la única esperanza es no mirarlo a los ojos, pues una vez que miras esos ojos como la noche no hay remedio quedaras cautivada por ellos…

PRIMERA NOCHE: RECUERDOS DE SANGRE

La vida tiene un inicio y un fin, pero para un ser como el, que nunca muere y ha perdido todo rastro de humanidad carece de significado.

A lo que mas se aferraba Jacob Black eran a sus recuerdos, pocos, pero eran su identidad, jamás olvidaría a su tribu, ser el ultimo de su clase, un cambiador de forma, de a ver permanecido en su tribu el seria el jefe, en su venas corría sangra noble y era el orgullo de ser el heredero de su pueblo lo que muchas veces lo llevo a soportar sus entrenamientos, pero la crueldad de su señor siempre le recordaban que era un Príncipe sin pueblo, sin identidad, pero aun así jamás se olvidaría de su pueblo.

Aun en las pocas ocasiones en las que sus más terribles pesadillas volvían a él, no eran los gritos de sus miles de victimas el que escuchaba si no que eran los gritos de su pueblo mientras eran destruidos y un pequeño ángel se acercaba a el, incrementando los gritos a su alrededor, los tenia grabados en la mente y jamás se irían, los odiaba y Aro estaba consiente de este hecho, pero aun así una vida de servidumbre eterna era su destino, no tenia motivo alguno para luchar por cambiarlo.

Cualquiera que conozca su nombre sabe que una vez que se da la orden de exterminar el jamás descansara y nunca podrán detenerlo, al sanguinario y cruel caballero negro, su nombre muy pocos lo conocen, se ha olvidado con los años aunque probablemente no sea su verdadero nombre aun así Jacob Black esta orgulloso de el.

Es un asesino, que a matado a demasiados inocentes y aun así no le importa, no le importa nada ni nadie, por que ahora es el mas temido entre la guardia de sus amos, los Vulturis, además de un licántropo que a pesar de lo que todos puedan pensar su lealtad es para un vampiro, su señor Aro Vulturi, él, su señor que ha sido todo en su existencia, por que no se le puede llamar de otra forma, el le dio techo, comida y claro entrenamiento para sus fines, en sus palabras su mejor adquisición, raro y único.

Su Señor Aro le ha quitado todo absolutamente todo hasta dejarlo vacio, su único sentimiento es el odio, es lo que lo mantiene vivo.

Una de sus tantas habilidades es transformarme en un gran lobo, pero su verdadera cualidad, una rareza entre los de su especie es que, es inmune al veneno que genera un vampiro, es como una droga para el, lo hace mas fuerte y su piel es dura como la de un vampiro no pueden herirle aunque sigue siendo mortal, una inesperada debilidad es que necesita beber sangre, aunque no es tan malo, pues en el castillo de sus amos es algo común la necesidad de matar por alimento solo que para él es diferente, no es por hambre sino que es para evitar hacerse vulnerable, pues lo debilita a tal grado que no puede transformarse, solo cuando esta sediento sus ojos se vuelven rojos perdiendo su oscuro color.

Matar como licántropo o como hombre, para él no hay diferencia, el placer que le produce es el mismo pues lo entrenaron para matar, es el mejor con la espada de ahí su nombre.

En pocas palabras esta vivo aun, por que su señor así lo desea y le servirá hasta que el lo desee, su propósito es matar y lo disfruta demasiado, es única la sensación de acabar con la existencia de un vampiro y el miedo que se percibe en el aire, el olor del terror que desprenden sus victimas sin saber lo que les espera, es reconfortante, lo hacen sentir tan vivo.

Una voz saco del completo silencio en el que se encontraba – Señor Black disculpe la intromisión el Maestro Aro lo llama necesita urgentemente su presencia – le decía Lucas, el joven humano que quería ser uno de ellos que ingenuo era.

Se levanto sin siquiera mirar al joven, se puso la túnica negra que era la apropiada para hablar con el Maestro Aro, se dirigió a la sala de reuniones del castillo.

Al entrar a la sala observo en sus habituales lugares a los Maestros, a su encuentro fue el hombre que mas odio, su Señor Aro Vulturi – Mi caballero, único en su especie y pieza clave en mis batallas, buenas nuevas, tendrás que ir y exterminar a un aquelarre que me ha dado muchos problemas, son 10 de ellos o al menos eso tenemos contemplado, los Cullen – le dijo con una sonrisa en su rostro mientras se acercaba a él, como costumbre se agacho en una rodilla para mostrar su respeto por su Señor.

Demasiada información mi señor acaso les teme – la voz seria y frio de Jacob resonó por la habitación.

Como te atreves si quiera a mencionar que nosotros los vulturis sintiéramos miedo – dijo Marcus en un tono soberbio como siempre – ya hermano seguramente se pregunta a que van tantos detalles y bien te lo diré hay algo que quiero traigas con vida de ellos, es única en su clase como tu mi querido caballero su nombre es Reneesme, hija de un vampiro y una humana – su rostro mostro algo de asombro – así es, lo escuchaste bien concebida no creada por lo tanto la quiero y mejor aun según los rumores en muy poderosa, además la deseo para mis planes ahora sin mas ve, mi querida Jane iras con el – ni siquiera se percato de la llegada a la habitación de ellos las 4 personas mas cercanos a los Maestros y sus superiores – además de Alec, Demetri y Félix ellos también irán.

El rostro de Jacob se deformo en una mueca, jamás había ido a una misión con mas de dos personas – No esta dudando de mis capacidades verdad, Mi Señor, yo solo he podido con 20 vampiros no necesito que nadie valla conmigo – dijo era el colmo – lo se mi apreciado Jacob Black – odiaba que el lo nombrara y su semblante se lo hizo saber – pero no serán fáciles de derrotar por que ellos protegen algo que aman y el amor es un gran incentivo en batalla, la historia humana lo comprueba, cuando alguien pelea solo por el placer de hacerlo pueden perder fácilmente y tu lo sabes, has tenido demasiadas batallas vacías que solo son por poder, pero esta es distinta aquí se protegerá algo tan valioso para ellos así que no te confíes, no quiero perderte todavía.

No le fallare mi señor – le dijo seco y frio – sin mas mi caballero ve y tráeme a mi trofeo – agrego Aro volviendo a su trono – así será mi señor, no lo dude, sus deseos son y serán mis ordenes.

El grupo salió de Volterra y emprendieron su viaje, a Jacob no le interesaba saber su destino es mas ni siquiera recordaba el nombre del lugar, pues no tiene caso pensar en el si solo se lleva muerte, otros de los tantos títulos que lo honran es El Emisario de la muerte, pero él es la Muerte misma, cualquier nombre carece de total sentido o propósito, el solo cumple sus objetivos.

El plan era elaborado Alec y Jane atacarían primero con sus poderes sobrenaturales, algo que a él no le agradaba pues no encontraba placentero matar cuando el dolor mental que proporciona Jane o el control de Alec, están en sus victimas, pierde un poco de diversión luchar así, lo único que no le gusto del lugar es que había naturaleza por todo el lugar, el verde dominaba y eso le traía viejos recuerdos y no era el momento para revivirlos.

La voz de Jane interrumpió su viaje al pasado – Llegamos, de aquí en mas estén listos, atacaremos.

El ataque fue complicado pero aun así muy divertido en verdad dieron pelea dignos rivales, un tipo grande que parecía un oso y uno pequeño se movía tan bien, difíciles de derrotar, que le dejaron un gran sabor de boca al matarlos, fue bastante piadoso, se divertí pero termine rápido con sus muertes, no los torture demasiado.

Demetri y Félix se encargaron de las mujeres y un tipo bastante pacifico por la que vio, ahora el premio mayor seria buscar y matar a los padres del trofeo que quería su señor.

Fue la batalla mas difícil que ha tenido al menos en 50 años, esos dos se movían como uno solo pero al final fue un mal marcador para ellos, solo le dejaron pequeñas heridas superficiales y gracias a los continuos experimentos que Aro a llevado a cabo con él sanaron casi inmediatamente, fue fantástico la sensación que le dejo descuartizarlos y verlos arder en el fuego.

Por fin busco a su presa, la única que faltaba, estaba bien escondida en un sótano, su olor era exquisito y el alocado latir de su corazón era señal que sentía la presencia de su enemigo, se convirtió en hombre para poder tomarla y llevarla con él.

Al abrir la puerta algo se abalanzo contra él, con una daga tratando de herirle fue fácil dejarla creer que poseía el control para vencerle, en un rápido giro la puse debajo de su cuerpo, era una chica bastante hermosa para aun así no le inmuto, había matado verdaderas bellezas al lado de ella, solo que había algo diferente, no le tenia miedo solo me miraba fijamente su respiración con la mía se volvía pesada como esperando algo, fue cuando hablo – mátame acabaste con todo la que amo, ahora solo mátame no quiero vivir así – le dijo seria y distante, en su mente pensó que lloraría y suplicaría piedad pero no, se levante y la tomo del brazo – mátame – volvió a decirle tratando de liberarse de su agarre – vives por que yo así lo quiero y seré yo el que decida el momento de tu muerte – le dijo frio y con odio, utilizo una frase usada miles de veces en él, no sabia el motivo por el que se lo dijo, no lo pensó, aunque el que decidiría eso era su señor – vamos tu iras conmigo – la jalo del brazo y le siguió sin queja alguna.

Salieron de la casa, por primera vez puso atención del lugar, era una mansión grande, muy bonita, al parecer las hogueras en donde se quemaron los vampiros casi estaban por extinguirse, Nessie derramo un par de lagrimas pero al percatarse que él hombre que asesino a sus padres la miraba se las limpio.

Ira voluntariamente o la dormimos – pregunto Demetri – se gira hacia ella – tu dirás voluntariamente o nos ocasionaras problemas – Nessie solo agacho la cabeza, la jalo hacía él y le levante el rostro con furia – contéstame cuando te hable – dijo con frialdad – lo has dicho antes hare lo que tu digas – me contesto apenas audible – bien – la soltó y camino hacia donde dejo su ropa , ni siquiera importaba que lo vieran desnudo, algo muy usual, se visto y la volvió a tomar por el brazo para emprender su viaje a su hogar, si así se le podía llamar – un viaje sin problemas entonces – dijo Félix – fin de la conversación vámonos – dijo Jane que en ningún momento dejo de mirar a la chica y a su hermano Alec.

Algo dentro de Jacob, lo puso nervioso pues no le gustaba la manera en que Alec miraba a la niña, por que para cualquiera de ellos era una niña, pero dejo pasarlo pues sabia muy bien que Jane no lo permitiría.

El viaje a volterra fue sin contratiempos, ella era hermosa sin duda alguna, durante el viaje no se separo del caballero, incluso llego a dormir por momentos recargada en su hombro, Nessie sentía que de todos sus captores el chico de tez morena parecía mas confiable.

A Jane no le gustaba la forma en que la mujer se comportaba con Jacob, a él la intensa mirada de Jane le molestaba, ya que hacia que todos miraran la escena que él protagonizaba con la niña con demasiada perspicacia, en cierto momento le provoco algo, no sabia con certeza que era tal vez nostalgia, pero un ser como él no tenia emociones a si que sin mas las dejo pasar, la pequeña que dormía junto a él era el trofeo de su señor y una vez dentro del castillo el destino de esa niña ya no seria de su importancia.