Hola mis nenas hermosas, estoy muy agradecida por cada comentario que han hecho cada que mi ánimo anda mal leo sus palabras, me reconforta tanto que quieran a mi Caballero, es increíble, bueno esto es un regalito tardío por seguirme, por no perder la fe en mi, podríamos decir que este es un final alternativo espero les guste o me den alguna sugerencia si este les gusta más o si les quedo algún cabo suelto en la historia dudas me siento como maestra jejejeejejej bueno este es mi regalo para ustedes mis maravillosas y fieles lectoras

Gracias no hay otra palabra para expresar mi gratitud por cada review, cada alerta como favorito que ha recibido esta historia

Muchas gracias y disfruten de la lectura


EPILOGO

En relativa calma el tiempo transcurría, las cosas tomaron su rumbo, Carlisle sabia gobernar, y además contaban con el apoyo de la legítima y la princesa de los Nosferatus, Artemisa y Galatea eran más temidas que respetadas, los vampiros sabían que atarcar a los Cullen, desataría la furia de ellas contra todos.

Aun así había algo más poderoso que ellas y era el pequeño William Black Cullen, el pequeño hijo de Reneesme, la nieta del sabio gobernador y el heredero de Artemisa.

Diez años, diez largos años en los que Nessie se consumía su única esperanza era el niño, su niño, su sol, no había niño más amado que él, Billy como la llamando todos era tan parecido a él, un continuo recordatorio de que él no volvería, lo habían declarado muerto después de años de búsqueda ó si seguía vivo ya los había olvidado, pero Reneesme no olvidaba, ella que todas las noches revivía en su mente los momentos que paso entregándosele, haciendo el amor, bebiendo de él. Sumergida en sus pensamientos fue interrumpida por la voz de su tío Emmett

– Billy ha estado muy raro – comento Emmett

– ¿Raro? En qué forma Emy – pregunto Edward

– No lo sé Eddy, solo que no me deja acompañarlo al bosque se va solo, es solo un niño

– Un niño muy fuerte tanto que podría contigo bebe – argumento rose

– Lo sé Rose pero no deja de preocuparme, lo he intentado seguir y activo su escudo

– Si el quiero algo de privacidad porque no dársela – intervino Nessie – mi hijo quiero su propio espacio, aunque físicamente sea un niño de 10 años, su mente es la de un adulto y es más fuerte que todos nosotros juntos, no corre ningún peligro

– Aun así Nessie, me preocupa, iré a buscarlo – objeto Emmett

– No, iré yo, solo a mí me deja entrar en su escudo – les recordó Nessie

– Vuelve pronto hija – Bella se acerco a abrazar a su hija estaba inquieta como si fuera la última vez que la vería

– Claro mama – Reneesme sonrió a su madre y se encamino a seguir a su hijo siguiendo su olor, un olor tan parecido al de Jacob.

Camino varios kilómetros hasta llegar a un claro, una pequeña cabaña casi en ruinas se ocultaba en medio de los arboles, ella desconocía por completo la existencia de ese lugar, hasta que la risa de un niño irrumpió el silencio seguida de una mas ronca, camino como hipnotizaba por saber de dónde provenía aquel sonido, lo que encontró la paralizo una imagen conmovedora, él estaba ahí su Jacob, su Caballero Negro, estaba recostado contra un árbol y Billy sentado en sus piernas escuchando lo que él le decía

– De verdad papá – esa frase llego hondo en el corazón de Nessie, su hijo estaba con él, y parecía complacido con lo que él le decía – pronto estaremos juntos, como una familia – siguió preguntando Billy

– Si, ya llego tu madre – la voz del hombre que ella amaba la traspaso, estaba en shock, no podía pronunciar nada – hazme un favor hijo ve a casa de tus abuelos pero no quites el escudo que has puesto en mi – pidió Jacob

– Claro papá me voy – Billy siguió las indicaciones de su padre, se aproximo a Nessie, que seguía de pie inmóvil – mama no se lo pongas difícil si, perdónalo para que seamos una familia – Renesme solo acaricio la mejilla de su hijo – me voy los dejare solos

Los minutos pasaron, ya no era consciente del tiempo, él estaba ahí de verdad, era él, su voz la llamaba, sus palabras finalmente la despartaron su nombre en sus labios la hicieron estremecer y se dio cuenta que a pesar de los años el jamás dejo de amarla ni ella a él tal vez lo que compartían no era algo que podía discutirse con lógica; tal vez simplemente era algo que excedía los límites de la capacidad intelectual. Tal vez simplemente eran dos almas que estaban destinadas a estar, y ninguna fuerza en el universo era lo fuerte suficiente para destruirlas.

– Nessie – volvió a llamarla Él

– Me dejaste, no volviste – Renesme no era consiente como se iba acercando a él era una fuerza que los hacía acercarse, trato de frenarse pero cuando la estrecho entre sus brazos y ese aroma tan singular la envolvió, se rompió dejo salir todo el dolor contenido, lloro por creer perderlo, por no tenerlo, por no a ver podido criar a su hijo juntos, Jacob acaricio su cabello y respiro el aroma de su cabello hablo interrumpiendo aquel silencio

– ¿Hemos sufrido tanto y milagrosamente sobrevivido, no es así? – susurró Jacob distraído mientras sentía a Nessie acurrucarse en sus brazos, su cabeza bajando para descansar en su hombro mientras ella rodeaba sus brazos alrededor de su abdomen. Se habían conocido cuando Nessie sólo era una niña, ambos con desesperada necesidad por algo a qué aferrarse, algo para mantenerlos cuerdos mientras luchan por seguir vivos. Y lo encontraron en el último lugar que ninguno hubiese imaginado, en el otro.

– ¿Cuáles crees que son las probabilidades de que la vida sea pacífica para nosotros de ahora en adelante? – siguió diciendo Jacob mientras su mano acariciaba los largos mechones cobrizos de Nessie mientras apretaba su agarre en ella, asegurándose de nunca separarse de él otra vez.

– Probablemente pocas – dijo Nessie que rió levemente mientras cerraba sus ojos y recordaba todo lo que habían enfrentado para estar en este momento – Pero no creo que verdaderamente importe lo que el destino nos depare – sus labios subieron para besar su garganta – porque no voy a permitir que te alejes de mi otra vez – Ella continuó un viaje de besos alrededor de su cuello hasta que alcanzó el punto donde su cuello encuentra su hombro

– Y cómo planeas hacer eso – Los ojos de Jacob ya estaban cerrados mientras se rendía a las sensaciones que ella estaba provocando en su anhelante cuerpo.

– Fácil vas a ser mío – susurró ella posesivamente antes de clavar sus dientes en su carne. Los ojos del antiguo príncipe se abrieron mientras sentía el dolor de su piel siendo perforada. Cayendo hacia atrás, él sintió a Nessie amortiguar su cabeza mientras golpeaba el suelo. Sus dientes nunca dejaron su festín mientras ahorcajaba su cintura, bebiendo de él.

Jacob levantó su cabeza y clavó sus colmillos en su antigua marca, reabriéndola, reforzándola. Él sintió un fuerte gemido contra su piel mientras su mujer sentía su penetración, pero no detuvo su consumo en lo más mínimo.

Por incontables minutos se consumieron mutuamente. Nessie eventualmente fue la primera en detenerse mientras removía sus dientes del cuello de su Caballero, y comenzó a retirar el exceso de sangre de sus labios mientras esperaba la saciedad de Jacob. Una vez que terminó, su cabeza se echó hacia atrás en el duro piso mientras intentaba calmar su acelerado corazón.

– ahora que nos hemos vuelto a marcar mutuamente la unión es completa, lo cual significa más que sólo una conexión emocional, conecta los cuerpos, así que si uno muere, el otro pronto lo seguirá – Ella pausó y levantó su cabeza para mirar al padre de su hijo – Asumo que por eso te sentías mal por nuestra unión y buscaste la ayuda de Galatea para romper el lazo, por qué tú no querías que nosotros compartiéramos tu destino, si eras asesinado en batalla.

Su conclusión fue confirmada con un corto asentimiento de su amante. Una sonrisa inmediatamente se iluminó en sus rasgos – ¿Lo ves? ¡Estamos destinados a estar juntos! – Nessie giró su cuerpo para que una vez más estuviera sentada a horcajadas en el pecho de Jacob. Envolviendo sus brazos alrededor de su cuello, rozó sus labios contra los suyos mientras preguntaba

– ¿Hmm… Puedo pedirte algo? – susurro ella

– Sí, lo que quieras – Jacob sonrió orgulloso mientras pasaba sus dedos por los suaves mechones cobrizos que colgaba de su rostro angelical

– ¿Recuerdas la primera vez que hicimos el amor? – Dijo Nessie

– ¿Cómo podría olvidarlo? preguntó Jacob con un lento puchero en sus labios.

En un ágil movimiento él atrapó a la frágil criatura que era su mujer bajo él mientras sujetaba sus brazos sobre su cabeza. Jacob fue retirando lentamente su blusa, por su parte Nessie retiró sus zapatos y levantó su pelvis para ayudarle a retirar sus pantalones de sus piernas, ella arqueó su propia espalda para permitirle retirar por completo su blusa de su pecho; dobló su rodilla para permitirle mejor acceso a las últimas dos prendas cubriendo su cuerpo, sus medias. Ella levantó su otra pierna, gimiendo mientras bajaba sus dedos por su muslo antes de llegar a la última prenda de ropa que usaba. Una vez que él la retiro, ella separó sus piernas receptivamente, rogando por su invasión.

Jacob la observaba detenidamente a su mujer sus blancos dientes brillaron a través de esa sonrisa que derretía a Nessie, ella cerro sus ojos para volver a abrirlos y observar como Jacob se desvetia, cuando ambos estuvieron desnudos Nessie sintió la punta del deseo de su Caballero provocar su entrada mientras pretendía contemplar la respuesta, torturándola mientras la tentaba y luego se alejaba.

– Jacob, por favor hazme el amor – ella levantó sus caderas hacia las suyas

– ¿Por qué la prisa, Nessie? Tenemos todas nuestras vidas por delante, y ten por seguro que planeo pasar la mayoría de este tiempo contigo, haciéndote el amor – sus palabras fueron suaves y gentiles, nada como a lo que estaba acostumbrada. Sus manos se apretaron alrededor de las suyas y entonces comprendió; Él quería que supiera que ella era más que sólo un cuerpo femenino que lo excitaba, más que sólo la madre de su hijo, más que sólo una criatura a la cual aferrarse en el despertar de la desesperanza. Ella era todo para él. Tal vez nadie en el universo sino Nessie podría entender verdaderamente la veracidad de ese sentimiento, porque ella sentía de la misma manera.

– Ámame – susurro Nessie uniendo sus labios , sus lenguas danzaban juntas en un apasionado ritmo mientras sus manos masajeaban la piel del otro, siguieron con sus caricias mientras los dos se conectaban en cada forma física posible. Sus brazos, sus piernas, sus labios y sus corazones completamente entrelazados; una unión física que sólo podría ser igualada por la conexión espiritual que tenían. Verdaderamente eran uno mientras se movían juntos, gritaban juntos y tocaban juntos el éxtasis.

Ya no importaban los horrores de su pasado, qué peligro los acechara mañana; ellos se tenían el uno al otro en el aquí y el ahora. Si estaban destinados a vivir en inalterada felicidad por el resto de sus existencias, ellos lo aceptarían. Si lo estaban para sufrir la separación y el peligro en otro momento, no le temerían. Su conexión era más profunda que cualquier fuerza que el universo tenía para ofrecer; estaban destinados a estar juntos. Y sin importar que lo estuviese por venir para ellos, podrían enfrentarlo juntos; ellos continuarían juntos, ambos tendrían un nuevo comienzo junto a su hijo.

Fin

KRYSTI BLACK