Ok, pido una gran, gran, gran disculpa por la enorme, enorme tardanza en el capítulo final, por que si… este es el capítulo final…después de 3 años! T.T pero en fin, menos bla, bla, bla… xD Perdón por la pésima ortografía, y aviso con letras mayúsculas porque no tolerare, ninguna ofensa a mi LEMON! SEEEE HAY LEMONNNNN INCLUIDO Y DE LA PAREJA PRINCIPAL Y SUBIDO DE TONO, TONO! SEXO, SEXO, SEXO! XD ok ya… a leer se ha dicho!

Estaba exhausta, ahora que todo aparentemente había terminado, sentía toda la presión y estrés acumulado recorrerle cada parte de su cuerpo. Recargo su cabeza en el hombro de Leon S. Kennedy y cerro por un momento los ojos. Aquello de cierto modo le había traído ciertos recuerdos, sí… aquella vez en que Leon y ella iban de regreso a su país, después de que el castaño la hubiese rescatado de los Iluminados. Las manos de ambos se encontraban entrelazadas. Hace un par de minutos atrás se habían separado de Ada Wong, y habían abordado un avión privado que Hunnigan había predispuesto para ellos, con el objetivo claro de llevarles frente a ella.

-Estas bien?- Pregunto de una manera suave el castaño.

-Solo estoy cansada- Respondió la rubia, sin siquiera abrir los ojos.

Leon le hubiese querido decir que descansara y que al llegar a "casa" la despertaría, pero… ya no había lugar al que la rubia pudiese llamar hogar nuevamente. Sus padres habían fallecido y en si, más de la mitad del país era un caos total.

-Has pensado… sobre nuestra situación actual?- Pregunto de manera directa el agente. Ashley abrió los ojos lentamente. Y levanto la cabeza para mirarle.

-Sí… - Suspiro. –Quiero quedarme a tu lado- Leon sonrió al escucharla.

-Bueno, esa no es una opción, porque no te volveré a dejar nunca-

-Entonces, no hay más que decir-

-Solo espero que mi casa este entera y podamos instalarnos ahí-

-Hablas de manera muy formal… - Rió bajito la chica –Porque no dices las cosas como son?-

-Mmm? Exactamente… a que te refieres?-

-A que a partir de ahora viviremos juntos en nuestra casa… y que no será como un bello cuento de hadas, lo se… sin embargo y lo más importante es que estaremos juntos-

-Bueno… bajo las circunstancias en las que actualmente vivimos, tenemos que ser muy realistas Ashley, en verdad desearía tanto dejar todo de lado y vivir únicamente para atenderte a ti, pero la verdad es que… -

-Lo se…- Le interrumpió- Por eso te estoy diciendo que lo nuestro no será como un bello cuentos de hadas y dista mucho de que seamos como una pareja "normal", se perfectamente que el Agente Leon S. Kennedy, no puede estar tranquilo y que de vez en vez necesita de patear algunos traseros para sentirse bien, no sería el agente del que me enamore si cambiaras eso-

-Estas consciente de lo que estás diciendo?-

-Que nuestra vida juntos será muy peculiar; misiones o millares de zombies, uno que otro monstruo y siempre tendremos el peligro como compañía? Si, estoy consciente de ello-

-Ashley, no quiero que te involucres en esto-

-Lo lamento, eso no está en discusión, no me quedare en casa, esperando a que llegues sano y salvo de una misión. A partir de ahora, usted señor Kennedy tiene compañera-

-Ashely-

-No seré una carga Leon, no más… déjame ser realmente tu complemento en todos los aspectos, además… verte partir hacia un lugar al que no sabría si tendrás retorno, sería terrible, una muerte lenta!-

-Eres muy dramática-

-Si vamos a estar juntos, es eso… ESTAR JUNTOS, en las buenas y en las malas. Y actualmente aunque me dejes en casa, que te asegura que yo estaré bien ahí? En cualquier momento puede haber otro ataque terrorista y… ambos no podremos concentrarnos bien porque lo único que querremos es saber si el contrario está bien… eso claramente nos pondría en desventaja frente a los enemigos- Le miro de manera intensa. Leon le devolvió la mirada, más un par de segundos después, echo a reír.

-Eres increíble, vaya argumentos!-

-Son sólidos-

-Si, tienen un gran peso-

-Entonces…?-

Leon cerró los ojos y respiro profundo.

-Hablare con Hunnigan- Ashley sonrío amplio y asintió de manera entusiasta. Despues de eso, no comentaron más al respecto.

Llegaron en la madrugada, al menos habían dormido durante todo el trayecto y estaban más recuperados. En cuanto estuvieron frente a Hunnigan, esta no quiso demorar mucho en explicaciones, fue concreta. Leon seguiría trabajando para ellos, ya se había cubierto el puesto del presidente de los Estados Unidos y este deseaba reunirse con el castaño lo antes posible. Aunque por obvias razones, Hunnigan permitió que se marcharan para descansar. No sin antes informarle a Ashley sobre la recuperación de los cuerpos de sus padres. La castaña les dio libertad de ir a la morgue y despedirse de ellos por última vez. Ese momento fue uno de los más complicados que tuvo que superar el agente, no había deseado que la rubia viese el estado en que habían quedado sus padres, pero ella se aferro y aseguro mantenerse fuerte, sin embargo, no pudo evitar llorar, no tanto por la situación física en cómo les encontró, sino porque nunca más volvería a tener un abrazo de su padre o un beso de su madre… con el tiempo olvidaría la tonalidad de sus risas, y la calidez de su voz… Y bueno, Leon se mantuvo firme a su lado pero… ver devastada de aquella forma a la persona que tanto amas, es algo muy duro.

Finalmente, Harper se despidió de la pareja y les deseo buena suerte, fue momento para separarse. Al salir de aquel edificio, de frente se toparon con Andrew. Según lo que les había platicado Hunnigan, Claire se habia marchado para buscar a su hermano en cuanto lo vio pertinente y había puesto a salvo a los civiles, pero Andrew había decidió quedarse y esperar a Ashley-

La rubia se acerco al chico y lo abrazo con fuerza.

-Andrew…-

El chico correspondió el abrazo. Y permitió que la rubia se desahogara entre sus brazos. Sin embargo, sabía que ese… era el final. Y la presencia de Leon que se mantuvo a cierta distancia de ellos, era una clara y sencilla explicación.

-Me alegro que estés a salvo- Respondió el chico, mientras acariciaba su rubio cabello. –Te ves terrible-

Ashely se separo de él y le sonrío ligeramente.

-Me has visto peor-

-Así que…después de todo, le elegiste a él- Le interrumpió y abordo el tema, que aunque hubiese deseado no comentar, era imposible no hacerlo tarde o temprano.

-No es cuestión de elección-

-Nunca pudiste olvidarle, ni aunque me esmere lo suficiente para hacerte feliz-

La rubia agacho la mirada y negó con suavidad.

-Nunca te engañe-

-Si, es verdad, siempre lo supe, aunque la esperanza es lo último que se pierde no?-

-Perdóname Andrew-

-No hay nada que perdonar, me diste los tres años más felices de mi vida-

La chica volvió a abrazarle.

-Gracias, gracias… gracias- No dejaba de repetir, mientras el chico trataba de hacerse el duro.

-Ya márchate, Leon no parece tener buena pinta y le comprendo- Miro al agente, quien tenía el ceño fruncido- Sin embargo… sí te atreves a hacer sufrir de nueva cuenta a Ashley, juro que te buscare y te hare pagar cada lagrima acumulada y te la quitare, esta vez para siempre!-

Leon no sonrío, pero movió la cabeza de manera afirmativa.

-Vamos Ashley, es hora… ve con él. La rubia tomo su rostro con ambas manos y deposito un beso suave y corto sobre una de sus mejillas.

-Que harás ahora?-

-Francamente no lo se…pero descuida, estoy seguro que nos volveremos a ver- Ashley asintió y se alejo de él.

-Cuídate Andrew-

-Cuídate Ashley-

Y la despedida inminente se llevo a cabo.

León tomo de la mano a la rubia y abordaron un auto que Hunnigan les había facilitado con chofer. Una hora después llegaron al departamento del castaño. Al menos estaba en condiciones decentes.

-Quieres tomar una ducha?-

-Sí, es lo primero en mi lista-

-Oh… has realizado una lista?-

-Si… -Respondió con una sonrisa.

-Bien, tengo curiosidad en escucharla-

La rubia se sonrojo ante la sola idea de enlistarla de manera audible.

-Déjame en paz Leon-

-Esa lista… me incluye?- Pregunto pícaro, mientras se acercaba a ella y rodeaba su cintura con sus brazos.

-Puede… ser-

-Que te parece, si la modificamos un poco? A partir del punto número uno, incluye mi nombre en cada actividad- Carraspeo la garganta. –Por ejemplo: Tomar una ducha… con Leon, besar un par de veces a Leon, ya sabes algo así-

La rubia rió bajito.

-Eres todo un caso agente Kennedy- Enredo sus delgados brazos alrededor del cuello del castaño y en automático sus bocas se buscaron para hacer contacto directo nuevamente. Leon sujetaba con firmeza a la chica de la cintura y profundizo la caricia. Pero Ashley hizo un poco la cabeza hacia atrás.

-Aguarda… -Susurro sobre sus labios- Espera Leon, en verdad… necesito una ducha…-

-Y yo te necesito a ti, que haremos? –Atrapo su labio inferior y tiro de él suavemente.

-Sera rápido… lo prometo-

Leon sonrío pícaro ante su último comentario, el cual, él interpretó de otra manera.

-Esa es mi línea-

-No seas pervertido… - Para nada se sintió ofendida la rubia, después de todo ambos eran ya unos adultos y era el hombre que amaba. No dudaría en entregarse a él. Se zafo de su abrazo.

-Ok, nos duchamos los dos, porque yo también lo necesito y lo que será, será…-

Ashely volvió a reír y ya no le refuto nada, le dio la espalda y se adentro al cuarto de baño, mientras comenzaba a sacarse las prendas superiores. Leon la siguió y permaneció bajo el marco de la puerta, observándola a detalle. La ojos amielados, dejo a la vista su espalda aun con el sujetador. El agente no se contuvo y se acerco a donde ella y posiciono sus dedos sobre los pequeños ganchos del sostén-

-Leon… -Le llamo en advertencia.

-Lo se, lo se… solo me pareció que necesitabas ayuda con esto- Con maestría pudo desabrochar los ganchitos y coloco sus manos sobre los delgados hombros de la chica y deslizo los cintos de su ropa interior, hasta que logro quitarle el sujetador por completo. Sus senos se mostraron firmes. El castaño trago duro, hacía tiempo que no se encontraba tan nervioso por el hecho de estar con una hermosa mujer y estar a punto de tomarla. Pego su pecho a la espalda de Ashley por completo y paso sus manos hacia adelante, para comenzar a acariciar sus senos, amasándolos con lentitud, sintiendo la tibieza y suavidad de los mismos.

-Mmmm… Leon… -Susurro de nueva cuenta la rubia, no se suponía que primero se ducharían?. No es como si le molestara realmente que el castaño se mostrase ansioso por tocarla, pero llevaban días en zona de guerra LITERAL.

-Abre la llave de la regadera… - Murmuro cerca a uno de sus oídos -Yo me encargare de tallarte-

Ashley respiro profundo. No tenía la fuerza de voluntad suficiente para resistir tal apoyo. Despues de todo, hacía años que soñaba con aquel momento. Estiro un brazo y abrió la llave de agua caliente y luego la fría, esperando a que la temperatura del liquido fuera idónea para poder colocarse bajo la misma. Sin embargo, de a ratos jadeaba y sus mejillas se encendieron con intensidad. Kennedy había comenzado a besar su cuello y retorcer y tirar sus rozados y endurecidos pezones.

Leon dejo de estimular un pecho para bajar esa mano hacia la cintura de la chica y desabrochar su cinturón y pantalón, al lograr abrir su bragueta metió una mano en su interior y tortuosamente lento paso un digito sobre su sexo, ejerciendo la presión indicada para lograr que las piernas de Ashley temblaran y emitiera un suave gemido. Leon succiono una pequeña porción de su piel a la altura de su cuello, dejando una pronunciada marca rojiza, a la vez que hacía a un lado el puente de algodón de su panty e introducía su dedo mayor en el interior de la rubia.

-Nghh… - Ashley echo la cabeza hacia atrás, recargándola sobre uno de los anchos hombros del agente y cerro por un momento los ojos, disfrutando de aquellos expertos movimientos. Aun con algo de timidez, la ojimiel guio su diestra hasta posicionarla sobre la virilidad del contrario, por encima del pantalón y comenzó a acariciar, sintiendo la dureza del mismo.

Las prendas fueron reemplazadas por caricias y cuando ambos estuvieron desnudos en su totalidad, se refugiaron bajo la presión del agua tibia. Ashley se había dado la vuelta para mirar de frente a Kennedy e intercalaron esponja y jabón, el uno tallo al otro y viceversa. Al concluir con la ducha, lo tan ansiado dio comienzo.

Leon se acerco a Ashley por completo y bajo las manos a su trasero, la impulso y la obligo a enredar sus piernas alrededor de su cintura. Mientras la besaba con pasión. De ese modo, salieron del cuarto de baño y el agente se dirigió a su habitación. Donde deposito a la rubia sobre la cama, sin importar su estado de humedad en el que se encontraban ambos cuerpos.

El punzante y endurecido miembro del castaño, se clavaba entre los muslos de Ashley, enloqueciéndola, lo deseaba y sus gemidos que no se preocupaba en acallar, demostraban su nivel de excitación. Abrió más las piernas, para darle acceso total al contrario. Mientras sus manos se paseaban por toda su espalda, de arriba abajo o a los lados. Leon volvió a subir una mano a sus pechos y continúo estimulándolos, al mismo tiempo sujeto firme su virilidad y la restregó en toda la zona intima de la rubia, haciendo frotar en ocasiones su glande con su clítoris, logrando con eso humedecerla aun más. Un par de segundos y no pudo resistirse por más tiempo, empujo suavemente y fue entrando en ella. La chica bajo de si, se arqueo por completo y gimió de una manera más audible.

Busco sus labios y le beso con vehemencia, comenzando a moverse un poco más rápido y profundo en ella. Finalmente se habían hecho uno solo y disfrutaban de la calidez del contrario. Los movimientos de inmediato se hicieron frenéticos, hacia tanto tiempo que se deseaban, que no podían evitar entregarse con fogosidad desde el inicio. Sus cuerpos habían encajado a la perfección, el uno había nacido para el otro y viceversa.

Los pechos de ambos estaban pegados, tanto que los latidos de sus corazones se escuchaban como uno solo, el sudor de sus cuerpos se mezclaba y el calor en esa habitación era arrebatador. León no dejaba de besar los labios de la rubia y ella, no se oponía en lo absoluto, de hecho respondía con más gemidos que se ahogaban entre la boca del contrario para deleite de este.

El castaño bajo una mano por los muslos de Graham y la subió lentamente hasta posicionarla en su suave y firme trasero y embistió más fuerte y profundo, haciendo a la rubia gritar de éxtasis, la cama bajo de ellos rechinaba constante, como si de un momento a otro fuese a ceder y romperse. Los vidrios de la habitación estaban totalmente empañados, nada ni nadie parecía importar para ellos en ese momento, solo eran ellos dos… únicos en su pequeño y perfecto mundo.

Un grito acompañado por una intensa sacudida por parte de la rubia, indicaron al castaño de su orgasmo, y este no tardo en acompañarla, cuando el interior de Ashley se contrajo de tal forma que estímulo al agente a correrse en sus adentros. De nuevo busco los labios de ella y sello aquella entrega en un lento y dulce beso, mientras sus respiraciones intentaban regularse. Leon dio un corto beso en sus labios, antes de levantar un poco la pelvis y salir de la rubia, acostarse a su lado y atraerla hacia si, para que se apoyara sobre su pecho.

-Duerme Ashley, lo merecemos…-

-Descansar, hasta que nuestra pequeña burbuja explote…-

-Sabes que es así, me gustaría que esto durara para siempre pero…-

-Lo se, lo se… - Se abrazó con más fuerza a él -Pero intentemos tener muchos momentos como estos… de vez en cuando, de acuerdo?- Comento la rubia. León sonrío al escucharla y beso su frente.

-Claro, en mayor parte… agente Graham, al fin que, aquí estoy… y ya no iré a ninguna parte sin usted-

-En mayor parte, agente Kennedy y yo, no permitiré que se vaya… a ninguna parte sin mí-

Y abrazados, pasaron aquella noche, disfrutándose mutuamente, dándose la oportunidad de olvidarse de todo lo que habían sufrido, a lo que habían sobrevivido y lo que aun… les avecinaba.

FIN (?)

Que mala que soy xD La verdad es que este es el capítulo final… Si, lo es, pero… quiero hacer un Epilogo, para que se sepa que paso con Claire, Andrew y Leon y Ashley que son los que más tuvieron que ver en mi historia xP En fin, espero no tardar un año entero con este, pero… no prometo nada jajajajaja xD Se les quiere! Es más, les dejare un adelanto ;)

Recuerdan que al principio de Resident Evil llega un militar a sacar del estado deplorable en el que se encontraba Chris? Y este formo equipo en Resident 6 con el? Bueno… pues SPOILER! Alto para quien no ha jugado Resident 6! cof, cof… bien, después de terminar la historia con Chris, este aparece en una escena similar que en el comienzo de Resident 6, sin embargo no está ebrio y contrario a ello solo está comiendo un bistec… y vuelve a buscarle un militar… informando sobre que tienen otra misión… bueno… ese militar… en mi historia sera Andrew! Jujujuju Bueno, ahora si ya me despido que es tarde para mi y trabajo! Kisses y gracias por leer!