Mágica

Las siguientes semanas recibía a mis amigas al igual que a Diamante, no estaba con todo el animo del mundo, pero al menos ellos me ayudaban a no pensar en él. Aun así, no me sentía del todo lista para salir a la calle, no buscaba trabajo, ni tampoco salía por las noches, a mi padre le dolía verme en ese estado, ya no lo aguantaba.

Octubre había llegado, y con el nuevamente aquel sueño que hacia tiempo no tenia y hoy apareció, haciéndome despertarme agitadamente. Vi la hora, eran las 4:15 de la madrugada, me fui a la cocina para tomar un vaso de leche y así conciliar de nuevo el sueño, pero cuando llegue mi papa estaba ahí.

-Hola piggy- papa siempre me dice así de cariño, porque dice que como tanto como una cerdita, así que me bautizo por la cerdita de los muppets- ¿Qué haces despierta a esta hora?

-¿Tu que haces a esta hora en casa? – lo evadí

- Lo has olvidado princesa- me decía mientras se servia su té- hoy tengo franco – es verdad ya estaba perdida en los días que pasaban.- ¿y tú? – me volvió a preguntar.

- ese maldito sueño que tengo hace tiempo, me volvió a despertar.

-Puedes contarle a tu padre de que trata ese sueño – siempre preocupado, como lo amo, creo que es el único hombre en mi vida que jamás me ha defraudado.

-Si – tome asiento frente a el, con mi vaso de leche sostenido por ambas manos- Siempre es el mismo sueño, entro a un lugar oscuro, lleno de telas de araña, sucio, comienzo a ver todo tipo de monstruos, brujas, duendes, de todo, todos quieren agarrarme, y de pronto se hace como un camino, y entre medio de todos una luz se ilumina y….-me calle, me daba vergüenza aquello.

-¿y que hija? – me animo mi papa.

- y veo a un chico, que parte la tierra de lo lindo – listo lo dije y mis mejillas mas que rosadas estaban bordo, toda mi cara prendida fuego, confesarle aquel sueño a mi padre, genial.

-jajajaja – comenzó a reírse- y eso te hace despertar, pensé que era una pesadilla.

-pero lo es papa, no te burles – le hice puchero, era tan fácil divertirme con él- la desesperación de que me quieran agarrar, y después aquel chico que me sonríe dulcemente a mi! Y ahí me despierto angustiada y anhelando- finalmente le confesé.

-Y bueno hija si tanto se repite algo te estará queriendo decir no crees – me pregunto seriamente.

-quizás – le conteste- bueno mejor me voy a dormir, que descanses papa – le dije mientras besaba su mejilla.

Aquel día mi papá me dio en que pensar, pero aun así nada podía ayudarme para sacar fuerzas y poder salir de casa.

Los días iban pasando yo continuaba con mi rutina de aislamiento, mi único contacto con el exterior era mi programa preferido, y el día viernes, luego de darle unos consejos a una oyente el locutor finalmente ya no se aguanto.

Por favor Princesa de la Luna, necesitamos conocerte, que dices si te acercas a la radio – me invito amablemente.

-No, la verdad que no estoy de ánimos para salir a enfrentar el mundo aun- le dije.

-Hagamos una cosa –insistió él- te esperamos el Lunes que dices – me pregunto – quiere venir acompañarme como locutora invitada – volvió a insistir.

-El lunes estaré ahí – le prometí.

Así termine la conversación, el lunes conocería en persona al locutor pero jamás revelaría mi nombre.

La noche paso y ya era sábado 31 de octubre al mediodía, las chicas habían insistido durante toda la noche en que saliéramos pero seguía sin ánimos de salir, estábamos las cuatro en casa, terminando de almorzar cuando llego mi papá con una bolsa y una gran sonrisa.

-Toma, es para vos – me dijo mientras me entregaba la bolsa- y no quiero ninguna excusa – y espero a que yo abriera la bolsa así que lo hice.

-¿Qué es esto? – le dije viéndolo mientras sacaba un raro sombrero de bruja, digo raro porque era hecho con tul y tenia destellos de colores, junto a una varita mágica de color dorada y una gran capa negra.

-Esta noche en la disco de la calle 2-7-4 festejan noche de Halloween, tomen –dijo dándonos varias entradas- el dueño del lugar es el dueño de donde trabajo así que me regalos 4 entradas, no tienes excusa esta noche saldrás, ya estoy cansado de verte dar vueltas por la casa como un zombi – me dijo haciéndose el enojado pero con un destello de esperanza en su mirada, como podría negarme aquello.

-Ohh! Gracias Sr. Tsukino – grito Mina emocionada abrazándolo – hay dios nos vemos a las 23 como siempre chicas, debo ir alquilar o comprar algo para disfrazarme.

-Espera iré contigo –dijo Amy, cosa que nos sorprendió a todas y la quedamos mirando- que no me vean así – dijo tímidamente- me encanta disfrazarme – se confeso mi amiga.

-De acuerdo de acuerdo iremos – proclamo Rei- Pero yo me vestiré de Geisha.

-Pero Rei eso no asusta nada – Le reclamo Mina.

-Y que tiene, acaso algunos no se disfrazan de hadas, frutas y cosas así, la cuestión es ir con un disfraz- enfatizo mi amiga la pelinegra.

-Mina, Rei tiene toda la razón, lo importante es ir disfrazados.- concluyo Amy, y así las tres se lograron poner de acuerdo y se fueron a comprar sus trajes, yo me dedique a levantar la mesa y lavar los platos del almuerzo. Cuando termine me acerque a mi papa.

-Te agradezco lo que hiciste, pero la verdad es que te falto alguna careta de bruja o una nariz horrorosa, además de un vestido sucio o desgastado- le dije como poniendo excusas de que no podría disfrazarme.

-Sabes lo pensé – me respondió- pero cuando vi todo aquello, me dije: "no mi princesa será una brujita especial, porque será la bruja mas hermosa del lugar" – me decía mientras acariciaba mi mejilla.- por eso no te compre ningún complemento- finalizo diciendo.

-Gracias papa –le dije mientras la abrazaba, luego me fui a mi dormitorio y recordé que tenia un vestido ajustado, negro, que era de encaje y con una enagua negra pero transparente, quizás papa tenia razón, la mayoría iría de bruja, pero yo tenia que ser una bruja Sexy, debía de una vez por toda poder continuar con mi vida.

El día paso rápido, las chicas habían llegado puntualmente, al final Amy, eligió un disfraz de momia, le venia de diez pues a ella no le gustaba bailar, Rei se alquilo un traje de ogra jajajaj le quedaba perfecto con su carácter y Mina, bueno ella estaba disfrazada de cleopatra y yo, de bruja sexy.

Entre que terminamos de arreglarnos todas ya eran las dos de la madrugada, y el taxi había llegado a recogernos. Llegamos a la disco y al presentar las entradas, nos abrieron la banda VIP.

Hay no puedo creerlo- gritaba Mina emocionada- Tendremos que regalarle algo al padre de Sere, la verdad es que es un genio, habernos conseguido estos pases.

Comenzamos a subir al lugar, por todos lados habían colocado tela de araña artificial, la mayoría de las mujeres estaban disfrazadas de brujas como lo había predecido, aunque todas o llevaban mascaras o las narices horribles de bruja, que asco, menos mal que papa no las compro, realmente no seria capaz de ponerme aquello.

Cuando llegamos finalmente al lugar, por supuesto las chicas fueron rápidamente a la barra, ya que allí los tragos eran sin cargo. Yo me pedí un Daiquiri de Frutilla pero bien cargado de Vodka, era mi preferido. Luego nos recargamos sobre la baranda que daba a la primera pista de abajo, para poder observar quienes habían llegado al lugar, y por su puesto si había algo para poder largar un anzuelo. Hoy, estábamos de pesca, pero era algo complicado, había, ogros, duendes, vampiros, zombis, momias, insectos gigantes, un momento, era como si estuviera viendo aquel sueño de nuevo.

-Chicas…-las llame asustada.

-Sere estas pálida- me decía Amy ¿te encuentras bien?

- Si estoy bien – las calme – pero….

-Hay dios Serena ya abre la boca de una buena vez – me insistió Rei.

-Chicas les juro, esto es mi sueño, todo es tal cual, los monstruos, el lugar lúgubre todo- y ahí me di media vuelta mientras me cercioraba que todo era como en mi sueño y cuando di una vuelta de ciento ochenta grados, vi como la gente comenzaba a caminar, y entre este movimiento se iba formando lo que parecía un camino, los flash del lugar comenzaron a titilar, y una luz alumbro fijamente, y ahí estaba, tal y como en mi sueño, con un Jean ajustado, una remera blanca que marcaba cada uno de sus músculos que formaban aquel bello cuerpo, con unas zapatillas negras, y el pelo negro azabache, largo, por debajo de la cintura, atado con una coleta- Hay no dios mío.

-¿Qué sucede? – me preguntaba Mina, mientras todas seguían mi mirada, hasta llegar al punto en donde yo estaba viendo – por dios Serena, es un adonis aquel muchacho, dime que no era así el de tus sueños, porque si es así te mato – me decía emocionada.

-Es él – alcance a decir en un susurro.

-¿y que harás? – me animo Rei.

-No lo se, es….es demasiado perfecto como para que se fije en mi – les dije avergonzándome frente a ellas, mientras sentía la mirada clavada de aquel chico.

-Primero Serena, te diré que el ya te esta fijando en ti – me confirmaba Amy- y segundo, mira a todas las chicas en este lugar, míranos a nosotras, solo tu eres la que esta terriblemente sexy vestida, porque crees que no deja de mirarte – wow nunca había visto a mi amiga peliazul tan corajuda- así que vamos, ve hablar con él – me empujo y casi tropiezo como una tonta, me fui acercando a él, quien estaba rodeado de otros chicos todos disfrazados, y el me sonreía picaramente, mientras yo me acercaba sin quitarle la mirada de encima, parecía que me encontrara en una especie de trance. Hasta que finalmente llegue, me pare frente a él y nos mirábamos ambos, en silencio, mientras la música sonaba y mis amigas nos observaban.

-Disculpa puedes decirme tu nombre – le dije de forma atropellada.

-Con gusto bombón- hay dios encima de lindo es un tierno, pensé para mis adentros – mi nombre es Seiya. – me dijo mientras me guiñaba el ojo y yo sentía que me derretía ante aquel gesto

-Gracias – fue todo lo que pude decir, y me marche rápidamente, antes de que alguno se burlara de mi, tenia la vista concentrada en mis amigas, y vi como todas me hacían gestos, Amy daba vuelta con uno de sus dedos, como formando círculos, Mina tomándose de la peluca y haciendo como si tuviera calor y Rei, me agitaba las manos y cuando estaba llegando a ellas, las tres voltearon dándome la espalda sincronizadamente, y yo sentí como alguien me tomaba del brazo, automáticamente, me voltee con la mano en alza para propinar una bofetada, pero quede petrificada al encontrarme con aquellos zafiros.

-espera Serena – Me dijo – no me diste oportunidad de nada – esperen un momento….

-¿Cómo sabes mi nombre? – lo aborde enseguida.- yo no te lo he dicho.

-Me creerías si te digo, que hace tiempo vengo soñando contigo – dijo con un aire de misterio

-Genial – grite y voltee a ver a las chicas – muy graciosas eh, hacerme esto después de que paso tanto tiempo en salir – ellas voltearon a verme, pero sus rostros negaban todo, no podía estar pasando aquello.

-De que hablas bombón – me dijo – es verdad, por favor, siéntate un momento conmigo y te explicare todo – parecía ser sincero, y la verdad, además de Darien por supuesto, ningún chico así de guapo se había interesado en mi – por favor – me insistió de nuevo y acepte, ambos nos dirigimos hacia unos sillones de cuero blanco que había en un lugar apartado y medio oscuro, él respetuosamente se sentó frente a mi, del otro lado de la pequeña mesa que nos separaba, se cruzo de piernas, acomodando su largo cabello, deposito el trago en la mesa y pude ver que estábamos tomando lo mismo, eso me hizo sonreír, al menos ya teníamos algo en común. Apoyo sus codos en sus rodillas, entrelazando sus manos, mientras no me apartaba la vista, yo por mi parte, me senté delicadamente, acomodando la capa, que ya se me hacia molesta. Lo imite dejando mi trago en la mesita.

-Bueno aquí me tienes – le dije mientras mi rostro comenzaba a sonrojarse – ahora me puedes explicar como sabes mi nombre.

-Tu nombre, no es lo único que se bombón – me dijo sonriéndome, hay dios en serio podía ser tan lindo, pensaba nuevamente para mi.

-y que mas sabes de mi, sorpréndeme.

-Mira, hace meses que vengo soñando con esta noche, estabas vestida tal cual estas ahora, conversamos, nos conocimos, me contaste todo sobre ti, y luego me despertaba, sin saber como terminaba la noche – no podía ser cierto. No quería creerle así que le pregunte.

-Y que es lo que supuestamente te conté.

-Tu nombre es Serena Tsukino, tienes 21 años y naciste un 30 de junio – wow, era imposible – eres hija única, te recibiste hace poco de Diseñadora Gráfica, te despidieron en el mes de agosto, porque estabas en un pozo depresivo – ahora en su mirada se notaba tristeza y vi como cerraba sus puños como conteniendo coraje, pero no se porque – también se que fue porque tu estupido ex novio te dejo, te encanta el helado, y los chocolates, prefieres las tortas de fresas, como tu cóctel – me señalo – y por supuesto debajo de esa peluca negra hay un hermoso pelo rubio, tan brillante como el sol.

-No pude ser – mis ojos estaban cristalizados- de donde sacaste toda esa información, no es verdad – trate de negarme.

-Dime que me equivoque en algo, dime que te miento, pero no será así – ahora se inclino para quedar mas cerca de mi rostro – te lo juro bombón, ese sueño me ha estado atormentando, y desde que lo tuve por primera vez, jamás deje de venir a la disco esperando que aparecieras, y hoy cuando te vi recargada junto con tus amigas, no podía creerlo, le decía a mis amigos y me tildaron de loco, y cuando vieron que esa hermosa, y sensual brujita se acercaba a mi, ahí lograron creerme, y tu ¿me crees bomboncito? – me encantaba que me dijera así-

Agache la mirada – Si te creo - finalmente le dije, y entonces confesé – yo también hace meses que vengo soñando con esta noche, pero la verdad, jamás creí que estaba viendo ¿que? El futuro…-pregunte incrédula de lo que estaba diciendo, ya me parecía a Rei- no se todo esto es tan raro – entonces estiro sus brazos y tomo mis manos.

-Serena, juro que jamás en mi vida me había sucedido algo así, pero por ti estoy hoy aquí, y si te digo Te Amo, no te mentiría porque hace tanto tiempo que te conozco, y te siento, que quisiera que por siempre fueras mía – Que podía decirle después de aquello, nadie jamás en mi vida me había dicho algo así, yo apenas lo conocía y el ya decía amarme.

-Perdóname Seiya pero la verdad no se si esto…. – que si no teníamos nada pensé para mi- todo es demasiado, y aparte yo –baje mi mirada, los tristes recuerdos de dolor venían a mi- es que, he sufrido mucho y no creo – pero no me termino dejar de hablar.

-Por favor bombón, dame la oportunidad al menos de que me conozcas, soy conciente de lo que has sufrido, pero la verdad, te veo como a una cajita de cristal que con un solo roce podría romperse, y eso jamás te lo haría – como podía ser que aquel hombre, tan atractivo, dulce, sincero, podría interesarse en mi, algo debía tener, no puede ser perfecto ¿o no? De pronto el DJ comunico una tanda de lentos, comenzó a sonar una canción que me era conocida, se paro lentamente hasta situarse a mi lado y extendió su brazo, haciendo una reverencia.

-me haría el honor esta hermosa brujita de bailar conmigo- me pregunto galantemente, y escuche de pronto unos gritos conocidos, voltee a ver y ahí estaban las chicas, alentándome, haciéndome de hinchada, lo mire y le sonreí, acepte su mano, y cuando lo toque, algo sucedió, sentí como una energía llenaba mi cuerpo, mi corazón comenzó a bombear rápidamente, lo sentía, si, mi corazón volvía a latir, solo por aquel mágico toque, me guió hasta la pista central del área VIP, me hizo girar en mi lugar y cuando termine la vuelta, con su mano libre me sujeto de la cintura haciendo que nuestros cuerpos parecieran unos, y comenzamos a bailar al compás de la música, mientras me susurraba la letra al oído.

Te miro, me muero
te observo, te quiero
no hay que hablar, te siento
y busco tus sueños
Si te vas, se acaba
se borra mi tiempo
tus manos se mueven
y yo me someto
Tu voz va, yo vuelo y no encuentro el suelo
tus ojos me llegan y todo da vueltas
tienes mil razones para darte todo
y hace una hora que yo te conozco
A primera vista, te siento mía

De pronto quita su mano de mi cintura y comienza acariciarme lentamente la mejilla, recorriéndola suavemente.

a primera vista, que fantasía
a primera vista te entrego todo
a primera vista me siento solo sin ti.

El bar se hizo nuevo
y el techo de cielo
desde que llegaste
mi vida cambiaste

Recorre con su dedo pulgar mis labios, y yo cierro los ojos dejándome guiar por sus pasos y sus delicadas caricias.

Tu voz va, yo vuelo y no encuentro el suelo
tus ojos me llegan y todo da vueltas
tienes mil razones para darte todo
y hace una hora que yo te conozco
A primera vista, te siento mía
a primera vista, que fantasía
a primera vista te entrego todo
a primera vista me siento solo sin ti.

Y así al terminar el susurro abro los ojos y aquellos zafiros hipnotizantes me guían, y despacio nos fundimos en un beso, dulce, mágico, sentía como comenzaba a faltarme el aire, acaso tanto tiempo paso…..no lo sabia, pero era como droga aquellos labios no podía dejar de sentirlos mío. Pero finalmente, ya nuestros pulmones gritaban por aire, así que rompimos muy despacio ese beso tan especial, el recargo su frente sobre la mía mientras otro lento comenzaba.

-Sabes bombón, ni en sueños podría sentir, esto que ahora siento – llevando mi mano hacia su pecho- él late solo para ti. – y deposita un pequeño beso sobre mis labios. – tus labios saben a fresa – me dijo mientras me sonreía y me tomaba desde el mentón, sosteniendo mi rostro, para que no se separará del suyo.

-eres muy dulce Seiya, en todos los aspectos, pero….tengo miedo – le dije

-A que bombón, ya te lo dije yo jamás te lastimaría- me aseguro.

- No es eso, no se porque pero te creo, tengo miedo a despertarme mañana y desear estar contigo – me confesé, si suena todo a locura, pero era la verdad.

El comenzó a reír- jajaja, hay bombón, que tierna eres, si mañana despiertas y quieres verme, solo levantas el teléfono y te juro que seria capaza de tele transportarme si pudiera – me dijo utilizando un tono gracioso- en serio lo digo, te daré mi numero, y solo tienes que llamarte, estaré esperando ansiosamente junto al teléfono, solo por ti.

No seguimos hablando, solo disfrutamos de los hermosos temas que el DJ pasaba, y bailamos bien pegados, sin querer separarnos, luego comenzó a sonar la música movida, nos separamos solo un poco, pero continuamos tomados de la mano, viéndonos a los ojos, perdiéndonos en los sabores de nuestros labios, hasta que por supuesto no podía faltar una interrupción.

-emmmm….ejem, ejem – se hizo notar Mina divertidamente- perdón la interrupción soy Mina Aino, mejor amiga de esta chica que por supuesto ya debe irse – Me aviso

-Seiya Kou, un gusto – le dijo dándole la mano.

-Bueno Seiya, lo siento pero debo llevármela – me tomo de la mano para tirar de ella pero hice fuerza para acercarme nuevamente a él

-espera, dame tu numero – le pedí, y el rápidamente me tomo de la mano y corrimos hasta la barra en donde pidió una lapicera, y detrás de un papel escribió su nombre y su teléfono.

-Ya sabes bombón, estaré esperándote – y me beso, pero este beso fue mas apasionado, cargado de algo, como explicarlo, siiii, explosivo, picante, sentí como todo mi cuerpo se estremeció, y no queríamos separarnos, pero Mina tiraba de mi, y nos fuimos corriendo, mientras yo volteaba para ver como el me seguí con la mirada, tan llena de luz, y se apoyaba sobre el barandal, para seguirme con la vista mientras salíamos de la disco, cuando llegamos a fuera y mientras Amy llamaba un taxi, un grito ahogado salio desde lo mas profundo de mi garganta, las chicas se me quedaron viendo y yo no podía mas que reír y saltar en el lugar, cuando subimos al coche me atacaron con preguntas, les conté toda esta locura, por supuesto Rei si me creía, en cambio Mina y Amy creían que el saco información de algún lado, pero yo se perfectamente, que el no miente pues sabia cosas que nadie mas.

La que vivía mas lejos era yo, así que fui la ultima en llegar a casa, abrí la puerta y vi a mi papa tomando un te, recién llegaba de trabajar, corrí hacia él y lo abracé fuertemente

-gracias, gracias – le dije mientras unas lagrimas se escaparon de mis ojos.

-tan bien te fue hija- me pregunto dulcemente.

-fue la mejor noche de mi vida, gracias a ti – lo mire a los ojos y vi como el también recuperaba la alegría en aquellos.

-me alegro princesa, ahora vete a dormir que ya es demasiado tarde – lo bese en la mejilla y me fui a recostar, pero como podría dormir estaba súper emocionada, tome el papel en donde Seiya había anotado su teléfono, cuando lo voltee, quede helada

"Serena, hace tiempo esperaba por ti, no me hagas esperar demasiado", no podía creerlo pero si yo vi que solamente anoto el numero, entonces aquello era verdad hacia tiempo esperaba saber de mi, me debatí un rato conmigo misma, hasta que tome el teléfono y marque aquellos números, sonó solo una vez

-Hola Serena – me dijo entusiasmado – te tardaste

-¿cómo sabias que era yo? – imposible pensé para mi.

- porque yo tampoco he podido dejar de pensar en ti, ya son las 7:30 de la mañana tenemos que dormir, te puedo ver mañana – me pregunto apresurado – te invito a cenar.

Quise decirle que si inmediatamente pero recordé mi promesa – emm, mañana no puedo, tengo que ir a la radio, no me gusta romper las promesas – maldición justo tenia que haber aceptado para aquel día, protestaba en silencio.

-y que te parece si entonces te paso a buscar – también moría por verme, no podía creérmelo.

-bien sabes donde queda la emisora Luz de estrellas – le pregunte nerviosamente.

-si, por supuesto, estaré ahí ¿qué a las 00? – comencé a reír, sabia todo.

-perfecto – le asegure.

- bueno entonces allí te veré bombón, y también te escuchare, muero por escuchar esa voz tan sexy en la radio también – me sonroje completamente, que entupida me ponía con él – ya me quedo registrado tu teléfono, te llamare esta noche, que descanses mi brujita bombón.

- que descanses estrellita – le dije sensualmente.

-¿estrellita? – pregunto sorprendido.

- si porque llegaste para iluminar la oscuridad en la que estaba – me volví a sonrojar mientras me confesaba.

-tu me has hechizado a mi, besitos, por donde mas quieras – me dijo en una forma pícara.

Y así terminamos la conversación y yo quede totalmente rendida con el teléfono en la mano y aun sin desvestirme.

Al mediodía mama vino a despertarme, para que almorzara, me levante con una gran sonrisa a pesar de haber dormido solo cuatro horas, me bañe y me puse ropa de casa, comimos lasaña mi preferida, les conté emocionada la noche que pasamos y el chico que había conocido, a papa por supuesto mucho no le gusto, pero esta feliz de verme alegre, así que lo dejo pasar.

Por la tarde llame a Mina, para repetirle cada detalle de todo, ella estaba súper contenta por mi, tome el te con mis padres y después me fui a dormir una siesta, me despertó el ruido de mi teléfono, cuando conteste me senté de golpe al escucharlo.

-Hola bombón, que tal tu día – me pregunto, era él, ya me parecía siglos que no lo escuchaba.

-lento, ¿y el tuyo? – quise saber.

-Un infierno sin ti a mi lado – podría ser realmente mas dulce y romántico que esto, me estaba volviendo loca de verdad.

Hablamos por teléfono durante una hora, hasta que me llamaron a cenar, el al otro día trabajaba, así que no nos veríamos sino hasta la noche, si que seria un largo día.

Como era de esperarse, las chicas vinieron por la tarde, tomamos juntas el té mientras nos devorábamos una pay de limón que mi mama había hecho, después me despedí de ellas, le comente a mis padres que no cenaría, y que tenia que ir a la emisora, porque querían que hiciera de locutora, prometieron escucharme, que vergüenza.

Al final el colectivo tardo tanto que llegue a las 22:10, genial ya habían empezado, toque el timbre, me presente como la Princesa de la Luna y me abrieron rápidamente, al terminar de subir las escaleras que me llevarían al estudio en donde estaba el programa, el lugar estaba lleno de chicos, bien guapos, Mina querrá morirse cuando le cuente, pensé para mi. Cuando estuve frente a la cabina, le golpearon el vidrio a Jedite y este levanto la mirada y pude escuchar que estaba hablando al aire.

-Por dios, no podrán creerme, el sol salio de pronto en nuestra emisora, la luz de una hermosa joven nos alumbra, pasa por favor – me invito. – buenas noches, por favor dime que eres nuestra Princesa de la Luna – pregunto.

- Si soy yo – wow, no creí que mi voz pudiera ser tan sensual, me invito a tomar asiento y me hizo señas que me colocara los auriculares-

-Nunca nos dijiste que eras tan linda – me sonroje ante aquel comentario que Jedite hacía.

- porque no me considero linda – le asegure.

-gente les aseguro que si estuvieran aquí, estarían de acuerdo conmigo, bueno pero bienvenida nuevamente Princesa, te cuento, la consigna del día es "los besos" – yo revolee los ojos y se me escapo un suspiro- por lo visto estas pensando en alguno.

- Si la verdad que si, yo creo que no hay forma de poder describir un beso realmente, ninguno es igual y todos demuestran algo distinto – le comente.

- Y dime, sabemos que no estas bien en tu corazoncito pero como tendría un chico que besarte para que te volviera loca – epa! Si que fue al grano este, pero como podía describir el beso que tanto deseaba, cerré mis ojos recordando cual de todos los besos que Seiya me dio me habían gustado mas, entonces vi el cartel salvador, tanda musical- bueno princesa, tendremos que esperar tu respuesta después de estos temas – el cartel de en el aire se apago, entonces Jedite, se acerco a mi y beso mi mano – un gusto en serio conocerte finalmente, aunque eres joven no – quiso saber.

-si jajajaja – me reía nerviosamente – tengo 21 años – le conté.

-y dime Princesa sabremos tu nombre hoy.

-No jajajaja, no quiero que se sepa, en serio, te pediré que no insistan – le pedí amablemente mientras tomaba un poco del café que la producción había traído. Conversamos de diversos temas sin importancia hasta que nos informaron que estábamos en el aire, entonces tome valor y cuando estaba a punto de dar mi respuesta Jedite me interrumpió.

-un momento, un momento – dijo levantando la mano como un agente de transito – Princesa hay algo que quieras compartir con nosotros – quiso saber, pero yo lo mire y mire a la producción todos me veían intrigados.

-emmmm, - me puse a pensar – no, ¿por qué? – de que iba todo esto me pregunte a mi misma.

-¿estas segura? – Volvió a insistir, y yo asegure con la cabeza – tenemos un mensaje que nos han dejado y déjame decirte que ya quisiera estar en su lugar. – de que hablaba Jedite, yo no entendía nada aun - ¿quieres escuchar el mensaje? – me pregunto picaramente.

- Por supuesto le asegure – y ahí me arrepentí de haber sido desafiante.

"Buenas noches, llamo por la consigna de hoy – hay no esa voz, esa voz, no puede ser, decía para mis adentros – yo creo que es verdad hay una gran variedad y sensaciones en cada beso, pero ninguno y les aseguro, ninguno podría asemejarse a la suavidad, el placer, y el embriagante sabor que se siente al rozar simplemente los dulces y calidos labios de la Princesa de la Luna, juro que sus besos son adictivos y ya siento perder la cabeza por no haber probado de mi droga el día de hoy, te lo dije bombón, TE AMO" –colgó, y así como termino el mensaje yo sentí como mi corazón estaba a punto de salirse de mi pecho de lo rápido que latía, y mi cara hervía de la vergüenza que sentía, nadie dejaba de verme

- Por favor te suplico Princesa, cuéntanos que significa ese mensaje, nos morimos por la intriga – insistió Jedite.

-Bueno, este…-maldición como explicar, no me quedaba otra, hay Seiya…- El es estrellita – dije sonriéndome mientras entrelazaba mis manos – es alguien que conocí este sábado, en la disco, y quieren saber la verdad – todos asintieron al unísono – yo también me volví adicta a sus besos, no se si es muy pronto para enamorarme de alguien o no, pero lo que si se es que pienso disfrutar de cada segundo de mi vida, que me permita estar a su lado, porque nunca jamás imagine que podría existir alguien tan dulce, romántico y caballero como él. Quien en solo una noche me pudo demostrar que se puede amar con locura con tan solo estar un minuto con esa persona. Que un corazón roto por un desamor puede volver a unirse y latir más fuerte que nunca en tan solo segundos. – listo frente a miles o quizás millones de oyentes le confesé a Seiya lo que me hace sentir, a dos días de conocerlo espero no se molestara.

-Wow!, la profundidad, y el sentimiento de tus palabras me dicen que encontraste el amor, es asi – me pregunto como queriendo sacarme mas –

- Si es asi – le aseguré.

-Bueno ya hemos llegado al final de nuestro programa, creo que la consigna del día termino siendo "como sanar un corazón roto", y aquí como siempre nuestra querida Princesa de la Luna, nos ha revelado el secreto, mis queridos oyentes ya lo saben, solo cierren sus ojos y abran su corazón para que el amor pueda entrar. Hasta mañana

Así con esa hermosa despedida Jedite dio por terminado el programa, todos me felicitaron y me ofrecieron repetir esto, pero pagándome, me encanto la idea, trabajar en la radio, dar consejos y elegir la mejor música romántica, no tenia nada que ver con lo que había estudiado pero era algo que me apasionaba de verdad, así que acepte y me informaron que trabajaría junto a Jedite a partir del siguiente lunes.

Luego de despedirme de todos, baje rápidamente las escaleras, corrí hacia las puertas y si, ahí estaba como un adonis realmente, recargado sobre su auto, un Hiundai Elantra, color rojo intenso, con los cristales negros, tenia un Jean negro, ajustadito tipo cow boy, una camisa con las mangas arremangadas color blanca y una corbata desalineada de seda negra, haciendo girar las llaves en su mano, cuando levanto la vista y sus zafiros chocaron con los míos, ambos corrimos, chocando nuestros cuerpos y juntando nuestros labios en un desesperado y apasionado beso, el me había tomado de la cintura rodeándola completamente con ambas manos y yo tomándolo desde el cuello mientras con mis dedos jugaba con su pelo, la falta de aire en nuestro pulmones hizo que rompiéramos aquello, reposo su frente con la mía y sin abrir los ojos me dijo.

- Bombón, no sabes lo feliz que me hizo escuchar todo lo que sientes por mi, no se si esto dure por siempre, o solo un instante, pero quiero vivir intensamente a tu lado todo el tiempo que dios y la vida me permita, te amo mi dulce bombón.

Espero que lo hayan disfrutado, porque lo termine ahí?, porque la vida continua, y nunca nadie sabe como puede seguir.

No olviden dejar su Reviews! besitosssss