BAD BEHAVIOR

Ya sé que me porté mal y tú tuviste tus errores
Y los dos aun así tuvimos espacio libre para crecer
Y aunque el amor algunas veces lastima, aún así te pongo antes que nada
Y haremos que esto funcione

.

.

.

Uno.

De estúpidos idiotas y guapos extraños

.

.

.

Uchiha Sasuke no hacía fiestas.

Era tan claro como el día el por qué, de verdad. No podía entender por qué nadie más estaba de acuerdo con él. Sin importar el evento que se estuviera celebrando, las fiestas eran ruidosas, molestas, desastrosas, sucias, escandalosas, inquietantes, inútiles, y cualquier otro adjetivo a ese efecto que pudiera contribuir a su lista.

Le había dado varias oportunidades a esta cosa llamada festejar. Siendo el CEO de la empresa Uchiha y uno de los más exitosos jóvenes en Japón (estuvo en la portada del Tokyo Daily una vez), era un hecho que lo invitaban a muchas fiestas. Bodas, cumpleaños, aniversarios, fiestas de lanzamientos de nuevos productos—cualquier otro tipo de fiesta posible, había asistido por el bien de 'hacer contactos'.

Amaba su sola compañía demasiado, pero estaba seguro que no le importaría eso demasiado.

Uchiha Sasuke tenía muchas cosas que eran lo suyo, de hecho. Festejar simplemente no era una de ellas.

Así que fue natural que estuviera de muy mal humor cuando Uzumaki Naruto entró en su oficina a las ocho PM ese día y lo arrastrara a alguna clase de cumpleaños. Estaba planeando ir a su casa a las nueve, tomar un baño, y después dormir. Ciertamente prefería eso más que estar parado en este ruidoso, atestado salón de baile con un falsa sonrisa en los labios.

Una alta y hermosa mujer en sus cuarenta, vestida en dorado de arriba a los pies, pasó por su lado y lo mandó una seductora, coqueta sonrisa, antes de caminar rápidamente hacia otro joven.

Dios. Suspiró. Incluso trabajar en algún papeleo en su oficina sería mejor que eso.

—¡Quita esa cara, Sasuke! —un brazo rodeó su cuello. —¡Estás espantando a todas estas hermosas jovencitas!—. Era Naruto, desde luego, agarrando un vaso de champaña. El rubio le sonrió a su mejor amigo. —Verás, ¡la razón por la que te pregunté que vinieras conmigo aquí es para que te pudieras relajar y tuvieras un poco de diversión!

—La razón por la que me arrastraste hasta aquí, querrás decir —masculló Sasuke. —No recuerdo haber aceptado.

—Oh, me lastimas —Naruto apretó donde su corazón estaba dramáticamente, y justo antes de que Sasuke levantara su mano para pegarle en la cabeza, su expresión regresó a la normal. —Sonríe, tonto, ¡sonríe! Deja que el mundo sepa que no eres tan intimidante como tratas de aparentar. Así es como te describen en las revistas.

—De verdad.

—Si —el rubio asintió. —Ahora aquí, ve por un poco de champaña y luego a bailar o algo. Estuviste aprendiendo por años a bailar y es inútil el conocimiento si no lo usas, ¿correcto?

—No es como que haya pasado por todos esos años gustoso, dobe —Sasuke masculló aún más. —No tuve otra opción.

Y era cierto. Las clases de baile, clases de ceremonias de té japonesas, clases de música, y mil más. Siendo el heredero Uchiha había tenido sus ventajas, pero en la opinión de Naruto, la expectativa era mucha y sin sentido. ¿Qué tenía que ver ceremonias de té con negocios, de todas formas?

Naruto sonrió y le dio unas palmaditas en la espalda. —¡Es por eso que debes hacer uso de ellas! —dijo, sus ojos brillando con repentina inspiración, —¿Ves a la chica de ahí? —hizo un gesto de mano hacia una joven que estaba sentada en el bar. —Ve y sácala a bailar contigo. Se ve bonita.

—¿Cómo lo puedes decir? —murmuró Sasuke. No era como que pudiera ver su rostro. Todo lo que podían ver era su espalda—su espalda descubierta, para ser precisos—ya que estaba usando un vestido con la espalda descubierta.

Desconcertado, añadió, —Y su cabello es rosa.

—Y con más razón para que vayas por ella, ¿no lo crees? —Naruto le dio unas palmaditas de nuevo, esta vez más fuertes. —Tú siempre dijiste que querías alguien única. Ahora ella es única.

—Ni siquiera la conozco.

—¿Y?

Sasuke lo miró. —Debes estar loco.

—No, no lo estoy —Naruto rió, —Es una fiesta, estúpido. ¡Eso es lo que hacemos en las fiestas! Es algo sexy, ¿no lo crees? ¿Bailar con una extraña en la mitad de una fiesta, emborracharse, y luego olvidarse completamente de eso al día siguiente?

—¿Sexy? —el Uchiha parecía aún más desconcertado. No sabía que su mejor amigo fuera tan…vulgar, por no encontrar una una mejor palabra, como esto. No, el Uzumaki Naruto que el conocía era mucho más inocente que esto. Lo golpeó en la cabeza. —Lo que sea. No lo voy hacer.

Naruto suspiró. Nunca pensó que tendría que recurrir a este tipo de táctica. Bueno, no tan pronto, al menos. Pero tiempos de desesperación llamaban medidas desesperadas, así que…

—¿Qué eres, una niña? —demandó. —¡Sé un hombre! El Uchiha Sasuke que conozco nunca se retiraría de los retos.

Sasuke lo fulminó. —¿Qué eres, estúpido? ¡No voy a caer en tu trampa!

—¿Trampa? ¿Qué trampa? —Naruto le ofreció una inocente sonrisa que no era tan inocente después de todo. Gruñó cuando Sasuke permaneció callado. —Sólo hazlo, ¿de acuerdo?

—¿Por qué eres tan persistente?

—¡Porque deberías tener diversión, idiota! —explicó el rubio, bastante impaciente. —Porque jamás has tenido una novia y te explotas demasiado. ¡No es saludable! Sólo estoy tratando de protegerte de enfermedades innecesarias.

—Uh-huh —murmuró Sasuke, claramente no convencido. —¿De quién es la culpa que me sobre exploté? ¿Quién nunca hace lo que se supone que debería hacer?

Ante esto, Naruto sonrió avergonzadamente. —¡Bien, bien! —levantó las manos. —Me rindo —se cruzó de brazos sobre su pecho. —Qué tal esto: ¡Voy a empezar hacer lo que sea que supone que debo hacer si tú vas y le preguntas a esa chica que baile contigo!

—Dobe. Se supone que debes hacer lo que se te ha asignado. No voy a caer.

—Seguro. ¿Qué tal esto, entonces: lo que dije, más papeles adicionales? —sonrió Naruto. —Es un gran trato, ¿cierto?

Sasuke lo pensó. Si iba hacer un trato con Naruto, tendría que hacer que valiera de la pena. —Bien —accedió finalmente, y la cara de Naruto encendió. Lo ignoró, y continuó, —Pero tengo algunas condiciones.

El entusiasta rostro del Uzumaki cayó. —¿Qué?

—Uno, ya no estás permitido hablarme después de las once PM nunca más. Dos, no me llames sólo para decirme que te compre ramen cuando esté fuera por reuniones —Sasuke paró pensativo. —Tres, se acabó lo de arrastrarme a fiestas sin mi consentimiento. Cuatro, nunca más me forces para hacer algo como esto de nuevo —miró duramente a Naruto, —¿Tenemos un trato?

Naruto lo fulminó. —Eso es demasiado bajo de ti —dijo mordaz. —¿Por quién crees que estoy haciendo esto? ¡Por ti! ¡Esto sólo es para ti!

—Gracias, realmente es un honor —dijo Sasuke, sonriendo triunfantemente. —Ahora, ¿tenemos un trato?

Naruto lo fulminó una vez más, y finalmente suspiró derrotado. —Trato —pausó, y luego añadió, aún más mordaz. —Sólo si consigues el teléfono de la chica y su dirección.

La sonrisa de Sasuke se ensanchó aún más. Ahora eso era fácil. —Trato.

Se dieron la mano.

xx

Haruno Sakura amaba las fiestas.

Las amaba porque eran ruidosas. Las amaba porque celebraban algo y eran alegres. Las amaba porque había música y baile, y más que nada, ella amaba la música y bailar.

Demonios, si no lo hiciera, no sería lo que era, o… ¿sí?

Este tipo de fiestas no eran el tipo de fiesta a las que iría, sin embargo. Lejos de eso.

El ruido estaba ahí. El aire de felicidad igual estaba ahí. ¿Música y baile? Los dos estaban y listos y rockeando. Pero había algo más.

Sentado algunos metros lejos de ella estaba Matsuri Sagi, hijo del dueño de la compañía más grande en Japón y el anfitrión de la fiesta también. Estaba celebrando su cumpleaños veintiocho, y ya estaba apestando a rico.

Lo que le molestaba era el hecho de que habían cinco chicas alrededor de él, todas desesperadas por él—su dinero, su belleza, su fama, seguramente. Incluso eso, lo podía tolerar, aunque lo que no le gustaba era ver las de su 'tipo' alabando a un tipo así—¡Y ni siquiera por propósitos buenos! Lo que a ella no le gustaba era que él no hacía nada para alejarlas. Parecía como si estuviera disfrutando tratarlas como si fueran objetos, y ellas parecían estar disfrutando ser tratadas como objetos.

Sakura vio a Matsuri besar a una de las chicas, y luego a otra mientras se deshacía de la primera. Ugh. Era desagradable. Apostaba todo su dinero que al final de la fiesta de esa noche, él ya se habría metido en los pantalones de alguna.

Presenciar esta escena le era totalmente repugnante. Tomando una bocanada de aire, regresó su atención al barman, a punto de pedir más vodka mientras que repentinamente, alguien se sentó a un lado de ella.

—¿Sola?

Sakura sonrió forzosamente. Sabía a dónde esas preguntas la llevarían. Obligándose a mirar, fue forzada a estar cara a cara con el hombre. Estaba casi segura que lo había visto en algún lado (en la portada de alguna revista, seguramente), pero no parecía recordar su nombre.

—No realmente.

—¿No realmente? —el hombre repitió, una cálida, incitadora sonrisa apareciendo en su rostro. Era guapo, probablemente en sus treinta. Y definitivamente el tipo de chico que liga con las mujeres—no su tipo para nada. —¿Qué significa eso?

—Significa que, sí, estoy sola —Sakura le regresó la sonrisa con una amable sonrisa, esperando que con eso, estuviera haciendo claro que no se estaba muriendo por un poco de compañía, —Pero tengo bastantes cosas para hoy en la noche—. Tomó su bolsa y se paró, dándose la vuelta para caminar entre la gente.

—¿Enserio? —le tomó el brazo en un fuerte agarre. —Bueno, eso es malo. A mí no me importaría un poco de compañía. Es una noche solitaria, después de todo…

Cualquier indicio de sonrisa desapareció completamente de sus labios. —Por favor suéltame.

El hombre sonrió aún más. —Deja de hacerte la difícil, cariño —convenció, su agarre en ella haciéndose más fuerte. —Tú y yo sabemos que queremos esto. Así que, ¿Por qué no vamos a otro lugar donde podamos estar juntos, huh? Digo, ¿pedir una habitación para toda la noche? Mi nombre es Hiro, por otro lado.

Sakura casi quería reírse. Esto se estaba convirtiendo en una terrible noche. En un momento estaba viendo a Matsuri Sagi babosear sus labios en mujeres. El otro, alguien sin modales estaba ligando con ella—y sólo fracasando, también.

—Por favor suéltame —repitió. —No te puedo asegurar que estarás bien si no lo haces.

—Ooh, ¿eso es una amenaza? —Hiro rió, su voz chilló y el brillo en sus ojos se prendió, —Me gusta eso, joven dama. Pareces tener un ardiente carácter. Me estoy encendiendo por ti, aqu— paró de reírse repentinamente cuando vio alguien aparecer detrás de Sakura.

Una mano se poso sobre su hombro, forzando a Sakura a dar la vuelta, y de repente estaba cara a cara con un apuesto extraño. Sostenía su brazo y luego gentilmente la jaló detrás de él. —Disculpe —comenzó, ofreciendo una amable, cálida sonrisa, y su hablar era suave, delicado. —¿Qué asuntos tienes con mi amiga?

—¿Es tu amiga? —Hiro se veía sorprendido. Luego fulminó a Sakura acusadoramente. —¡Dijiste que estabas solas!

—Yo…

—¿Conoces a este hombre? —su salvador dio la vuelta para verla, e inmediatamente dejándola desconcertada. No porque notara que él era lindo (era prácticamente la razón, pero oigan), sino porque su rostro parecía genuino, sin ninguna señal de mentira en lo absoluto.

Le dio un ligero codazo, y supo que debía responder. —No —dijo finalmente, negando con la cabeza.

Gruñendo, Hiro se levantó y los dejó en el bar. Levantó un amenazante puño hacia ellos, pero su salvador lo desvaneció con una amable sonrisa. En el momento en que Hiro se fue, la soltó y se dio la vuelta, para irse.

Reflexivamente, Sakura dijo. —¡Espera!

Se dio la vuelta de nuevo, observándola. —¿Sí?

—Yo… —tomó este momento para observar su apariencia. Tenía el cabello oscuro, muy alto, con afilados ojos negros. Estaba segura que lo había visto antes, también, pero de nuevo, alrededor del noventa porciento de los invitados habían aparecido en televisión o algo, así que no podía confiar en eso.

—¿Estabas a punto de decir algo? —apuntó.

—¡Oh, si cierto! —Sakura sintió su rostro arder. No podía creer lo estúpida que era. En un momento era rescatada por un extraño, y en el siguiente estaba siendo encantada por lo apuesto que este extraño era. —Quería agradecerte.

Se encogió de hombros. —No lo hice por ti.

—¿Huh?

—Hombres como esos me disgustan —explicó misteriosamente.

—Lo hacen, ¿no es así? —coincidió automáticamente, y luego se sonrojo aún más. —Um, gracias de todos modos. ¿Te puedo comprar una bebida? Quiero decir, ¿como agradecimiento?

Fue entonces que sus labios se curvaron, la mínima señal de una sonrisa, pero no era eso. —No —dijo, cuidadosamente estudiando su rostro. —Pero me puedes regresar el favor, si quieres.

Sus ojos esmeralda brillaron, —¡Por supuesto!

—¿Te puedo llevar a tu casa?

Ahora la tomó desprevenida. Esa pregunta estaba totalmente fuera de lugar. Y bueno, aceptando que un extraño la llevara a su casa era estúpido y totalmente irresponsable, especialmente para ella. Observó su rostro, y no había ninguna señal de mentira ahí. Era un buen actor y tal vez podría estar mintiendo ahora, desde luego, pero…él la había ayudado.

—¿Ahora? —preguntó.

Asintió, —Si quieres.

Y se estaba preocupando por su transporte esa noche.

—¿Qué tal eso? —apuntó.

Sakura observó su rostro una vez más, estudiando los pros y contras. Esto era tomar un riesgo, tomar un riesgo, como "niña buena", nunca antes lo había hecho. Pero otra vez, esa noche había sido horrorosa para ella—era el momento perfecto si quería deshacerse del estrés y hacer algo salvaje. Por una vez. ¿No es así? Siempre podría culpar a la botella de vodka después.

—Seguro —sonrió. —Seguro, me encantaría, ¿um…?

—Uchiha Sasuke —le dijo, y le ofreció una de sus más deslumbrantes sonrisas. —Iré por el auto.

.

.

.

tbc.



Capítulo Uno arriba! Por favor, diganme si les gusto este primer capítulo, para ver si sigo con la historia...

En lo personal es hermosa y es una de mis favoritas, ademas tiene un buen de RR la original

Esto es una traducción del fic en ingles de Seynee y tengo su permiso para traducirla (:

Ya saben que siempre subo fics buenos - dentro de lo que cabe - y pues no las voy a decepcionar con esto, asi queee, por favor dejen comentarios !

Porque en el de Obhhh casi no dejaron esta vez u.u

En fin, feliz día de San Valentín :D