Su amor de recreo.

Así le gustaba llamar Trip Fontaine a Lux Lisbon, ya que en el recreo era el único momento del día donde la podía ver. Claro que nunca de cerca, se limitaba a sentarse en las sombras del edificio central escolar para observar la rubia cabellera de Lux brillar al sol junto a la de sus hermanas. Era preciosa.

Muchas veces había tratado de acercarse, pero nunca se había animado. Un bloqueo mental asaltaba su mente cada vez que la tenía frente a él y lo peor de todo es que mas nervioso se ponía al tener que hablar con ella mientras estaba rodeada de sus hermanas.

Pero ese día había sido diferente, luego de invitarla al baile hace dos días Lux le pidió que al sonar la campana la esperara justo donde estaba parado él. En las sombras.

Finalmente sonó ese timbre tan ansiado por él y su respiración comenzó a agitarse. Sus manos temblaban levemente y sus músculos se tensaban.

Todos los estudiantes regresaban a sus clases. Todos menos Trip y Lux que al ver a sus hermanas esperarla les pidió que le dejaran un momento sola.

Lux se sentaba sobre una mesa en el medio de parque, Trip la observaba apoyado contra la pared con las manos en los bolsillos. Ella se levantó, lo miró, le sonrió y le hizo una señal con su dedo para que se acercara sin decir nada. Trip obedeció como un perro que lo llama su amo.

En ese momento ella rodeó la mesa y comenzó a caminar hacia el pequeño edificio de mantenimiento, Trip la seguía sin decir una palabra.

Lux entró y arrimo la puerta, a los pocos segundos entró Trip.

Todo sucedió en un segundo, al cerrar la puerta ella se abalanzó sobre él rodeando sus caderas con las piernas y enlazándolas en su espalda. Él tomo sus muslos y la sostuvo mientras los acariciaba y descubría que Lux no presentaba ninguna queja ante el tacto, es mas, suspiraba al parecer de placer.

Se besaron desesperadamente, como si fuera el último beso en la tierra.

La misma pasión que hubo en el primer beso que le dio Lux en su auto, esa misma pasión, estaba presente en ese pequeño armario con olor a humedad.

Ella no paraba, comenzó a abrirle la camisa del uniforme escolar por los botones superiores, pero Trip la detuvo.

- Lux…- susurró sin fuerzas, un susurro de placer y pasión. Ella respondió besándole el cuello, provocando que las rodillas del muchacho flaquearan.

Ella lo silenció de un chistido, pero el volvió a llamarla.

- Lux… acá no.- Trip le pidió que no hicieran nada en ese armario. No le gustaba en absoluto el olor a humedad, las herramientas colgadas de las paredes, los sonido de el patio, la poca luz.

- ¿Entonces donde?-preguntó Lux alejando un poco su torso de el de él para mirarlo fijamente en la oscuridad.

- En el baile.-le contestó en un susurro.

Lux desprendió su agarre de las piernas y bajo poniéndose en pie, era mucho mas baja que él. Una sensación de soledad recorrió el cuerpo de ambos. Se tenían sed.

El la beso nuevamente y ella se pegó a Trip completamente. El muchacho inspiro sorprendido.

No debía suceder nada en ese cuarto de mantenimiento. No en ese momento.

Ella rió y caminó hacia la puerta, abrió una rendija y miro hacia afuera para comprobar que nadie rondaba. Al estar segura la abrió y salio corriendo hacia el edificio central, donde las clases ya habían comenzado hace muchos minutos.

Trip la siguió mascando el chicle sabor frutilla que Lux se olvido en su boca.

Era distinta a toda chica que hubiera conocido en toda su vida. Parecía una virgen, pero las apariencias engañan. Ahí iba corriendo por el patio del colegio la chica que le hacia sentir tantas cosas en un instante, la que despertó un nuevo sentimiento en él.

Ahí iba corriendo su amor de recreo.


Pequeño Drabble inventado por mí.

En la pelicula nunca sucede esta situación, pero se me ocurrió y bueno... aca esta.

Espero que les guste y dejen su Review, se lo voy a agradecer.

Saludos, Flor Black