DISCLAIMER: Cyber Team in Akihabara no me pertenece. Pertenece al creador, Tsukasa Kotobuki.

Dedicado a DaxVanStreich


Era el año 2005, unos 5 años antes de que Hibari encontrara a su PataPi y empezara el Cyber Team in Akihabara. Tsubame, entonces de 8 años, no había pasado exactamente toda su vida en el castillo. Al contrario, un día ella y Cigogne salieron de Francia para ir a Akihabara, Cigogne no le quiso decir a Tsubame porque solo sabía que iba a ser una misión muy importante para Rosacruz. Tsubame solo sabia que se quedaría en Akihabara por un mes. Pero lo que iba a ocurrirle en Akihabara, eso no se lo esperaba….

En una habitación de algún lugar de Akihabara, un niño de 9 años esperaba a su padre a que viniera por el. Como tardaba demasiado se quedó leyendo un libro sobre la alquimia.

"Realmente odio mucho todo esto de Rosacruz, el Metatron y sobre todo la alquimia, pero debo hacerlo si quiero cumplir las expectativas de mi padre..." – pensaba el.

De repente se abrió la puerta, Era Wasshu Ryuugazaki / Christian Rosacruz.

"Vamos, Takashi" – le ordenó el y el menor obedeció

Wasshu y Takashi se quedaron esperando durante un buen rato hasta que vieron pasar a Cigogne y Tsubame.

"Chris, cuánto tiempo sin vernos!" – decía Cigogne

"Es cierto, Sígueme Cigogne, que tenemos cosas de que hablar" – respondió Wasshu

Los dos niños se quedaron solos, pues sus padres se fueron a conversar a otra parte (Posiblemente acerca de los planes que tenían para el futuro, sobre las Divas y el Metatron)

Tsubame se quedó examinando durante un buen rato al niño que tenia al frente suyo

"Entonces es cierto, el debe ser el clon del que Cigogne me habló…" – pensó, luego de esto le dirigió una tímida sonrisa a Takashi.

Takashi se alegró por dentro al ver a la misteriosa niña sonreírle así. Era la primera vez que alguien hacia eso por el, pues siempre esperó una sonrisa de su padre hacia el, sin embargo nunca venía.

"Hola"- saludó Takashi rompiendo el silencio

Tsubame se quedó observándolo por un rato más y se dio cuenta que algo especial tenia ese niño que también ella tenía.

"Hola"- saludó Tsubame, sin ánimos, no sabía cómo hacerlo, había vivido 8 años en ese horrible castillo

"Pobre...que te habrán hecho, que ni sabes que decirme..." - pensó Takashi - "Pero no importa, vamos Tsubame, se que puedes invocar un Apostol, yo tengo un Avatar, Ciclope, y no lo sé usar bien aun, Acompáñame por favor, no es divertido estar solo, tú qué crees? "

"Hablas demasiado" - contestó Tsubame

Por otro lado Cigogne y Wasshu discutían:

"Estas seguro que también vas a incluir a Tsubame en el plan que tenemos del Metatron y las Divas?" - preguntó Wasshu

" Estoy seguro, la he educado bien y le he inculcado toda su vida que ser débil está muy mal y que es un pecado..Además es muy poderosa, y tiene potencial para invocar hasta tres Apostoles" - dijo Cigogne

" En serio?" - preguntó Wasshu - " Mi hijo, Takashi, apenas puede controlar al Avatar, Ciclope, es un bueno para nada que solo sabe crear artilugios y esperar mi aprobación...Aunque el también cuenta en el plan sobre el Metatron y las Divas, presiento de que es capaz de hacer algo..."

Takashi y Tsubame escuchaban esta conversación, cerca de la puerta

"Está bien espiar?"

"Si, Tsubame, cuando hablan de nosotros, debemos espiar aqui para mejorar los defectos de los que hablan de ti"

" Es excéntrico.." - pensó Tsubame

Este era solo el comienzo de una interesante historia…


Y así empieza la historia, antes de Akihabara Dennogumi...

Tsubame: Y porque nunca lo habíamos mencionado antes en la serie?

Takashi: Porque no sabía usar a Ciclope ahí, que frustrante!