Cruzados apareció de repente, aun quería a Tsubame para formar parte de Cruzados:

"Considéralo, Tsubame, forma parte de Cruzados, es mejor que Rosacruz…"

"Nunca!"

De repente, Cruzados empezó a convulsionarse y murió. Tsubame se fijó por un rato y comento:

"Increíble, hasta este viejo usaba elixir…"

Así que Tsubame voló hacia Rosacruz, Cigogne y Takashi, Pero se encontró con algo horrible…Las valkirias de Rosacruz estaban derrotadas, Rosacruz y Cigogne estaban como desmayados, Takashi y Lucifer habían perdido…..

"Takashi?...Pero como?" – preguntó Tsubame

"Es demasiado fuerte, incluso para mi…Tsubame…solo quedas tu ahora…Se que lo harás"

Al principio Tsubame dudaba si debía pelear con las valkirias restantes, pero esta vez sentía algo…Estaba siendo carcomida por el odio a aquel "tío de la 3º edad"…Por haberse atrevido a lastimar a su amigo…la única persona que se había mostrado amable con ella

"Acabemos de una vez con esto!" – gritó a las valkirias

Después de esto Tsubame voló encima de ellas y usando toda la energía de los 3 Apóstoles logró destruir a las valkirias y vencer a Cruzados…o al menos lo que quedaba de el

Rosacruz y Cigogne seguían diciendo cosas buenas de Tsubame como en las peleas anteriores, Pero esta vez Rosacruz dijo algo al oído de Takashi:

"Lo hiciste muy bien…"

Pero aunque uno esperaría que Takashi se emocione por esto, esta vez no fue así.

Al contrario, esta vez miraba a Tsubame…Había vencido a Cruzados y se veía tan cambiada…tan inocente…tan alegre…Pero después pensaba, avergonzado – "Sentirá ella lo mismo?"

Una semana después del éxito de Tsubame, Rosacruz le ordenó a Cigogne que el y Tsubame regresaran a Francia… Partieron por la noche, Tsubame, conducida por su padre se sentía muy triste…Ni siquiera tuvo tiempo para despedirse de Takashi… De repente, el se despertó y vio lo que pasaba:

"Que significa esto, Tsubame? Acaso te vas?"

"Si Takashi, han pasado 2 meses…"

"Pero…Tsubame…yo no quiero que te vayas…" – decía Takashi, conteniendo las ganas de llorar

"No! No debes llorar, eso significa que eres débil. Y yo detesto a los débiles…"

"Lo se…pero no te vayas"

"Hay alguna razón especial para la cual no quieres que me vaya?"

Takashi enmudeció, se lo iba a decir de una vez? - "Es que yo…..mira...yo…"

Rosacruz, quien se encontraba detrás de Takashi, estaba más que molesto. Takashi les estaba retrasando, Así que tomó acción:

"Takashi, no nos arruines nuestros planes…" – le dijo antes de golpearle la cabeza y caer desmayado (Como el Capitulo 18 y 19)

Tsubame se marchó a Francia después de esto. Al día siguiente Takashi y Rosacruz conversaban en el despacho:

"Otou-sama…por que se fue?"

"No lo se" – mintió Rosacruz – "Pero…volverá y tendrás que ser mas fuerte para entonces…"

"Si, Otou-sama…" – contestó antes de irse a su habitación, donde seguiría estudiando sobre la alquimia por muchos años…hasta que estuvo listo y pasó a ser el Amo Cometa, 6 años después. Luego encontraría a Tsubame, ya de 13 años, pero algo raro había en ella y el había cambiado mucho su actitud en todo ese tiempo.

Algo se había perdido y ambos lo sabían. Nunca mas volvería a ser como antes. Ambos habian cambiado mucho. Eran diferentes. Takashi no sabía si ella tambien lo sentía…la gran sensación de perdida que sentía en ese momento. Aún asi eran aliados en la cruzada de Rosacruz para hacer regresar al Metatrón. Entonces ella apareció…

Hibari Hanakoganei, una de las elegidas del Metatrón, la diva Aphrodite. Ella con su amistad incondicional hizo lo que alguna vez hizo Takashi hace 5 años. Takashi sabía que por amor a Tsubame ebía hacer lo correcto. Por eso cuando supo que todo el tiempo había sido utilizado por su padre, no dudo en ayudar a las chicas del Sibire Team a ayudar a detener a Rosacruz con el Cyber Team. La historia ya es conocida. Hibari rechazó marcharse con el Metatrón…Crane. Y todo volvió a la normalidad en Akihabara. Con Cigogne de vuelta en Francia y Rosacruz muerto.

Pero las chicas habían perdido a sus PataPis. Tras la pelea. Takashi esperaba de todo corazon que las recuperara….Pero que seria de el? Encontraría una nueva vida..en algun lugar. Decidió marcharse en un tren.

Entonces apareció una luz….Takashi no lo sabía con certeza, pero podía sentir la presencia del Metatrón. Mensajes confusos "Gracias por tu ayuda…Sin ti no lo hubieramos logrado. Lamento todo lo que te pasó pero es bueno que hallas aprendido a tomar tus propias desiciones sin necesidad de tu padre. Quiero darte esto". Una bola de luz apareció frente a Takashi…No…era un cuerpo. Alguien conocido. Era….No! No podia ser!

"Tsubame?"

Aunque el sabía que esta niña no era Tsubame. Era…menor, mucho menor. La misma Tsubame seria y sarcástica que él conoció 5 años atrás. Incluso tenía su propia replica de Petit Ange.

"Pero, por que?"

"Solo quería darte esto"-contestó el Metatrón/Crane sonriendo-"Se que te costó mucho perderla, pero ahora recuperaran todo el tiempo perdido"

"Es imposible. Ella no es la misma Tsubame"

"Eso solo depende de ti. Pero yo se que esta vez nadie los separará de nuevo. La verás crecer y volverá a enamorarse de ti. Te lo has ganado"-dijo Crane antes de desaparecer en la misma bola de luz.

"Hola"-murmuró la réplica de Tsubame a su costado. Takashi la tomó en brazos. Sabia que no era la misma Tsubame. Un clon de ella, como a su vez Tsubame y el eran clones del Metatrón. Pero el la había perdido una vez, asi que no volvería a pasar de nuevo. La cuidaría, la vería crecer y ambos volverían a enamorarse uno del otro. Luego pensó en Tsubame, feliz con Hibari y sus nuevas amigas. Le deseaba lo mejor. Y sabia que ella deseaba lo mismo.

La pequeña replica de Tsubame miraba los rieles del tren, inexpresiva junto a su Petit Ange. Takashi, con toda la ternura y amistad que le demostró a la otra Tsubame hace años, la cargó mientras la miraba a sus ojos en blanco

"Ven, mi Anima Mundi"


Ya se acabó! Pues fue bien triste ver en el anime que Takashi desapareciera, hasta que en una escena borrada se muestra a él en un tren con una Tsubame que no es Tsubame. Quise explicar el por qué en esta escena. Ojala les haya gustado! Sobre todo a ti Dax!