El gran Sesshomaru y el palacio en el Sol

-estoy tan ansiosa por ver de nuevo mi castillo, lo extraño tanto-

-ya casi llegamos Rin, comprendo que estés ansiosa-

-¿por un castillo es tanto el alboroto?-

-no es solo un castillo, es mi hogar y hace 10 años que no estoy ahí-

-bah seguramente que no cambio nada-

-de hecho… si cambio un poco. Hace un año que le di una mano de pintura- (sonrió)

-¿de qué color?-

-dorado-

-genial-

-veo que te gusta mucho ese color, ¿no?-

-sí, es el color del sol-

-ya veo-

-Kagome ¿me dejas preguntarte algo?-

-claro que si Rin, ¿Qué es?- (sonriéndole)

-¿Por qué no dejaste venir a InuYasha?-

-por mujeriego, aparte de decir que le gusto coquetea con otras… sin ofender Hitomiko-

-no hay problema mi lady-

-Kagome si vas a enojarte por todas las estupideces que hace mi hermano vas a volverte loca-

-jajaja… supongo que tienes razón Sesshomaru, pero no puedo evitar no ponerme celosa-

-mi lady si me permite hablar-

-claro que si Hitomiko-

-usted no puede ponerse mal por un chico como ese… puede encontrar a un chico que en verdad la merezca, usted es graciosa, bella, inteligente, hermosa, quien no daría todo por ser como usted no debe sentirse así, por lo que me ah dicho Rin usted tiene pretendientes-

-eso es cierto Hitomiko, pero no puedo evitar sentirme mal-

-no te preocupes hermanita, podemos buscar a alguien mejor que ese tonto de InuYasha, lo siento Sesshomaru-

-¿Por qué?-

-por insultar a tu hermano-

-¡oh!, no me importa en lo mas mínimo-

-que malo es con su hermano lord Sesshomaru-

-Keh-

-ya llegamos, ¡llegamos! Vamos, quiero ver mi castillo. Kagome ¿cuidaste a Entei, los demás caballos y los fénix?-

-claro que si, ¿dudabas de mi?-

-claro que no, jamás dudaría de ti Kagome-

(N.A: se me ocurrió que Rin debía tener alguna mascota como Kagome e InuYasha en sus tierras, recuerden que Kagome tiene a los pegazos y demás criaturas míticas e InuYasha tiene unos murciélagos gigantes que lo ayudan mucho… luego los hare aparecer. En fin Rin tiene esos caballos unos como Entei el caballo demoniaco que controlaba Hakudoshi, si no saben cómo son bueno son: blancos, en los pies tienen llamas, ojos color rojo y su cola como su crin son de color rojo fuego y los fénix… bueno todos ya sabrán como son criaturas de fuego que cuando mueren renacen de sus cenizas, como en Harry Potter su llanto tiene poderes curativos y sus cantos son hipnotizantes)

-bien, bajemos de una maldita vez mujeres-

-¿qué humor es ese Sesshomaru?-

-el mío- (dijo secamente)

-¿siempre es así Rin?- (susurro Kagome)

-por lo general si-

-te eh oído mujer-

-si lo dije para que me escucharas- (nos bajamos conforme íbamos avanzando Rin quitaba el fuego por donde nosotros íbamos a pasar, yo tranquilamente podría flotar pero no me gusta hacerlo prefiero tener los pies sobre la tierra o también puedo hacer aparecer una nueve sobre mis pies y volar en ella, pronto divisamos el castillo, era de un color que imitaba a las llamas, por dentro era totalmente de color dorado)-miren ahí está mi castillo, ¡no ha cambiado nada!, ¡oh! Kagome te agradezco tanto a verlo cuidado tanto y tan bien-

-de nada, Rin para eso estamos las hermanas-

-¿Qué hice para merecerte?-

-jajaja- (pronto estuvimos frente a las puertas del castillo de Rin, ella con paso decidido se acerco y con sus poderes abrió las puertas de par en par)

-pasen por favor- (enseguida aparecieron barios caballos de fuego y se abalanzaron sobre Rin y Kagome y empezaron a lamerles la cara)-ya basta, jajaja, vasta por favor Entei-

-¡ya basta!- (con el gruñido que lanzo Sesshomaru todos se apartaron de Rin enseguida)

-tranquilo Sesshomaru, ¿Cómo has estado mí querido Entei?- (acariciando a un caballo particularmente más grande que los demás)

-la eh extrañado mucho mi lady-

-¿hablan?-

-sí, yo les concedí ese don igual que a mis fénix-

-ya veo-

-Entei ¿sabes dónde está Kaname?-

-si estaba jugando con Azumi-

-ya veo, iremos a recorrer el palacio, luego diles que me busquen-

-de acuerdo mi lady- (empezamos a caminar y recorrimos el castillo casi no había cambiado nada)

-ves que si lo cuide Rin-

-es cierto-

-¿para qué mandaste a llamar a ese caballo?-

-porque quiero dártela como regalo Kagome, por ser tan buena conmigo y por cuidar tan bien de mi castillo y de mis mascotas- (pronto entramos en el jardín y pudimos ver unos cuantos fénix, cuando vieron a Rin salieron volando hacia ella y se le subieron en los brazos y todos los lugares donde encontraron apoyo, al parecer a Sesshomaru no le gusto mucho la idea de que esten tan cerca de Rin por lo que los espanto enseguida) –que malo eres solo me querían saludar después de tanto tiempo-

-no-(sentencio)-yo soy el único que puede tocarte-

-siempre fuiste el único-

-mi lady, aquí le traigo a Kaname-

-muchas gracias Entei, pero no te retires por favor-

-de acuerdo mi lady-

-¿me necesita para algo en especial mi lady?-

-Kaname ella es Kagome…-

-sí, es mi amiga, ella es la que nos daba de comer todas las semanas y nos mimaba… buenos días Kagome ¿Cómo te encuentras?-

-muy bien Kaname ¿y tú?-

-muy bien-

-veo que se llevan muy bien, Kaname ¿te gustaría ir con Kagome?-

-¿enserio mi lady?-

-si-

-me encantaría, claro que si a Kagome no le molesta recibirme en su palacio-

-claro que no Kaname sería un honor tenerte conmigo. Por cierto creo que Rin merece saber la verdad-

-¿Cuál verdad?-

-que esta preñada-

-¿es enserio?-

-si-

-¿de cuánto?-

-10 meses-

-¿de quién?-

-de…-

-…mi-

-¿Entei? ¿Eso es cierto?-

-si- (dijeron los dos a la vez)

-¡guau! ¡Los felicito!-

-¿Por qué no dan una vuelta en nosotros?, hace mucho que nadie nos monta y en verdad quiero dar una vuelta-

-de acuerdo-

-pero solo unos minutos-

-de acuerdo, Sesshomaru súbete en Azumi, Kagome en Kaname y yo iré en Entei-

-de acuerdo- (dijeron Sesshomaru y Kagome y se subieron a los respectivos caballos que les tocaban)

-agárrense bien-

-si- (así se elevaron pronto empezaron a volar por varios lugares, Azumi era la más nueva en la manada por lo que todavía no era del todo obediente por lo que se alejo del grupo junto con Sesshomaru)

Mientras InuYasha caminaba por la tierra meditando todo lo que había hecho y las palabras de Kagome, se sentía un miserable por haber arruinado su oportunidad con una de las mujeres más hermosas, graciosas, bonitas y sin una pisca de maldad en su alma generosa. Pronto se tropezó con una chica

-oh lo siento mucho-

-no importa, fue mi culpa- (cuando la miro se fijo mucho en ella sin que ella lo notara, tenía el pelo negro y ojos de un sombrío grisáceo, muy bien formada y de estatura alta)

-mucho gusto mi nombre es InuYasha-

-mucho gusto el mío es…-

-vamos apúrate de una vez tenemos que irnos- (llamo un chico que estaba más adelante que ella, era alto, su pelo de color negro y los ojos verdes)

-ya voy, lo siento InuYasha fue un placer conocerte-

-lo mismo digo eh…-

-jajaja, Kagura-

-qué bonito nombre Kagura-

-gracias, el tuyo también-

-Kagura apúrate de una vez-

-ya voy Yue no me molestes mas-

-veo que tu novio te reclama-

-jajaja-

-¿acaso te ríes de mí?-

-el no es mi novio, es mi hermano mayor-

-ya veo, bueno debo irme… un placer conocerte Kagura-

-igualmente InuYasha- (se alejo corriendo, cuando llego a donde estaba su hermano se fueron caminando y riendo)

Con Sesshomaru

-oye, caballo te has alejado demasiado del castillo-

-cállate, no me molestes… andaré por donde yo quiera-

-cierra tu hocico o ¿prefieres que lo haga por ti?-

-no me asustas muñecote-

-insolente te matare si me sigues provocando-

-hay miren nada mas el vampirito a mostrado sus colmillos-

-¡basta! Te matare- (Sesshomaru estaba dispuesto a cumplir su palabra, se había parado sobre el caballo dispuesto a matarlo cuando un dragón rojo salió de una cueva que estaba semi-escondida bajo la tierra)

-¿Quién hoza perturbar mi sueño?-

-el rey de las tinieblas basura, no me moles a menos de que quieras morir-

-¿y quién me matara? Ni siquiera la tonta de la princesa del sol ha podido detenerme-

-¡¿Cómo le dijiste?- (gruño sonoramente mientras que el dragón reía malvadamente)

-¿Qué? ¿Tonta? Es la pura verdad querido-

-no le hables así-

-cierra tu boca Azumi y vuelve por donde viniste- (el dragón le pego un manotazo a Azumi y Sesshomaru cayó en el aire, pero cuando casi estaba a punto de tocar el suelo una veloz criatura lo agarro en su lomo impidiendo que se estampe contra el piso… la criatura no era nada más y nada menos que un fénix de extraordinaria fuerza y agilidad sin mencionar el tamaño)

-¿Qué se supone que eres tú?-

-el es un fénix Sesshomaru, te ayudara a matar al dragón-

-¿Quién va a matarme? ¿Tu?- (pregunto con soberbia)-ja no me hagas reír, alguien tan débil como tú nunca podrá ganarme-

-no me subestimes bestia repugnante, alguien tan débil como tú no me podrá hacer daño alguno- (empezó a atacarle con sus garras impregnadas de veneno, el demonio esquivaba muy bien, un gran contrincante según Sesshomaru) –veo que eres algo listo…pero eso no te servirá de nada-

-ya lo veremos maldito- (siguieron con el combate, había una aldea cerca de donde estaban luchando por lo que vivían ahí los escucharon y se fueron a donde oían que se realizaba la batalla, cuando llegaron se sorprendieron mucho de que alguien estuviera luchando con el dragón que los acosaba y destruía su aldea cada vez que quería, además de llevarse a las hijas de ellos para comérselas, a medida que iban llegando susurraban)

-¿Quién es este guerrero tan poderoso?-

-debe estar loco para enfrentarse a semejante dragón-

-de seguro que lo matara-

-yo podría matarlo si quisiera- (decían algunos muy arrogantes. Sesshomaru los escuchaba mientras seguía luchando, pronto uno de ellos le arrojo una espada que cuando él la empuño la hoja de la esta se rodeo de unas llamas muy poderosas, así fue atacando al dragón, cuando estuvo demasiado cansado el dragón se dio por vencido y se dejo matar, enseguida los aldeanos se acercaron a él para felicitarlo y curarle las heridas sufridas en el combate)

-por favor joven díganos su nombre-

-es Sesshomaru-

-¿y de donde viene Sesshomaru?-

-del infierno-

-¿es usted algo de la familia real?-

-no, soy el rey del inframundo-

-oh por dios- (todos rápidamente se postraron en el suelo en señal de respeto a este ser tan superior que ahora se hallaba frente a sus ojos)-usted debe ser el prometido de nuestra señora, ¿estoy en lo cierto? ¿Verdad?-

-sí, está en lo cierto- (pronto llegaron Kagome y Rin en los caballos)

-oh por dios Sesshomaru ¿te encuentras bien?- (mirando al dragón que ahora estaba en el suelo sin vida en el suelo rodeado de sangre)-¿qué ha pasado aquí?- (uno de los campesinos se acerco a Rin luego de hacer la debida reverencia hablo)

-mi señora, este caballero nos ha librado del dragón que nos atormentaba-

-¿es cierto Sesshomaru?-

-Keh, no es nada. Ese estúpido dragón se lo busco-

-de todas formas joven Sesshomaru se lo agradecemos mucho-

-no fue nada-

-ven volvamos al castillo-

-oh pero señorita Kagome no la habíamos visto discúlpenos- (enseguida todos se inclinaron frente a su creadora) –por favor tenga piedad- (Kagome se les acerco para el miedo de ellos con cara seria)

-no te preocupes por nada- (dijo poniendo su mano en la cabeza del hombre)- no hay ningún problema, no tienes por qué temer-

-es usted muy buena señorita Kagome-

-muchas gracias señor- (luego de esto se despidieron y los tres volvieron al castillo de Rin para curar las pocas heridas que tenia Sesshomaru, mientras se estaban yendo un par de aldeanos empezaron a gritar: "Larga vida al Gran Sesshomaru, terror de los dragones" una y otra vez hasta que ya no los escucharon)

En el castillo de la princesa Rin

-larga vida oh gran Sesshomaru terror de los dragones jajaja-

-ya no fastidies Rin-

-lo siento, es que es muy gracioso-

-Keh-

-creo que será mejor que valla a la tierra a buscar a Shippo hace tres días más o menos que no lo veo-

-¿quieres que te acompañemos?-

-claro que no-

-oye Sesshomaru no seas malo es mi hermana-

-no te preocupes Rin, ¿recuerdas que puedo leer los pensamientos?-

-sí, ¿Por qué?-

-bueno…sé lo que está pensando Sesshomaru, o lo que pensaba jajaja. Mejor ya me voy-

-que lastima…luego te iremos a visitar- (Sesshomaru levanto una ceja cuando dijo iremos)

-¿Por qué tengo que ir yo?-

-¿acaso no quieres venir conmigo?-

-no, es eso-

-¿entonces?-

-a los guardianes de Kagome no les agrado y la verdad que no me quiero encontrar con esos tontos-

-te pareces a un nene chiquito Sesshomaru-

-Keh, haz lo que quieras pero si me molestan los matare…te lo advierto ahora Kagome-

-está bien, lo tendré en cuenta. Adiós Rin, Sesshomaru-

-adiós hermana-

-adiós-