Yaaaaajuuuuuuu! Mil gracias a todos por sus comentarios tan hermosos, con una sola frase que me hayan dado créanme que me dieron la mayor de las felicidades, todos sus reviews me encantan y me animaron en esta locura, la primera vez que escribo sobre los Teen Titans ha llegado a su fin, ahora me dedicaré a otros proyectos de fanfiction que tengo en espera de salir a la luz. ANTES DE INICIAR EL CAPITULO PONGAN LA CANCIÓN CRIMENES PERFECTOS DE ANDRÉS CALAMARO y pónganle play cuando sea el momento, ya verán! Para todos ustedes mis fieles lectores…. Disfrútenlo!

CAPITULO FINAL… HOGAR DULCE HOGAR

Los titanes habían decidido quedarse ese día en la mansión y hacer una parrillada en la tarde, una fogata en la noche y algunas actividades entre ellos. Las chicas estaban vueltas un lio en la cocina escogiendo las cosas para preparar, Cyborg intentaba encender la parrilla de carbón, Robin y Chico Bestia recogían algo de leña para la fogata nocturna, todos se divertían a su manera gritando, escuchando música, bromeando y burlándose entre ellos.

-Hey chicas! Traigan ya las carnes! La parrilla esta lista!- esperándolos Cyborg con un delantal que anunciaba "the best chef", y en la cabeza una gorra de chef que a todos les causó gracia, las chicas también tenían delantales, a Starfire le fascinaba lucirlo en blanco, pero no a Raven que lo tenía en rosa y se quejaba a cada rato con su "maldito delantal rosa".

Pronto devoraron todo lo que había dejando a los chicos tirados en el pasto viendo al cielo mientras las chicas estaban levitando en posición de flor de loto demostrando que estaban bastante relajadas, después de despejarse un rato jugaron futbol americano, era un Cyborg, Starfire VS Robin, Raven siendo Chico Bestia el réferi que daba cualquier excusa para parar el partido y fastidiar a sus amigos.

Llego la noche y con ello la hora de los malvaviscos, Starfire amaba tener esas cosas viscosas en la boca y que se le pegaran en los dientes, no entendía como era que a Raven no le gustaran para nada

-Toma- ofrecía Chico Bestia

-No gracias no me gustan- rechazando amablemente Raven, cosa que desconcertó a los otros 3 titanes

-Una mordida al menos- insistía el verde

- Solo una- mordiendo el malvavisco la chica gótica

-Te ensuciaste la cara, espera- y sin dar más tiempo pasó su lengua por la comisura de los labios de la gótica dejando pasmados a los demás, ella no tuvo ninguna reacción solo volvió a pasar su lengua por el mismo lugar que él la había pasado como si fuera lo más natural del mundo dejándolos con los ojos como platos y sin palabras, incluso el bombón de Robin cayó al suelo por la impresión-

-¿Qué?- inquiriendo la gótica como si no supiera lo que hicieron

-Robin di aaaahhh…- al ver la escena de Raven y Chico Bestia, ella también quiso ser cursi pidiéndole a Robin que abriera la boca el obedeció como buen niño

- Aaahh…- esperando y cerrando los ojos- !- gritando por la quemada que se había llevado

-Star, primero debes apagarlo antes de meterlo a la boca- Le avisaba Chico Bestia mientras veían como Cyborg le aventaba agua a la boca de Robin y varios hielos

-Ya no tengo sentido del gusto!- lloriqueaba Robin

-Pe..perdón…- se disculpaba apenada la pelirroja, cosa que le dio gracia a Robin

-Nada que un beso no arregle- robándole un dulce beso a Star que no se lo impidió sonrojándose un poco

Chico Bestia hizo florecer sus dotes de músico y sacó una guitarra que llevaba y comenzó a cantar, algo desafinado pero con sentimiento, una canción que Starfire conocía muy bien y que ambos habían cantado muchas veces desde que ella se distanció de Robin y Chico Bestia se convirtió en su mejor apoyo…

Sentiste alguna vez lo que es, tener el corazón roto?,
(sentiste) a los asuntos pendientes volver, hasta volverte (muy) loco?;

A su voz dolida le hizo coro la princesa Tamaraniana con gran ilusión como tantas noches cantaron en la azotea de la torre…

si resulta que si, si podrás entender, lo que me pasa a mi esta noche;
ella no va a volver y la pena me empieza a crecer (adentro),
la moneda callo por el lado de la soledad y el dolor;

Mientras ambos cantaban Robin y Raven los veían atentos y podían sentir la letra de la canción bastante acorde a los sentimientos que habían tenido en los últimos días, pudieron entender el dolor que sus respectivos amores habían sentido, el dolor ya superado…

Todo lo que termina, termina mal, poco a poco,
y si no termina se contamina mal, y eso se cubre de polvo;
me parece que soy de la quinta que vio el mundial setenta y ocho,
me toco crecer viendo a mi alrededor paranoia y dolor,
la moneda callo por el lado de la soledad (otra vez);

Mientras tanto Cyborg recibía una llamada por el comunicador, era abeja, él respondió y se alejó un poco escuchando de fondo a sus dos amigos cantando y la guitarra…

No me lastimes con tus crímenes perfectos,
mientras la gente indiferente se da cuenta,
de vez en cuando solamente sale afuera la peor madera;

-Sucede algo abeja?

-Y esa música?- preguntaba curiosa

-Nada, solo están cantando Chico Bestia y Starfire

-Que divertido! Eso significa que yo gane?- preguntaba divertida y confiada

-Jajajaja ¿con quién crees que estás hablando? Por supuesto que gané yo!

-OOHHH eso es injusto! Tenía fé en que Chico Bestia y Starfire me harían ganar

-Yo siempre creí en Chico Bestia y Raven!- con aire triunfante el joven de metal- Me debes 50 dólares abeja! Es un Raven- Choco Bestia, Robin -Starfire!

-No debí haber apostado por el Raven- Robin Y Chico Bestia –Starfire, te los daré cuando regreses, disfruta las vacaciones- colgando la comunicación dejando a Cyborg prácticamente brincando de felicidad, había logrado 50 dólares y que sus amigos quedaran tal cual él lo quería.

si resulta que si, si podrás entender, lo que me pasa a mi esta noche;
ella no va a volver y la pena me empieza a crecer (adentro),
la moneda callo por el lado de la soledad (y el dolor)
la moneda callo por el lado de la soledad (otra vez),
la moneda callo por el lado de la soledad.

-¿Qué tanto estará hablando Cyborg? Se ve bastante feliz?- susurraba Robin a Raven

-Probablemente está hablando con abeja- contestando a susurros Raven sin perder detalle de la canción y sus últimos acordes…

De pronto se quedaron viendo como si tuvieran la misma loca idea Chico Bestia y Starfire, sonriendo ampliamente al escuchar los susurros no muy disimulados de sus parejas y al terminar la última nota se dieron la mano sellando el trato…

-20 dólares y una barra de tofu de la mejor calidad- se aventuraba a decir el chico verde

-Que sean 40 y si yo gano será una tarde en los videojuegos!- sonriendo divertida la pelirroja

-¿Una tarde? Eso arruinará mi bolsillo! Hecho! Yo digo que él no se dará cuenta y no le hará caso

-Yo digo que terminarán juntos!- afirmando la princesa

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Varios días ya habían pasado y todos vivían su romance de vacaciones, al fin todo estaba como debía de estar….

Todos estaban en la playa Robin con una camiseta roja y short negro, su cabello lacio y un poco largo, lentes oscuros y una actitud seductora; Chico Bestia a su lado con su conjunto de camiseta y short morados, lentes oscuros y brazos cruzados en actitud retadora; Cyborg terminaba la fila con su imagen de Victor Stone, una camiseta verde que marcaba sus músculos del abdomen, y un short en café también con lentes oscuros, también con sus brazos cruzados, por su altura y su pose, se veía como un cadenero de bar bastante imponente, las chicas se colocaron cerca de ellos, Starfire con un lindo traje de baño completo en color carmín que hacia juego con su cabello y un sombrero del mismo color, su sonrisa amable y divertida de ver a sus amigos tan solemnes, tomada del brazo de Raven, ella tenía un traje en dos piezas en color negro muy coqueto que por supuesto le había regalado Starfire y que estaba mas que avergonzada por lo que llevaba una toalla encima intentando cubrirse sus encantos desde la cabeza hasta mitad de la pierna.

-Están listos?- preguntaba la pelirroja muy animada

-Nacimos listos nena!- contestaba con seguridad el chico verde, los tres dirigieron sus miradas hacia las chicas y un reflejo de sol iluminó sus lentes

-Esto es un deja vú- contestaba sin ánimos la gótica

-El último es un huevo podríadooooooo- daba la alarma Cyborg y los chicos corrieron como locos hacia el mar tomando sus tablas de surf, las chicas aventaron la toalla y el sombrero y corrieron tras ellos. Finalmente desde que llegaron a la isla estaban en paz y tranquilos unidos como equipo, riendo y disfrutando la compañía de sus seres más preciados.

En la torre titán se respiraba la tranquilidad y el silencio, de pronto la puerta automática se abrió y el grito perezoso de un Chico Bestia tremendamente cansado inundó todo el lugar

-Aaaaaaahhh pero que cansado estoy, necesitaré vacaciones para reponerme de las vacaciones!

-No te quejes Chico Bestia, los últimos dos días no parabas de molestar- Entrando detrás de él Cyborg con sus maletas al hombro

-Hogar dulce hogar!- Entraba flotando la princesa titán con gran alegría por su regreso

-Genial…- era lo único que dijo la gótica al entrar y reconocer de nuevo su torre

-¿Cómo se las habrán arreglado los titanes Este para lidiar con nuestros villanos?- como siempre, Robin solo preguntaba por trabajo

Ni siquiera acababan de sentarse cuando la pantalla de transmisiones se encendió dejando ver a una Abeja ansiosa por ver a sus amigos

-Chicos! Por fin llegaron! ¿Cómo estuvo el viaje? ¿me trajeron algo verdad?

-Creo que Cyborg te trajo algo!- diciendo animoso Chico Bestia

-Oye!

-No me trajiste nada Chispita?- indignándose Abeja

-No es eso… es solo- poniendo su mano detrás de su cabeza

-Es que quería que fuera sorpresa!- ayudando Starfire lo que provocó sorpresa y sonrojo en su amigo metálico

-No me ayuden chicos…- susurrando entre dientes

-¿Cómo les fue con los villanos de Jump City?- Robin fue directo al grano

-Nada que no pudiéramos controlar, lo único que no pudimos controlar fue el hambre de sedita, si pudieran recogerlo sería grandioso!

-De acuerdo, Cyborg irá a recogerlo!- la siempre buena ayuda de Chico Bestia provocó un pellizco de su ahora novia que hizo que se le retorciera la sonrisa

-Debería ir Starfire, es de ella- Defendiéndose el moreno

-Teóricamente es de Chico Bestia, pero lo cuida Starfire- defendiéndola Robin como buen novio

-Olvidenlo! Abran la puerta mejor- gritando por la pantalla Abeja lo que desconcertó a todos, de pronto el timbre sonó

-¿Quién será?- saliendo Starfire- Sedita!- dando saltos y gritos de emoción con su mascota en brazos y Mas y Menos retirándose a toda velocidad después de abrazarla

-Asunto resuelto, ahora reintégrense a la sociedad!- colgando Abeja dejándolos a los 5 desconcertados

Ya estaban desempacando sus cosas cuando escucharon la alarma, esa vieja alarma que les indicaba que la ciudad estaba en peligro, todos se reunieron y después de trazar la ruta salieron corriendo, Cyborg tomo el AutoT, Robin la motocicleta, Starfire, Raven y Chico Bestia volaban, pero al ver hacia abajo Starfire tuvo antojo de estar con Robin y se fue directo a su Moto tomando el asiento de atrás abrazándolo muy fuerte

-Ya te extrañaba- diciendo Robin al sentir los brazos de su novia rodeándolo

-Yo también te extrañaba- abrazándolo mas fuerte pero sin hacerle daño

Llegando a la escena del crimen ahí estaba el asqueroso Plasmus… siii… de nuevo…

-Viejo en serio! Tenemos que construir una cárcel de super hiper mega máxima seguridad! Hasta el más asqueroso y tonto puede escapar de la que tenemos!- quejándose Chico Bestia

-Odio admitirlo pero Chico Bestia tiene razón- apoyando Raven, lo que hizo a su novio tremendamente feliz bajando sus orejas como perrito que espera una caricia por un buen truco-Aquí no!- volteándose la gótica con algo de pena

-Bien chicos, prepárense para patear traseros…- Ordenaba Cyborg mientras todos se ponían en guardia

-Hogar dulce hogar….- Saliendo inconscientemente por la boca del líder Titán lo que provocó una sonrisa irónica por parte de todo su equipo, pues efectivamente ese era su hogar, y el diario vivir en ese amado lugar- Titanes ataquen!- Dando la orden que ya extrañaba tanto.

Toooodo lo que empieza tiene que terminar… y no sin antes comentarles que la canción que me inspiró para el anterior capitulo y este final fue ésta canción maravillosa, de hecho estaba escuchando a Calamaro mientras escribia el anterior y este y si son fans encontraron varias frases de canciones en el anterior como cuando starfire dice: -Qué difícil tratar de olvidarte, sin sentir que ya no me quieres… es del cover de "El ultimo trago" y cuando Robin dice -Tu mirada inocente no me engaña, no me extraña que seas así y te quedes conmigo otra vez… pertenece a la canción "el tercio de los sueños".

Muchas gracias por sus reviews! Es un placer recibirlos y leerlos, además de que me agreguen como su autor favorito o historia favorita! Nos leemos después y por mientras…. Denle duro a las vacaciones de verano que como estas no habrá ninguna!