Hola este es mi primer fic y hace tiempo que he deseado unirme pero no me havia atrevido.

Bueno esta idea se me ocurrió, primero porque me encanta playfull kiss, me encanto Baek Seung Jo y aunque es muy frio e antipático… me mata XD. En fin siempre me molesto de la serie, y me refiero no solo al dorama si no que también el anime, el manga y el live action, que Ha Ni siempre centra su vida alrededor de Seung Jo y que era muy arrastrada (lo siento Ha ni u.u) por eso decidí hacer una historia donde ella descubriera algo para el que no solo es buena si no que también la relacionara con su madre…de la cual no se habla mucho. Además esto hará sufrir un poquito a nuestro amado Seung Jo jojojojojojo XD.

En fin esto comienza durante el capitulo 14 para lo que quieran saber además saque algunas cosas del Diario de Baek Seung Jo 14 por si las moscas XD.

Aclaración: lamentablemente no tengo el suficiente dinero para comprar los derechos de playfull kiss asi que sus personajes lamentablemente no me pertencecen.

En fin disfrútenlo y comenten ^^

Mi verdadera pación

Perdida

No sabes lo que yo siento… tu logras hacer todo bien sin ni siquiera esforzarte tanto en las notas como en los deportes, eres popular con las chicas…Baek Seung Jo tu no entiendes el esfuerzo de los demás…alguien como tú no puede entender lo que siento- dijo Ha Ni enojada por la reacción de su hace poco novio

¿Si no hubieras perseverado que hubiera sido de ti?...entonces tu… ¿no tienes ningún encanto?- le dijo fríamente Seung Jo, no lograba entender como la chica que por fin era su novia se daba por vencida solo por no tener suficientes puntos, ¿Qué había pasado con la perseverante Ha Ni que el amaba?

Eres una persona tan fría Baek Seung Jo – le dijo entrecerrando sus ojos, se preguntaba cómo era posible que ahora que eran novios siguiera siendo tan frio y molesto con ella

¿Adónde vas?- le pregunto al ver que se ponía un chaleco blanco

Donde sea- refunfuño molesta

¿Hay algún lugar donde puedas ir a esta hora?- le pregunto sabiendo bien su respuesta

Claro, puedo ir donde otro chico- le contesto esperando ver algo de celos en el

¿Entonces eres tan valiente?... ¿Boon Joon Gu o Kyung Su sumbae?- triste fue ver para Ha Ni que él no demostró ni siquiera un poco de preocupación.

¿Ah? Aunque después te arrepientas no me importa- le dijo resentida

Haz lo que quieras- dijo despechado mientras salía de la habitación, como se le había ocurrido decirle eso…puedo ir con otro chico…aquello le había dolido, ella ya debía saber cómo le molestaba que estuviera con otros chicos, pero aun así ella seguía sin verlo, no veía su preocupación ni su decepción al verla renunciar solo por haber bajado sus puntos, ¿no fallo otras veces? ¿no había seguido intentándolo una y otra vez hasta lograr lo que se proponía? Incluso con el ¿ no lo persiguió durante años para por fin lograr hacerlo reconocer que la amaba?- tonta Ha Ni- dijo finalmente al entrar a su habitación

Había pasado ya un día desde que se fue de la casa, tiempo suficiente para darse cuenta de su realidad: siempre dependía de los demás, ella era la única que no cambio, hasta Seung Jo lo había hecho también, no como ella hubiese querido ya que no la llamo siquiera una vez en todo el día para saber si estaba bien y cuando lo vio riéndose con sus compañeros no pudo evitar sentirse aun mas herida, pero a pesar de todo el si se preocupaba por ella, todo lo que le dijo era solo por su bien, debía convertirse en la chica adecuada para él. Tendría que arreglárselas sola y descubrir que era lo que realmente iba a ser con su vida.

Bueno primero debía buscar un lugar donde dormir, su rostro se entristeció al recordar que no tenía dinero, entonces primero debía buscar un trabajo y ahí estaba como si de un milagro se tratara, en un restaurant, en la vitrina había un papel solicitando personal, esa era su oportunidad pensó.

Ya había pasado una semana desde que se fue de su casa y tampoco a la universidad así que no había visto a nadie de sus seres queridos, ni siquiera a sus amigas a quienes les contaba todo. Extrañaba estar en la casa siendo mimada por la mama y el padre de Seung Jo, extrañaba también los deliciosos platos que le cocinaba su papa e incluso extrañaba a Eun jo que la molestaba cada vez que podía. Pero por sobre todo extrañaba a Baek Seung Jo, quería verlo así fuera para regañarla, pero no podía tenía que ser firme.

La dueña del restaurant, o tía como le decía ella, había sido muy buena no solo le dio trabajo si no que también la llevo donde arrendaban un pequeño apartamento que estaba dentro del poco presupuesto que tenia gracias al sueldo que le pagaba ella. El apartamento no estaba muy lejos del restaurant pero debía reconocer que estaba en muy malas condiciones, este era de un solo ambiente y en su costado derecho estaba la puerta del baño toda malgastada, apenas tuvo tiempo libre del trabajo lo arreglo lo mas que pudo y gracias a su tía tenía un futon donde dormir, mas no necesitaba era solo lo que haria allí después de trabajar.

Era domingo y su tía le había dado la mañana libre para que descansara, pero ella no fue a dormir al apartamento a pesar de estar muy cansada si no que se dedico a dar vueltas por la ciudad esperando encontrar respuesta a su dilema ¿Qué hacer con su vida?, sabía que quería estar al lado de Seung Jo e incluso pensó en ser enfermara, y la idea no le desagradaba, pero sus puntos en la universidad no alcanzaba y eso la deprimía. Mientras caminaba se percato que había llegado a un barrio artístico, la calle estaba repleta de tiendas de música, librerías y de arte, habían además algunos cafés y tiendas de ropa, pero lo que a ella le llamo la atención era la música que se escuchaba en el aire, ella conocía ese sonido, era hermoso y delicado, sabía que provenía de un instrumento pero no lograba recordar de cual era, ¿tan tonta era que no podía reconocer el sonido de un instrumento? Pensó, camino en dirección de la música buscando su origen, llevándola a una pequeña tienda, miro por la vitrina viendo que en el interior de la tienda estaba repleta de instrumentos, no solo las paredes si no que también del cielo colgaban algunos, los muebles eran de madera y se veía muy acogedor.

Con nerviosismo entro a la tienda siendo anunciada por la pequeña campanilla que colgaba sobre ella y siendo recibida por la dulce tonada, miro con más detenimiento buscando el origen de aquel sonido, encontrándolo arriba de un pequeño escenario junto a la caja para pagar ,Un anciano tocaba un bello instrumento de madera, pequeño para ser una guitarra y que era acariciada con un palillo con cuerdas, ya recordaba…el violín, ese era el instrumento, de pronto sintió una fuerte punzada en su cabeza, era la alarma de lo que vendría.

¿Por qué te olvide?- pregunto en voz alta distrayendo al anciano haciéndolo detener aquella hermosa tonada.