Hola!

se que deben estar deseando matarme por haber tardado tanto en subir y por eso les pido mil disculpas... por una parte el concierto de JYJ me distrajo totalmente... y como no si era el primer grupo de K-pop que venia a nuestro país... casi morí de felicidad XD... y por otra parte mis problemas que hacían que solo quisiera dormir y olvidarme de todo...

Pero no lo lograron...a pesar de todo siempre mantuve presente mis Fanfics y no me rendiré...solo les pido paciencia y fe en que terminare y mis fanfics. Ademas de que no me detendré y seguiré haciendo mas con todas las ideas que tengo en mi cabeza y que espero ansiosa poder empezar a escribir.

En fin les dejo un nuevo capitulo y les pongo el nombre de la nueva canción De violín que interpretara nuestra protagonista...claro que esta vez no sola lo cual sacara un poco de sus casillas a nuestro amado Seung Jo

sin entretenerlas mas...no olviden que lamentablemente no me pertenecen los personajes de esta historia...pero si la historia^^

por favor dejen sus reviews que son la razón del por que no me detengo...besos y disfruten

pongan en youtube: Duo No. 1 for Violin and Cello- Movt. 1 (Dyachkov, Thouin)


Mi verdadera pación

Celos

Todas las tardes después de que Ha Ni volvía de su trabajo en la tienda, se disponía a practicar con el violín prestado, debía admitir que se moría de ganas de tocar el de su madre pero se mordía las manos cada vez que aquellos deseos aparecían.

La casa se envolvía de la música que interpretaba la violinista, ambos padres se sentaban en la sala de estar disfrutando del concierto privado mientras conversaban animadamente o simplemente se relajaban tomando una tasa de te. La dueña de casa siempre acompañaba a Ha Ni en sus ensayos grabándola, tenía cada tonada interpretada por su futura hija. El más pequeño de la casa, sin querer reconocerlo jamás frente a los demás integrantes, disfrutaba como volaba su imaginación a mundos que jamás pensó con solo escuchar a la joven.

Lamentablemente el hijo mayor no disfrutaba igualmente que el resto de su familia, cada vez que ella comenzaba a tocar él se encontraba estudiando y se le hacia imposible concentrarse. Apenas ella comenzaba a reproducir algunas notas el deseaba estar frente a ella observándola tocar con gracia y delicadeza el instrumento.

Aunque para él nunca fue necesario estudiar para sus exámenes, cuando entro a estudiar medicina todo aquello cambio, tal vez no necesitaba enclaustrarse como sus compañeros estudiando hasta desfallecer, pero si necesitaba concentrarse un poco mas y era lo que mas le gustaba, El cambio que le llevo estudiar medicina y el por fin encontrar un reto para su intelecto. Pero desde que su novia comenzó a tocar todas las tardes en la casa había estropeado todo, mas ahora que necesitaba que le fuera bien, ya que tenias muchos deseos de tener aquella sita con su novia.

-¡Ha Ni cada vez tocas mucho mejor!- le decía la madre aplaudiendo mientras aun tocaba la castaña, ella simplemente sonrió aceptando su cumplido. En eso el celular de Ha Ni sonó logrando que se abruptamente. Seung Jo que estaba en su habitación no pudo evitar interesarse en la razón de que se interrumpiera la melodía, por lo que se acercó a su ventana para escuchar a Ha Ni.

-¿SI?... ¡oh! Yoo Kim Bum sumbae… ¿como esta?...hum, si gracias…si, estaba practicando justo ahora…jajaja ¿tu también?- ¿porqué se esta riendo?...ella no debería reír por causa de ningún otro chico que no sea yo…pensó un celoso Baeck Seung Jo- ¡oh! ¿En serio? Si, me gustaría… ¿y que instrumento tocaras?... ¿un chelo? Wow…eso es genial…si, entonces te espero pasado mañana a las 4 en la tienda del abuelo- ¿!ah! ¿Como se le ocurre planear una cita con otro chico?… esta Tonta Ha ni-…si, tu también…nos vemos… bye bye

-¿Ha NI con quien estabas hablando?- pregunto preocupada la madre del joven medico

-¡Oh! Yoo Kim Bum Sumbae estudia en el colegio de música de Seúl y me esta ayudando a practicar…me acaba de informar que las pruebas para el ingreso es en dos meses y que me tengo que preparar

-¡Oh! Él debe ser muy talentoso entonces

-Mucho…toca varios instrumentos…es un músico muy completo ya que no solo interpreta si no que también compone… de hecho su deseo es convertirse en un director de orquesta por eso quiso aprender a tocar todos los instrumentos que pudiera- cada palabra que la joven violinista decía animadamente los celos en el interior de Baeck Seung Jo aumentaban mas y mas- realmente lo admiro- termino de decir la castaña, siendo la gota que rebalso el baso del taciturno joven medico. Ha Ni tomo nuevamente su violín prestado entonando nuevamente la melodía que dejo inconclusa, pero apenas toco unas cuantas notas un irritado Seung Jo entro en la habitación interrumpiéndola

-¡Yah!… ¡Ha Ni!…¿tu realmente quieres que repruebe mis exámenes verdad?

-¡Baeck Seung Jo!- le grito su madre-¡¿ por que le gritas de esa manera?

-A causa de tu molesta música no puedo concentrarme en mis estudios y tengo exámenes toda la semana

-Lo…lo siento- le dijo sorprendida pero también una lastimada Violinista al escucharle decir aquellas palabras: " Molesta Música"- No practicare mas por ahora

El joven medico apenas dijo esas ultimas palabras se retiro de la habitación aun airado por las palabras que había escuchado de la boca de su novia. ¿Cómo se atrevía a sentir admiración por otro chico? Hasta hace unos meses él era su centro de atención y admiración. Empezó a sentir un enorme Fastidio hacia el instrumento que estaba cambiando a su torpe y amada Ha Ni… si ella nunca hubiese descubierto nuevamente el fatídico instrumento ella no admiraría a otro sujeto y tampoco tendría la sensación de estarla perdiendo… el seguiría siendo el centro del universo para Ha Ni.


Era entrada la madrugada cuando el futuro medico por fin término de estudiar, se dirigió hacia el baño cuando al mirar hacia la terraza vislumbro la figura de la chica dueña de sus pesares. Sigilosamente se acercó por detrás cuando escuchó unos sollozos provenir de ella. Sintió una puñalada en el pecho… de nuevo estaba llorando…podía jurar que ese era el sonido que mas odiaba en el mundo…aunque últimamente también descubrió que el violín le causaba el mismo sentimiento.

-¿Porqué estas despierta a esta hora?... deberías estar durmiendo…aun no te restableces bien y deberías descansar- dijo sorprendiendo a la castaña quien pego un salto al escucharlo.

-No tenia sueño- susurro tímidamente mientras secaba rápidamente sus lagrimas rehusando mirar al chico que no solo le sacaba suspiros si no también sollozos.

-Pues al menos deberías abrigarte…esta helado- trato de decir lo mas dulce que pudo tratando de que volteara a verlo…pero no obtuvo lo que quería

-Estoy bien- le respondió secamente pero sin poder evitar detener el abrupto escalofrío que la hizo temblar, Seung Jo libero un largo suspiro, se acerco a su novia para envolverla con sus brazos y estirando el suéter que el llevaba puesto para cubrirla

-¿porque tiene que ser tan terca Señorita Oh Ha Ni?- le dijo enterrando el rostro en su cuello ahogándose con el aroma que desprendía su cabello

-¿Y usted por que tiene que ser tan insensible Señor Baeck Seung Jo?- trato de decir lo mas duramente posible, pero se le hacia muy difícil al sentirse en los brazos del hombre que la hacia delirar.

-Lamento si te lastime con lo que dije… me hez muy difícil controlarme cuando se trata de ti- dijo honestamente conmoviendo a la castaña, eran muy pocas la veces donde él le decía algo tan dulce y romántico… eso significaba que realmente se sentía mal

-Perdón por no tomar en cuenta que necesitabas silencio para concentrarte en tus estudios- Ha Ni se voltio sin salir de los brazos de su novio para ceñirse contra el.

-No fue eso lo que me molesto- susurro entre sus cabellos el castaño

-¿Ah?...¿entonces que?- le pregunto levantando el rostro para encontrarse con sus ojos

La Joven pareja sintió perderse en los ojos del otro sintiendo como sus corazones se detuvieron al encontrarse sus miradas. Ha Ni olvido respirar mientras miraba el hermoso rostro de su novio iluminado por la luna. Tímidamente levanto su mano acariciando suavemente las mejillas del chico que la enamoro sin desearlo. Seung Jo cerro sus ojos al contacto de las manos de su novia concentrándose en el ardor que dejaba cada parte que esta tocaba, volvió a abrirlos para mirar unos profundos y grandes ojos marrones que tenían dibujadas las estrellas del cielo. El joven medico acerco su frente a la de su novia sin dejar de mirarla.

-Nunca mas digas que admiras a otro chico- le dijo repitiendo casi exactamente lo mismo que aquella vez que la beso por primera vez. Entonces fue que se dio cuanta de los celos que podía tener su novio. Ha Ni sonrió tímidamente y sin poder decir ni una sola palabra Seung Jo se apresuró a tomar los labios de su joven violinista.

Sus dulces y suaves labios embriagaron al joven doctor que sentía que comenzaba a perder la razón. Mientras que la joven Castaña sentía borrosa su mente, lo único que deseaba era permanecer de esa manera junto al chico que amaba… si era posible que la enterraran así mismo entonces seria completamente feliz. Baeck Sung Jo la apretaba contra su cuerpo sintiendo el mismo calor que cuando la beso en aquel sucio apartamento. Deseaba tomarla allí mismo y olvidarse del mundo, concentrarse solo en sus labios, el olor de su cabello y en la suavidad de su piel… ¡SU PIEL!... ¿en que preciso momento había metido sus manos debajo de su camiseta?

Ha Ni que disfrutaba cada movimiento de sus labios, no le importo cuando sintió las manos de su novio meterse entre su pollera y acariciar la piel de su espalda... deseaba hacer exactamente lo mismo: soltar sus cuello, meter sus manos entre su camiseta y saber como se sentía la piel del hombre que la hacia liberar tantos suspiros de placer, pero tenia miedo de que si liberaba su cuello él se separaría y por nada del mundo quería perder nuevamente aquel momento.

El joven medico se sentía en una encrucijada, por una parte quería consumar allí mismo el amor que sentía por la castaña, pero por otra parte no quería hacer las cosas de manera incorrecta, no lograba creer que Ha ni cediera tan fácilmente ante sus deseos a diferencia de el. Sintió el movimiento de la perilla de su habitación y por un auto reflejo empujo a la violinista lejos de el, haciendo que ella perdiera el equilibrio y cayera al suelo totalmente desconcertada de lo que ocurría.

El pequeño hermano de Seung Jo aun adormilado se levanto para ir al baño, salió de su habitación refregando sus ojos sin notar a la joven pareja que se encontraba en el balcón, cuando vieron que el niño entraba en el baño, Baeck seung Jo ayudo a ponerse de pie a su novia y rápidamente la empujo a su habitación sin dejar que ella pronunciara ninguna palabra o tratara de impedirlo. Una vez que la razón de su locura estuvo detrás de una puerta, se dirigió a su dormitorio para tratar de conciliar el sueño, pero estaba mas que claro que esa noche seria tortuosa.


Baeck Seung Jo a causa de su problema de concentración tomo la decisión de quedarse estudiando hasta tarde en la biblioteca de la universidad, así por ultimo cuando llegara a su hogar si su novia aun continuaba practicando el podría actuar indiferente como siempre y sentarse frente a la puerta de la recamara de la castaña mientras fingía leer cuando en realidad la observaba.

Se encontraba como había tomado por costumbre en un rincón de la biblioteca, era el lugar perfecto para esconderse tanto de las chicas de su misma clase que le insistían en que les diera clases "particulares de anatomía" o de los chicos de cursos menores que lo admiraban por su genialidad. Llevaba ya casi todo el día y apenas había comido un pequeño almuerzo que su novia le preparo, sonrío al recordar el detalle, claro que tenia que reconocer que la cocina definitivamente no era su don.

La biblioteca para incentivar a sus alumnos a concentrarse en sus estudios comenzó a poner música clásica o instrumental, todo dependía a veces de peticiones de los alumnos. El joven medico mientras leía fue desconcentrado por una sinfonía de violines, automáticamente aparecio en su mente Ha Ni, la visualizo tocando frente a el, haciendo aquellas muecas cada vez que se equivocaba y en medio de todos sus recuerdos apareció la conversación que ella tuvo por teléfono con aquel tipo. Tomo conciencia del día y miro su reloj con urgencia.

-aun tengo tiempo- se dijo a si mismo dejando de lado todos los libros y tomando su mochila se dirigió a la tienda de música de SU NOVIA.


-Ha Ni… ¿ya decidiste que regalarle a Baeck Seung jo? – le pregunto su delgada amiga

-No…aun no…quiero regalarle algo que en verdad le guste…pero aun no se que- le respondió cabizbaja mientras limpiaba cuidadosamente una trompeta

-Que te parece si mañana vamos juntas y te ayudamos a encontrarle el mejor regalo…para que así se de cuenta de lo buena novia que eres y que el tiene que cambiar- dijo mientras se sobaba las manos Joo Rii haciendo el papel de mala.

-Cuidado con lo que esta planeando – la amenazó Min Ha entrecerrando sus ojos sospechando de su pequeña amiga

-Jajajaja…ya chicas…jajjajaa- rio Ha Ni al ver que ellas estaban mas preocupada por el regalo que ella misma. Justo en medio de las discusión la campanilla de la tienda anuncia la llegada de un cliente – bienvenido- saluda la castaña automáticamente al escuchar el sonido.

-¿Como esta señorita Ha NI?- la saluda con una brillante sonrisa el Joven Kim Bum, trayendo en su espalda un gran estuche.

-!Oh! Kim bum sumbae… ¿ya llegaste?... ¿hay traes el violonchelo?- pregunto curiosa la violinista al ver el gran estuche con forma de violín gigante que cargaba en su espalda.

-Si… vine para nuestra practica… estoy muy entusiasmado por tocar junto a la señorita Ha Ni- son interrumpidos por dos chicas que comienzan a toser al verse ignoradas – oh… ¿como están señoritas? – las saludo galantemente el joven músico

-Bien… es un gusto el poder escucharlo hoy- le respondió una tímida y sonrojada Joo Rii

-Bienvenido- lo saludo mirándolo fijamente haciendo que el joven se sintiera incomodo

-Eh… que le parece si comienzo a prepararme…aun tengo que afinar un poco el chelo

-Si adelante yo iré por mi violín…el maestro esta en la bodega por lo que iré a avisarle- la castaña desapareció detrás de una puerta dejando a sus dos amigas con el incomodo chico, quien solo les sonreía cuando se animaba a levantar la mirada


Seung Jo caminaba lo mas rápido posible hacia la tienda y a unos metros podía escucharse claramente la melodía producida por un violín y un chelo. – demonios- murmuro – ya empezaron- corrió a la tienda. Dentro de la ella solo se podía ver un tumulto de gente que rodeaba el pequeño escenario que tenia la tienda. Seung jo trato de ponerse de puntillas para intentar ver a su novia… pero lamentablemente no logro nada por toda la gente reunida.

De entre la multitud una delgada chica con lentes no dejaba de mirar la entrada con la esperanza de encontrar al joven medico novio de una de sus mejores amigas, y al encontrarlo se apresuro en su busca.

-Baeck Seung Jo menos mal esta aquí- le dijo Min Ha tomando su mano y arrastrándolo dentro de la multitud.

Seung Jo estaba impresionado, no solo la melodía era hermosa si no que la armonía con la que trabajaban ambos instrumentos era perfecta. Los dos músicos estaban concentrados mirándose mutuamente, no les era necesario mirar las partituras para reproducir la tonada. Parecía como si hubiesen tocado juntos toda su vida, eran una pareja perfecta y el solo reconocer eso le dio una dolorosa punzada en el pecho al joven medico.

Seung Jo observo detenidamente al joven que acompañaba a Ha Ni con el chelo, la manera en como sus ojos estaban fijos observando a su chica, ahora entendía a Bong Joon Gu. Cuando se lanzaba una y otra vez contra el cada vez que estaba cerca de Ha Ni, quería tomar el chelo y enterrárselo en la cabeza. Lugo se voltio a mirar a su novia, se veía no solo elegante y delicada, casi celestial, de no ser por sus ojos que miraban fijamente a su compañero, como lo enfureció.

La manera en la cual sus manos se sincronizaban era mágica, cada uno tocaba la nota perfecta que acompañaba a la otra, los movimientos fluidos de ambos músicos permitieron una tonada impecable, Ha Ni se sentía en un concierto de verdad al tocar con otra persona, así fuera con un solo músico, el conocer la necesidad de estar atento a tu compañero para así no cometer errores con las notas a producir, se sentía realizada y orgullosa de si misma.

Luego de unos tortuosos minutos que le fueron eternos a Seung Jo los músicos terminaron de tocar asiendo una pequeña reverencia a su audiencia para luego mirarse orgullosos de haber interpretado la tonada a la perfección y sin siquiera haberla practicado una sola vez.

El publico les aplaudía eufórico por el excelente mini concierto que Ha Ni recordando el lugar en el que estaban animo a todos los presentes a que recorrieran la tienda y buscaran algún instrumento de su interés. Sonriente mientras miraba a los clientes no puedo evitar fijar su mirada en un guapo chico de cabello castaño

-¿Seung Jo…estas aquí?- bajo rápidamente situándose frente a el con una brillante sonrisa

-Mmm- le respondía secamente su novio que luego de mirarla, fijo su mirada directamente en su compañero

-¡Oh! El es Kim bum sumbae…el estudia en el colegio de música de Seul y me esta ayudando a prepararme- le comento al ver como miraba a su superior de manera desafiante, lo cual la hiso sentir incomoda, Kim Bum al notar que hablaban de el se acerco al grupo.

-Hola es un placer… Me llamo Kim Bum- se presento caballerosamente inclinando un poco su cabeza

-Me llamo Baeck Seung Jo y soy el novio de Ha Ni- le respondió directamente haciendo que todos se sobresaltaran, Ha Ni se sonrojo al escuchar por primera vez como Seung Jo anuncio frente a otra persona que ella era su novia, sus amigas quedaron impresionadas por la misma razón, a lo cual Min Ha dedujo que el joven medico se sintió celoso. Kim Bum quien fue el que mas quedo sorprendido pudo notar la advertencia que le estaba dando su rival y ante tal desafío no pudo evitar corresponderle

-Oh…es un placer… la señorita Ha Ni no lo había mencionado antes- Ha Ni abrió los ojos como plato avergonzada, era totalmente cierto, ya que de lo único que hablaba normalmente con su Sumbae era de música, el ingreso al colegio de Música o de instrumentos…pero nada mas. Para Seung Jo aquello fue un balde de bencina que en vez de apaciguar su enfado solo lo hiso aumentar, ahora estaba el doble de molesto con su novia. Ante el ambiente tenso las amigas decidieron intervenir

-Eh…¿No creen que tocaron genial Ha Ni y Kim Bum?... estoy muy sorprendida de que se hallan adaptado tan bien sin siquiera haber tocado juntos ni una sola vez antes- comento Joo Ri asiendo que aquello aumentara el dolor del futuro medico lo cual lamento después la joven robusta.

-¡Ah! Si…sucede que el abuelo me comento anteriormente que cuando uno toca por primera vez con alguien se debe vigilar sus movimientos, en este caso las manos de Kim Bum Sumbae…así fue como me amolde a su manera de tocar ya que el fue guiando el compás de la canción- comento orgullosa de si misma, esto logro arrebatarle una sonrisa de alivio al celoso castaño

-Por eso no dejaban de mirarse , para poder acoplarse mejor – comento Min Ha tratando de aligerar el ambiente, para molestia del Músico aquel comentario hiso que su rival lo mirara sonriente por su triunfo contra el.

-¿Esa técnica ya la has aplicado antes?- le pregunto Seung Jo a Ha Ni solo para Reafirmar su confianza

-Si… siempre practico con el abuelo por lo que tengo por costumbre mirar sus manos cuando toca.

-Ah ya veo… que interesante- Seung Jo volvió a mirar triunfante a su rival- oye…¿cuando sales del trabajo?

-Mas o menos en dos horas…¿por que?- le pregunto la violinista ilusionada de que su novio la esperara

-Ah…entonces me voy… sales muy tarde- le respondió seriamente, pero al ver el rostro de desilusión de su novia no puedo evitar liberar una sonrisa- creo que iré a estudiar al café de enfrente esperando a que termine tu turno

-¿En serio?- dijo una entusiasmada Castaña

-Si…necesito concentrarme ya que solo me quedan un par de exámenes y cambiar de ambiente me hará bien- le contestó mirando en otra dirección- bien me voy… y...¿tu no te vas?- le preguntó a Kim Bum reprochando que el estuviera aun allí.

-No…un no…tengo que practicar un poco mas con la Srta. Ha Ni ya que seré su compañero en el examen de ingreso a la escuela de Música- Seung Jo quedo helado…el muy desgraciado no quería irse y se oponía a el.

-¿Ah si?... bueno me despido- les dijo a todos fríamente mientras salía de la tienda, su interior hervía de rabia por culpa de aquel músico, era la primera vez que tenia deseos de golpear a alguien.

Durante las dos horas que estuvo esperando en el café frente a la tienda donde trabajaba Ha Ni no pudo estudiar nada, lo único que hiso fue vigilar a su nuevo rival que tenia todas la intenciones de arrebatarle a su novia, claro solo las intenciones, por que Seung jo no permitiría que nade lo separara de ella.


Los dos días de exámenes se les hicieron eternos a la joven pareja, Seung Jo totalmente concentrado en sus estudios para así poder disfrutar de la tan esperada cita el día siguiente, y aun con todo su preocupación por estudiar no olvido preparar un buen panorama para su primera cita oficial con su novia, el pensar el la reacción de su Novia al ver al lugar al cual la llevaría lo hizo sonreí podía esperar a que pasara aquella noche

Ha Ni que se esforzaba cada vez mas en sus practicas con el violín estaba totalmente entusiasmada por aquella cita, habían ocasiones en que estaba en plena clase con su abuelo y no podía evitar liberar una risilla soñadora cada vez que recordaba el asunto, obteniendo por respuesta un buen regaño por parte de su maestro.

El día anterior a su esperada cita Ha Ni pidió permiso a su Abuelo para que le diera la tarde libre para ir a comprarle un obsequio a Baeck Seung Jo como premio por sus exámenes, después de una larga búsqueda encontró el regalo perfecto y lo estaba envuelto sobre su escritorio junto a su bolso, libero otra risilla soñadora al imaginar la reacción de su novio cuando lo viera. Después de aquella importante compra su suegra la acompaño a conseguir una teñida adecuada para su primera cita, la cual consistía en un hermoso vestido con unas elegantes sandalias.

La pareja de enamorados no se demoro en conciliar el sueño esperando el tan importante acontecimiento, por una parte el cansancio de todo el trabajo y estudio colaboro a que sus ojos se cerrara con rapidez, pero por sobre todo el anhelo de que el mañana llegara pronto para disfrutar de la compañía de la persona amada