Hola ¿cómo están? Espero que muy bien.

Aquí les dejo otro cap. Más de mi historia. Creo que Yolei me quedo muy madura y cero Yolei. Y Matt me quedo un poco agresivo. Pero poquito.

Muchas gracias a todos los lectores por dejarme su mensajito tan lindo y por tomarse la molestia de leerme. Y perdón por la demora.

Como ya conté empecé la facu y con eso creo que digo todo. jejjeej

Les dejo mi mail por si quieren conversar con migo: anime_

estaré encantada con que me agreguen.

Me di cuenta que no aclare la edad de ninguno de los personajes aquí se las dejo

Jou: 21

Matt, Tai y Sora: 19

Mimi e Izzi: 18

T.k, Kary, Davis, Yoley y ken: 17

Codi: 15

Bueno no interrumpo más y doy comienzo a la lectura.

Que lo disfruten


CAPITULO IV

Error

-¿qué hare? ¿Qué hare Yolei? ¿Qué hare?-se aferraba mas al abrazo de su amiga mientras las lágrimas seguían su recorrido

-primero debes tranquilizarte- se secó algunas de sus lágrimas- y segundo debemos de confirmar tu estado

-¡tienes razón!- se le iluminaron los ojos-estas pruebas pueden fallar y tal vez no este… embarazada-se levantó-tenemos que ir a una clínica ¡vamos!-tomo las manos de la peli morada y la arrastro

-Mimi!-la detuvo- hoy es domingo y ya es un poco tarde-miro el reloj de pared confirmando lo que decía. Eran las 7 pm ¡que rápido pasa la hora!-tendremos que esperar hasta mañana

-pero… de acuerdo, esperare hasta mañana-se deja caer en el sofá-¿me acompañas?

Se arrodillo frente a su amiga y le seco las lágrimas-eso no se pregunta-le sonrió-claro que si

Se sentó al lado de Mimi y quedaron conversando y arreglando todo para mañana


Matt estaba acostado en su cama, pensando en lo que se había enterado hoy

-así que sora y taichí, todavía, no son novios. Eso es una buena ía tengo una oportunidad con ella-una gran sonrisa apareció en su rostro-voy a conquistarla y se enamorara de mi…- cerro los ojos- de mi…Mimi-olio su almohada-todavía tiene tu perfume-sacudió su cabeza- lo primordial es enamorar a sora- dijo fuerte intentando callar al inquilino que llevamos a dentro que se hace llamar conciencia, siempre le hacia la misma pregunta ¿eso es lo que realmente quieres?-sí, siempre me ha gustado, aunque Mimi…-resoplo molesto-¿qué tiene esa niña?-una sonrisa picarona apareció-¿que no tiene? esa es una pregunta más fácil- volvió a sacudir la cabeza- sora… lo importante es ella

El rubio se durmió luego de una intensa pelea con su subconsciente y de idear un plan de conquista. El cual pondría en marcha mañana


La ciudad de Odaiba, amaneció un poco fresco y con el cielo cubierto de nubes

Mimi estaba vestida con un bonito vestido de gasa color salmón, cinco dedos arriba de las rodilla, con un cárdigan color camel y unas ballerinas marrones y un sombrero a tono. Mientras que Yolei llevaba una remera rosa debajo de un blazer verde y una pollera. Ambas esperaban ansiosa los resultados de sangre y orina que se había hecho la castaña para averiguar su estado.

Hace hora y media que estaban en la clínica y ninguna de las dos parecía muy tranquila

-Tachicawa- llamo la ginecóloga. Una mujer que contaba con unos 50 años, aunque su rostro no notaba su edad, su pelo blanquecino lo revelaba. Ambas entraron al consultorio tomadas de las manos-¡felicidades!-exclamo la mujer luego de sentarse en su escritorio- está embarazada de cuatro semanas

El rostro de la ojimiel y el de la de lentes palideció. Ahora no había margen de error

MIMI ESTA EMBARAZADA

-¿se encuentra bien?- se apresuró a decir la doctora ya que le vio el semblante pálido

-si…-contesto Yolei quien agarro el brazo de Mimi

-gracias- fue lo único que pudo articular la castaña. Estaba en un estado de shock. No podía creer lo que estaba pasando.

La peli morada la llevaba rastras hasta afuera del establecimiento. Yolei abrazo a Mimi mientras esta rompía en llanto

-se lo vas a contar-susurro. Sintió como el cuerpo de su amiga se tensaba

-no se… no creo que le importe

-¿cómo no le va a importar su hijo?-la separo de su abrazo para mirarla- tienes que decírselo

- ¿pero si no lo quiere? ¿Si me obliga a quitármelo?- llevo sus manos a su abdomen

-Matt es un poco creído, arrogante, antisocial, antipático, etc. Etc. Pero no es una mala persona. Estoy segura que se hará cargo del niño

-¿tú crees?...Sora- se acordó de los sentimientos del ojiazul por la pelirroja y una punzada de dolor atravesó su pecho

-¿qué pasa con ella?

-que El… la ama-las lágrimas volvieron a invadir su rostro-no le puedo hacer esto…no le puedo decir que estoy esperando un bebe… se alejaría de ella…

-no importa lo que suceda Mimi, él va hacer padre y tiene que saberlo y si el amor que siente por sora es verdadero, nada los va a alejar-vio como esas palabras hacían efecto en su amiga y luego con una sonrisa acoto- aunque…tal vez con este niño se enamore de ti…

-eso nunca pasara-se secó las lágrimas-y tienes razón él tiene que saberlo

-¿quieres que te acompañe?

-no es necesario-abrazo a su amiga- gracia. Luego te llamo


Yamato con un saco negro de cuello Mao y un pantalón oscuro se dirige a la florería donde sora ayuda a su mama.

Hoy empezaba la parte uno del plan: ser todo un caballero. La invitara a almorzar y luego la llevaría al cine o a donde ella quisiera.

Llego al lugar y la observo a través del vidrio. Llevaba una camiseta verde con detalles en chocolate y un pantalón holgado verde militar. Un look perfecto para trabajar

-es muy linda, inteligente, responsable, madura… es perfecta para mí. No como esa niña fanática del rosa, caprichoso, consentido, chillona…dulce, tierna, guapa- sacudió su cabeza- ¿en qué estás pensando Matt? Lo único que importa es Sora.

Respiro y entro

-¡buenos días! En qué...-se cayó al ver a su nuevo cliente-Matt

-¡hola Sora! ¿Cómo estás?-le dedico su mejor sonrisa de comercial

-bien ¿qué quieres?-no tenía ganas de hablar con él y utilizo un tono repelente

Matt se encogió de hombros ¿qué le pasaba?-eh… vine a invitarte a almorzar

¿Qué es lo que busca?-no puedo- comenzó arreglar algunas flores

-¿estás muy ocupada? Si quieres te puedo ayudar. Así terminas más rápido y vamos a comer o si prefieres…

-no- lo interrumpió- no quiero estar con tigo

-¿qué?-¿qué le pasaba? ¿Por qué le hablaba así?

-no quiero estar con tigo

-¿Por qué?-se acercó a ella e intento tocarla-¿hice algo malo?-le hablo de manera dulce

-sabes perfectamente lo que hiciste…

-¿que hice?-pregunto sorprendido y temeroso. Por alguna extraña razón tenía miedo ¿que había hecho?

- te acostaste con mi amiga. Y ahora quieres estar con migo ¿Que estás buscando? ¿Llevarme a la cama? Y después ¿Qué? ¿Buscar a Hikari y a Yolei? ¿Eh?- le gritaba de manera furiosa, estaba enojada. Estaba que sacaba chispas por los ojos.

Mientras que el ojiazul estaba en shock, tratando de procesar toda la información que le habían gritado

1, 2,3

Su mente reacciono, rebobino "te acostaste con mi amiga. ¿Ahora quieres estar con migo? ¿Qué estás buscando? Kari. Yolei". ¿Amiga de sora?...

MIMI

¿Mimi le conto a Sora?

Toda la calma que estaba teniendo se esfumo ahora estaba lleno de ira. Trato de no mostrarlo en sus palabras.

– ¿quién te dijo eso?

-no importa quién me lo dijo- se tranquilizo

-Sora quien te lo dijo- se acercó y la tomo por el brazo ya no tenía mucha paciencia

-eso no importa- le grito tratando de zafarse de su agarre

-sí que importa ¿quién te lo dijo?-Matt aumento su agarre. Estaba rojo de la furia- ¿fue Mimi?

Sora por un momento sintió miedo, le estaba doliendo el agarre. Tomo valor- si fue Mimi-no sabe por qué le mintió pero ya lo dijo…

Yamato soltó su agarre, como si ella quemara. Niña tonta. Trato de tranquilizarse- Sora déjame explicártelo por favor

-no Matt. No quiero escucharte. Por favor te pido que te retires

-Sora por favor…

-no. Hoy no quiero escucharte- sus ojos comenzaron a llenarse de lagrimas

-está bien. Adiós- salió del lugar con la cabeza gacha y comenzó el camino regreso a casa. Pero la furia no se había ido-por dios esa niña por que tuvo que abrir la boca. Me prometió que no diría nada. Yo soy el estúpido por confiar en ella.- golpeo la pared-¡idiota! Será mejor que hable con ella- miro sus manos- pero hoy no. Podría matarla si la veo.

Niña tonta.


La castaña estaba sentada en un parque comiendo unas ricas galletas, le había agarrado hambre, mientras se frotaba su vientre

-¡voy hacer madre!-susurro con una sonrisa, luego de asumirlo- ¡voy a tener un bebe! Un hermoso bebe ¿será nene o nena? Seguro que se va a parecer a El- la sonrisa se desvaneció- El… ¿él te querrá?... sí, estoy segura. El no huye de sus problemas y no huira de ti. Aunque tal vez de mi si lo haga- se le humedecieron los ojos- o tal vez Yolei tenga razón- un brillo volvió a iluminar su mirada- tal vez con tigo él me quiera y se termina enamorando de mí. Y nos va amar- la sonrisa volvió y miro su reloj-¡será mejor que ¡valla hablar con tu padre! n.n que lindo suena!

Estaba muy feliz. Iba imaginando como seria la vida de madre.

En el camino se cruzó con una estampa que la lleno de calidad: una mama siendo abrazada por un papa y en un cochecito, durmiendo plácidamente, un bebe- una enorme sonrisa se adueñó de su rostro imaginando que ellos podrían ser Matt ella y su bebe.

Una sensación de angustia se apodero de ella, al cruzar la puerta del edificio donde habita el rubio. Trato de ignorarla y se dirigió a las escaleras rumbo al segundo piso.

Golpeo la puerta del departamento y espero a que alguien la atendiera


Nuestro rubio sentía como le hervía la sangre ¿cómo fue capaz de contarle todo a sora? Seguro que lo hizo a propósito

Cruzo la puerta del edificio y subió por ascensor.

Quería llegar rápido a su casa y desquitarse componiendo canciones. Eso siempre lo relajaba

Salió del ascensor y la rabia lo invadió más que nunca al reconocer a la figura humana que estaba enfrente de su puerta ¿qué quería? ¿Cómo se atrevía?

Mimi se giró y lo vio. Tenía una cara de pocos amigos ¿estaba rojo? Sus ojos denotaban agresividad. La estaba asustando. Sacudió su cabeza. No es momento de sentir miedo

-hola Matt

El paso por su lado echando chispa- ¿qué quieres?- le hablo de una manera tan fría que la sangre de la castaña se helo

-vi…vine a… a hablar

Matt se giró sobre sí mismo y la miro- ¿de qué? ¿De lo que le contaste a Sora?-

-¿Qué? ¿Qué le conté a Sora?- no sabía de qué hablaba ¿qué le conto a Sora? La felicidad que sentía hace unos momentos se iba disipando para dar lugar a los miedos

-de lo que hicimos ¿cómo fuiste capaz? Me prometiste que no le ibas a decir nada

Mimi se quedó sorprendida ¿de lo que hicieron? Se tapó la boca. Sora se enteró. ¿Cómo? ella no dijo nada- Matt… yo no le conté nada

-no mientas-le grito mientras golpeaba la pared-no mientas-bajo el tono de su vos y la tomo de los hombros- ¿qué creíste? ¿Qué contándole todo me voy a alejar de ella? ¿Qué voy a correr a tus brazos? ¿Qué te voy a querer? ¿Eh?

¿Por qué le decía esas cosas? Ella no dijo nada y nunca pensar en alejarlo de la pelirroja-Matt me lastimas-dijo entre cortado, sus ojos comenzaron a llenarse de lágrimas. Tenía miedo

-¿y tú a mí no me lastimaste con lo que hiciste?-aumento su agarre-Sora no quiere hablarme por tu culpa-la miro a los ojos con un aire de desprecio y decepción- fue un error.-negó con la cabeza- Lo que hicimos fue un error. Un grandísimo error. Fue la estupidez más grande que cometí en mi vida. Y tú nunca debiste decir nada. Te odio Mimi te odio

Mimi lo escuchaba y cada palabra que empleaba el rubio era como una daga que se quedaba enterrada en su corazón. Las lágrimas comenzaron a bajar por sus mejillas y sus ojos denotaban tristeza y miedo mientras que su cara palidecía y su cuerpo comenzaba a temblar del coraje y la tristeza que sentía ¿cómo se atrevía a decirle esas cosas? Ella no dijo nada

Matt se percató de aquello y la soltó de manera brusca y entro a su casa azotando la puerta, ocasionando que la castaña perdiera el equilibrio y callera

Como pudo se levantó, ya que las lágrimas le obstruían su visión. Tomo el ascensor. Quería irse de ese lugar. Quería desaparecer. Se sentía una tonta.

Ella venia pensando que Matt la iba a aceptar hasta podría llegarla amar. Que le iba a decir que estaría con ella y con su bebe. Hasta se ilusiono con que el rubio le pidiera matrimonio

Ideas tontas de una niña tonta.


Matt se recostó en la puerta con los ojos cerrados, respiro dos bocanadas de aire tratando así hacer desaparecer toda la ira que tenía.

La imagen de la ojimiel asustada apareció en su cabeza

-¿que hice?-abrió la puerta-ya se fue- ¿qué es esto? Se agacho y recogió el sombrero de la castaña, que por el alboroto dejo olvidado-Mimi-suspiro y se metió de nuevo en su casa. Se fue a su cuarto. Estaba agotado. Luego hablaría con ella y con Sora. Por ahora necesitaba relajarse y descansar


En la casa de la familia Tachikawa

Sollozos era lo único que se podía escuchar en la habitación de Mimi. Cada palabra que el rubio le dijo le quedó grabada en sus oídos y en su corazón. Todavía lo podía oír, todavía podía ver la cara de cólera y de decepción que traía, todavía podía sentir sus manos haciéndole daño

Su celular comenzó a sonar

No quería hablar con nadie pero aun así contesto

-hola Yolei-respiro

-¿Mimi?-se alarmo- ¿qué sucede? ¿Estas llorando?

Sollozos-Yolei… me voy-volvió a llorar

-¿qué? ¿Mimi que está diciendo? Espera voy a tu casa…

-no- la interrumpió- Yolei no vengas… me voy a EE. UU.- sabía que si su amiga venía la iba a convencer de que se quedara… y lo iba a conseguir y ella no quería eso

-¿Qué?-grito-¿por qué? ¿Qué paso?

-Yolei… me voy a .

-¿por qué? ¿No hablaste con Matt?

Sollozo-no. Él no me quiere…

-Mimi

- Le voy ahorrar el trabajo de tener que soportarme y mirarme… él no va a saber que tiene un hijo

-¿qué estás diciendo?

-Prométeme que nunca le dirás nada de este niño que estoy esperando

-que…-la peli morada estaba desconcertada, no sabía que había pasado. Por qué Mimi tomo esa decisión de repente

-PROMETEMELO

Hubo un gran silencio- de acuerdo. Te lo prometo. Pero ¿me dirás lo que paso?

-sí. Cuando llegue a usa te voy a mandar un correo-se secó las lágrimas y miro su reloj-ya me tengo que ir

-espero ese correo porque la verdad no entiendo nada…

-adiós- colgó el aparato. Se sentó frente al espejo y con sumo cuidado seco sus lágrimas y peino su largo cabello

Dentro de media hora partiría para siempre de Japón.


¿Qué les pareció? ¿Valió la pena leerlo?

Espero que sí, y también espero sus mensajitos

Y vuelvo a agradecer por sus mensajes a :

Snoopyter; princesa del rosa; mimichibi-diethel; mizori95; ; xanhex; rikarinamon; sakura tachikawa; bertha; sakura kuran-haruno; adrit126

Espero seguir contando con su apoyo

Buena suerte y muchos besitos

Krayteona