Capitulo 2

Al día siguiente Kim fue a recoger a Ron a su casa, pues este se negaba ir a la escuela con lo que él antes usaba como medio de trasporte ¿Qué estaba pensando? (más de uno quisiera saberlo) Cuando llego se sorprendió de la presencia de Rufus, ambos se habían olvidado del ratopín y ahora debían actuar con "normalidad" con él también, a pesar de que no podía comunicarse perfectamente con las personas, si los descubría encontraría una forma de decírselo a los demás. Al menos que ella se encargara de él.

Fue en ese momento recordo lo que en verdad paso cuando dejo fuera de combate al Equipo Go. Electrónica había recuperado el Revertidor y dejado inconsciente a Rufus. Cuando intento regresar a Ron a la normalidad, Kim la ataco por detrás y la derroto. Ron tomó de nuevo el casco para destruirlo pero su novia lo detuvo y le conto su plan. Volvieron al Equipo Go en buenos y llamaron a la policía. Mientras llegaban destruyeron, ahora sí, el Revertidor. Lo que siguió ya todos lo sabían.

Las clases pasaron con normalidad. Ambos actuaron perfectamente y nadie se dio cuenta del cambio. Excepto Monique, quien aseguraba ver a Ron diferente, aunque no sabía la razón. Kim la conversión de que solo era su imaginación.

Mientras estaban en el Buen Nacho recibieron una llamada de Wade.

-¿Que hay Wade?

-Al Dr. Evas le han robado un chip militar -Ron paro un momento de comer para poner más atención al chico -es solo un prototipo pero puede ser peligro y quiere que lo recuperen

-Eso nos ayudara- pensó Ron sonrió al escucharlo. Termino rápido de comer sus nacos y ambos partieron, junto con Rufus.

Horas más tarde habían capturado al ladrón pero no habían cumplido su misión, pues según la versión de Kim el artefacto había sido destruido por accidente.

-Mientras no lo tengan personas malas es mejor- les dijo cuando le contaron lo sucedido -aunque ahora debo empezar nuevamente mi trabajo de tres años- pensó con tristeza

Pero la verdad era otra, ambos se habían quedado con este y solo ellos sabían el uso que le darían.

Al día siguiente de nuevo Kim pasó por su novio y lo recibió con un simple beso, porque aún llevaba con él al ratopín

-Hoy debo que deshacerme de él- pensó frustrada

Durante el camino Ron le conto que esa tarde tendría que cuidar de su hermanita y le pidió ayuda, ahora no tenía la paciencia para cuidar de la niña, pero ella se negó.

En la tarde pasaron un tiempo juntos en la casa de los Imparables. Tiempo que ella uso muy bien para dos cosas: encerrar al pequeño Rufus en el cuarto de pánico, que por una extraña razón aún el rubio conservaba, sin forma de salir a menos que alguien del exterior lo ayudara, y para pasar un verdadero tiempo de calidad con su novio. El cual dejo cuando llego la hora de cuidar de Hana.

Ron la puso frente a la TV para que se entretuviera viendo los Flippis. Pero ella tenía otros planes. Hacia todo lo posible para llamar su atención.

-¡Déjame en paz!- grito ya frustrado de su hermana. Hana asustada por el grito de él empezó a llorar -¿ahora qué hago?- le pregunto a la nada al no saber que hacer. La tomo entre sus brazos e intento tranquilizarla -ya no estoy enojado, de verdad, deja de llorar por favor

Después de mucho esfuerzo logro tranquilizarla. Pero ahora tenía otro problema: entretenerla, y que él no se muriera del aburrimiento en el proceso. Entonces se le ocurrió una idea la sentó en el sillón mientras el practicaba su arte marcial. Así cumpliría el capricho de la bebé y él hacia algo productivo. Aunque pasó algo que no esperaba. Hana se paro lo mejor que pudo e intento imitarlo lo mejor que pudo. De pronto el cuidar de la pequeña no era tan tormentoso. Hasta que Hana se durmió, Ron le enseño un poco de artes marciales.

Dos semanas pasaron rápidamente sin que nadie sospechara que algo extraño pasará con ellos. Lo único destacable era que en unas misiones, no las cumplían totalmente. Pues misteriosamente las cosas que iban a recuperar o proteger desaparecían. Wade creía que era alguien que aprovechaba el momento de la pelea para robarlas, debía que ser un excelente ladrón pues no tenía ninguna pista de quien se trataba. Y mientras buscaba encontró también algunos robos en donde no tenían ni pistas del culpable. Le parecía extraño pero nunca hubiera imaginado quienes eran los culpables.

-Todo está listo- anuncio Ron al terminar de enviar un e-mal desde su laptop nueva, robada

-Buen trabajo, mañana finalmente comenzaremos el plan, ahora- Kim se sentó en las piernas del rubio y lo abrazaba por el cuello -recibirás tu premio- dijo sensualmente antes de besarlo

Continuara...

Bueno primero que nada les agradesco a las personas que me dejaron un review, no saben cuanto me alegro leerlos y más aún que tantos se hayan tomado la molestia de dejarme un review. La proxima semana pondre la continuación y es cuando se empezaran a mostrar que tan malos pueden ser estos dos, muajajajajaja *cof, cof*

Nos leemos!