Disclaimer : La historia le pertenece a Pochacco906, yo solo me adjudico la traducción.

Summary : Situada en Los ángeles en la Preparatoria Ridge Crest, un internado para los ricos y famosos. Bella Swan está comenzando su último año. Ella es inteligente y tímida, y la típica adolescente que se ve atrapada en sus sueños despiertos. Ella está enamorada del chico más popular de la escuela, Edward Cullen, desde hace tres años. Pero ella no ha hablado ni una sola palabra con él. Podrá ella conseguir el valor para hablar antes de que termine el año? O su timidez la superará? Qué pasará cuando tres nuevos estudiantes lleguen a la escuela? Tendrá ella el mejor año escolar de su vida? O el peor? O simplemente podrá ella volar lejos hacia la Universidad sin llegar a conocer al famoso Edward Cullen?

Capítulo 1 : At Last

Canción : At Last – Etta James

At last

My love has come along

My lonely days over

And life is like a song

La canción de Etta James sonó en mi radio mientras conducía por un largo camino de dos carriles en mi Mercedes blanco descapotable, con la capota abajo y mi largo cabello castaño batiendo en el aire. Miré a mi derecha y vi a Edward sentado junto a mí mientras el sol nos sonreía desde arriba.

Ooh At last

The skies above are blue

Well my heart was wrapped up in clover

The night I looked at you

Paré el auto y nos pusimos al frente de un verde prado lleno de flores silvestres y árboles de cerezo. Agarré la cesta de picnic de la parte trasera del coche y tomé la mano de Edward con la mía mientras caminábamos hacia la colina con vistas a la pradera.

I found a dream

That I could speak to

A dream that I could call my own

I found a thrill

To press my cheek to

A thrill that I have never known

Well

Extendí la manta en el suelo bajo un cerezo y me dejé caer, abriendo la cesta de picnic. La ligera brisa soplaba el aroma de las flores a través del aire y los pétalos danzaban a nuestro alrededor.

You smile

You smile

Oh and then the spell was cast

And here we are in heaven

For you are mine at last

Antes de abrir la cesta de picnic, Edward tomó mi mano con la de él, un ajuste perfecto. Me volví para mirarlo y me perdí en sus ojos color verde oscuro. Se inclinó más cerca de mi rostro y yo pude sentir su dulce aliento en mi piel.

I found a dream

That I could speak to

Y luego, finalmente habló -¿Cuánto?- en una femenina voz.

A dream that I

Could call my own

¿Eh? ¿Qué? Me incline hacia atrás mirando como su boca se movía diciendo una vez más –Cuánto?-en un tono alto y nasal de voz.

I found a thrill

-Chirrido de música-

Salté y caí de bruces detrás del mostrador de la caja de la librería de la escuela, aterrizando con un golpe. Sentí a mi trasero golpear duro contra las baldosas del suelo. Eso iba a dejar un moretón.

Parpadeé varias veces para enfocarme antes de mirar hacia arriba para ver a Lauren Mallory, la abeja reina y la capitana de las porristas de la preparatoria Ridge Crest, con sus ojos grises fijos en mí al otro lado del mostrador.

-Bueno, ¿cuánto es esto? No tengo todo el día, así que date prisa!- gritó mientras que volvía a jugar con su largo cabello rubio platinado. Probablemente falso.

Me puse de pie y sacudí mis jeans. Di vuelta los ojos y escanee el jersey azul oscuro de fútbol que me arrojó. Miré la parte posterior de la camisa y vi el número de Edward, veintiséis, junto con su apellido, Cullen, en letras mayúsculas blancas.

-$49,99; quieres comprar esto?- pregunté tratando de ser educada conforme a la política de la librería sobre la atención al cliente.

-Sí, lo voy a tomar y date prisa ya, estas haciéndome perder mi tiempo aquí- ella gritó de nuevo.

Le alcanzé su compra y tomé su dinero antes de que ella saliera corriendo de la tienda. Me volví a sentar en el taburete, apoyando mi codo en el mostrador, y apoyando mi barbilla en mi mano derecha antes de desconectarme de nuevo.

Esta es mi vida. Sueño despierta mucho y me pierdo en mis pensamientos. No, no he visto a ningún bebé bailando, todavía. (N/T: No se a qué se refiere con eso) Además, no es normal para cualquier adolescente de dieciocho años, soñar despierta?

El intercambio con Mallory definitivamente no estaba incluido en mi sueño. Pero, de nuevo, todas las ideas que me colocaban a mí con Edward, juntos, eran producto de mi imaginación. Nada de eso ha pasado o va a pasar nunca.

He tenido un gran enamoramiento por Edward Cullen los pasados tres años. Él es presidente de la ASB, capitán del equipo de baloncesto, el mariscal de campo del equipo de fútbol, estudiante de honor y el epítome de la popularidad en la escuela. Él es el rey de la preparatoria Ridge Crest. Todas las chicas están enamoradas de él y todos los chicos quieren ser él. Él es como un dios y todo el mundo adora el suelo que pisa.

Sí, el es mi enamoramiento junto con el de todas las chicas de la escuela. ¿Quién no se sentiría atraída por el?

Patético, ¿verdad?. Lo sé.

Durante los últimos tres años de la escuela secundaria he estado secretamente enamorada de un chico que nunca he conocido o hablado con él y él no tiene idea de quién soy yo.

Incluso más patético ¿verdad?. Ya lo sé.

Ahora… dónde estaba yo… oh sí… justo apunto de besarnos…

Justo cuando estaba volviendo a la parte buena, escuché mi nombre.

-Bella.. Bella…-

Reconocería esa voz en cualquier lado. Una mano voló hasta mi cara agitándose delante de mí, interrumpiendo mi sueño una vez más.

Suspiré –Sí, Jasper?- Me volví a mirar a mi guapo, rubio, mejor amigo de ojos azules a mi lado, detrás del mostrador.

Y no, no me gusta. Nunca hemos tenido sentimientos románticos el uno por el otro. Siempre hemos pensando el uno del otro como hermano y hermana. Lo juro!.

-Soñando despierta sobre Cullen de nuevo, Bella?- preguntó.

-No- mentí.

-No me mientas Bella, eres una mentirosa horrible- bromeó.

-Muy bien, me atrapaste, felíz ahora?- Resoplé y me cruzé de brazos.

Se hechó a reír. –Qué compró Mallory esta vez?-

-Otra de las camisetas de Edward. Juro que las tiene todas en todos los colores y tamaños, y ha comprado por lo menos diez de cada una. Ella es definitivamente su acosadora número uno- dije y di vuelta mis ojos.

-Qué te hace eso, la número dos?- rió.

Lo fulminé con la mirada apretando mis dientes. –Yo no lo acoso! Y tú lo sabes! Yo sólo sueño despierta. Eso es todo- suspiré soñadoramente. –No soy como una de sus fans. Nunca he estado en ninguno de sus juegos de deporte y no tengo ninguno de sus jerseys, así que ahí tienes-

-Sí, pero tu sueñas despierta sobre un chico con el que nunca has hablado antes. No crees que eso es una locura?- Levantó una ceja cuestionándome.

-Una chica puede soñar, no? Además estoy segura de que todas las chicas aquí hacen lo mismo, así que no lo tires en contra mío- le espeté.

-Bueno, el último año es apartir de dos semanas. Es nuestro último año aquí. Estas pensando en por lo menos tratar de hablar con él antes de que nos vayamos a la universidad?- preguntó.

-Ugh, Jazz, tenemos que hablar de esto otra vez?- Giré mis ojos.

Juro que hemos hablado de esto un millón de veces. –Ya te dije que sólo lo admiro desde lejos. Nunca voy a tener el coraje de ir y hablar con él. Además, él nunca querrá tener nada que ver conmigo. Una vez que hayamos terminado la secundaria, puedo ir a la universidad y nunca tener que pensar en el otra vez. Él es solo algo bonito para ver, mientras tanto- dije.

-Bells, no se porqué crees que él no querría tener nada que ver contigo. Pero bueno, podrías tener la oportunidad de hablar con él hoy, porque acaba de entrar a la tienda- dijo, y asintió con la cabeza hacia la puerta principal.

Eché un vistazo hacia la puerta principal y vi al dios griego de la escuela allí. Fue como si todo a mi alrededor se detuviera en ese momento mientras él se encontraba allí, delante de la puerta. Su cabello bronce alborotándose por la brisa mientras que la puerta se deslizaba cerrándose, la puerta enmarcando su cuerpo alto y delgado de séis pies. Llevaba jeans oscuros y una camisa negra arremangada hasta los codos. Juro que parecía un modelo a punto de comenzar una sesión de fotos. Pude ver sus profundos ojos verdes a medida que examinaba la habitación caminando hacia la sección de clásicos.

Rompí mi mirada y de inmediato me puse tensa. Incluso con este enamoramiento loco que he tenido estos últimos tres años, nunca podría actuar normal alrededor de Edward. Mis manos automáticamente comienzan a sudar y mi corazón comienza a golpear fuerte contra mi pecho. Y mi cara, ni siquiera empezaré con eso. Estoy segura de que ha cambiado en todos los diferentes tonos de rojo cada vez que estaba cerca.

Por suerte, nunca había tenido ninguna clase con él o estaría condenada. Nuestra escuela era lo suficientemente grande como para tener diferentes varias clases de un mismo curso al tener tantos estudiantes. Nuestra escuela era exactamente como una universidad, y del mismo tamaño también.

Genial!. Yo era lamentablemente la única empleada registrada trabajando hoy. Por lo general, cada vez que Edward entró a esta tienda yo nunca había estado trabajando en la caja registradora, o tenía a alguien cubriéndome. Pero hoy solo estábamos Jasper y yo trabajando en la tienda.

Oh mierda!, ¿Qué debo hacer?

Poniendome nerviosa, miré a Jasper con ojos suplicantes diciéndole que quería su ayuda. Pero él negó con la cabeza y susurró – Tú estas por tu cuenta-

Genial! Estúpido mejor amigo! ARGH!

Miré mi reloj. Otros treinta minutos y me voy de aquí. Con suerte, él tomaría mucho tiempo y no terminaría antes de que mi turno terminara.

Nuestra librería de la escuela era enorme, y sé que, en promedio, la mayoría de las personas pasaban hasta una o dos horas en la tienda. Rezé para que este sea el caso y qué se mantuviera ocupado.

Por suerte, la larga fila de alumnos frente a mí me ayudó a pasar el tiempo rápidamente. Yo estaba demasiado ocupada con los clientes asi que no me molesté en mirar quién era la siguiente persona e la fila hasta que fue demasiado tarde. Colocó sus artículos en el mostrador y empezé a pasar su compra.

Cumbres Borrascosas (probablemente para la clase, me dije a mí misma)

Romeo y Julieta (probablemente para la clase de nuevo)

Cuadernos

Plumas

Lápices

-Buena opción por los libros, esos son mis favoritos- dije todavía mirando hacia abajo y analizando todos los elementos.

-Estoy de acuerdo. Esos son los míos también- Oí a alguien decir. Reconocí la voz musical de inmediato y me puse rígida. Era el mismo tono familiar de todas las manifestaciones de ánimo y las funciones de la escuela.

Levanté la vista del registro y me encontré mirando dos profundos ojos verde esmeralda. Era Edward.

GULP!

Me perdí completamente. No podía pensar, ni hablar, ni respirar. Juro que debe de haber estado parado allí durante al menos una hora, soló lo miraba con la baba cayendo de mi boca.

Jasper estaba observando el intercambio al parecer, sin duda, riéndose de mi. Se acercó y me dio un codazo rompiendo con el contacto. Miré hacia abajo a la caja registradora.

-Um… tu… um… el total es de $56,65-chillé.

Genial, ahora él piensa que soy completamente incompetente. Simplemente genial!

Tomé su tarjeta de crédito y la hice sonar hacia arriba. Definitivamente no iba a decir ni una palabra más. No hay necesidad de mas vergüenza en mi nombre. Al diablo la política de servicio al cliente.

No mires hacia arriba. Hagas lo que hagas, no mires hacia arriba, eso sería malo, muy malo.

Estaba segura de que mi rostro en ese momento era tan brillante como un tomate. Mira, esto es exactamente por lo que estoy contenta de no tener ninguna clase con él.

Puse todos sus artículos en una bolsa y se la entregé sin dejar de mirar la caja registradora.

Lo estaba haciendo bien con el auto control y sin levantar la vista. Bien por mi! Definitivamente necesitaba una palmadita en la espalda por eso!

-Gracias Bella- dijo con su sedosa voz.

No importa, el autocontrol se fue a la mierda. Levanté mi cabeza inmediatamente y lo vi dándome una sonrisa torcida, mientras caminaba hacia la salida. No pude ni siquiera devolverle la sonrisa porque estaba en shock.

¿QUÉ? ¿Él sabía mi nombre? Oh dios mío! Me voy a desmayar ahora. Y esa sonrisa hizo que mi corazón revoloteara. No sé cuánto tiempo me quedé allí con los ojos vidriosos en un sueño despierto, pero finalmente salí del trance al darme cuenta que había dejado de respirar.

Véase, una vez más, me alegro de no tener ninguna clase con él o nunca sería capaz de lograrlo a través de mis Honors/AP cursos.

-Bella, respira- dijo Jasper acercándose a mi. Comencé a tomar respiraciones profundas.

-Jazz, estaba soñando? Fue real? Él sabía mi nombre!- Grité casi a punto de estallar de la emoción.

Me dio una mirada extraña y dijo – Eso fue real, el vino hacia aquí, pero… uh,um… Bella, hay una etiqueta con tu nombre en tu chaleco-

Me golpee la frente con la mano.

OH… soy oficialmente estúpida.


Esta es mi segunda traducción y por el momento me encuentro muy felíz por eso :)

Voy a hacer algunas explicaciones… este fic tiene algo como dos historias en una, dos partes de la historia, Preparatoria Ridge Crest será toda en Bella POV, pero también publicare a parte esta misma historia pero desde el punto de vista de Edward llamada El rey de la preparatoria Ridge Crest. Trataré de publicarla a la par de esta para que vean los dos puntos de vista a la vez. Si siguen esta traten de seguir la otra parte para estar al tanto de todo.

Por favor díganme que les parece este primer capitulo, un review me haría aún más feliz *-*

Atte : MandyLittleton