SUCESOS

Capítulo 12: Los exámenes chunin

La última etapa del examen sólo estaban a unas horas de comenzar, Hinata estaba desayunando, tenía la impresión de que cada acción suya solo dificultaba cada vez más su misión, lo peor, estaba sintiendo un cariño hacia sus compañeros de equipo y a la aldea, era la primera vez que convivía con tantas personas, especialmente de su edad… se estaba ablandando emocionalmente, y físicamente también, no podía entrenar libremente a su gusto. Si todo seguía como hasta ahora tendría que retirarse antes de tiempo, si no nunca más podría verlos.

Naruto estaba impaciente y emocionado, pero también le asaltaba la inseguridad, no estaba muy seguro de poder ganar contra Gaara. Pero lo que más ocupaba sus pensamientos, era sobre la pelea de Sasuke y Hinata, a él le hubiera gustado pelear con alguno de los dos, pero no había tenido esa suerte, lo que le frustraba ligeramente era a quién apoyaría... Su mejor opción era Hinata sin dudas, si Sasuke perdía y él ganaba contra Gaara, Sakura seguramente lo amaría, decidido, apoyaría a Hinata.

Sasuke desde hacía una semana que sólo llegaba a su departamento por ropa limpia, todo lo demás se encontraba afuera con Kakashi entrenando. Debía aprovechar con rigor esos últimos días. Uno de esos días, en donde sólo dejaba su ropa en un cesto para sacar otras prendas encontró un papel en la mesa que le llamó su atención, debía ser para él, pues Hinata siempre mantenía sus cosas guardadas, nunca dejaba algo en cualquier lugar. Se dispuso a leerlo antes de salir.

"Sasuke-san, seque últimamente sólo vienes por un instante y luego regresas donde Kakashi-sensei, dudo que estés aquí para el día del encuentro, conociendo su costumbre de siempre llegar tarde, te escribo esto para decirte, que si no logras estar a tiempo para nuestro encuentro, ya no habrá alguno. Quiero decir, que si no llegas a tiempo y deciden esperarte, que es lo más seguro, me retiraré sin pelear. Se que sonará tonto, además no creo tener oportunidad contra ti.

Atte.: Hinata"

Sin duda esa era una mañana extraña para todos, la mayoría estaban nerviosos y otros tantos preparándose, entrenando. Neji y Lee estaban practicando, Temari sólo limpiaba su abanico, vigilando a Gaara que estaba en el techo mirando la ciudad, Shino practicaba con su equipo, y analizando todo lo que sabía de su oponente, la momia estaba en un paradero desconocido, su equipo se había ido de la villa y Shikamaru se encontraba durmiendo bajo la sombra de un árbol, mientras Ino lo buscaba para que el vago se pusiera a entrenar.

En cambio el Sandaime estaba en su despacho viendo las fotos de los antiguos Hokage, tenía un mal presentimiento de lo pasaría ese mismo día, al parecer el día de su muerte estaba próximo, sin mencionar que la llegada de Orochimaru era algo que le preocupaba demasiado.

Todos los shinobis que estaban en guardia se lamentaban el perderse de los combates de ese año. Por la entrada de la aldea pasaban todas las personas de las diferentes aleas que venían a ver y disfrutar de los combates, y apostar un poco en el proceso, los que más les interesaban eran los del joven Neji Hyuga y más que nada el de Sasuke Uchiha. El Kazekage estaba llegando junto con todo su sequito, era tiempo de comenzar.

El tiempo prácticamente se les fue volando. Hinata decidió irse con Naruto, quería saber todo lo que había aprendido con Jiraya. Los fuegos artificiales anunciaban que era la hora de comenzar; Naruto sentía los nervios a flor de piel, se sobresaltó ligeramente al ver a Hinata esperándolo. Curiosamente ellos podían llegar casi a última hora, para su encuentro, en tanto los espectadores debían estar en el estadio mínimo una hora antes si querían conseguir un buen puesto.

- Hola Naruto-kun, ¿Nos vamos?- le dijo una vez que se encontraba a su lado

- Hola Hinata-chan, claro dattebayo

- ¿Estas nervioso?

- Jeje, ¿Qué te hace creer eso?- le dijo con una sonrisa algo nerviosa, que se desvaneció lentamente, para mostrarse serio y abatido al mismo tiempo- ¿Crees que le pueda ganar?, se ve que ese tipo Gaara es muy fuerte

-Mph, Naruto-kun esa no es la forma de actuar del futuro Hokage- se detuvo para voltearlo a ver- tú también eres fuerte, pero no te servir de nada si te comportas como un gatito asustadizo

- Te está haciendo daño juntarte con Sasuke, pero tienes razón no puedo dejarme caer por algo así- Naruto dejó de pensar, ese no era su fuerte- nee Hinata-chan ahora que lo pienso, ¿Por qué traes esos lentes, y desde cuando tienes espadas?- volteo a ver a la espalda de la chica con una mirada curiosa

- Bueno, los lentes, bueno para ellos no tengo una razón especial y estas eran las espadas de mi padre, y yo tengo la responsabilidad de cuidarlas…

- Aja, aja- se cruzó de brazos para asentir con la cabeza- ehh, ¿Y por que no te las había visto antes?

- Las tenía ocultas con un henge, pero por un error ya no las pude seguir ocultando jeje, además Kurenai-sensei fue la primera en descubrirlas, y Kakashi-sensei andaba por ahí

Después de estar tres días en cama, Hinata se levantó para hacer algo más entretenido, ya se había cansado de estar entre cobijas. Ya no necesitaba de la ayuda de Sakura, quien llegaría en unas horas, apenas el tiempo suficiente para inventar una buena excusa, Kakashi no tardaría en venir, esos tres días pasaba de vez en cuando por los edificios de enfrente, seguramente para esperar que despertara y saciar todas sus dudas..

Las espadas las dejaría en su cuarto. Se quitó los lentes dejando ver sus ojos blancos, el agua le ayudaría a despejar un poco su cabeza, y pensar que darse a conocer era la mejor manera de lograr escaparse del asunto sin que fuera demasiado sospechoso. Cada día dos sentimientos se apegaban más a su pecho, la angustia de ser descubierta en cualquier momento, y el miedo de que todas las personas que había conocido se arraigaran a su corazón.

La mañana estuvo muy tranquila, se vistió con su ropa habitual, se puso los lentes, y preparó su desayuno para después acomodar las pequeñas cosas que Sakura, sin darse cuenta, movía de su lugar al deambular por cada rincón intentando descubrir un poco mas de "su Sasuke-kun", al menos tampoco esculcaba en cada gaveta, ni se había metido en las habitaciones, su obsesión por él no llegaba a tanto, y aún así esa actitud se le hacía molesta.

Estaba por acabar cuando escuchó que la puerta se habría para dejar entrar a Sakura.

- Hola Sakura

- ¡Hinata! Ya despertaste- ella estaba barriendo el lugar

- Si, además quería empezar a hacer algo, siento todo el cuerpo entumido debido a que no me he movido en un buen tiempo.

- ¿Estas segura, no preferirías seguir en cama? Si quieres yo te puedo ayudar, todavía debes de estar un poco cansada

- No, he descansado lo suficiente, ademas me aburro de estar tanto tiempo sin hacer nada, a menos de que sea necesario.

- Ya veo, entonces creo que ya no es necesario que venga- CHA! Y YO QUE LA ESTABA PASANDO TAN BIEN EN EL DEPARTAMENTO DE SASUKE-KUN

- Te invitaría a venir cuando quisieras, pero tendría que preguntárselo a Sasuke-san, lo siento.

- No hay problema, además seguro ustedes dos están algo nerviosos por tener que pelear el uno contra el otro

- En realidad no había pensado en eso… no se si sea buena idea pelear contra Sasuke-san

- ¿Cómo puedes decir eso?

- No me malinterpretes, él es un gran shinobi, y quiero medir mis habilidades con él, para ver que tan fuerte soy- además que si no puede conmigo jamás estará al nivel de mihermano- pero no estoy segura de dar un buen combate

- Debe ser duro luchar entre ustedes, pero sólo debes dar tu mejor esfuerzo

- Hola Hinata, Sakura

- ¡Kakashi-sensei!- ambas exclamaron sorprendidas al ver al jounin en la ventana, aunque con su clásico libro en mano

- Sakura tengo que hablar con Hinata, espero no te moleste- cerró su libro, y dio un paso para adelante, para entrar

- No hay problema Kakashi-sensei, nos vemos luego Hinata

- Nos vemos Sakura- ambos se despidieron antes de que cruzara la puerta con un gesto de manos que ella imitó

- ¿Qué quería decirme Kakashi-sensei?

- Ya lo debes de saber

- Supongo que hacer el olvidadizo no servirá de nada, siéntese donde guste Kakashi-sensei - se fue al sofá, viendo como Hinata se dirigía a la cocina, donde transcurrieron unos minutos en silencio, ella regresó con dos tazas de té- aquí tiene

- Gracias, ahora hablemos, pero quiero saber donde están- refiriéndose a las espadas, sería ahí donde se jugaría al gato y al ratón.

- Se encuentran en mi habitación, si quiere voy por ellas- Kakashi asintió, para verla desaparecer en su habitación y regresar con dos espadas cortas enfundadas.

- ¿Puedo?- dirigiendo una mano hacia ellas

- Adelante

Kakashi tomo la funda para sacar gentilmente la espada, tenía la hoja de un color azul eléctrico, estaba en perfectas condiciones y por lo que pudo sentir, tenía un buen balance; la otra tenía la hoja de un color rojizo anaranjado, casi parecían espadas gemelas, sólo las distinguía el color y el grabado en la empuñadora que parecían los kanjis de rayo y fuego. El filo de ambas era impresionante, se sentían ligeras en sus manos y sentía una atracción hacia el misterio que le provocaban.

- ¿Dónde las obtuviste?- preguntó después de observarlas por varios minutos

- Eran de mi padre, por lo que es mi deber cuidarlas, no usarlas… a menos de que la situación lo requiera- de hecho esas espadas eran un experimento, debía averiguar cúal era su resistencia, además de sus posibles defectos, eran simples prototipos.

- ¿Por qué las tenías escondida?

- No son espadas comunes, el color de la hoja lo demuestra, siempre hay personas que buscan rarezas, no quería que alguien se interesara demasiado en ellas y me las quisiera robar, por eso use un henge y las escondi.

- Kurenai me comentó esa parte, entiendo que las ocultaras en un lugar inesperado, lo que no comprendo es el por que ahora usas gafas oscuras, ¿Qué intentas ocultar?- directo al punto, con ese aire serio que lo distinguía como ninja de élite, no pudo evitar sonreír en sus adentros

-Es un asunto un tanto delicado, mi padre siempre me dijo que nunca dejara ver mi color de ojos, es por eso que siempre los oculto, usando algún henge, unos lentes o ambos

-¿Por qué?

- El siempre dijo que sería peligroso que los mostrara

- Entiendo, pero necesito saber que es lo que escondes para ayudarte a que no sea encontrado- esa petición pareció incomodar un poco a Hinata, esa era la parte en que no podía encontrar una salida, sólo la suerte le ayudaría- te prometo que no le diré a nadie

- No… no creo que sea buena idea, mi padre me dijo que nunca hiciera eso

- Esta bien, no hay problema… pero no creo que haya problemas si me cuentas por qué estas espadas no son normales, ¿Verdad?

- Supongo que no, pero debe prometerme no decírselo a nadie, se supone que es un secreto de familia, pero se que puedo confiar en usted si pasa algo

- Te lo prometo- Hinata miro a todas partes, asegurándose de que nadie más viera lo que iba a hacer.

Hinata tomó ambas espadas, respiró profundamente aplicando un poco de chacra en sus manos, la espada azul parecía tener electricidad bailando en la hoja, en cambio la roja parecía tener pequeñas llamas que igualmente bailaban levemente en la hoja. Cuando dejó de aplicar el chacra, volvieron a la normalidad

- Eso ha sido… fascinante

- Es la habilidad que tienen, cuando se les aplica chacra reaccionan de esa manera, y mientras más sea el chacra utilizado mayor será la manifestación de los elementos, en ocasiones entrené para ver si lograba que lanzaran esa energía en vez de quedarse únicamente en la espada, pero jamás lo he logrado, realmente es un arduo esfuerzo y lo mayor que he logrado es que la hoja apenas se distinga entre las llamas, la azul sólo resplandece tanto que casi parece blanca. ¿Qué es lo que causa o cómo poseen estas habilidades? No lo sé

- Creo que he aprendido bastante por hoy

- Llegamos, ¿Estas listo Naruto-kun?- le preguntó al estar frente a las puertas

- Claro dattebayo- ambos entraron con paso firme, encontrando a todos los demás en medio del estadio y con otro coordinador, al voltear a ver a las gradas no vieron espacios vacíos, todo el lugar estaba repleto.

- Hasta que llegan son unos problemáticos llevamos más de diez minutos esperando, ¿Dónde está Sasuke?

- Ni idea, seguro esta con Kakashi-sensei así que llegará después

-o-o-o-o-

Sakura se había sentado con Ino y Chouji quien había llevado una mochila llena de papas fritas, dos filas más atrás se encontraba Tenten con Gai a un lado, en cambio Kiba y Tamaki estaban un poco más alejados de ellos. Kabuto estaba vestido como anbu, estando detrás de todos. Hizashi, Hiashi y Hanabi estaban entre la multitud para ver combatir a Neji, sin embargo un extraño presentimiento estaba molestando a Hiashi desde que se había levantado ese día, había algo que le decía que esperara muchas sorpresas ese día.

El Sandaime junto con el Kazekage estaban en los asientos más altos y con mejor vista, ambos flanqueados por dos shinobis de confianza; cada uno de los presentes sólo esperaba ansioso que el Hokage diera las palabras que iniciarían los combates que tanto anhelaban ver.

- Shinobis y personas que están aquí presentes, es un honor para mí presentarles a estos genin que hoy se enfrentan no sólo por la victoria, sino también, por la oportunidad de ser nombrados chunin. Se que han venido desde muy lejos para presenciar estos combates, así que no quiero aburrirlos con las palabras de un viejo, por lo que sólo me queda decirles que seamos capaces de apreciar lo que hoy veremos, jóvenes ninjas mucha suerte a todos ustedes

Con esas palabras todo el estadio estalló en gritos y ovaciones. Ninguno de ellos se molestó por el sentimiento de ser un espectáculo más de entretenimiento y apuestas, todos sus pensamientos y sentimientos se centraban única y solamente en el campo de batalla.

- Las reglas son sencillas, es un combate a muerte, perderán si se rinden, mueren o considero que no pueden seguir peleando, eso es todo. Los primeros en combatir serán Aburame Shino y Dosu Kinuta, todos los demás por favor vayan a su lugar- señalando un pequeño balcón

- Buena suerte Shino, ¡Enséñale todo lo que sabes! - le decía Naruto mientras se alejaban

- Esto no es cuestión de suerte, sino de una buena estrategia- se dijo así mismo el Aburame

- No es justo dattebayo, yo quería ser el primero

- Pienso lo mismo Naruto-kun, pero aún así no dejaré que se extinga mi llama de la juventud- dijo con el puño alzado y fuego en los ojos- podré ver el estilo de pelea de mis futuros rivales y con eso obtener una ventaja sobre ellos

- Cálmense ustedes dos, que están por comenzar

- Neji tiene razón, además seria muy molesto tenerlos todo el tiempo platicando de cosas innecesarias y no se concentren, quizás pierdan una pelea por ello- eso hizo que ambos se pusieran pegados al barandal viendo a los de abajo.

Los de Suna no prestaban más atención de la necesaria, Neji y Hinata esperaban que comenzara el combate, y Shikamaru sólo estaba recargado quejándose de lo problemático que había sido llegar ahí, siendo mejor haber perdido en los preliminares.

Shino y Dosu sólo se observaban fijamente, ignorando las miradas que tenían sobre ellos. Cada uno analizaba lo que había aprendido del otro, ambos eran ágiles, veloces, y buenos estrategas, cada paso, cada respiro podría ser esencial entre ellos dos.

Dosu elevó su brazo, en obvia intención de iniciar el combate, una enrome onda de chackra se iba casi lentamente a Shino, se mantuvo quieto antes de saltar y quedar en la espalda del vendado, sólo se escuchó un sonoro golpe cuando la onda golpeo la pared. Una nube de insectos fue contra él, pero fueron fácilmente repelidos, Dosu corrió hacia Shino, quien volvió a esquivarlo, esta vez apoyándose en su espalda lanzándolo hacia adelante, lanzó una ráfaga de shurikens que Dosu evadió, pero fue sorprendido por una segunda ráfaga, esta iba llena de sellos explosivos, usó su onda expansiva, provocando que todos estallaran creando una enorme bola de humo.

Una tercera ráfaga fue hacia él, pero no estaba seguro si en ella había puesto más sellos explosivos o estaban limpios, volvió a usar su onda expansiva, un ruido constante en su espalda le alertó de una emboscada, se alejó rápidamente del lugar, al momento de disiparse todo el humo Dosu estaba frente a Shino apuntándole con su brazo derecho.

Tanto como Kiba como Tamaki se preocuparon tanto por su amigo, que casi se levantaron con brusquedad del asiento, su respiración se detuvo por un segundo cuando lo vieron volando debido al golpe, al segundo después respiraron aliviados al ver el cuerpo de Shino deshacerse en cientos de insectos. Una figura apareció detrás de un árbol, con el brazo cubierto de insectos, Dosu lo esquivó, volteó hacia atrás para liberar otra onda de choque que volvió a deshacer el cuerpo de Shino en insectos.

- Eso no te va a funcionar, el sonido de los pasos y la fuerza con los que dan son diferentes, nunca me engañaras con algo así- dijo señalándolos para alejarse lo más rápido de ellos

- Es cierto, pero yo nunca he pretendido engañarte con mis insectos

- Si estas probando estrategias para vencerme, estas perdiendo tu tiempo, nunca lograras detenerme con unas cucarachas. Sólo quiero avanzar para enfrentarme al Uchiha.

- Dudo mucho que llegues a la siguiente ronda- alzó sus manos para realizar un sello

- me pregunto que planeas- sintió su brazo con varias patitas caminando sobre él, cerró y abrió su puño, sintiéndolo ligeramente entumido- ya veo así que esto planeaste, todo lo demás no fueron sino distracciones- intento expulsarlo levemente, pero los conductos que le permitían realizar su técnica estaban sellados.

- Veo que lo notaste, así que será mejor que te rindas, no tiene sentido que pelees en esas condiciones

- No creas que eso es todo lo que tengo niño

-o-o-o-o-

- Esos dos son sorprendentes, quiero pelear contra uno de ellos dattebayo, ahora si venceré a ese sujeto que parece fracturado.

- Opino lo mismo, estoy tan emocionado que ya quiero que mi combate empiece ¡VAMOS CHICOS DEMUESTREN SU LLAMA DE LA JUVENTUD!- todos ahí sintieron vergüenza ajena, Gaara era el único que empezaba a sentir un deseo de asesinarlo en ese momento.

- Neji, Shikamaru, ¿Quién creen que gané?

- Es problemático ese chico del sonido ha sido un dolor de cabeza debido a sus habilidades, pero Shino también resulta tan misterioso, es algo problemático deducirlo.

- No sabría decirlo pero creo que aún es un poco pronto para decidirlo, ¿Tú que piensas Hinata?

- Ganará Shino

- ¿Cómo lo sabes?

- Los insecto de Shino y todos los Aburame, si no mal recuerdo, también llegan a ser venenosos, además saben adaptarse rápidamente a las técnicas del enemigo, ya que sólo viven unas horas y dan paso a una nueva generación

- Tsk, es problemático, pero las habilidades de Shino combinados con sus acciones de ataque y defensa se puede decir que la siguiente camada no tardará en nacer, es algo asqueroso pensar que miles de insectos nacen en tu interior, pero eso es lo que le da una ventaja.

- Exactamente, es curioso que los este mandado tan seguido y en masa, es por eso que creo los está haciendo inmunes contra él, bueno, esa es mi opinión, quizás me equivoque y esa es su forma de pelear

Cada uno de los presentes estaba atento a las palabras que intercambiaban Hinata y Shikamaru, no sabiendo si sorprenderse por las habilidades de un Aburame o de las deducciones que esos dos podían obtener de sólo verlos. Naruto era el único que, por más que lo intentara, no encontraba sentido a lo que habían dicho, no había entendido unas pocas palabras y ya estaba sumergido en un mar de confusión.

Dosu se sentía cada vez más agotado, su respiración se estaba volviendo errática, su vista se le nublaba en ocasiones y la cabeza le estaba dando vueltas, no estuvo seguro de cómo pudo atacarlo por otros cinco minutos de manera directa en ese estado, sólo cupo que el sabor a tierra se metía en su boca debido a que había caído al suelo, no se sentía con la fuerza para levantarse.

- Te dije que era mejor que te rindieras

- ¿Qué fue lo que hiciste?

- Como ya había explicado, mis insectos kikai se alimentan del chacra, además cada uno de ellos puede administrar una pequeña dosis de veneno que sólo te entumecería por segundos, pero si combinamos que no fuero uno sino docenas, todo tiene sentido.

- El ganador es Shino Aburame

Shino se alejó del lugar para regresar al palco, los gritos por su victoria no le afectaron lo más mínimo, pero sus manos, que ya estaban enfundadas en sus bolsillos, temblaban ligeramente de la emoción y el cansancio. Dosu fue llevado a la enfermería. Lo que no se esperó fue ver a Naruto y Lee esperándolo frente a la puerta.

- Bien hecho Shino-kun

- Eso fue genial Shino, lo hiciste papilla- dijo para darles palmadas un tanto fuertes en los hombros

- Naruto- ese acento le causo escalofríos

- Si, ¿Qué p-pasa?- preguntó temblando

- No vuelvas a tocarme de esa manera- sin más fue a apoyarse a un lado del barandal, a unos centímetros de Hinata

- Ese chico si es raro, no sé cómo es que lo aguantan Kiba y Tamaki

- El próximo combate será de Rock Lee contra Shikamaru Nara- esa era su señal de salida

- Yosh es mi turno, daré lo mejor de mí para enorgullecer a Gai-sensei

- Uff, creo que yo me retiraré, sólo vine porque Ino me obligo

- No digas eso Shikamaru-kun hay que demostrar toda nuestra fuerza

- Él tiene razón Shikamaru, así que baja y muéstranos lo que tienes- Naruto le palmeo tan fuerte la espalda que Shikamaru perdió el equilibrio, y estando tan cerca de la barandilla cayó por ella hasta la arena, Lee saltó entusiasmado.

- Naruto eres un problemático, yo ni siquiera quiero participar en esto

- Vamos Shikamaru-kun hay que comenzar- un Lee con estrellas en los ojos lo estaba arrastrando a la mitad de la arena ante la mirada atónita de cada persona que veía al Nara con decepción y le quedó más opción que pararse, sacudió toda su ropa, si no fuera tan flojo pensaría en matar a Naruto.

-Pueden comenzar

- Yosh, si no te importa Shikamaru-kun, seré el primero en comenzar- con una velocidad endemoniada ya había golpeado a Shikamaru, quien salió volando al lado de un árbol, justo bajo su sombra.

- Genial, seguro que me manda al hospital con algún hueso roto, además yo no tengo cómo luchar contra él

- Vamos Shikamaru-kun, esto apenas ha comenzado

- Lee es más rápido que yo, mi Kage mane es muy lento para él, y sus golpes son devastadores, mientras más retos le ponga a esto será más entusiasta, ¿Por qué todo problemático me tiene que pasar a mí?

-o-o-o-o-

- ¡VAMOS SHIKAMARU, TÚ PUEDES HACERLO, DEMUESTRALES!

- ¿Hace cuanto eres tan entusiasta?- preguntó Chouji

- Desde que fue el único que logró pasar a esta etapa, ese vago debe demostrar de lo que es capaz.

- Sabes que no le gusta hacer nada, ¿Por qué tendría que ser diferente?, además está combatiendo con Lee y esto debe ser muy problemático para Shikamaru

- Lo sé, pero aún así, si no fuera por él no hubiéramos logrado salir del bosque de la muerte, y aunque es un vago perezoso es un buen Shinobi

- Parece que alguien al fin esta madurando

- ¿Qué quisiste decir con eso Chouji?- preguntó con una sonrisa, pero con un aura maligna en todo a su alrededor

- Nada en especial jeje

- Bueno, no importa, hay que animar a Shikamaru

-o-o-o-o-

Shikamaru frustrado suspiró, no había que ser un genio para saber que Lee era demasiado impulsivo y predecible, y sin embargo no conocía nada más que su velocidad y fuerza, todo tendría que deducirlo durante el combate, si es que no lo dejaba noqueado antes… su espalda comenzaba a palpitar, sentía un pequeño dolor en el cuello, volvió a suspirar. Sin meditarlo, lanzó su sombra hacia Lee, quien lo esquivó poco antes de que lo tocará, y con ese impulso se dirigió hacia Shikamaru con el puño en alto, pocos centímetros antes de detenerlo, se detuvo.

- Pero creí que lo había esquivado

- En parte si, tenía la certeza de que un ataque directos, lo que viste solo fue la carnada, tenía mi sombra a mi alrededor para atraparte, tus movimientos son predecibles- dio unos pasos atrás siendo imitado por Lee

- Ya veo, aún me falta por aprender mucho pero me superaré. ¡Yosh!

- Eres más problemático que Naruto- dijo para luego levantar la mano- me retiro, mi cuerpo esta lo suficientemente adolorido por el golpe anterior que no quiero descubrir todas tus capaciddes.

- Eso fue rápido, el ganador es Rock Lee

- Siento que yo he sido el derrotado, en otra ocasión me encantaría volver a pelear contigo, te demostraré todas mis habilidades.

- Lo que digas, en estos momento sólo quiero dormir un poco

-o-o-o-o-

- Tus shinobis son algo extraños lord Hokage

- Jajá supongo que sí lord Kazekage, pero no por eso son menos especiales, cada uno de ellos ha demostrado ser digno de una oportunidad de demostrar su fuerza.

- No me sorprende, cada uno de ellos ha demostrado poseer una gran fortaleza, es una lástima que sólo dos de nuestros shinobis hayan alcanzado esta etapa.

- Si pero tenga en consideración que estamos en nuestro territorio, eso nos da algo de ventaja

- Esa no es razón suficiente, pero será mejor disfrutar del siguiente combate

- Por supuesto

-o-o-o-o-

- Lo hiciste bien Lee

- Gracias Neji, pero esta no fue una victoria honorable

- Una victoria es una victoria, por ahora es lo único que importa

- Bien hecho Shikamaru-kun

- Pero Hinata, él no ganó, ¿Por qué lo felicitas?

- Es bueno saber cuándo darse por vencido, especialmente porque Lee lo pudo haber mandado al hospital si era imprudente

- Pero aún así no ganó

- Si, pero creo que es mejor salir ileso y con una derrota a terminar en el hospital con todos los huesos rotos, en ocasiones, si sabemos que vamos a perder es mejor alejarse a terminar más de una semana en la cama sin poder moverte. Eso si tienes la suerte de sobrevivir

- Si lo pones de esa manera…

- El próximo combate, Uchiha Sasuke vs Hinata- esto era lo que la mayoría de personas estaba esperando, pero el nombre de Hinata hizo sobresaltar un poco a Hiashi, pero sólo Hizashi lo notó, ese nombre aún lo tenía muy presente, estaba grabadoen su memoria por el fuego de la culpa. Ese mismo año su hija podría haber participado en ese evento, igual que la persona que llevaba ese nombre. ¿Seria un milagro imposible pedir que esa persona fuera su hija? Indudablemente si.

- ¿Dónde estará Sasuke? su combate esta por iniciar.

- Espero que logres llegar a tiempo Sasuke-san

La multitud estaba empezando a impacientarse, su "mayor espectáculo" estaba ausente, y esto se convertiría en un conflicto de seguir así, lo habían esperado tres minutos y no había rastro de él. Si lo descalificaban seguramente ese lugar se volvería un campo de batalla, sería mejor posponer el combate

-o-o-o-o-

- ¿Dónde estás Sasuke-kun?, seguramente te descalificarán si no te presenas.

- Calma Sakura, ya verás cómo llega

- Espero que sí, pero estoy casi segura de que esto no terminará nada bien

- Entiendo, pero debes dejar de preocuparte, no me digas que estas acusando a Sasuke-kun de débil, él se enfadaría mucho si lo supiera.

- ¡POR SUPUESTO QUE NO! Es sólo que Hinata y Sasuke siempre se han visto tan fuertes que… no se qué pensar

-o-o-o-o-

- Como Uchiha Sasuke parece estar ausente, seguiremos con el próximo combate

- Pensé que esto sucedería- pensaba, en parte sentía un gran alivio y por otro, que esa calma no duraria-mejor, así no tendré que luchar- pero algo llamó su atención dirigiéndola al campo de batalla- Al parecer no se lo quería perder- creo que Kami esta en mi contra

- Lamentamos la tardanza, esperamos no haber llegado muy tarde.

- Lo lograron, estábamos por empezar el siguiente combate, la multitud aclama por el Uchiha- sólo recibió una mirada indiferente del Uchiha

-o-o-o-o-

Un señor adinerado, de complexión robusta le dio una señal a dos de los shinobis que estaban a su lado, quienes desaparecieron instantaneamente, y éste sólo se mostraba seguro de sí mismo, había apostado una fuerte suma de dinero por el Uchiha y no pensaba perder.

Hinata caminaba, debatiéndose internamente qué hacer, sólo detuvo sus pasos cuando dos personas aparecieron frente a ella

- Lo lamentamos pequeña pero nuestro señor ha apostado mucho a la victoria del Uchiha y no podemos dejar que se pierdan sus ganancias, y el único medio de asegurarnos que cooperes es lastimándote un poco.

- Hmp, eso no me interesa háganse a un lado- Hinata mostraba ese lado indiferente que casi nunca usaba, no estaba de buen humor, esos días se estaban convirtiendo en una pesada carga

- No te hagas la valiente niña- ambos sacaron un par de kunais, sonriendo sádicamente

- Te equivocas, es sólo que no son rivales para mí

Ambos se abalanzaron en un golpe directo, que ella esquivó, los golpeó tan fuerte en la cabeza que los dejó noqueados. Los miró fríamente por un instante, eran personas débiles, los dejó ahí, siguiendo su camino.

-o-o-o-o-

- ¿Dónde está Hinata?- preguntó Naruto al no ver a su compañera

- Salió hace poco, justo unos segundos después de que Sasuke apareciera- le respondió Neji

- En verdad debe de estar emocionada por enfrentarse a él

- Eso no puedo decírtelo, pero creo que no querrá perderse esta oportunidad

- Cierto, pero no la veo, se esta demorando demasiado

- No te preocupes Naruto-kun la llama de la juventud es fuerte en Hinata-chan

- Si, supongo que sí

-o-o-o-o-

- Será mejor que me vaya, buena suerte en el combate Sasuke

- Hmp

- Bueno sólo hay que esperar a que llegue tu oponente

- Espero haber llegado lo suficientemente temprano para ti Hinata, me tomo mucho hacer que Kakashi-sensei me trajera hasta aquí para que no te presentes

-o-o-o-o-

- El último Uchiha, este combate ser muy emocionante, espero que la persona llamada Hinata le dé un poco de pelea

- No creo que sea problema lord Kazekage- dijo al momento de pararse para estirar un poco

- Y dígame lord Hokage, trataré de no sonar impertinente, ¿Cuándo piensa nombrar un sucesor?

- Jajá aún estoy joven, pienso mantenerme en el puesto, al menos, otros cinco años- aunque no estaba muy seguro de esa afirmación, quizás su tiempo sería menor

-0-0-0-0-0-0-0-0-

Otro capi más sumado a la lista, espero no revolverlos demasiad, si hay algo que no entiendan, ke lo dicen y se los explico. Recuerden que las cursiva, bien pueden ser por penamiento o hablar del pasado. Espero que les guste, hasta la próxima.