Todo había perdido sentido desde aquel día. Tenia diecinueve años, cinco de los cuales los había pasado con él, pero... ¿Como podía ser posible eso? Aun recordaba como, una semana antes, su vida había sido literalmente aplastada.


Tres chicas corrían frenéticamente por Inazuma Town. La primera tenia el pelo azul hasta los hombros con unas gafas encima de la cabeza, la segunda tenia la piel morena y el pelo del mismo color que la anterior, pero mas claro y largo, y la ultima tenia el pelo de un extraño color salmón, en el cual llevaba un gracioso gorrito azul. Las dos primeras tenían dieciocho años mientras que la ultima tenia diecinueve. Corrieron hasta llegar a unos apartamentos, subieron al ascensor y se pararon en la segunda puerta del séptimo piso jadeando. Cuando descansaron lo suficiente, comenzó la batalla...

-¡Se lo dirás tú!- Exclamaba Urabe Rika, que no tenia el valor suficiente ni para tocar el timbre.

-¿Estas loca? ¡Se lo dices tú!- Gritaba Zaizen Touko, la cual se encontraba en la misma situación que su amiga.

Después de cinco minutos de "batalla" entre las dos amigas, la otra chica, que no había dicho ni media palabra, se cansó.

-¡Basta ya! Se lo diré yo. ¿Contentas?- Gritó Otonashi Haruna, ya cansada de las riñas de sus amigas. Las otras dos asintieron asustadas.

Haruna tocó el timbre rezando para que la persona que vivía dentro estuviera de buen humor.

-¡Hola chicas! Me alegro de veros.- Dijo una chica de cabello verdoso y corto con una sonrisa, dejando pasar a sus tres amigas a su casa.

Urabe y Zaizen prácticamente volaron hacia el sofá del piso, mientras que Otonashi se quedó en la puerta.

"Cobardes" Pensó Haruna mirando a las dos chicas.

-¿Que pasa?- Preguntó Kino Aki sorprendida.

-Emm...- Haruna se estaba quedando sin palabras. -¿Que tal vas con Endou? Es decir... ¿Habeis tenido algún tipo de problema últimamente?-

-No, todo va bien. Ahora mismo esta en Italia con Fidio, ya sabes por lo del premio al mejor portero del mundo y todo eso... ¿Por qué lo preguntas?- Explicó la chica, orgullosa de su novio y extrañada por la pregunta de su mejor amiga.

-¿Por cuanto tiempo estará allí?- Preguntó Haruna preocupada.

-Tres semanas.- Contestó Aki.

-Me parece que será mejor que veas tu misma el problema.- Dijo Rika señalando la pantalla del televisor que Touko había encendido previamente.

"-Nos enorgullece presentarles en directo y en exclusiva a un portero que, aunque solo tiene diecinueve años, ya es uno de los mejores del planeta: ¡Endou Mamoru!-" Decía una reportera de cabello largo y negro, al parecer muy emocionada, en una entrega de premios italiana. Después de sus palabras, la cámara enfocó a un joven de cabello marrón corto y una sonrisa radiante, que vestía un elegante esmoquin.

A Aki se le iluminaron los ojos al escuchar el nombre de su novio. Ignoraba completamente su aparicion en televisión.

-¡Vaya! No sabia que iban a pasar la entrega de premios en televisión. ¡Y es en directo!- Exclamó Kino feliz.

-No es en directo...- Susurró Touko lo suficientemente alto para que Aki lo escuchara.

-Es la repetición del programa de ayer...- Explicó Rika en el mismo tono que Touko.

-Y ahora viene lo mejor...- Aclaró Haruna del mismo modo que las anteriores con una mueca de dolor.

"-Este joven talento ha venido a la entrega acompañado de una preciosa dama. ¡Vaya! ¡Parece que es más joven que él! ¿Sera ella la causante de los rumores de que Endou Mamoru se quiere casar?-" Exclamó la reportera igual de emocionada enseñando a una chica rubia de ojos verdes que estaba cogida del brazo de Endou. La chica llevaba un vestido largo y azul muy elegante.

Aki ya no sentía su corazón latir. Se había quedado mirando la imagen de la muchacha que parecía divertirse mucho con su novio. Las palabras de la reportera la habían dejado en un shock total, ¿Endou se quería casar? ¿Con aquella chica? Realmente no quería creer que su romance con Endou fuera una mentira. Se estaba torturando mentalmente hasta que la voz de Otonashi hizo que volviera a la tierra.

-¿E-estas bien?- Preguntó Haruna preocupada por Aki.

-Sí, confío en Endou, seguramente es un malentendido televisivo.- Aseguró Kino queriéndose convencer a si misma de esas palabras, pero con las afirmaciones de la reportera le resultó imposible.

"-¡Ahora, señoras y señores, vamos a entrevistar a la joven pareja! Endou, ¿Me podría decir quien es esta bella dama que lleva cogida del brazo?-" Preguntó la curiosa reportera.

"-Se llama Rushe.-" Presentó Endou con una sonrisa.

"-¡Oh! Veo que le tiene mucho cariño a su amiga Rushe, Endou. ¿No es así?-" La reportera seguía con las preguntas.

"-Emm... Sí, le tengo bastante cariño.-" Afirmó Endou, riéndose junto a Rushe.

Otonashi pensó que ya era suficiente, sabia que esa reportera endemoniada no pararía de hacerle preguntas a la pareja, y todas eran del mismo tipo. Al apagar el aparato, vio como su mejor amiga comenzaba a derramar amargas y dolorosas lágrimas. Sollozo tras sollozo, Aki no lo soportó mas y subió hacia su habitación. Las demás chicas también subieron, pero se quedaron en la puerta ya que Aki se había encerrado.

-¿Veis? ¡Sabia que no teníamos que decirle nada! Estaba muy contenta y lo hemos arruinado.- Exclamó Zaizen alterada por el estado de su amiga.

-Pero no podiamos dejarla asi.- Dijo Haruna preocupada. -Algún día tenia que enterarse.-

-Haruna tiene razón, si ese bastardo de Endou la esta engañando tiene que enterarse cuanto antes mejor.- Dijo Rika.

Aki las estaba escuchando perfectamente desde el otro lado de la puerta. Las palabras de sus amigas se repetían en su cabeza. Comenzó a recordar el día que Endou le explicó sobre su pequeño viaje hacia Italia, las tremendas ganas que tenia de ver a Fidio y de que le dieran ese fabuloso premio al mejor portero del planeta. Ahora tan solo pensaba que no era a Fidio precisamente a quien quería ver...

Continuará...

Notas de la autora: ¡Hola! ¡He vuelto! Y esta vez con un fic largo (no se cuantos capítulos tendrá)... ¡Tenía unas ganas enormes de volver a escribir! Este fic es, en cierto modo, parecido al One-Shot "Vida perfecta" que escribí hace poco. Y sí, es cierto, tengo una extraña maña para hacer sufrir a los personajes en mis fics. No obstante, esta vez tengo una razón: Mi mejor amigo tuvo un pequeño accidente hace poco y yo me estoy desahogando. Pero claro, el fic tiene que ser como todo el mundo quiere que sea la vida real: Con final feliz (espero y deseo). A lo que iba, seguramente (y si no pasa nada) actualizaré el fic semanalmente (perdón si me atraso). Supongo que todos sabéis quien es Rushe, ¿Verdad? Si no lo sabeis, no importa, ya que lo explicaré mas adelante. Y si teneis algo que decirme (bueno malo o estupido) una Review no hace daño a nadie (y menos a mi). Sin más demora, Kissiee se va a dormir, ¡Hasta mañana!

Supongo que os imagináis que, ni Inazuma Eleven, ni sus personajes, son de mi propiedad (que penita).