Lo se, muchas cosas sin actualizar, locuras pendientes pero no me aguante a traerles algo nuevo.

¿Tengo que decirlo? ¡Estoy ahorrando ya D:!

·Soul Eater no me pertenece, si no que a su creado Atsushi-sama~! El mundo extraño en el que esta si, no ven que estoy loca x3

Ya van a ver, actualizare varias cosas porque soy una friki ¿Y?

Asd,asd,asd, los dejo de aburrir ya que tengo cosas que hacer (?)

Disfruten de un prologo cortito (?)

Y disfruten de una muerte crucial.


0

Tomó sin delicadeza alguna su pequeña mochila y luego de bufar y maldecir un par de veces desapareció del salón intranquila.

Golpeó el suelo con su zapato impacientemente mientras veía como lentamente el semáforo se dignaba a cambiar.

Una vez que logró cruzar aquella calle, tomó rumbo a su casa, en la cual su madre como cada día la esperaba con un dulce almuerzo, que le hacía olvidarse de su mal día.

Maka Albarn, a sus escasos quince años era una chica prodigio, siempre tenía la mejor calificación en su salón, siempre felicitada por los maestros y con un historial nulo, dedicada cien por ciento a aquello que era el sueño de su madre, ser la mejor.

Pero el esfuerzo de cada cosa la estresaba cada día más, provocando así su mal genio, con el que ahuyentaba hasta al más feroz tigre.

Sumida en sus propios pensamientos divisó un conejo blanco, que curioso le miraba, el animal se acercó a ella sin temor, sus grandes ojos rojizos le miraban interrogante, a medida que más pasos daba ella, más pasos daba el animal, hasta que ambos quedaron enfrente del otro. Maka se agachó curiosa, más el conejo dando saltitos corrió lejos, y con señales incomprensibles le pidió que le siguiera.

Inconsciente le obedeció, y mientras más cerca ella, más lejos el.

El animal cruzó la calle, y por acto reflejo le imitó, mas no pudo seguir avanzando. Sus piernas no se movieron, sintió un gran calor trapazando su blusa y lo único que pudo ver en aquel momento.

Rojo.

Todo envuelto en sangre, mientras las personas sorprendidas se bajaban de sus autos, el dueño del auto accidentado gritaba desesperado "¡Se ha aparecido de la nada! ¡Si me detenía causaría un choque en cadena!"

Miró sus manos débilmente, que de rojo se habían pintado.

Las personas intentaron ayudarla, podía oír el sonido de la sirena de ambulancia de fondo, más lo único que alcanzó a ver con gran esfuerzo fue...

Aquél conejo blanco riendo macabramente, con aquellos ojos carmesí que sin temor la inspeccionaban.

Luego, todo negro.

Negro, oscuro, era lo único que podía ver, sus manos, no las veía, su propio cuerpo tampoco. Sintió como de golpe caía tragada por la oscuridad y luego despertó.

Sus miradas se cruzaron, al igual que el conejo, cabello blanco y ojos rojos, sus dulces ojos jade no podía apartarse de aquella mirada carmesí, que la envolvía por completo.

—Bienvenida —susurró aquel chico— desde hoy, estas muerta.


Well, esto es solo el prologo, luego vendra más, y más y más (?)

Asdf, bueno, apreten ese botoncito amarillo de abajo -Y si no es amarillo, se joden, lo apretan igual ¬¬-

Lalalala ¿Les gusto? Espero que si para que me dejen un review y hagan del mundo un lugar mejor (?)

¡Y como la otra vez funciono!

¡Cada review hace que Maka este un pelin mas cerca de ser la novia de Soul :3 !

Nyajajajajaj!

¡Gaaaaaoooow!

Hime -hearts-