Bueno, idea que surgió del aburrimiento cuando leía un poco de naruto, recordé "princesa agridulce" y realmente me gustó tanto que trate de crear algo parecido (digo asi, porque no se parecen mucho e.e)

Espero que les guste...

Declaimer: Inazuma eleven no me pertenece, como dice mi maestro de ética es de carácter devolutorio (que mal TT_TT)

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Cap 1: Un deseo

Yo soy, tan sólo
uno de los dos polos;
de esta historia, la mitad.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Una linda princesa de cabellera verdosa, se asomaba al balcón del palacio, era prisionera de la reina y por lo tanto solo podía ver el exterior desde adentro del vez se pregunten porque no podía salir, podría ser porque muchas damas envidiaban su belleza, o tal vez porque sería el futuro para la nación, pero la cruel realidad es que aquella hermosa flor que dejaba a más de un hombre con la boca abierta era… un chico.

La reina Hitomiko deseaba tanto una niña, que cuando nació su primer y único heredero al trono lloro por un mes al saber que era un chico, tanta fue su desilusión que jamás lo presentaron ante los demás. Pero no todo fue malo al enterarse que su hijo era un doncel(*), se alegró tanto que hiso una fiesta para todo el reino, y su esposo Osamu solo por complacer a su mujer, empezó a obligar a su único y querido hijo con tan solo 7 años de edad a vestirse y actuar como una chica…

El pobre y pequeño Midorikawa Ryuuji solo pudo resignarse, complaciendo a la loca de su madre, fue presentado al reino como una chica incluso le enseñaron a actuar como una enfrente de todos. Pero una cosa muy distinta era actuar a ser. Cuando estaba con su mejor amigo Kazemaru Ichirouta, quien también era príncipe y doncel de la tierra vecina, los 2 juntos se comportaban como lo que eran, un par de chicos, también hacia excepción con su sirviente y mano derecha Fubuki Shiro, después de todo lo conocía desde que tenía memoria, además de que él era quien lo bañaba en las mañanas (N/A: en la antigüedad, todos eran unos perezosos XD).

Bueno y volviendo al tema principal, esta era la simple razón por la cual la "linda princesa" no podía salir más allá del castillo, simplemente para que nadie descubriera que era un chico.

-Ah…-suspiro- algún día escapare de este palacio, y nada ni nadie podrá detenerme

-cuando eso suceda, tendrá 80 años mi "Princesa"

-ja, que pesimista eres Fubuki- le decía Midorikawa

-mejor entre, ya está anocheciendo y se podría resfriar- le contestaba el peli platinado con una pequeña sonrisa

-sabes, si algún día me casara y fuera con un hombre, quisiera que viniera y me rescatara de este estúpido palacio y que no me obligara a usar estos estúpidos trajes de niñita consentida- le decía Midorikawa en tono de burla

-jajaja-los dos rieron con gracia, eso jamás sucederiag

-tal vez algún día lo logre-le apoyo Fubuki- pero por ahora, seguirá viéndose y actuando como una princesa ¿de acuerdo?

-y lo peor es que no podrá elegirlo por mí mismo, ya que estoy comprometido

-venga Princesa anímese-Shiro sabía que este tema ponía muy mal a su querido amigo, quien sabe con qué viejo verde tendría que estar- que yo mismo le eh cocinado un pastel de fresas con chocolates como postre de esta noche

-¿enserio?- a Midorikawa le brillaron los ojos de la emoción

-Así es y se debe de estar enfriando, ya que su majestad es muy lenta y no hace caso

-hm… odio mi vida pero adoro tus pasteles- lo decía ya con una pequeña sonrisa

-lose-le decía correspondiéndole el gesto- ahora entremos por favor

-¡SI!- Cuando Shiro entro, Midorikawa se giró y mirando al cielo, al ver la primera estrella de la noche muy emocionado pidió un deseo- deseo poder salir al mundo no como una chica sino como un chico junto con ese alguien especial que el destino tenga preparado para mi…- murmuro al viento. Y no sabrá, todos los problemas que aquel deseo le causara…

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. En otro lado -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

En un cuarto de estudio se encontraban dos pelirrojos charlando, el mayor estaba de pie frente al escritorio, mientras que el otro estaba detrás sentado tratando de concentrase en su lectura, pero quien lo haría con semejante conversación

-príncipe Hiroto, dentro de unos días visitaremos a su prometida, la princesa del país de los helados (N/A: no se me ocurrió algo mas )

-hm… las chicas son tan aburridas... y no me gusta mucho el helado

-no diga eso su majestad- le pedía su compañero en la práctica de Espada, soldado al mando y mejor amigo Nagumo Haruya

- pero tú que dices, si bien te eh visto que estas detrás de Gazell, a mí no me engañas, también te aburren las chicas-respondió con una sonrisa burlona- además por eso me pediste dejarme acompañarte, ¿quisieras traerla algo, verdad? después de todo a él le encantan los helados

-¿Ah?- sus mejillas se pusieron rojas pero aun así trato de disimular- cof cof- se aclaro la garganta- de todas formas, debería darle una oportunidad a esa princesa, dicen que muchas damas envidian su belleza y...

-blah blah blah, tonterías Burn, solo iré por mandato de mi padre, no por nada mas-le corto antes de que pudiese seguir con su monologo

-ah… como usted diga su majestad

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

¿y que tal me quedo?

¿merece review?

Matta ne!