No puedo creerlo, estoy casi terminando de leer espejismos (así se llama en mi país, pero he escuchado que en otros países se llama luna azul) y no puedo creer que casi no existan fanfics en español de esta bella saga, ¡no me lo creo!

Bueno, este One shott está inspirado en "Speak Now" (habla ahora) de Taylor Swift, espero que les guste. XoXo.

Pd: el relato sucede en espejismos (luna azul) Ever no logra deshipnotizar a Damen ni a los demás compañeros de la escuela del hechizo de Roman.

Speak Now

No soy el tipo de chica que debería interrumpir en una ocasión de blanco, pero él, a pesar de todo no es el tipo de chico que debe acabar con la chica equivocada.

Todo comenzó la noche de la presentación de Miles, cuando se supondría que sería nuestra primera vez, pero el desapareció de repente y por fin cuando lo vi en la escuela me catalogaba como "Psicópata, Acosadora, Lerda y Rara" al igual que todo el colegio, incluyendo a mis dos "Amigos" Haven y Miles, que se unieron al club de Stacia, Honor y Craig, resulta que poco tiempo después me entere que todo lo había tramado Roman, haciendo mis sospechas ciertas, y la única forma de salvarlo fue darle una bebida azul, pensé que al dársela –obligarlo- todo volvería a la normalidad, pero no fue así, Damen se curó, pero igual siguió andando con Stacia y yo, volví a mi vida en Oregón, no de la forma que tenía planeado, ya que volver al pasado no funciono, tuve que convencer a Sabine que me permitiera regresar a casa, fue difícil convencerla pero uno de sus nuevos libros de "La mejor manera de criar a su Adolecente" le aconsejo que me mantuviera contenta, por lo que nos trasladamos a una pequeña mansión en, Eugene Oregón, la ciudad que me vio crecer.

Recupere mi vida –exceptuando a mis padres, a Riley y a Buttercup- volví a ingresar a mi antigua secundaria y volví al equipo de animadoras, resumiéndolo todo, viví feliz el resto de mi secundaria.

Pero ahora, cuatro años después de que abandonara California, me encontraba de regreso, asistiría a "La gran boda" y no me refiero a la de Sabine, su boda será tres meses más adelante, vengo a asistir a la boda de Stacia Miller con… Damen August Esposito, aunque obviamente no estoy en la "Selecta" lista de invitados.

-¿Estas segura de esto? –me pregunto Victoria, mi mejor amiga.

-Sinceramente no –le respondo mientras manejo a toda velocidad- pero no puedo dejar que se case con la chica equivocada.

-Ever, ¿y si es feliz con ella? No se me hace justo que dejaras plantado a Jude, y arrastrarme a California, solo para presenciar la boda del chico que te destrozo el corazón –bramo, y sus ojos azules mostraron una profunda preocupación, trate de leerle la mente pero se me fue imposible.

-Primero, no deje plantado a Jude, le informe que venía a California, y segundo tú fuiste la que quiso acompañarme.

-Cierto, lo olvide- sonrió y yo rodé los ojos- de todas maneras, hasta ver una hormiga caminar es más entretenido que estar con unos mortales –bufo. –Que capilla más…-se cayó de repente contemplando la iglesia.

-No es la iglesia, la vi muchas veces cuando vivía acá, esa decoración es exactamente el gusto de Stacia Miller.

-Pues debe ser horrible, sonrió –bueno ya es hora –dijo cuando logre aparcar, bajamos del auto corriendo, y bajamos la velocidad al entrar en la iglesia, para no llamar la atención.

Cuando entramos, lo primero que vi fue a Damen, estaba encantador con su traje azul marino, deje mi vista vagar y luego vi a los Millers, la familia de Stacia, su madre es una mujer regordeta, de cabello rubio con apariencia avariciosa al igual que su aura Marrón, la hermana menor de Stacia, Penélope, es pelinegra y hasta mas flaca de que lo era su hermana cuando estudie con ella, su aura es naranja y por último el señor Scott, el padre de Stacia, aparentemente según sus pensamientos, era la cabeza de la familia, el único que no estaba saltando de alegría porque su hija se iba a casar con un millonario, más bien estaba preocupado, su aura es de color gris, haciendo que sienta lastima por él.

-La gorda parece que va a estallar porque su niña pertenecerá a la elite de California –se burlo Victoria, sin embargo no pude sonreír, luego mi vista se enfoco en Haven y en Miles, apenas habían cambiado, Haven lucia un cabello rubio enrizado, parecido al de Stacia en mi visión y Miles, pues él seguía igual, por sus pensamientos pude ver que sus padres habían aceptado su homosexualidad y que ahora salía con un chico llamado Manuel.

-¡Honor! ¡Eres una idiota! –escuche el grito, gracias a mi súper oído.

-La princesita –me reí ante el apodo- está armando un berrinche, no la conozco y ya me cae mal –susurro Victoria.

-se supones que la odias desde que te conté la historia –le regañe- vamos – la jale hasta atrás de una cortina. –no quiero que nadie me vea.

Mi vista se dirigió hasta Damen "Mi amor, tienes que despertar" pienso para mi, en ese momento, mientras que los caballeros de honor intercambian gestos de cariño, comienza a sonar la marcha.

-¿Esto es una boda, o un funeral? –se rio Victoria, echando su cabeza hacia atrás, haciendo que los rizos negros hagan contraste con su vestido beige,

En ese momento, siento a Stacia entrar al salón, me volteo para verla y pareciera que flota por el pasillo, como la reina de un concurso, volteo a ver a Damen, y este tiene una expresión seria, pero su aura muestra un color amarillo. "Se que el verdadero tu, sueña que ella fuera yo" –susurre débilmente, haciendo que Victoria volteara a verme, yo simplemente negué con la cabeza.

Segundos Después Stacia llega hasta donde esta Damen y…

-Queridos Hermanos –comienza el sacerdote- estamos reunidos para celebrar la unión de Stacia Margareth Miller y Damen August Esposito, Alguien que se oponga hable ahora o calle para siempre- la habitación se volvió silenciosa, por lo menos para todos menos para Victoria y para mi, que éramos atacadas por los pensamientos de las personas… hasta que.

Salgo de la cortina y pronuncio un claro –"Yo me opongo" –La habitación se llena de exclamaciones de asombro, pero después vuelve a estar callada, sin embargo, las miradas horrorizadas de todo el mundo están puestas en mí.

-No te puedes casar con ella –repito- tu me amas a mí, no a ella.

Otra vez la sala se comienza a llenar de gritos y blasfemias, obviamente dirigidas hacia mi -¡Maldita Rara! ¿Qué haces acá? –me grito Stacia.

-¡Quien es esta mujer! –le reclamo la señora Marie a Damen, este no respondió, simplemente me miraba.

-No soy del tipo de chica que interrumpe una boda-titubee- pero tu tampoco eres el tipo de chico, que debería casarse con la chica equivocada.

-¡Que es todo esto! –eran muchos gritos, y los pensamientos eran mucho peores, la gente más refinada de California tenia la lengua mucho peores que las personas de los barrios pobres de nueva York.

Damen no dice ninguna palabra simplemente corre hasta a mí y me abraza. –Gracias por estar acá –susurra en mi oído luego de darme un tierno beso- espérame en la puerta trasera de la iglesia, iré cuando me haya quitado el traje –sonrió, y vi en sus pensamientos y en su aura Rosa que decía la verdad.

Le sonreí y Salí de la iglesia, seguida por Victoria donde nos dirigimos hasta la puerta trasera de la iglesia.

-esto es una locura, ¿Qué pasara con Jude? -me pregunto Victoria, pero yo la ignore.

Esperamos unos cinco minutos, el revuelco dentro de la iglesia era enorme, la madre de Stacia estaba que echaba chispas y Stacia lloraba, los invitados, que no soportaban a Stacia, mas le eran hipócritas haciéndose pasar por sus amigos, se revolcaban de la risa interiormente.

Pronto Damen salió, y rápidamente me tire a sus brazos.

-Huyamos, donde empecemos de nuevo –susurro Damen entre besos- Gracias por estar acá, por impedir que dijera "Acepto" –me beso- Gracias por estar cuando dijeron "Habla ahora".

Yo simplemente sonreí.

-Queridos Hermanos –comienza el sacerdote- estamos reunidos para celebrar la unión de Stacia Margareth Miller y Damen August Esposito, Alguien que se oponga hable ahora o calle para siempre- la habitación se volvió silenciosa, por lo menos para todos menos para Victoria y para mi, que éramos atacadas por los pensamientos de las personas… hasta que…

Parpadeo confundida, y me doy cuenta que todo había sido un cruel juego de mi imaginación, siento ganas de llorar, aunque no puedo derramar una lagrima.

-Stacia Margareth Miller, ¿aceptas como esposo a Damen August Esposito?

-Acepto.

-Damen August Esposito, ¿aceptas a Stacia Margareth Miller como tu esposa?

-Vámonos de aquí –jalo a Victoria hasta la salida, cuando estoy a punto de abrir la puerta de mi descapotable, escucho la oración que no querida escuchar.

-Señores y señoras, les presento por primera vez al señor y a la señora Esposito.

Con un suspiro entro a mi coche y recuesto mi cabeza en el respaldo de mi asiento.

-¿Estas bien? –me pregunta débilmente Victoria.

-Si lo es…-fui interrumpida por la melodía de "La vita E" de Neik, confundida agarre mi celular y medio sonreí al ver el numero.

-¿Quién llama? –me pregunto Victoria.

-Es Jude.

Fin

Si, sé que es triste, pero estoy enojada con Damen por llamar psicópata a Ever, aunque no estuviera en sus cinco sentidos, quiero agradecerles por leer, y la canción en la que me inspiro es "Speak Now" (habla ahora) de Taylor Swift.