Comienza el primer capítulo de mi nuevo fic, esta vez de los Teen Titans, cielos, espero que me vaya tan bien como con code lyoko.

Antes que nada algunas aclaraciones:

Cursiva narrador.

Normal historia tal cual.

Negrita cambio de escena y tiempos.

Y ahora el capítulo 1.

Cap. 1 El comienzo.

Hace 5000 años, cuando las pirámides aun eran jóvenes, hubo una intensa y devastadora guerra entre la luz y la oscuridad.

De esta guerra dos deidades se enfrentaron en un devastador combate, la creadora de toda la luz, que buscaba proteger al universo y el rey de las tinieblas, que buscaba destruirlo.

Su pelea fue legendaria y amenazo con destruir a toda la existencia, hasta que un valiente y poderoso faraón encerró al rey de las tinieblas usando los místicos artículos del milenio, pero parece que ni siquiera la eternidad dura para siempre…..

Jamás debía pasar y por 5000 años jamás paso, pero más profunda que las arenas del desierto es la insaciable curiosidad del hombre y mientras el desierto hace lo que puede para mantener oculto aquello que debe permanecer oculto, eventualmente revela sus misterios más letales.

Egipto…

Dos excavadores derribaron una gran cantidad de tierra y frente a ellos apareció lo que tanto buscaban.

-La encontramos, la tumba perdida de la princesa del mal-dijo uno de los trabajadores y el profesor en jefe apareció detrás de él para observar el descubrimiento.

-Es increíble ¿Por qué sepultarían el sarcófago con cadenas?-.

El sarcófago era de color negro con plateado, tenía el rostro de una mujer joven y como el profesor había dicho, estaba sellado por cadenas.

-¿Qué opina de esto profesor?-pregunto un joven estudiante que iba en la expedición.

Lo que el joven mostraba era una advertencia, la cual decía que no liberaran la oscuridad que ahí se escondía o el fin llegaría.

-Bah, puras supersticiones-dijo el profesor-lo único que se es que esto será una gran adquisición para el museo de ciudad Gótica-.

En el interior del sarcófago, una momia envuelta en vendajes y que por alguna extraña razón aun estaba jugosa.

Los ojos de esa momia brillaron de un extraño color purpura.

Hace algún tiempo

Aquellas reliquias extraídas de Egipto ahora eran transportadas al museo de ciudad Gótica, siendo financiada por el multimillonario Bruno Díaz.

Un vehículo de carga trasladaba el sarcófago con otros tesoros, siendo guiado por 5 guardias, dos en la parte delantera y tres en la parte trasera.

-Espero que esas cosas no estén malditas-comento uno de los guardias.

-No digas tontería, las maldiciones no existen, son solo un mito que los egipcios usaban para ahuyentar a los saqueadores-dijo el que conducía.

-Oye tranquilo, solo bromeaba-.

De pronto, una camioneta negra les salió al paso, seguida de otras tres, el conductor alcanzo a frenar sacudiendo con violencia toda la parte trasera.

Varios maleantes abandonaron las camionetas y comenzaron a disparar, los guardias a penas pudieron esquivar los balazos, pero antes de poder responder el fuego, dos calabazas cayeron a sus pies explotando y liberando un humo verde.

De inmediato, los guardias sufrieron terribles alucinaciones, veían seres atemorizantes, como monstruos, fantasmas, demonios, etc.

Los guardias de la parte trasera, sacaron sus pistolas y esperaron que la compuerta se abriera, cuando sucedió, otras dos calabazas rodaron y explotaron, como sus compañeros, los tres guardias sufrieron espantosas alucinaciones.

Los maleantes entraron, por supuesto, con mascaras de oxigeno, tras asegurarse de que todo estaba en orden….

-Jefe, todo asegurado-.

Un sujeto flacuchento y vestido al estilo del día de brujas ingreso, se trataba del espantoso espantapájaros.

-El miedo es una dulce forma de dominar a los débiles, tomen el botín-ordeno, pero luego vio el sarcófago-pensándolo bien, nos lo llevaremos todo en este camión, será más fácil-.

-Como diga jefe-.

Sacaron a los guardias, que aun temblaban de miedo.

-Dense prisa, antes de que…-un fuerte sonido llamo la atención de todos y de la esquina apareció el más poderoso vehículo jamás creado-el murciélago llegue ¡En marcha!-.

Rápidamente se pusieron en marcha, mientras el batimóvil los seguía muy de cerca.

-Vaya, el espantapájaros se ha convertido en un vulgar ladrón-dijo el chico maravilla en el asiento del copiloto.

-No mucho, esos objetos egipcios son mucho más valiosos que todo el oro del mundo-explico Batman.

La persecución continúo por toda la ciudad, los matones del espantapájaros dispararon contra el batimóvil, pero sus balas no dañaban el poderoso blindaje del auto.

-Pronto, entra a ese almacén, tendremos más oportunidad de darles en el blanco si no están en su auto-indico el espantapájaros.

El camión entro, mientras el batimóvil se detuvo en el estacionamiento del almacén.

-Están atrapados-dijo Robin abandonando el batimóvil.

-No los subestimes, no se trata de un criminal común-.

-Ya lo se, no tienes que preocuparte por mí-.

-Lo se-.

Ambos héroes dispararon sus ganchos al aire y subieron al techo del almacén.

Mientras el espantapájaros y los maleantes sacaban todo lo robado y lo llevaban a unas oficinas.

-Los egipcios si que sabían vivir-dijo uno de los maleantes mientras observaba una moneda egipcia.

-¡Concéntrense! El murciélago puede estar cerca-dijo el espantapájaros.

-Más cerca de lo que crees-Batman apareció desde el aire y pateo al espantapájaros, mientras Robin derribaba a uno de los matones-se acabo espantapájaros, entrégate pacíficamente-.

-Ven y oblígame murciélago ¡Mátenlos!-.

Los maleantes comenzaron a disparar contra el dúo dinámico, que lograban evadir todas las balas con suma facilidad.

Robin saco su bastón y arremetió contra 5 de los maleantes, mientras Batman se encargaba de los otros.

El espantapájaros vio una oportunidad y saco sus letales calabazas.

-Siempre me he preguntado a que le teme el gran Batman-dijo lanzando la calabaza.

Robin, al ver el peligro que corría su mentor, lanzo una de sus armas partiendo la calabaza en dos antes de que siquiera explotara.

-Maldito seas chico maravilla-.

Batman y Robin estaban apaleando a los hombres del espantapájaros, más que una pelea, era un juego para el dúo dinámico.

-Creo que lo mejor será escapar antes de que me atrapen, afortunadamente tengo otra forma de llevarme los objetos-.

El espantapájaros corrió a la oficina donde estaban todos los objetos egipcios.

-¡Se escapa!-grito Robin y trato de seguirlo, pero fue interceptado por varios hombres, el chico maravilla solo sonrió.

El espantapájaros entro a la oficina y descubrió que lo único que había ahí era el sarcófago.

-Esos inútiles, bueno, al menos me darán buen dinero por esto, pero primero-saco una más de sus calabazas-vamos héroes, tengo una calabaza con su nombre-.

Mientras esperaba a que sus enemigos entrara, iba retrocediendo acercándose más y más al sarcófago, tan atento estaba a la puerta, que no vio la silla que estaba detrás de él y tropezó, la calabaza rodo por el suelo y cayó cerca del sarcófago explotando y liberando su letal contenido, el cual fue absorbido por el sarcófago.

-Eso fue extraño-a penas dijo eso, las cadenas que ataban el sarcófago se oxidaron y cayeron-y eso lo fue más-.

Olvidándose de la puerta, de Batman y de Robin, el espantapájaros se acerco lentamente al sarcófago, cuando estuvo lo bastante cerca, miro a los ojos del rostro de esa mujer y de pronto un estruendo lo lanzo hacia atrás.

Desde el suelo vio surgir una extraña niebla oscura, más oscura que la misma noche, el espantapájaros estaba aterrado, pero su temor aumento cuando vio lo siguiente que paso.

La niebla comenzó a tomar forma y se convirtió en un monstruo, parecía ser un dragón, su color era completamente negro, con excepción de sus ojos, los cuales eran tan rojos como las llamas del infierno.

Dos alas surgieron de su espalda mientras se acercaba al espantapájaros, quien retrocedió aun en el suelo, mientras el miedo en su interior aumentaba.

-¡Aléjate de mí! ¡Aléjate!-el dragón extendió su garra hacia el espantapájaros-no….no….. ¡No!-.

Una energía surgió del cuerpo del criminal y fue absorbida por el espantapájaros.

Mientras, el dúo dinámico ya se había deshecho de sus adversarios y solo les quedaba uno, el cual temblaba de pies a cabeza.

Robin se puso en guardia e hizo un ademan de que atacara, el criminal grito y trato de huir, pero apenas dio la vuelta, se golpeo contra una columna y quedo inconsciente.

-Eso fue fácil-dijo Robin sonriendo.

De pronto, un fuerte grito alerto al dúo dinámico.

-El espantapájaros-dijo Batman y ambos se dirigieron a la oficina.

Batman derribo la puerta de una patada y ambos entraron, lo primero que vieron fue al espantapájaros en el suelo.

Robin salto y sujeto al espantapájaros del cuello de su ropa.

-Bien Dr. Crane, esta arrestado-Robin le quito la mascara y retrocedió por la impresión que tuvo, Batman también quedo azorado con lo que sus ojos veía.

Pues lo único que quedaba de aquel criminal era su esqueleto, los ojos, lengua, sangre, órganos, piel, todo había desaparecido, de los huecos de los ojos y boca salían manchas de color negro, como si algo se los hubiera arrancado.

Batman, siendo el frio hombre que es, tomo el cráneo para examinarlo, pero apenas lo hizo, el cráneo se volvió polvo y lo mismo le paso al resto del cuerpo, quedando solo las ropas de ese loco doctor.

Dos horas después….

La policía llego y arresto a los secuaces del espantapájaros, mientras Batman y Robin hablaban con el comisionado Gordon.

-¿Qué fue lo que paso aquí?-pregunto Gordon.

-No estoy muy seguro, pero le aseguro que lo investigare-.

-Cuento con ustedes, por el momento devolveremos cada objeto robado al museo, supongo que el director se pondrá muy contento cuando sepa que recuperaste sus tesoros-.

-Solo tengan cuidado-advirtió Batman.

Gordon asintió y abordo una patrulla poniéndose en marcha.

Batman y Robin sacaron sus ganchos y emprendieron la retirada.

-¿Qué crees que le paso a Crane?-pregunto Robin igual de preocupado.

-No lo se-.

-Pero ¿Qué pudo haberle hecho eso?-.

-No que Robin, más bien quien-ambos subieron al techo y Batman miro el sarcófago mientras lo subían al camión, el caballero de la noche tenía sospechas, pero no podía asegurar nada, aun.

Lo que Batman ignoraba, era que muy pronto sus sospechas se confirmarían y para entonces, el universo entero estaría en el peligro más grande de todos los tiempos, ya que mientras el espantapájaros murió, alguien revivió.

En el sarcófago, lo que había sido una momia ahora era otra cosa, un ser humano, su piel, órganos, sangre, ojos, etc. Habían sido regenerados, ahora solo faltaba que alguien la despertara para iniciar con su venganza.

Jamás debía pasar, pero después de 5000 años paso y así fue como regresaron las fuerzas de las tinieblas.

Una fuerza tan devastadora y maléfica que cuando se liberara traería el caos, la destrucción y la extinción de todo rayo de luz.

Hoy

Jump City….

El sol salía sobre la torre de los titanes, era un día perfecto, tras derrotar a la hermandad del mal y de sus aventuras en Tokio, parecía que los únicos criminales que podían combatir serían vulgares ladrones, con excepción de algunos villanos más peligrosos, tales como Red X, Dr. Luz y su archienemigo, Slade, quien tras la batalla con Trigon, no habían vuelto a saber de él.

Era por esa razón que Robin trabajaba duro, ya habían vencido a la hermandad del mal, era hora de vencer a su más peligroso adversario o al menos, eso creía.

Caminaba por los pasillos de la torre mientras leía el periódico, no hubo nada interesante hasta la pagina 15, entonces se dirigió al salón principal.

Chico bestia y Cyborg peleaban por el control remoto y por escoger el programa, Raven trataba de leer un libro, mientras Starfire preparaba uno más de sus extraños platillos.

-¡Vamos a ver el programa de ciencia ficción!-gritaba Cyborg cambiándole.

-¡Vamos a ver el programa de comedia!-gritaba chico bestia volviendo a cambiarlo.

-¡Ficción!-.

-¡Comedia!-.

-¡Ficción!-.

-¡Comedia!-.

Así se cambiaban los canales repetidamente, Raven hacía un esfuerzo por no lanzar a sus amigos al océano, pero su paciencia se agotaba.

-Podrían por favor ¡Cerrar el pico!-grito furiosa, pero sus dos amigos la ignoraron y continuaron su pelea.

-Amigos ¿no podríamos elegir un programa que todos disfrutáramos?-sugirió Starfire.

La puerta se abrió y Robin apareció.

-Querido Robin, llegas a tiempo para…..-Robin paso de lado a Starfire, quien se quedo viéndolo con tristeza.

Desde hacía un tiempo que la relación entre ambos chicos no iba nada bien, el resto del grupo lo sabía, pero no decía nada.

Robin tomo el control y le cambio a las noticias.

-¡Oye!-grito Cyborg.

-Viejo ¿Por qué hiciste eso?-pregunto chico bestia.

-Necesito que vean esto-explico Robin.

-Hoy es un día glorioso para Jump City-decía el presentador-el museo de nuestra ciudad exhibirá los tesoros encontrados en Egipto hace algunos años, entre ellos, el sarcófago de la princesa del mal, que según la leyenda, fue una tirana despiadada que amenazo con destruir el prospero reinado de Egipto-.

Robin apago la televisión y miro a sus compañeros.

-Bueno, ya era hora de que el museo exhibiera buenas reliquias y mejor si son egipcias-dijo Raven sin saber que esperaba Robin, de hecho nadie lo sabía.

-Viejo, no entiendo ¿Qué tiene esa noticia de interesante?-pregunto Cyborg.

-Ese sarcófago fue el último objeto que el espantapájaros intento robar hace algunos años-.

-¿Quién es el espantapájaros?-pregunto Starfire.

-¿Quién es el espantapájaros?-pregunto chico bestia sin dar crédito a sus oídos y luego empezó a explicarle todo a su amiga, por su puesto, a su muy peculiar estilo-el espantapájaros fue uno de los más grandes enemigos de Batman y Robin, yo escuche sobre su ultimo crimen, intento robar esas reliquias egipcias, entonces llegaron Batman y Robin. El espantapájaros dijo "oh no", Batman dijo "ríndete", Robin dijo "hiya", pero entonces el espantapájaros se encerró en una oficina con el sarcófago, mientras el dúo dinámico vencía a sus secuaces sin problemas, pero cuando entraron a detener al espantapájaros, encontraron el horror, se había convertido en un….un…..ESQUELETO-.

Se hizo un corto silencio.

-Bien, eso no era necesario-dijo Raven.

-Yo también escuche algo al respecto, nunca atraparon al culpable-dijo Cyborg.

-Porque el culpable tal vez no sea un villano como los que enfrentamos-dijo Robin-Batman siempre estuvo convencido de que ese sarcófago tuvo algo que ver y todos estos años que estuvo en ciudad Gótica lo estuvo vigilando, ahora es nuestro turno-.

-Pero ¿Qué esperas que suceda?-pregunto Starfire.

-No estoy seguro, pero tengo un mal presentimiento-.

Robin no era el único, pues Raven podía sentir algo maligno en ese sarcófago, algo que no debía ser liberado.

Esa noche….

Una banda de ladrones subía por el techo del museo.

-Viejo, esas cosas egipcias se veían muy valiosas-.

-Si y pronto serán nuestras-.

Poco se imaginaban esos bandidos que aquellos tesoros que pretendían robar escondían un mal que no debía ser liberado.

Pero ni siquiera la eternidad dura para siempre y esa noche iba a ocurrir.

Continuara…..

Ya quedo el primer capítulo, espero les haya gustado, este es mi primer fic de los Teen Titans, espero me vaya tan bien como con los de code lyoko, solo algunas aclaraciones:

Este fic es Robin y Raven, solo que Raven va a ser la principal protagonista.

Por si se lo preguntaron, si, tiene relación con Yugioh, pero no habrá duelos de cartas, solo la aparición de los dioses para guiar a Raven.

Bueno, creo que eso es todo.

Espero que hayan disfrutado del capítulo y se encuentre bien.

Nos vemos…..