"No estaba muerto, andaba de parranda" Bueno, en realidad no es cierto... pues bueno, estoy seguro que a más de uno se le cruzó por la cabeza de que no continuaría esto, pero eso NO sucederá. MS-TaKa no dejará este fic a medias, y aunque tarde mucho o poco, este fic se termina cuando yo lo diga!

anaiza18: Y nuevamente me perdí, pero lo voy a terminar... aun faltan capítulos, me agrada que te haya gustado la aparición de Silphymon, y todavía faltan más sorpresas.

SpyTaku299: vaya, es como cuando yo juego al Triple Triad de FF8... yo también me pongo "rigioso" a ello xD, Las evoluciones mega son para más tarde, por este momento te voy a mostrar la intensa pelea de la División RO con la serpiente marina

Juna Aranda: Ahora soy yo quien te hace esperar... espero que no estés molesta por la falta de escritura, pero es que no me daba tiempo xD

Es todo, espero les guste el capítulo y que si es posible, lean el capítulo anterior para tener un poco "fresco" los momentos.


22. El Fin del Obstáculo

Los chicos cargaban a sus respectivos digimons en sus brazos mientras que Cyberdramon y Leomon avanzaban a un lado suyo mientras seguían a Valkyrimon quien abría paso para que todos pudieran huir de la batalla que estaba a punto de comenzar entre la División RO y MetalSeadramon.

-"Avancen, no podemos perder tiempo" – Decía Valkyrimon mientras guiaba a sus compañeros fuera de la zona de peligro y vigilaba que en los alrededores no estuviesen más enemigos

-"¿Me pregunto por qué nos están ayudando a salir de este problema esos digimons?" – Preguntaba en voz alta el menor del grupo a la vez que miraba hacia atrás

-"Cody, no creo que nos estén ayudando…" – Le respondía Matt

-"…creo que a esto le llaman "Prioridades", estoy seguro que esa tal división como-se-llame está tomando como principal amenaza a MetalSeadramon" – Explicaba el anterior portador del conocimiento

-"Eso quiere decir… ¡que nosotros no significamos nada para ellos! Oh cielos, ¡estamos perdidos!" – Comentaba Davis mientras lloraba exageradamente a la vez que corría, que consideraran de "menor prioridad" a los elegidos era algo que dañaba su orgullo, pero a la vez les daba la oportunidad de seguir con vida

-"Davis, no es hora de hacer estupideces… debemos concentrarnos en llegar al Obelisco Oscuro" – Le ordenaba Tai mientras posaba sus ojos hacia la gran estructura que cada vez se hacía más y más grande, y mientras ellos seguían corriendo hacia ese lugar, en el lugar donde anteriormente los chicos habían estado luchando; ahora MetalSeadramon y la División RO comenzaban sus acciones de combate.

La División RO se mantenía vigilante ante las acciones de un enardecido MetalSeadramon quien se movía erráticamente sobre el lago que se encontraba

-"…¡ERTE! …¡MUERTE!" – Gritaba en muchas ocasiones el gran digimon marino para, desprevenidamente, atacar con su cabeza metálica, pero cuando se lanzó hacia los Armormons, éstos lo recibieron con sus metralletas, causando que MetalSeadramon se viera obligado a retroceder, más no desistir

-"Eaglemon… a pesar de haber dado de lleno ante MetalSeadramon, nuestro objetivo no cayó" – Le informaba uno de los Armormons

-"No hay que desesperarse… después de todo nuestro nuevo objetivo tiene el Bug X…" – Informaba tranquilamente la ave armada –"…No se dejen impresionar y mantengan su ataque" – Pero esto no pudo ser posible puesto que MetalSeadramon lanzó otra vez su rayo color negro azabache de su hocico, toda la división la esquivó velozmente y el poder se impactó con el suelo dejando un gran hueco y una grieta que comenzaba a expandirse.

-"Si nos descuidamos aunque sea por un breve momento, nuestras vidas peligrarían" – Pensó para sí el ave mientras miraba el poder destructivo que tenía ese rayo

-"Si nos mantenemos luchando contra este objetivo durante mucho tiempo, se nos podría salir de las manos, ¡desenfunden todo lo que tengan!" –

-"¡Entendido Eaglemon!, ¡Justice Strike!" – Y los Armormons atacaron sin piedad la "humanidad" de MetalSeadramon, concentrando la mayoría de sus impactos en la cabeza de su presa.

-"¡Ráfaga Explosiva!" – Los Sealsdramons se formaron en posición de triángulo y lanzaron ráfagas de energías provenientes de sus cuchillas hacia el cuerpo tatuado de MetalSeadramon puesto que no podían acercarse al agua; los ataques tocaron el cuerpo del digimon marino pero estos no crearon ni siquiera ninguna raspadura en su cuerpo, pero sí notaron como MetalSeadramon comenzaba a retroceder ligeramente; Eaglemon en un momento pudo notar como el gran digimon marino cargaba energía para evitar ser más dañado, pero Eaglemon le evitó hacer eso con su "Embestida del Phoenix" que se estrelló justamente en el cráneo del digimon, su golpe fue tan poderoso que bien pudo eliminar cualquier evolución, pero MetalSeadramon tan solo se inmutó levemente. En cambio, el digimon impregnado con el Bug X se hundió en el agua para evitar el daño causado (a pesar que no sentía dolor verdadero), la División esperó cualquier movimiento de parte del digimon marino y del lago sacó su poderosa cola y capturó a un Armormon para después lanzarlo hacia Eaglemon, la ave armada no se esperó ese ataque y recibió de lleno a su compañero, dañándose en el proceso ambos digimons hasta llegar al suelo.

-"Es más peligroso de lo que siquiera llegué a imaginar" – Esas palabras las pensaba Eaglemon al ver el ataque que su presa le había conectado, en cuanto ambos digimons volvieron a su posición de combate, notaron como MetalSeadramon emergía violentamente del lago, causando una gran ola que secó completamente el lago y literalmente se "tragó" a todos sus rivales

-"¡NO PODRÁN…! ¡NO…! ¡NO…CONMIGO!" – Gritaba MetalSeadramon de una manera difícilmente entendible, de su hocico comenzaba a salirle espuma que cuando hacía contacto con el aire comenzaba a convertirse en humo color azabache.

-"Es… demasiado… poderoso…" – Decía el Sealsdramon #2 al recuperarse del ataque acuático junto con su escuadrón

-"…Pero aun así, no nos rendiremos" – Completaban la frase los dos Armormons, quienes a pesar de estar ubicado en lugares completamente diferentes (uno junto a los Sealsdramon y el otro junto a Eaglemon), no escatimaron recursos y atacaron en el mismo instante que ambos callaron.

Machinedramon golpeaba con fuerza el suelo de su base de operaciones, causando un estruendo que varios de los operarios de dicha base que en su mayoría eran Datamons y Hagurumons creyeron que estaban siendo atacados por los digielegidos

-"¿Cómo puede ser esto posible?..." – Mascullaba el gran digimon metálico mientras apretaba con fuerza sus dientes, lo que estaba observando en la pantalla de monitoreo no le agradaba para nada, su división… su más letal división estaba siendo, en cierta forma, domada por el instinto salvaje de MetalSeadramon

-"¡NO PUEDE SER!" – Dejó salir un grito de furia la gran máquina de guerra, estaba frustrado, pero aun así no se rendiría tan fácilmente, siempre consideró que aquellos que meten sus narices donde menos les llaman y cuando éstos mismos entorpecen una misión que parecía casi dominada, debían ser eliminados no importando si se arrepentían o no

-"Esto es una guerra… si lanzas una piedra y escondes la mano, eres solamente un gallina… o no tienes el suficiente cerebro" – Balbuceaba Machinedramon, pero dejó de hacerlo al recibir una llamada de parte de su "capitán" de división, Eaglemon

-"Mi señor Machinedramon, MetalSeadramon se ha vuelto poco más del 75% más fuerte de lo normal… y su nivel de energía aumenta a cada instante en una tasa de aumento del 5% por cada treinta segundos de batalla" –

-"¿Pero qué?..." – Reaccionó un poco alarmado Machinedramon por la información suministrada por Eaglemon, él había calculado que su poder aumentaría, pero no exponencialmente como lo estaba demostrando en estos momentos el Dark Master marino

-"…Intenten retirarse por un momento de MetalSeadramon, yo me encargaré de alivianarles la carga" – Sentenció Machinedramon, en ese instante el gran Dark Master se levantó de su silla y se dirigió a las afueras de su base de operaciones junto con un Tankmon

-"Muy bien señor, ellos se encuentran si no mal me equivoco entre las latitudes 20º norte y 53º oeste, no creo que sea problema el acertar a un digimon tan grande como el" – Le decía el Tankmon mientras corroboraba la posición de su enemigo.

-"Muy bien… ¡Giga Cañón Oscuro!" – Y de sus cañones ubicados en la espalda salieron un par de bombas de energía color oscuro que por cada segundo que pasaban en el aire, más grande se iba haciendo el poder

-"Con esto será más que suficiente… vámonos Tankmon, tenemos cosas que hacer" – Y así, ambos digimons volvieron a entrar a la base

Los elegidos aún corrían por el bosque, pero a una velocidad claramente inferior a la de su escape, ya se encontraban a unos kilómetros lejos del sitio del combate, por lo cual los chicos ya podían movilizarse más tranquilos, pero siempre bajo la protección de Valkyrimon, Cyberdramon, Leomon y los demás digimons que ya poseían algo de fuerza para continuar.

-"¿Cuánto más hace falta para llegar? Comienzo a agotarme…" – Preguntaba Mimí con un poco de preocupación

-"No importa cuánto avancemos, no veo que el Obelisco se vea más cerca" – Comentaba Joe una vez que Mimí dejaba de hablar.

-"No hay que desesperarse, llegaremos al Obelisco… de eso estoy seguro" – Intentaba animar el líder de la primera generación a sus compañeros quienes se notaban ya algo cansados y unos cuantos inseguros.

-"Claro Tai, lo que tú…" –

-"Miren chicos, ¡allá!" – Y Matt fue interrumpido por la voz de Ryo mientras apuntaba al cielo a un objeto particularmente grande que volaba sobre ellos.

-"¡OH NO!" – Gritaron al unísono Tai, Matt y Davis al ver la tremenda esfera de energía que surcaba los cielos, sus mentes comenzaron a hacerlos recordar inconscientemente la lucha contra Puppetmon y MetalEtemon y el terrorífico desenlace donde un ataque muy parecido al que estaban presenciando los chicos ahora mismo acaba con sus vidas; los demás elegidos junto con sus digimons los quedaron observando hasta que recobraron su compostura habitual

-"Será mi imaginación o es que acaso esa gran esfera negra va directo hacia el lago donde estábamos…" – Pensaba en voz alta Cody, esto llamó la atención de todos los presentes y observaron la trayectoria del poderoso ataque.

-"Tal parece que MetalSeadramon está siendo una molestia incluso para el Emperador de las Tinieblas…" – Comentaba pensativo Ryo –"… su presencia es tan molesta que se ha dignado a eliminarlo personalmente…" –

-"El ataque provino de aquella dirección, de seguro ahí debe de estar la base del Emperador de las Tinieblas y, de paso, el Obelisco Oscuro" – Todos asintieron a las palabras de Valkirymon y tomaron rumbo hacia el lugar de donde provino aquel ataque.

El Emperador de las Tinieblas observaba atentamente a varias pantallas ubicadas en la sala de operaciones de su base, en ellas se mostraba la ubicación de los elegidos, el combate entre MetalSeadramon y la División RO, unas gráficas que mostraban el estado vital de la serpiente marina Digimon, entre otras cosas.

-"Pobres ilusos… piensan que tienen oportunidad contra mí" – Decía el Emperador de las Tinieblas en un siniestro tono de voz que conjugaba dos tonos completamente sombríos de voz. El Emperador señaló la pantalla donde se efectuaba la pelea de MetalSeadramon y sonrió maliciosamente

-"Eso es MetalSeadramon… baila, mi querida marioneta… muy pronto no me servirás para nada" – Y luego lanzó una tenebrosa carcajada que resonó en toda su base

Volviendo nuevamente con la División RO y MetalSeadramon, los primeros aún intentaban realizar un ataque lo suficientemente poderoso como para encargarse completamente con MetalSeadramon, pero todo parecía inútil y sus fuerzas comenzaban a agotarse tras varios minutos de combate

-"Esto no puede estar pasando…" – Comentaba en voz alta Eaglemon desde las alturas –"…Sealsdramons, encierren a MetalSeadramon; Armormons… desenfunden en la parte trasera de su cabeza" –

-"¡ENTENDIDO!" – Y los digimons hicieron caso a sus indicaciones, MetalSeadramon prontamente se vio rodeado por los 5 Sealsdramons, pero éste no le iba a dejar las cosas sencillas y lanzo su rayo negro hacia ellos, pero lograron evitarlo cada vez que la serpiente Digimon soltaba su ataque, como éste estaba demasiado distraído con los Sealsdramons, los Armormons aprovecharon el momento y atacaron con todo su arsenal, con todas sus municiones su cráneo; pero MetalSeadramon parecía no ceder ante el intenso ataque de los Armormons y utilizó su poderosa cola para aplastar a ambos digimons gatilleros, pero cada uno de los Armormons estuvieron atentos a los movimientos de su nuevo rival y se apartaban mientras aún atacaban

-"¡SEALSDRAMONS! ¡ATAQUEN!" – Indicó el Sealsdramon #2 y todos los mencionados dieron un poderoso salto hasta llegar al hocico de MetalSeadramon y clavaron velozmente sus cuchillos en ella, haciendo que MetalSeadramon diera un alarido de dolor ya que el ataque fue dado en el interior de su hocico.

-"¡ESO ES!" – Pensó orgullosamente Eaglemon al ver como MetalSeadramon abría su enorme boca dejando al descubierto los 5 cuchillos dejados en su interior los Sealsdramons, el digimon águila dio una vuelta en el aire para ganar impulso y atacar.

-"¡PHOENIX STRIKE!" – Eaglemon descendió a una velocidad casi supersónica y estrelló su poderoso cráneo en la base de los 5 cuchillos, haciendo que estos penetraran aún más en el paladar inferior de MetalSeadramon; el enorme digimon marino, aún con el Bug X, no pudo contener el punzante dolor que le causaba el tener enterrados cinco cuchillas en su boca y lanzó un grito de dolor y agonía que se escuchó en todos los alrededores del bosque, asustando a todos los digimons circundantes (y a los Elegidos en el proceso) pero que no hizo ningún cambio en la División RO quien se mantenía atenta a cualquier nuevo movimiento por parte de su presa

-"Chicos, la ayuda ha llegado…¡RETIRADA!" – Ordenó Eaglemon y los demás siguieron a su líder en la escapada táctica; MetalSeadramon, a pesar de estar sangrando de su boca, ésta era evaporada por la espuma que salía por su boca; pero al ver a sus rivales huir, MetalSeadramon comenzó a agitarse violentamente

-"¡NO…ESCAPARÁN!... ¡NO!... ¡NO LO…HARÁN!" – Era lo único que decía el antiguo Dark Master aún con mucha dificultad; estaba tan rabioso por no poder eliminar a sus rivales que no notó la poderosa bola de energía oscura que caía sobre él. El "Giga Cañón Oscuro" aterrizó justamente sobre su cabeza y el todo poderoso ataque se consumió en una gran explosión que agitó el bosque.

-"Señor Machinedramon, nuestro objetivo MetalSeadramon ha sido eliminado… gracias señor" – Le informaba de la situación como siempre Eaglemon mientras los Sealsdramons y Armormons realizaban labores de reconocimiento en la zona que, prácticamente, estaba irreconocible, el poderoso ataque de Machinedramon había "borrado del mapa" esa zona con solamente un ataque.

-"No le pongas importancia a lo que hice…" – Hablaba secamente Machinedramon desde su base –"… es más, mis radares detectaron a esos entrometidos elegidos acercarse a mi base. Sus nuevas órdenes a partir de ahora es darles persecución y eliminarlos, ya sea antes o cuando ya estén en la base" –

-"¡Entendido Señor!" – Respondió Eaglemon y para cuando iba a comunicar las órdenes a su división, todos ellos (menos Machinedramon porque está en su base) sintieron movimiento debajo de la tierra y donde antiguamente estaba el lago, emergió increíblemente MetalSeadramon; su armadura estaba completamente dañada, su hocico estaba gravemente lastimado y emanaba una enorme cantidad de sangre, su ojo derecho ya había desaparecido, su cuchilla ubicada en la parte superior de su cráneo había desaparecido totalmente… en otras palabras, el Dark Master acuático se encontraba prácticamente inservible, pero su tenacidad de acabar con sus rivales lo hacía seguir en pie. Toda la División RO quedó atónita al presenciar que su presa aún se mantenía viva.

-"¡¿QUÉ?" – Preguntó incrédulamente Machinedramon, jamás pensó que el "Bug X" fuese tan poderoso como para hacer a un digimon prácticamente inmortal, aunque él sabía que era cuestión de tiempo para que MetalSeadramon muriese a causa de las consecuencias de uso del "Bug X"

-"¡!" – Y con este poderoso alarido que denotaba su inmensa furia, los tatuajes que se encontraban en su cuerpo comenzaron a brillar de color oscuro para luego sacar un enorme rayo por cada tatuaje que tenía MetalSeadramon en su cuerpo, este ataque tan repentino junto con el gigantesco alcance del mismo tomó por sorpresa a la División RO, costándole dos Sealsdramons y un Armormon… los demás tuvieron suerte de que el ataque pasó a escasos centímetros de cada uno de ellos. Una vez finalizado el ataque, MetalSeadramon observó con su único ojo a lo que quedaba de la División RO (Eaglemon, Armormon y 3 Sealsdramons) con un desprecio tal que inmovilizó aún más a aquella poderosa división

-"¡Rápido! ¡Contra Ofensiva Alpha!" – Intentaba reaccionar a cómo podía Eaglemon, pero le era muy difícil el recobrar el estado anterior de batalla, y no porque hubiese perdido a algunos miembros de su escuadrón, sino a que nunca antes había visto ese tipo de mirada en ningún digimon.

-"Esos ojos… lo único que quieren es destrucción sin sentido… poder incalculable…" – Pensaba el águila acorazada mientras pensaba en una idea para eliminar por completo a su rival –"…Es hora de acabar con él, el "Bug X" ya comienza a hacer efecto a falta de un lago con propiedades curativas" – Recalcaba Eaglemon al ver que el antiguo lago que albergaba a MetalSeadramon se había secado gracias a la acción de Machinedramon y el digimon marino comenzaba a mostrar arrugas en las pocas partes de su cuerpo donde su armadura había sido destruida.

-"¡VAMOS!" – Y así toda la división se concentró en el punto donde más lastimado se encontraba aquel Dark Master… Su hocico, los 5 digimons utilizaron toda su fuerza física para golpear ese punto, que prácticamente le cortaron la cabeza y junto a ella, el compartimiento donde se alojaba el "Bug X" también fue retirado violentamente, haciendo que la serpiente marina se desintegrara en datos… MetalSeadramon no sintió nada, el "Bug X" ya había cobrado su víctima mucho antes que la División RO, desde el momento en que el "Giga Cañón Oscuro" cayó sobre él, MetalSeadramon ya no existía, fue eliminado… pero el "Bug X" conservó durante un tiempo su forma y tomó posesión de su cuerpo para actuar por su propia voluntad.

-"Señor… ahora sí, MetalSeadramon… ha sido… eliminado…" – Eaglemon mandaba su reporte cansadamente, la batalla lo había dejado extenuado junto con los demás sobrevivientes de tal encarnizado combate –"…pero la división no salió muy bien de ella, reportó las bajas permanentes de uno de mis Armormons junto con dos Sealsdramons…" –

-"Entendido…" – Hablaba con voz monótona Machinedramon mientras apretaba con furia uno de sus brazos –"MetalSeadramon, gracias a ti he tenido todos estos problemas… mi división ha quedado incompleta mientras que los elegidos se acercan a mí… estúpido bueno para nada, menos mal que ahora ya no existes" – Pensaba muy molesto el gran digimon metálico para luego responderle a Eaglemon –"…te enviaré a otro par de Sealsdramons junto con un Armormon para que el equipo esté nuevamente completo y operen al máximo" –

-"Gracias…Señor… tomaremos un breve descanso hasta que lleguen los nuevos, en cuanto nos reagrupemos y formemos el nuevo plan de acción, llegaremos a la base" –

-"Entendido, ellos no deben tardar más de cinco minutos" –

-"Eso será tiempo suficiente Señor Machinedramon" – Y en ese momento se cortaron las comunicaciones entre Eaglemon y Machinedramon por parte de este último mientras comenzaba a realizar los ajustes para la división.

El Emperador de las Tinieblas se levantó de su silla donde presenciaba el combate de MetalSeadramon y se fue caminando hacia un pasillo completamente oscuro, su objetivo: una habitación mucho más oscura que el mismo pasillo por donde pasó, abrió la puerta y lo que los ojos del Emperador observaron era negro… específicamente el color negro de la habitación, no había ninguna luz y en cuanto el soberano dio un pie dentro de la habitación, la misteriosa voz con la que siempre habla el Emperador se hizo presente

-"Veo que tu "marioneta" ya ha sido eliminada…" –

-"No debes de preocuparte, esa "marioneta" me resultó más útil de lo que crees" – Le respondió el Emperador sin detener su caminar en la habitación

-"¿Quién imaginaría que el "Bug X" en su versión incompleta fuese así de poderoso?" – Le recalcó aquella extraña voz al Emperador

-"Si esos son los alcances de la versión incompleta a máximo nivel, te comento que la nueva versión le sobrepasará con creces cuando se utilice al 100%" – Y cuando el Emperador de las Tinieblas terminó de hablar, levantó su mano al aire y con ese simple ademán, una nueva cápsula criogénica apareció frente a él, iluminando la habitación pero solo dejando ver al Emperador, la luz no tuvo el suficiente rango para poder mostrar al dueño de aquella voz desconocida.

-"Se ha terminado la administración del nuevo "Bug X" a todos los sujetos de prueba" – Se escuchó una monótona voz que era de la computadora central de la base, el Emperador tomó algo de aire y gritó

-"¡QUE COMIENCE EL PROCESO DE LIBERACIÓN!... Es hora de que el Digimundo conozca a su próximo dictador…" – Y el Emperador se rio malignamente –"…y tú, serás de valiosa ayuda" – decía mientras sus ojos se posaban junto con el de su "socio" en la cámara criogénica donde se podía apreciar que se encontraba prácticamente desechado… ChaosPiedmon.

Lo que el Emperador y el "Socio" del mismo no se dieron cuenta es que alguien los observaba, este alguien luego salió de la base y huyó hacia un lugar en particular.


Buenas aquí abajo, el capítulo de hoy termina aquí, fue bastante más corto de lo que les tenía acostumbrado últimamente... pero espero que haya sido de su total agrado, ahora les dejo con mis interrogantes: ¿ChaosPiedmon aquí? ¿En el Digimundo? ¿Que no estaba ese sujeto en el Mar Negro?; ¿Quién habrá sido ese sujeto que observó la plática del Emperador con su "socio"? ¿Dará una mejor batalla Machinedramon de la que dio MetalSeadramon?

Es todo, se despide MS-TaKa desde Nicaragua jugando al Triple Triad xD