Disclaimer: "The Labyrinth" no es de mi propiedad, mucho menos sus personajes, ( excepto los que son nuevos, esos si son mios de mi cabezita loca muajaja),por lo tanto no obtengo ningún beneficio, solo lo escribo por puro gusto y por que me gusta compartir mis mundos magicos, ademas de que no pude soportar meter mi cuchara en la historia jajaja, así que fracmentos conocidos son tomdos de la historia de Terry Jones, creador de este increible mundo, espero les guste, espero su opinion y solo me queda por decir "Felices Líneas"


Capítulo 1 Odio mi nueva casa!


-Listo chicas, hemos llegado- informo Toby estacionado el coche frente a la casa, Ali se asomo por la ventana, la casa lucia fúnebre sin vida, estaba demasiado descuidada.

-yo no voy a vivir ahí, me reuso- se quejo

-Alice, ya lo habíamos hablado de esto hija-contesto su madre

-pero por que cambiarnos de casa, debimos quedarnos, a papá no le hubiera gustado este cambio-volvió a quejarse

-ALICE YA LO HABLAMOS Y NO VAMOS A CAMBIAR DE OPION, AHORA SACA TUS COSAS Y ENTRA EN LA MALDITA CASA-le grito su madre

Ali solo hizo un gesto de desagrado, abrió la puerta y salio del coche, miro la casa y sabia que no iba ser feliz en esa casa tan horrenda.

Toby tío de Ali la ayudaba a sacar las maletas del coche, el camión de mudanza llego en ese instante, realmente no llevaron gran cosa ya que donde vivirían, aun prevalecían los muebles.

Ali volvió a observar la fachada de la casa trataba de buscar algo que le gustara- tal vez solo un poco de pintura y se vera como nueva-pensó- Ash pero a quien engaño-

-Vamos Ali-la llamo su tío

-Voy- contesto pero paro su camino ya que un sonido raro llamo su atención, volteo y entre las ramas de los árboles vio un búho blanco con destellos negros y podía asegurar que la estaba viendo- que bonito-se limito a decir para seguir su camino

-Que cosa?- pregunto su madre desde la puerta

-El búho blanco que esta ahí-señalo hacia la rama, su madre alzo la vista rápidamente buscando el animal-yo no veo nada- dijo

-si ahí esta, mira, mira-insistía Ali, volteando y viéndolo ahí posado aun

-ah de ser imaginación tuya, vamos entra a la casa hace frío-la llamo

Ali subió las escaleras pesadamente para entrar a la casa- no es justo- hablo enojada. Ya dentro observo el recibidor, definitivamente era mucho mas pequeño que donde vivía, pues ella prácticamente vivía en una mansión , lo único que le confortaba era que tenia una planta mas la casa.

-Te gusta?-pregunto su tío

-Es… pintoresca-contesto Ali, con falsa alegría

-bueno, nada se va a comparar con tu antigua casa, pero veras que te va a gustar con el tiempo- trato de reconfortarla Toby

ella solo río de lado como tratando de verle lo bueno del caso.

- Sabes tío, quiero pensar, que en cualquier momento papá va a entrar por esa puerta y nos llevara de vuelta a casa, pero… no creo que eso ocurra verdad-dijo tristemente dejando las maletas en el suelo y secando las lagrimas que iniciaban a salir.

Toby no tardo nada en abrazar a su sobrina

-Desde donde esta, el te esta viendo, y no creo que le guste verte llorar- le dijo para separarla un poco y secar sus lagrima-todo va estar bien OK-aseguro, Ali solo asintió

-Y.. aquí fue donde pasaste tu niñez- dijo Ali con muy poco entusiasmo-yo me imaginaba otra cosa- dijo separándose y quitando la sabana de una mesa que había en medio

-Bueno mi querida sobrina, esta casa tiene años sin habitar, pero con una limpiadita veras que no es tan malo como parece-

-Una limpiadita!, necesitaría años para terminar de limpiarla- se quejo

-Ali puedes meter esas cajas a la biblioteca, de tu lado izquierdo- le dijo su madre, ella asintió tomándolas dirigiéndose, ahí todo estaba cubierto por mas sabanas, dejo las cajas sobre lo que parecía una mesa. Se acerco a unos como pilares y jalo la sabana, al hacerlo estantes llenos de libros se mostraron frente a ella, estaba sumamente impresionada, ella era fanática de los libros, al fin había encontrado una escapatoria para olvidarse un poco de sus problemas.

-Ali!- la llamo su mamá

-Voy- contesto

Toda una tarde estuvieron descargando las cosas, maletas con ropa y algunos muebles que intercambiar, la noche cubrió el lugar y era hora que Toby regresara

-Están seguras chicas que podrán estar solas?- pregunto preocupado

-Si, hermano no te preocupes, vamos vete ya, suficientes has hecho por nosotras- dijo Sarah

-Bien, tratare de venir el fin de semana-

Las dos lo despidieron, sintiendo por fin la soledad, se vieron un momento como tratando de averiguar que les reparaba el destino.

-Entremos hace frió- dijo Sarah para abrazar a su hija

-Se que no es, como nuestra antigua casa, pero no encontré el chiste de quedarme en esa inmensa mansión si solo seriamos tu y yo- explicaba Sarah

Ali no quería decirle a su madre lo mucho que odiaba su nueva casa, pero no quería hacerla sentir mal , mas en su estado.

-No te preocupes mama, iniciaremos de nuevo- se trato de escuchar con entusiasmo

Las dos se abrazaron para darse fuerzas en su nueva vida

-Vamos-la tomo de la mano- quiero mostrarte tu habitación- Ali tomo sus maleta con sus cosas personales y subieron las escaleras, casi junto a ellas estaba la puerta- Ábrela-Ali obedeció y al hacerlo encontró su nueva habitación, entro en ella lentamente observando todo lo que había dentro- y que te parece?- pregunto Sarah curiosa al ver como actuaba Ali

-wow!… es grandiosa mama- dijo actuando un poco, su madre se inicio a reír- se nota que los 80´s se quedaron estancados aquí-

-oye- se quejo su madre para empujarla suavemente- así se decorado en esa época pero ahora es tuya y puedes hacer con ella lo que necesites-dijo entrando y sentándose en el tocador-esta habitación necesita vida de nuevo- Ali escuchaba atentamente sentada en la cama

-De verdad no te molesta si le hago cambios?, tu sabes los muñecos y… todo lo demás- dijo tomando un dinosaurio y botándolo al suelo.

-Para nada, adelante, será mejor dormir hoy ah sido un día muy pesado mañana ya veremos que pasa-

Ali asintió su madre se acercó a dale un beso en la frente y salio; tomo su maleta y de ahí saco un pijama y su único peluche favorito por que a ella no le gustaban pero ese en especial le recordaba a su papa pues el se lo dio cuando cumplió 5 años. Como no tenia sueño fisgoneo por todo el lugar para ver que encontraba y estaba sorprendida con los gustos de su madre y la cantidad de peluches que tenia un póster raro de muchas escaleras por todos lados y en todas posiciones, los libros de cuentos y la maqueta de un laberinto y un montón de disfraces ridículos-Como podías usar esto tan anticuado mamá- pensó la chica, decidió dejarlos para después, por lo que se sentó frente al tocador, para cepillar su larga cabellera ondulada , se vio al espejo.

-Que persona normal tiene los ojos bicolor, por que yo- se quejaba mientras se restregaba los ojos tratando de que con eso se pusieran o azules o verdes- y luego como puede ser mi cabellos ondulado si mi mamá es lacia al igual que mi papá- volvió a quejarse, tocándolo fastidiada se arto como siempre de buscar una explicación, mejor opto por trenzarse el cabellos para dormir, al dejar su cepillo sobre el, noto que tenia unos cajones, al abrirlo se llevo la sorpresa de encontrar cosas muy interesantes, primero saco unas fotos "Es la abuela, cuando mas joven, seguro cuando inicio su carrera de actriz "pensó, en segundo lugar una caja musical donde había una muñeca vestida de blanco la giro y una hermosa melodía inicio, y por ultimo un libro viejo y gastado de pasta rojas, ella lo observo y al voltearlo escrito con letras doradas decía " EL LABERINTO"

- Que chistoso por que mamá guardaría este libro tan gastado-dijo, en ese momento un gran ventarrón abrieron de golpe las ventanas de su cuarto, tiro el libro sobre el tocador y como puedo cerro las ventana ya que una tormenta eléctrica se aproximaba y eso no era bueno para ella- Eso fue muy raro- se dijo, tomando el libro de donde hace unos instantes había dejado

Destendio la cama se acomodo y siguió observando el libro, busco autor, fecha de publicación y no encontró nada, se le hizo sumamente extraño por lo que inicio a leer en voz alta el poema del principio

"En alguna parte al borde de tu imaginación

hay un Laberinto

Se tuerce y gira como malvados pensamientos,

y nadie... ningún hombre, mujer o niño...

ha alcanzado nunca el centro.

Allí,

dentro de las paredes de la Ciudad de los Goblins,

está el castillo de Jareth y Andreth,

el rey y príncipe de los Goblins.

Los Goblins son asquerosas criaturitas

cuyo mayor deleite es robar bebés

y convertirlos en Goblins

Pero esto solo puede ocurrir

si tú lo deseas.

Debes pronunciar las palabras adecuadas

para que el deseo se convierta en realidad.

"Deseo que los Goblins vengan

y se lo lleven ahora mismo" son las palabras correctas.

Cuando los Goblins las oigan,

Vendrán...

Y vinieron

-Y vinieron?-pensó- se ve prometedor- dijo riendo

-Ali que haces-dijo su madre desde afuera al ver luz

-Nada-contesto cerrando el libro y escondiendo rápidamente bajo su almohada pensando que su madre entraría y podría quitárselo ya que era esa clase de historias que a su madre no le gustaba que leyera.

-Duérmete ya-ordeno Sarah

-Si-contestó Ali con sonsonete, se acomodo en la cama, apago la lámpara y se quedo profundamente dormida


Notas de la autora: perdón por mis faltas de ortografia, estoy en proceso de superar mi dislexia xD!