Capítulo 1

Al día siguiente, Kim y Ron fueron juntos a la escuela. Ambos se encontraban nerviosos, aunque intentaban ocultarlo en vano. Esto no era solo el regreso a la escuela después de todo lo que hicieron semanas atrás, sino también por la presencia del otro.

No es que nunca pensaran que algún día tuvieran relaciones, después de todo eran adolescentes, la escuela está obligada hacerles pasar momentos vergonzosos… digo… está obligada a hablarles de temas tan importantes, al igual que sus padres. Pero ahora la situación no les parecía la más adecuada, ni los sentimientos los correctos.

Cerca de la escuela notaron como muchos miraban los discretamente mientras los señalaban y murmuraban. Era difícil no reconocer el auto.

Kim se estaciono en la parte más alejada y ambos se mantuvieron en silencio sumidos en sus pensamientos. Kim respiro profundo para calmarse y darse valor. Iba salir del auto pero al ver a Ron aún quito no lo hizo.

-Ron debemos ir a clases

-No, es que…- dijo sin mirar a Kim -no puedo simplemente ignorar todo lo que hicimos- siguió mientras movía la cabeza de lado a lado -y seguir como nada hubiera ocurrido- termino de hablar mientras alzaba las manos

No es como si quisiéramos hacerlo- dijo nerviosa mirando al lado contrario de él. Por todos los medios intentaba no pensar en lo sucedido

-¡Pero lo hicimos Kim!- dijo desesperado alzando su voz y por primera vez desde que fue a recogerlo giro a verla –por eso fuimos juzgados, porque nosotros lo hicimos –aparto nuevamente su mirada nuevamente de su novia, para perderse en algún punto del infinito frente a él –si éramos malos, pero al final de cuentas nosotros fuimos quienes lo hicimos- bajo un poco su tono de voz –porque nosotros somos capaces de hacerlos- lo último lo dijo casi en un susurro con un gran dolor reflejándose en sus palabras.

De ambos Ron es quien le afectaba más lo que ocurrido. Sus manos eran las más manchadas de sangre y recordar cómo se sentía en esos momentos le provocaba nauseas.

Se quedaron en un incómodo silencio, sin verse, ni tocarse. Tenían miedo y estaban confundidos, pero más importante se necesitaban. Desde que se hicieron novias sabían que habría situaciones que solo podían contar con el otro, pero ahora su relación no era la misma y eso les dolía.

Cuando sonó el timbre de la escuela, Ron dio un suspiro cansado antes de tomar la barbilla de Kim para obligarla a verlo. Kim no opuso resistencia y un ligero sonrojo apareció en su rostro.

-Yo aún no estoy listo para enfrentar esto, no soy tan fuerte como tu

-No tanto como tú crees- pensó Kim

-Tu ve a clases- mostro una pequeña sonrisa –te ira bien, puedes hacer lo que sea- la beso en la frente tiernamente –cuídate- dicho esto se fue a su casa. Evitando durante el camino encontrarse con cualquier persona

Aunque Kim quería su compañía no quería obligarlo. Respiro hondo para darse valor y entro a la escuela.

El bullicio común en la escuela termino y todas las miradas se dirigieron a ella tan pronto paso por la puerta. Se quedó quieta por un segundo que le pareció una eternidad antes de poder avanzar intentando ignorar las miradas. Aunque no los veía se las imaginaba sus miradas, unas de miedo y otras de rencor.

Cuando entro a su clase, el maestro en turno la iba a regañar por su tardanza. Pero al ver que se trataba de ella se puso nervioso y solo le dijo que tomara su lugar. Ese día las clases le parecían más largas que cualquier otro día de su vida y más terribles de cualquiera pudiera recordar. Tan pronto termino la clase Kim salió huyendo más rápido que cualquier otro. Por costumbre fue a buscar a Monique. Pero al estar cerca de su casillero se detuvo.

-¡Kim!- la llamo antes de que Kim pensara en irse –es bueno tenerte de vuelta amiga –dijo abrazándola -¿y Ron pensé que estaría contigo?- pregunto al notar la ausencia del chico

-Se fue a su casa y creo que yo también debería- contesto decaída y nerviosa mientras se sentaba en el pasillo apoyándose en los casilleros mientras abrazaba sus libros

-¿Porque?- pregunto sentándose a su lado

-Son todos, me ven como si en el momento que me den la espalda yo los lastimare, incluso me sorprende que tu sigas siendo mi amiga después de lo que te hice

-Primero- dijo con el ceño fruncido -es solo tu imaginación –al girar para comprobarlo, los pocos que se encontraban aún en ese pasillo salieron corriendo –ok, puede que no tanto; y segundo lo que paso no eran tus verdaderas intenciones, era por culpa de ese aparato que actuabas así

-Gracias- susurro. Saber que su mejor amiga no le guardaba rencor la tranquilizaba un poco.

-Aunque no puedes culparlos totalmente- agrego después

-Monique… -dijo con cara de eso no ayuda a mi autoestima

-Dieron una fuerte impresión- siguió ignorándola -y es difícil olvidarlo

-Aunque tu sigues conmigo

-1. Soy tu mejor amiga. 2. Se perfectamente lo que paso y 3. Eres incapaz de hacer todo eso concientemente

-Pero soy capaz de hacerlo- pensó recordando las palabras de Ron -pero no los haría porque es incorrecto

-Solo necesitamos que todos se den cuenta y todo volverá a la normalidad, el problema será con Ron

-¿Por qué con Ron?

-¿Quién no te ha visto pelear en TV en alguna misión?- Kim se encoje de hombre como respuesta –exacto, no hay nadie que no te haya visto pelear, pero con Ron es diferente, ni tenía idea que supiera usar una llave

-Normalmente no es bueno con las herramientas

-Con él será más difícil, pero no te preocupes encontraremos la forma en que todo regrese a la normalidad

-Gracias

Las clases siguieron sin ninguna novedad hasta la práctica de porristas

-¿Qué haces aquí?- pregunto enojada Bonnie al ver llegar a Kim al gimnasio

-Aún forma parte del equipo

-¿En serio? Pensé que estabas muy ocupada planeando como dominar el mundo

-Esa no era yo- dijo sin verla a la cara

-Entonces era tu clon malvado

-Bonnie dejala en paz- dijo Tara defendiendo a Kim –los Drs. Possible nos explicaron lo que paso

-Pero eso no quita que lo hayan hecho

-No volveré hacerlo- dijo empezando a molestarse

-¿Y quién lo asegura? Lo hiciste una vez, puedes hacerlo otra vez; tal vez sigas fingiendo y solo esperas la oportunidad para matarnos

-Si quisiera hacerlo ya lo hubiera hecho- dijo Kim sin pensarlo y molesta. Todas dieron un paso hacia atrás de forma inconsciente

-Ven, tengo razón- dijo Bonnie luego salir de la sorpresa

-Kim, sabemos que no eres capaz de hacerlo- dijo Tara en un vano intento de apoyarla

-Gracias- susurro- yo… esto… mejor me voy- dio media vuelta y salió del lugar

-¿Por qué le haces eso?- pregunto una de las chicas

-Ella mato a mi hermana mayor

-¿De que hablas?- pregunto otra

-Ella y su novio están en Oslo (capital de Noruega) ese día- dicho esto ella también se va y deja a todas las demás con un extraño sentimiento

Continuara…

Ok, ya termine el capi, espero que este compense un poco el prólogo tan corto que hice la semana pasada. Dannita la razón por la que escribí: "todo regresaría a la normalidad, o al menos lo normal para ellos. Pero estaban muy equivocados" es por las cosas que ocurrieron en este capitulo, aunque si hay quienes le guardan rencor, como Bonnie, no hay nadie de su familia que les guarde rencor.

Ahora les tengo dos noticias, como casi siempre: una buena y una mala. La buena, ya tengo pensado el primer capitulo de la otra secuela y lo publicare la próxima semana :D La mala, es que empiezo exámenes finales en dos semanas y durante dos semanas no publicare nada :S

Por el momento tendrán que conformarse con lo que hay hasta que terminen mis exámenes, pero les prometo que los siguientes de ambos serán muy interesantes, o al menos eso espero xq esa es mi impresión o.o además ambos tienen la misma base y… no les diré más :P

Nos vemos y no se les olvide dejarme un lindo review ^^