Espiral

Disclaimer: los personajes no me pertenecen, ja no soy tan afortunada

Un día normal

Bueno se ve, presentable, espero que le guste, aunque extraño sus hot cakes, son deliciosos, pero como esta próximo el cumpleaños 16, me tengo que esforzar más, trato de hacer todo lo posible para hacerla sentir bien, por alguna razón parece preocupada, espero que pueda hacerla sonreír más

-Buenos días, Hatsumi-

-Buenos días Hatsuki, huele delicioso-

-Gracias Hatsumi, espero que también te agrade el sabor-

Tomo asiento frente a ella, me gusta verla, me gustaría más tocarla, volteo la mirada por mi evidente sonrojo, no puede ser, tan temprano y tengo pensamientos tan impuros, que pensaría Hatsumi si lo supiese

-Esta delicioso!-

-Me alegra que te haya gustado-

Su reloj suena anunciando que falta menos para llegar al colegio

-Iré por mis cosas-

-Te espero-

No tarda nada cuando esta a mi lado

-Eso fue rápido Hatsumi-

-¿Tú crees?-

Mientras comenzamos a caminar

-Hatsumi, se acerca tu cumpleaños y me preguntaba ¿hay algo en especial que quieras?-

-La verdad, no quiero nada-

Lo dice con cierta tristeza, tanto en su rostro como en el tono de voz, siento una punzada en el pecho, sin embargo insisto

-Promete que lo pensaras, debe haber algo que quieras…-

-Me adelantare-

-Si…-

Su reacción me ha tomado por sorpresa, creo que Hatsumi evita el tema, no debí ser tan cabezota, sin siquiera notarlo cada paso que doy es más rápido al anterior, creo que trato de alcanzarla, desde esta distancia, ya no alcanzo a verla, miro de nuevo no hay ningún rastro de Hatsumi, bajo la velocidad de mis pasos, me siento decepcionada y sola, sigo caminando hasta que casi llego al instituto, levanto la vista y me doy cuenta que Hatsumi esta en la puerta, saluda a todos los que pasan, a veces me pregunto por que tiene que ser tan amable con todos…

-Hatsumi, Pensé que tenias cosas que hacer-

-Hatsuki… no debí actuar así-

-Hatsumi no se a que te refieres, te esperare donde siempre, nos vemos-

Lo dije con suma naturalidad que hasta yo misma lo creí

-Si, nos vemos-

Claro que mentí, por que en el fondo sé que algo no anda bien, las horas son demasiado largas cuando no estoy cerca de Hatsumi, aun así, me esfuerzo en todo, no por sobresalir sino para concentrarme en otras cosas, ya que desde hace varios años me di cuenta que el tipo de amor que sentía por Hatsumi, estaba cambiando por uno mas confuso, ahora quería tocarla y quería encontrar cualquier excusa para hacerlo

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

En la hora del receso, prefiero un lugar menos concurrido, me sirve para distraerme, la verdad me incomoda almorzar con Hatsumi, y sus amigos, odio verla sonreírle a otros, solo quiero que me sonría a mí, por eso entre más rápido me vaya del salón mejor, no sabría decirle que no, a lo lejos puedo ver una chica, creo que viene para…

-Hola Hatsuki, por favor acepta este obsequio!-

No digo nada, solo lo tomo, tratando de no menospreciar los sentimientos de la chica, ya que de alguna manera me siento identificada con ese sentimiento de amor no correspondido, la chica literalmente desaparece no me dio tiempo de negarme o agradecerle, ni modo, mejor me voy antes de que Hatsumi

-Hatsuki, ya escuchaste los rumores!-

-sabes que no me interesa-

-Pero este tiene que ver con Hatsumi-

-…- ¿Qué será?

-Tiene una cita con un chico de su clase-

Se me va el hambre, dentro de mí estalla un cúmulo de sentimientos entre enojo y decepción

-No me interesan los rumores-

Lo digo con tristeza dando media vuelta, quería salir corriendo para reclamarle a Hatsumi, me hervía la sangre, pero una sensación de Deja vu golpeo mi cabeza súbitamente, aminorando el enojo, entonces volvía a preguntarme ¿Que soy para Hatsumi?, ¿Que derecho tengo para reclamarle?, tal vez no ve mas que como su hermanastra y al exigirle una explicación presiento que algo saldrá mal, no puedo alejar esa sensación, entonces, cambio de dirección, decido auto- convencerme que solo es un rumor y no goza de mucha credibilidad

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Las demás horas pasan con normalidad, hago más tiempo para salir, tal vez Hatsumi ya se fue, si es verdad el rumor se fue acompañada, como sea soy una cobarde, pero a veces es tan cruel escuchar la realidad y no estoy preparada para ello, con resignación me dirijo a la puerta

-Hatsuki, hoy has tardado más de lo normal-

-Es que tuve que pasar a la biblioteca-

Esta semana he estado mintiendo mucho, no solo a ella sino a todos, lo peor es que no sé por que lo sigo haciendo

-Me hubieses dicho e iba contigo-

-mmm… no quería molestarte-

-Sabes que no es molestia-

-Gracias… ¿Como ha ido tu día Hatsumi?-

-Normal, ¿Y el tuyo?-

-Igual… ¿Te gustaría ir por un helado?-

-Si, pero tu pagas-

-Claro, vamos!-

Hatsumi iba unos pasos adelante, en el transcurso del camino de vez en cuando volteaba hacia mi, como si la fuese a dejar, tal vez le angustia el no saber como decirme lo de su cita, mejor por que no tengo ni la menor idea de lo que sea capaz de hacer al confirmarlo de sus labios

-Hatsumi…-

-Si-

-Hatsumi, siempre me dirás la verdad, cierto?-

-Claro que si eres mi hermana-

-Si…-

Ni siquiera dudo al responder y en asegurar que por ser su hermana, lo cual solo me deprime, agacho la mirada y en nada llegamos al parque

-Veamos…allá esta la peletería-

Deseaba que Hatsumi tomara mi mano… nunca lo ha hecho por que cambiaria ahora, debo dejar de pensar en esto o no podré contenerte en hacer algo inapropiado, lo mejor será tomarme unos minutos

-De que quieres tu helado-

-De fresa-

-Hatsumi te importaría espérame en una de las bancas y en seguida te alcanzo-

Hatsumi es tan inocente, me da vergüenza tener sentimientos la mayoría de las veces no tan puros hacia ella.

-prefiero acompañarte-

-Esta bien-

Así pasamos la tarde entre risas, que a veces me confirman que Hatsumi me quiere, al llegar a casa lo primero que hacemos es comer, los deberes escolares, y al final nos bañamos cada quien por su lado, cuando estoy a punto de irme a mi habitación…

-Hatsuki, te gustaría ver una película?-

-Si ¿Cuándo?-

-Ahora-

-Es un poco tarde…esta bien Hatsumi-

No puedo negarle nada

-Gracias, iré por ella a mi habitación-

-¿Gustas algún aperitivo?-

-No, gracias Hatsuki-

Es raro que Hatsumi proponga hacer este tipo de cosas, me pregunto de qué va la peli… la pone muy emocionada, nos sentamos en el sofá, lo único que me mantiene ahí es la cercanía de Hatsumi, por que la peli es aburrida, que digo, es aburridísima, ¿Cuánto durara?, cuando estoy apunto de quedarme dormida siento peso en mi hombro, Es Hatsumi! Se ha quedado dormida… mi corazón comienza a palpitar tan fuerte que temo despertarla… después de que puedo auto controlarme un poco, veo su rostro, se ve tan apacible y tan hermosa, no puedo dejar de ver sus labios, Hatsumi despierta sino yo podría…

-Hatsumi-

La muevo delicadamente, parece estar profundamente dormida, la tomo en brazos, no puedo creer que sea tan liviana, no me cuesta trabajo llevarla a su cama, lentamente la deposito en ella, no puedo evitar mirar sus labios, me atraen los quiero besar, algo en mi se enciende dando luz a mis mejillas, me acerco lentamente, a esta distancia puedo sentir su respiración, me detengo repentinamente al darme cuenta de lo estoy haciendo me remuerde la conciencia, me separo y me voy a mi habitación, ahí comienzo a meditar no importa lo que suceda, amo a Hatsumi y todos los días soy feliz a su lado