Este es mi primer fic de kuroshitsuji al igual que yaoi.

Este fic tendra yaoi, palabras fuertes y un poco de lemon (leve).

Los personajes de kuroshitsuji no me pertenecen.


Tic-toc… tic-toc… tic-toc

Suena todos los días el reloj, jamás descansa, pero… yo odio ese reloj… solo me hace recordar cada segundo de mi patética vida.

Solo soy… nada, ni siquiera puedo defenderme solo… no sirvo para nada… es lo que dice Madame Red, mi tía.

Mi nombre ni siquiera importa, aunque tenga el apellido más famoso en todo Londres, Phantohive, hijo de los dueños de la compañía Phantom, solo deshonró a mi familia. Mi nombre es…

Riiiiiiiin (es un despertador xD)

— ¡Ciel! —escucho gritar a mi tía.

Al igual que todos los días, me grita para que la atienda.

— ¿si, Madame Red? —le pregunte mirando el suelo.

—has el desayuno, tengo hambre. Y que esta vez quede comestible, pequeño insecto— dijo escupiendo cada palabra que salía de su boca.

—p-Pero Madame, debo ir a la secundaria. —dije alarmado, subiendo bruscamente la cara para verla a los ojos.

¡Clas!

— ¡Maldito mocoso! ¿Cuántas veces te he dicho que no me mires a la cara? —dijo dándome otra bofetada. —no entiendes que solo eres un maldito insecto, no tienes el derecho, ni el nivel, como para verme a la cara. —dijo dándome una patada, dejándome tirado en el suelo, mientras se dirigía afuera de la habitación.

Así son todas mis mañanas… son los "cariños" que me regala mi tía y tutora.

—Por cierto —menciono, Madame Red, girándose con una sonrisa llena de odio en sus labios. —ya no iras a la secundaria, te he transferido a otra. Tú estúpido profesor empezó a sospechar mi "amor" hacia a ti. —dijo con hipocresía, a ella le encantaba decir que cada golpe e insulto eran producto de todo el amor que me tenia. —iras mañana a tu nueva escuela, así que ahora haz lo que te he dicho, si no quieres que te vuelva a pegar. —dijo con orgullo y autoridad.

Jamás le creí… ella me odia, y no sé por qué.

Mis padres, quienes se la pasan en viajes de negocios, me han dejado con ella, creyendo que es la adecuada para cuidar de mí si supieran, que en vez de ser su lindo y adorado sobrino, soy su sirviente.

Levante la cabeza, sin dejar de mirar el suelo, no quería otro golpe.

—Yes, Madame Red. —susurre, era todo lo que debía responder, no podía protestar, ni negarme a hacer lo que ella quiere.

Ella solo hace de mi vida un infierno.

Es la tercera vez que me cambia de secundaria en un mes. Siempre lo hace cuando mis profesores empiezan a notar mi extraño comportamiento, lleno de temor. Odio que se me acerquen demasiado, solo me lastiman. Madame Red me ha hecho que empezara a odiar a las personas, se que si me les acerco lo suficiente, me dañaran como ella lo hace.

Es por eso que no confío en nadie… ni siquiera en mi… solo soy un débil insecto.

Me he rendido, y he decidido callar, ya no intentare obtener ayuda, porque jamás me la darán, estoy en un mundo en donde… En donde nadie escucha.


Esta es la introducción, aburrida, lo sé, pero el primer cap. Estará mucho mejor porque… ¡aparecerá Sebastián! El salvador del pobre Ciel OwO.