UN NUEVO COMIENZO

No poseo Smallville ni ningún personaje de los aquí mencionados.

Chloe Sullivan miraba por la ventana de la Atalaya, en algún punto de los ultimo años su vida había cambiado tanto, se preguntaba donde estaban sus sueños, a los que se prometió nunca renunciar, su sueño era vivido ahora por su prima Lois, la cual había topetado con él prácticamente, no es que tuviera envidia de su prima, simplemente se preguntaba para si misma porque ella siempre tendría que luchar tanto por todo para que luego otros puedan conseguir lo mismo o quizás mas con un simple chasquido de dedos.

Podía tener muchos fallos, pero la envida no entraba entre ellos, al menos desde hace un tiempo, porque nos guste o no admitirlo, todos envidiamos algo de alguien, por mínimo que sea, y este ya no era su caso, porque la vida le ha demostrado, que no necesita envidiar, que haga lo que haga todo le explotará en la cara, porque su trabajo duro, no terminará beneficiándole a ella.

En realidad ha sido una cosa constante en su vida, amó a Clark pero tan solo tenia ojos para Lana, luego llega Lois y hace que toda la vida de su amigo gire en torno a ella, quiso ser reportera estrella de Daily Planet, y es Lois quien también tiene el privilegio, ya que ella prefirió perder su trabajo para mantener el secreto de Clark, y es el propio Clark que le da entrevistas a Lois sobre su alter ego, quiso ayudar a un gran equipo de superhéroes como Atalaya, y por ayudar a la gente que quiere, Tess ocupa su lugar sin ningún problema tras tantas traiciones a todos sus compañeros, bien en realidad se alegra que se haya redimido, pero no hubiera estado un poco de mas que le pusieran mas obstáculos para que le devolviesen su confianza al cien por cien, pero asi son los superhéroes.

Y luego por último y no por ello menos importante, estaba Oliver, todo comenzó como entretenimiento, pero luego ella se enamoró, tuvo que marcharse simplemente para poder protegerles, sobre todo a él, y hoy que por fin podía regresar a los brazos de Oliver encuentra que sus brazos están ocupados por Dinah, y no solo sus brazos…..así que tras hacer una salida lo mas tranquila posible aquí está pensando en cada sacrificio que ha hecho por todos, y en los no muchos que han hecho por ella.

Quizás sea el momento en el que Chloe Sullivan comience desde cero, y viva para sí, no para los que la rodean. Pero a donde ir, y como decir adiós.

Una puerta hace que nuestra querida Chloe se gire para afrontar al intruso que la ha sacado de su melancolía, y sabe de buena tinta quien es, ya que sin misiones no hay nadie que se acerque ya allí simplemente para verla.

"Chloe puedo explicártelo todo" un nervioso Oliver con cara desencajada intenta excusarse.

"No importa, me fui, nunca dije que me esperases"

Chloe se dirija hacia uno de los asientos que hay en la sala, sin mostrar aun una lagrima en sus ojos.

"No Chloe, si que importa, perdóname ha sido un error no tengo excusa, pero…te echaba tanto de menos, que…"

"A Dios gracias que añorabas mi presencia, que si no hubiera sido así, no se que hubiera encontrado"

Oliver se acerca a Chloe y la abraza, mientras ella devuelve el abrazo, sintiéndose segura otra vez.

"Hay alguna posibilidad de que podamos comenzar de cero"

Chloe se retira de su abrazo, y se distancia para poder mirarlo, es la desventaja de ser bajita.

"Hay posibilidad de que yo comience de cero, pero no la hay de que esto (y hace gestos entre ellos) tenga un nuevo comienzo"

"Puedo demostrarte lo arrepentido que estoy, no te encierres de nuevo, no me cierres la puerta que tanto me ha costado abrir en esta relación"

Chloe sonríe de forma sarcástica, aquí esta el hombre que consiguió remendar su corazón y también dejarlo hecho añicos esta noche, intentado reclamar algo, definitivamente estaba rodeada por gente que no aprecian todo lo que ha hecho por ellos, un nuevo comienzo será un hecho no solo una idea.

"No voy a guardarte rencor, como he dicho antes me fui, he sido necia por pensar que era tan importante para alguien como para que esperase por mi, es una constante en mi vida, nunca seré suficiente para nadie, así que de alguna forma no te odio por ello"

Oliver se enfada al oir sus palabras, quiere demostrarle que ella es importante para él, pero él mismo ha hecho que vuelva a creer lo peor de ella, con sus acciones.

"Eres la mujer mas extraordinaria que he conocido, y yo solo soy un hombre que esta arrepentido, que no quiere perderte, dame tiempo para demostrarte que lo eres absolutamente todo para mi"

Lo mira, realmente puede ver arrepentimiento en sus ojos, todo él, demuestra pesar, pero no le vale, ya no le vale nada de ninguno de ellos, ya solo quiere olvidarlo todo e irse a un sitio donde nadie la conozca, donde pueda hacer amistades solo por ella, no porque la necesiten para investigar, analizar, buscar, ocultar…..

"Déjame meditarlo a solas, e intentare darte una respuesta lo antes posible"

"No quiero que desaparezcas de nuevo Chloe, no te dejaré sola, si quieres me voy, pero Bart, o Victor o Lois, los llamaré para que estén contigo"

"No te preocupes por eso, mira, haremos algo, mañana a las doce trae comida tailandesa aquí, y almorzaremos juntos, pero al menos necesito esta noche de soledad Oliver, de hecho ¿puedes llevarme a mi apartamento?"

"¿Promesa?"

Le intenta sonreir lo mas sinceramente que puede.

"Promesa Oliver"

ATALAYA , AL DIA SIGUIENTE

"Chloe, traigo la comida tailandesa que me pediste"

Oliver entra cargado de bolsas, bebidas, comida, un par de películas de las que a Chloe le gustan. Pero allí no hay nadie, su corazón comienza a latir tan rápido, porque de alguna manera sabe que ella se ha vuelto a marchar. Suelta las bolsas en el suelo, y comienza a buscarla, pero tan solo es saludado por una nota en la mesita. La abre con lagrimas en los ojos.

A todos los que una vez fuisteis mis amigos, solo os dejo esta carta para que sepáis que me marcho, no voy a ocultarme, solo cambio de vida, en todos los sentidos, he dado tanto por vosotros y me habéis dado tan poco, que creo que no necesito tener esta relación de amistad, amor y familia que para mi se ha convertido en algo unilateral, siempre doy y no obtengo nada a cambio, lo peor es que solo quería por vuestra parte ser algo medianamente importante en vuestras vidas, ya que para mi todos lo habéis sido TODO, pero no ocupo un lugar importante en ninguno de vuestros corazones y mucho menos en vuestras felices vidas, así que harta de todos y cada uno de vosotros, me marcho, no pienso seguir aquí para ser una biblioteca, un ordenador o un oído cuando lo necesitáis, si es que lo hicierais, ya que cada una de mis tareas son cubiertas tanto en la Atalaya, como amiga, como pareja y como todo, os deseo unas felices vidas, que nunca desistáis de ser lo grandes héroes que estáis destinados a ser y deciros que no lamento el no ser parte de ellos, porque hace mucho que no era parte de ninguna forma.

La vida de Chloe Sullivan comienza ahora, y por fortuna ninguno estaréis en ella.

P.D1: Victor, A.C y Bart, lamento profundamente no volver a veros, quizás excluyendo el que no quiero contacto con nadie, sois los únicos a quien no va dirigida esa despedida.

Un enorme abrazo para los tres.

P.D2: Por si hay alguna posibilidad minima de que queráis explicaciones o buscarme, os pido fervientemente que me consideréis muerta y enterrada, olvidadme porque yo ya os he olvidado.

Chloe Anne Sullivan

Oliver terminó de leer la carta para todos. Una ráfaga de viento se la arrebató de las manos, Bart la miraba con ojos llorosos, no podia creer que en realidad ella se sintiese tan mal. Se giró para mirar al resto de sus compañeros, todos allí, Oliver, Dinah, Clark, Lois, Tess y por un instante flashes vinieron a su memoria y sonrió, su sonrisa albergaba dolor.

"En realidad creo que es lo mejor que ha hecho"

Clark se levanta indignado, y se enfrenta a él.

"¿Cómo puedes decir eso? ¿Aceptas que se vaya? Yo no puedo aceptar que no esté con nosotros"

Comienzan a surgir las primeras lagrimas.

"No puedo aceptar que no esté en mi vida"

"Vosotros lo habéis hecho ¿y ahora os lamentáis? Sois unos egoístas"

Y dicho esto Bart se marcha, un silencio se establece en la habitación y todos comprenden como se ha sentido Chloe, porque en verdad la han alejado de sus vidas y solo la han utilizado, culpa es lo único que sienten y dolor en sus corazones, todos poco a poco, desfilan por la Atalaya para marcharse a casa, y llorar la pérdida de una amiga.

CUATRO MESES MAS TARDE

"SULLIVAN, mueve tu pequeño trasero a mi oficina"

Esa voz suena por encima de una oficina que parece una batalla campal, los telefonos suenan, los reporteros hablan, se escucha el sonido incesante de dedos que recorren los teclados de los ordenadores, el chico del carro de correos repartiendo en cada mesa, la maquina de café en una esquina mitad vacia, un autentico infierno, pero para ella el lugar mas feliz en el que se ha encontrado en meses.

"Jefe ¿me llamaba?"

Sonriente como siempre.

"No solo te he llamado porque me apetece ver esa risa bobalicona que siempre tienes en la cara"

"Sabia que le gustaba mi sonrisa" dice Chloe en broma.

"¿Por qué me molesto? Buen trabajo sobre tu articulo de las pequeñas bandas de adolescentes, asi que vamos a por algo mas grande ¿que te parece?"

"Si señor"

Y Chloe saluda como un militar, después de todo le viene de familia.

Garrett el redactor hace rodar sus ojos en desaprobación, pero no se molesta en recriminarle la broma, y lanza unos papeles en su dirección.

"Tu próximo articulo, haz que me sienta orgulloso"

Felizmente Chloe sale por la puerta con su sobre en las manos y camino a su escritorio lo abre para ver el contenido parándose en seco, al leerlo, le gustaría patalear como una niña pequeña.

"No me libro de los millonarios"

Betty, se acerca y mira por encima del hombro la nueva asignación de Chloe, y silba, luego de darle una palmadita en la espalda.

"Eres afortunada, ¿sabes como de atractivo es Bruce Wayne?"

Lanzando en su dirección una mirada asesina, se dirige a su escritorio para establecer la cita con el millonario de la ciudad.

"Consuélate Sullivan, no son ni Lex ni Oliver"

A la misma hora en el Daily Planet un reportero no puede esperar a que termine el día, tan solo quiere meterse entre sus sabanas y llorar como un niño como esta haciendo cada noche desde hace cuatro meses ya. Hoy ha hecho Superman y de Clark no ha ejercido tanto, Superman no puede dejar sus obligaciones para nada, pero Clark necesita soledad, para entender como su vida esta tan llena de gente y tan vacía.

Horas mas tarde en el granero sentado en el sofá viejo, se sienta Clark con álbumes de fotos abiertos por todas partes de la mesa y sostiene una fotografía, esté en mal estado, de llevarla doblada siempre en el bolsillo de su camisa, cerca de su corazón, en ella salen él y Chloe sonrientes los dos en una de las muchas cenas que tenían en su casa, eran jóvenes en la foto, Chloe era interna en el Planet justo antes del jueves negro.

Acaricia el rostro de Chloe mientras intenta recordar cada momento con ella, cuando un sonido lo distrae.

"Todos estamos destrozados Clark, no puedes estar aquí lamentadote, los demás nos lamentamos moviéndonos"

"No lo entiendes Lois, para mi Chloe ha sido mas que una amiga era mi pilar y la he perdido"

"Yo también estoy mal Clark, he perdido a mi prima porque la he tratado como basura, le arrebaté a su mejor amigo, le arrebaté su sueño Clark y no solo eso, me enamoré de su mejor amigo para perderlo porque ella se ha ido"

"Sólo la echo mucho de menos Lois, no estoy enamorado de Chloe"

"Y las vacas son de color verde y vuelan Clark, te he visto enamorado de Lana, te he visto conmigo, pasaste malos momentos con Lana, y sé de buena tinta los malos momentos que has pasado conmigo, pero siempre has sido resistente Clark, nunca te he visto tan destrozado como estás en estos momentos, así que si no es amor lo que sientes por ella llámalo como te apetezca l"