Disclaimer: Todos los personajes le pertenecen a Rumiko Takahashi. Sólo los utilizo para escribir esta historia. Nada con fines de lucro.

N/A: Mmmm… el drabble se sitúa antes de que Kagome se dé cuenta de que está enamorada del lindo de Inuyasha (capítulo 48)


Confusión estúpida

Miró insistentemente la hoja que se encontraba en su escritorio… llevaba casi dos horas tratando de entender esas letritas de álgebra y por más que razonaba, la chica no entendía nada.

Kagome trató de relajarse un poco y se recostó en la cama. Su mente voló quinientos años atrás, allá en la época donde buscaba una perla. Pensó sobre todo lo que había vivido hasta ahora, las personas que había conocido y todos esos enemigos que llegó a vencer.

Por más que trataba de no hacerlo... siempre que recordaba la época feudal todos sus pensamientos terminaban centrados en cierta persona. Últimamente eso le molestaba mucho, aunque más que eso la inquietaba… ¿por qué siempre sentía la necesidad de ver a Inuyasha?

Inuyasha… ese nombre era raro, pero único y también bonito.

—¡Pero qué..! —se levantó de golpe de la cama. ¿Qué le pasaba? ¿Por qué se ponía así cada que mencionaba su nombre?

Sintió el corazón acelerarse y la sangre subir a sus mejillas, ella podía jurar que sentía que su cara se estaba quemando, ¡de seguro se iba a enfermar!

—¡Mamá! —gritó saliendo de su cuarto—. ¡Creo que pesqué algún resfriado!

Es cierto que algunas veces la gente puede llegar a ser idiota.


Listo, es corto lo sé.

Fue inspiración repentina. La situación es un poco tonta, pero realmente tenía que escribir este drabble.

Bueno, gracias por leer y si les gustó pueden dejarme un comentario :D. Por cierto… últimamente he leído que varias autoras mencionan que es un poco molesto que agreguen la historia a favoritos y no dejen un review. Yo estoy de acuerdo con esto… no cuesta mucho dejarle saber a la autora si te gustó o no su escrito, ¿qué tan pesado puede ser escribir un ''me gustó mucho''?

Así que si te gusta algún fic, comenta porqué te gustó, créeme eso alegra mucho al autor.

Un beso :)

Lolli.