N/A: Hola a los pocos lectores del fandom ! este es mi primer fic de kh y espero q sea de su agrado, planeo no hacerlo muy largo si tengo la oportunidad de terminarlo, en pocas palabras veremos la vida de las cuatro personas dentro de Sora y la de él en la vida diaria después de kh 2.

Tambien me gustaria dedicar este fic a los autores Elizander y fatimataichou (sus fic son simplemente geniales) sin más aquí parte…..

A casi se me olvida Kingdom Hearts no es mío sino de Tetsura Nomura y Square Enix


Oscuridad…

Total y oscura oscuridad…

Eso era lo único que podía ver Roxas en este momento, mientras caminaba sin rumbo fijo.

¿Dónde demonios estoy, que es este lugar? Si es aquí donde terminan lo incorpóreos de verdad que fui estafado.

Lo último que podía recordar el joven pelo pincho es que había aparecido enfrente de Sora con Naminé al lado suyo, se había unido por fin a él y después fugazmente podía recordar la sonrisa de Naminé observándole.

- Ahh Naminé…..- suspiro cansado el rubio para luego poner sus en su cabeza y empezar a gritar – ¡Ya no aguanto más, si sigo caminando así me voy a volver loco!-

Y como si el mismo Kingdom Hearts lo escuchara, el piso debajo de él se empezó a iluminar dando forma a una plataforma circular donde se podía ver a Sora en un fondo azul estando él en el borde.

- La Estación del Despertar, no de nuevo- dijo Roxas aún más desanimado, si era posible, pero entonces se dio cuenta de algo extraño. Al otro lado de la plataforma había una puerta que se estaba abriendo en ese preciso momento.

Más aún la sorpresa del chico fue cuando vio salir de esa puerta a una persona prácticamente igual; él misma contextura, mismo cabello rubio con un peinado físicamente imposible mismo rostro de personaje bishonen y mismo color de ojos; la única diferencia era que su vestuario era similar al suyo pero no igual (supongo que ya saben quién es verdad)

- Wowww…- dijeron los dos al mismo tiempo que se acercaban al centro de la plataforma.

- Esto sí que es raro – dijo lentamente el rubio mientras levantaba su mano para tocar a su igual a la vez que él hacía lo mismo.

- Si muy raro y eso que he visto cosas muy raras-

- Lo mismo digo-

Se quedaron un momento en silencio viéndose a la vez que se movían formando un círculo hasta que los dos decidieron hablar.

- ¿Quién eres tú? – preguntaron al mismo tiempo (prepárense que esto pasara seguido)

- ¡Yo pregunte primero! –

- ¡No, yo pregunte primero! -

- ¡Callate y responde! - a estas Roxas tenía un tic en el ojo y a Ventus le estaban temblando las manos.

- ¡Ya me tienes arto! – gritaron (si nuevamente) ambos rubios mientras invocaban sus Keyblades.

- ¿A eso llamas arma? – pregunto Ventus al ver el diseño de la arma de Roxas – que forma más simplona, hasta Aqua tenía más estilo-

- Mira quién habla ¿Quién te enseño a usar tu espada? La estas usando al revés genio –

- Como si me importara tu opinión, ya te descubrí Vanitas, ese debe de ser él peor disfraz del mundo –

- ¿Qué rayos en un Vanitas? Tú debes de ser otro tipo mandado por la organización y sí que no tienes gusto. Porque alguien llevaría los tirantes encima de la ropa y un pedazo de armadura en el hombro –

- ¡Suficiente! – grito Ventus lanzándose sobre Roxas dando espadazos a diestra y siniestra

Nadie pero nadie insulta mi forma de vestir que le copie a Terra y por ende insulta la de él tampoco

Roxas no se esperaba esa reacción de su supuesto clon pero tan pronto como supero la sorpresa empezó a contraatacar con todo su arsenal de combos, hechizo y técnicas.

Ventus, ahora más calmado, no se quedaba atrás y mantenía la pelea a Roxas, con varios golpes y fintas.

- Oye podrías usar tu Keyblade como una persona normal, es difícil pelear con alguien que la usa al revés – exclamo Roxas mientras bloqueaba un ataque, giraba sobre sí mismo y daba un poderoso espadazo al costado del otro rubio.

- ¿Desde cuando que en las batallas a muerte se piden favores? – dijo sarcásticamente Ventus bloqueando el ataque y dandole un certero golpe a Roxas levantándolo varios metros, acto seguido le apunto con su llave espada la cual empezó a brillar y a disparar un montón de destellos azules serpenteantes que Roxas recibió de lleno en el aire (no, aun te terminaba de caer), para luego chocar de espalda al piso de la plataforma (ahora si termino de caer)

- Ese sí que fue un buen movimiento, de verdad que no me lo esperaba ¿Cómo le llamas? – dijo Roxas levantándose trabajosamente del suelo.

- "Tiro Certero" y dime Vanitas ¿te rindes ya? – pregunto tranquilamente Ventus seguro de su victoria.

- Ni de chiste, es más, ahora me pongo serio – dijo a la vez que su arma era cubierta por un enorme halo azul.

- Y… ¿Cómo le llamas a eso? – pregunto ahora Ventus bastante nervioso.

- LIMITE – grito en nobody lanzándose igual a como lo hizo Ventus al principio del pleito

El aludido trato de defenderse de los poderosos ataques pero a los pocos momentos estaba recibiendo una monumental paliza como la que él le había propiciado a Roxas hace un momento atrás.

Para cuando el ataque se había terminado los dos chicos estaban, frente a fuertes, ambos seriamente dañados y cansados. Al verse mutuamente así no pudieron no sonreír.

- Parece que estamos en las últimas – empezó Ventus

- Si este será el ataque final –

- De aquí solo uno quedara en pie –

- Jeje, es como en las historias, solo falta que pase la planta rodadora –

- Pero que dices si ahí justo hay una pasando – dijo Ventus apuntando a un costado donde increíblemente estaba pasando una de esas planta a pesar de que ambos no sentían ni un viento en absoluto.

- … -

- …. –

- ….. –

- ….. -

- Preparado – dijo Roxas poniéndose en posición de batalla

- Por supuesto – hablo Ventus

Los dos fueron al encuentro del uno al otro dispuestos a dar el último golpe que determinaría al ganador de la batalla, estaban a solo unos pocos pasos cuando…

- ¡Ya paren esta tontería ahora! – exclamo una voz femenina que apareció junto a una figura vestida con un traje negro que cayó del cielo justo en medio de los dos y detuvo el ataque simultaneo con un escudo mágico.

- Ventus llevo buscándote desde hace rato – exclamo la chica volteando al aludido y sacándose la capucha para mostrar un femenino rostro de cabello negro y ojos azules.

- Perdón Xion pero creí ver a Vanitas, así que me fui – es excuso el chico

- ¿Xion? – murmuro Roxas, ese nombre le sonaba pero no podía recordar bien

- ¿Roxas? – respondió ella volteando a verle.

- ¿Ventus? – volvió a preguntar el chico, esta vez viendo a su igual

- ¡ROXAS! – grito la chica saltando sobre el aludido y abrazándolo, dejando impresionado y confundido a los dos chicos.

- ¿¡Él es Roxas! – exclamo Ventus apuntando con el dedo al muchacho (a lo detective Conan para que se lo imaginen)

- Si no te acuerdas, te dije que tú te parecías y me recordabas a él –

- Mejor me hubieras dicho que era igual a mi y además ¿Cómo y cuándo llegaste aquí?

- Bueno obviamente entre por esa puerta – dijo apuntando a la misma puerta que había aparecido al comienzo (a que se habían olvidado de ella no?) – y fue justo cuando paso la planta rodadora –

- Y tenías que aparecer desde arriba –

- Si, el momento se veía muy épico y quería hacer una entrada espectacular para no arruinarlo – dijo la chica como si eso fuera lo más normal de mundo

- Eeee… disculpa Xion pero ¿Puedes soltarme por favor? – pregunto Roxas que hasta entonces se había quedado callado todo el tiempo en los brazos de la chica.

- Perdon Roxas, pero estoy tan feliz de que nos volvamos a ver – dijo la joven soltándolo con una sonrisa tan grande y sincera que a él chico ya sentía que se arrepentía de lo que iba a decir.

- La verdad Xion – empezó el chico totalmente rojo y avergonzado - es que no tengo ningún recuerdo de haberte conocido, pero tengo la extraña sensación de que eres muy importante para mí –

Xion se quedó como piedra al oír, no podría creer eso. Poco a poco su rostro se fue entristeciendo.

No me recuerda, me esperaba esto pero igual es duro, al menos parece que todavía queda un poco de sus recuerdos de mí.

- Lamento interrumpir pero mejor nos vamos a un mejor lugar, ya que parece que tenemos muchas cosas de que hablar –

La voz de Ventus saco de sus pensamientos a la chica que dirigio a la puerta donde estaba el rubio

- Vamos Roxas este lugar es muy simple –

- E… ok ¿Pero podrían decirme primero donde estoy y adónde vamos? – pregunto encaminándose a la puerta donde estaban Ventus y Xion

- O, estas en el interior de Sora y ahora iremos al centro de sus recuerdos y sentimientos –

MIENTRAS TANTO AFUERA

- ¿Sora estas bien? Pareces terrible – pregunto Riku que estaba sentado al lado de Sora en el comedor del colegio

- No lo sé, pero siento como si una gran batalla se hubiera librado dentro de mí –

- Sera que no debiste comerte cinco helados de sal marina ayer – dijo Kairi quien estaba sentado al otro lado del castaño

- Tal vez pero esto se siente sencillamente extraño –

- Pff – bufo la chica – no me hables de sensaciones extrañas – dijo la chica con fastidio mientras sin darse cuenta su mano dibujaba inconscientemente sobre la mesa

Bueno ahí estuvo el primer capi espero q les alla gustado