Disclaimer: Los personajes de Macross Frontier y Sheryl Kiss in the Galaxy pertenecen a Shouji Kawamori. Sólo este fic es de mi creación.

Capítulo VIII: We finally meet again my beloved...

Tres semanas después que Lilith visitara a Sheryl, la cantante se realizó otro chequeo y su bebé está completamente sano, aunque recibió una noticia que la emocionaba.

-No puedo creerlo Grace! Alto volverá mañana! Decidieron terminar la misión y regresarán mañana por la mañana a Frontier!-exclamó llena de alegría mientras saboreaba su strawberry pie con salsa de chocolate.

-Cómo crees que reaccione al verte? Digo, has aumentado bastante desde la última vez que se vieron, tienes a un niño de cuatro meses, casi cinco dentro.-

-Yo sé que primero no entenderá pero cuando le diga estará tan feliz como yo por la llegada de nuestra pequeña hada...-contestó una sonriente y alegre Sheryl, quien parecía pasarle toda su felicidad a su pequeño, quien se movía dentro de ella. –Creo que también está emocionada por la llegada de su papá...-agregó, acariciando suavemente su abdomen. –Quieres sentir...?-la manager asintió y apoyó su mano en el abultado vientre de su protegida.

-Se ve que está feliz por la llegada de tu piloto...-respondió, a la cual el Hada asintió con su mejor sonrisa.

Grace estaba feliz por ver nuevamente a su cantante tan emocionada, aunque temía por la reacción de Alto. Después de todo, un bebé es una responsabilidad y una noticia muy grande. –Recuerda tu entrevista de mañana Sheryl...-la rubia detrás de ella, se levantó pesadamente de la mesa, recogió su plato y asintió.

-No debes recordármelo, no tengo problemas de memoria... a qué hora será?-

-A las nueve y media, luego podrás esperar la llegada de Alto aquí...-contestó la mujer de cabello azul. Sheryl sólo asintió.

El Hada no dejaba de pensar en la emoción que sentía al saber que su amado prometido volvería pronto, recordando las palabras de Lilith –Más pronto de lo que esperas... tenías razón Lili... sólo espero que desee este bebé tanto como lo hago yo...-dijo para sí. Luego volteó a ver a su manager –Grace... crees que Alto... me quiera? Crees que quiera a este bebé tanto como yo?-preguntó atemorizada por la reacción de su piloto.

-Estoy segura que se emocionará tanto como tú... sólo el tiempo lo dirá...-contestó con una sonrisa, a lo que agregó –No llorarás por eso... o sí?-preguntó viendo los ojos vidriosos de su niña.

-No... claro que no... este bebé es muy especial para ambos, es la unión del amor que nos tenemos...-contestó Sheryl en un tono entre serio y alegre.

La cyborg sonrió a su niña, acercándose le dijo –Sé que Alto estará feliz por la llegada de este bebé, igual que yo, tus fans, tus padres, Lilith y todos los que te rodeamos... pero debes darle tiempo a que se acostumbre a verte así...-el Hada asintió.

A la mañana siguiente, la cantante despertó a las siete y media de la emoción que sentía por la llegada de su piloto. –Hoy finalmente volverá papá... estás tan feliz como yo por eso, verdad?-preguntaba a su bebé, mientras acariciaba su vientre.

-Sheryl... al parecer hoy nos atacará una hydra...-comentó en tono sarcástico la manager al verla despierta. –Estás realmente emocionada, verdad?-la cantante asiente. –Faltan dos horas para tu entrevista... no sientes sueño?-nuevamente sin decir nada, el Hada niega con la cabeza. Alejándose del lugar, Grace dice para ella –Alto debería irse y volver más seguido...-

Luego de arreglarse, se dirige al comedor para desayunar, se sienta a la mesa sin decir nada, esperando que su tutora le sirva el desayuno, quien al verla sólo suspira –Se supone que tiene dos manos y que puede servirse ella misma... si va a esperar que su piloto le sirva así desde hoy... espero que reflexione su conducta...-con una sonrisa, la mujer de cabello azul le prepara y lleva todo lo que ella deseaba comer, ya que de lo contrario, Sheryl no era una persona paciente, tranquila y se pondría caprichosa enseguida.

-Gracias Grace...-dijo mientras comenzaba a comer su desayuno. –Crees que Alto esté feliz por la noticia?-la manager asintió.

-Pero... hay algo de lo que debemos hablar Sheryl... y es de tu propio carácter. Entiendo que estás embarazada, estás delicada, pero no puedes pretender que Alto esté feliz por la noticia mientras tú sigues comportándote como lo haces conmigo. Debes darle tiempo y que asimile la noticia. Luego si, cuando se acostumbre, trátalo como desees...-

El Hada no decía ni una sola palabra, sólo pensaba en las palabras de su manager –Creo que tienes razón, debo darle tiempo.-al terminar el plato, sin preguntar, Grace le sirve otro. La cantante vuelve a terminarlo, se levanta y se sienta en el sofá del living.

-Te sientes mal? Tú siempre comes más que eso... desde que te enteraste y si te preparé eso como desayuno es porque debes seguir tu dieta, así tu bebé crecerá con todas las vitaminas, proteínas y demás nutrientes que necesita.-

-No es por eso... sólo estoy nerviosa por la llegada de Alto...-Grace la abrazó asegurándole que todo estará bien.

Dos horas después, Sheryl iba camino a su entrevista junto con Grace, su bebé parecía entusiasmada por las actividades ya que se movía bastante desde que subieron al vehículo.

-Sabes que te van a preguntar por tu estado, verdad?-la cantante asintió.

Al llegar, entraron al estudio de televisión, todos felicitaban a Sheryl por el bebé, le preguntaban si necesitaba algo, a lo que la cantante sólo negaba con la cabeza y agradecía. Minutos después, llegó el momento de la entrevista.

-Está mañana tenemos a una invitada muy especial, así que por favor, denle una cálida bienvenida a la señorita Sheryl Nome!-la cantante entraba con una sonrisa, saludó a los conductores y se sentó en el sillón.

-Muchas gracias por invitarme, es un honor el estar aquí hoy...-comentó con una sonrisa.

-Dinos... harás alguna gira, concierto...? Incluso había rumores que harías un álbum en conjunto con Ranka Lee? Puedes contarnos un poco de eso?-preguntaba la conductora.

-Bien... con respecto al proyecto en conjunto, no lo haré. No está ni estuvo en mis planes unirme a otro cantante para trabajar en conjunto. Hemos hecho canciones y lanzado singles, colaboraciones entre nosotras, sí. Pero un álbum entero, no. Está en mis planes la realización de uno propio.. aunque por razones conocidas por todos, no por el momento.-sabía que esa declaración le costaría su amistad con Ranka, pero eso era lo que sentía e inclusive Lilith le había pedido que fuera honesta con ella misma.

Los conductores y el público quedaron impactados por la declaración. La conductora siguió con la entrevista –Felicidades por tu embarazo, creo que esa es la noticia más impactante del 2060...- a lo que Sheryl río. –Nos sorprendió a todos, es decir, no esperábamos una noticia de ese tipo. Sólo tienes diecinueve años, verdad?-la cantante asintió.

-Estoy muy feliz de haberlo compartido con todos ustedes, de que mis fans hayan reaccionado como lo hicieron, porque de verdad, me dio mucha felicidad el haberlo hecho...-

Así Sheryl siguió con su entrevista, sin saber que Alto estaba viéndola en los cuarteles del SMS, esperando sin comprender demasiado lo que pasaba con su prometida. "D-Dijo embarazo? No... ella me lo hubiera dicho..." sin embargo, recordó que se trataba de Sheryl Nome. Una chica que siempre estaba llena de sorpresas, algo que hacía feliz al piloto, aunque ya deseaba verla y pensar que tendrían un bebé lo llenaba de felicidad.

-Sería lindo tener un bebé con Sheryl... nuestra propia familia... sería perfecto. Además que dinero no nos falta, con lo que gané en esta misión más los ahorros de ella, no pasaríamos hambre... y lo trataríamos como rey o reina.-pensaba el joven de cabello azul mientras recogía sus cosas de la cabina del piloto. Una de ellas era el aro de su amada. –Al fin volveré a estar contigo, Sheryl...-decía mientras sostenía el brillante aro de Fold Quartz en su mano.

Luego de la entrevista, el Hada salió emocionada porque deseaba ver a su Hime, no resistía más, deseaba verlo. –Espero que papá llegue pronto...-murmuraba para sí mientras acariciaba su vientre. En ese instante, su celular sonó, al ver la pantalla, tenía un mensaje de Alto: "Amor, ya llegué a Frontier... deseo que nos veamos en el parque, junto a la fuente, te extrañé muchísimo. Te amo." El mensaje la llenó de felicidad, estaba emocionada y nerviosa, acto seguido, salió del automóvil, diciéndole a Grace que se iría a pie hasta el parque central, su manager asintió y la cantante se alejó.

-Espero que todo salga bien para ti, Sheryl...-deseaba la mujer de cabello azul mientras subía al vehículo, en dirección al departamento de su protegida, ya que recogería sus cosas para irse al suyo.

El piloto se estaba acercando al parque, deseando ver a su amada prometida, llegando a la fuente, la vio. Estaba con su largo cabello rubio con destellos rosas suelto, llevaba una remera larga hasta la cintura, sin mangas, color magenta, jeans color negro y botas del mismo color que la remera. –Sheryl... Amor...-el Hada salió de sus pensamientos al escuchar esa voz, volteó a verlo.

Era él, estaba allí, frente a ella. Tanta era su emoción que no podía hablar, sus ojos se llenaron de lágrimas, su bebé se movía de la emoción. No evitó llorar, después de todo, sentía que su espera había sido eterna, sin más que sentir, lo abrazó fuerte, aferrándolo a ella para que nunca más se apartara de su lado.

-Te extrañé tanto... no sabes cuánto Alto! No te imaginas cuanto te necesitaba a mi lado... rogaba porque siguieras con vida... por saber algo de ti...-el ex oyama la abrazó fuerte, haciéndola sentir que había regresado para quedarse con ella, que nunca más estaría sola. Con su mano, suavemente tomó el rostro de su amada, el cual estaba cubierto de lágrimas de felicidad, cálidas lágrimas llenas de amor. Las secó con las yemas de sus dedos y sellaron su reencuentro con un romántico beso en los labios.

El pequeño dentro de ella se movía como si él también deseara que su padre lo saludara, algo que no pasó desapercibido en el Hada, quien acarició suavemente su vientre. Sin esperar más, Sheryl tomó la mano de Alto y la apoyó en su abdomen, deseando que su amado sintiera a su hijo. –Vamos a tener un bebé Alto... finalmente formaremos una familia...-el piloto no sabía como reaccionar, no podía creer lo que su amada le decía, pero debía ser sincero con él mismo, sentía algo en el abdomen de Sheryl y era su hijo creciendo dentro de ella, la unión del amor que ambos se tienen.

-Alto... por qué no hablas?-preguntó con lágrimas en los ojos. –Acaso... no estás feliz con la llegada de este regalo del Cielo?-ella no deseaba, pero sus ojos comenzaron a derramar esas lágrimas que tanto había tratado de contener.

El piloto la besó en los labios, la abrazó fuerte, mientras que de sus ojos color miel comenzaban a caer lágrimas de emoción. –Por supuesto que estoy feliz Sheryl... eres mi amor, no soporté el estar sin ti... sólo que...-ambos permanecieron en silencio, llorando de la emoción por aquella personita en camino, por la llegada de su hijo.

Tomados de la mano, caminaron hacía un café cerca de allí, Alto pidió un café para él y una soda de fresa para su prometida, quien se había sentado cerca de la ventana, su celular comenzaba a vibrar nuevamente de su bolsillo, pero no le dio importancia, sabía que Grace no la molestaría, sabía que la única que la llamaría era Ranka pero no deseaba arruinar su felicidad con un mal trago.

-Aquí tienes Amor... no puedo creerlo... todo está bien? Tuviste alguna complicación?-Sheryl sonrió mientras le daba un sorbo a su soda.

-Estamos perfectamente bien... Grace me estuvo ayudando a cuidarme, me contuvo, me apoyó en todo... incluso Lilith...-al decir ese nombre, el bebé se movió de felicidad.

-Lilith?-la cantante asintió. –Explícame más Amor...-

-Lilith. Amagi Lilith. Ya te hablé de ella, fue mi mejor, única y verdadera amiga. Fueron siete años de amistad, ella me prometió que siempre estaría conmigo, sin importar qué. Hasta... que un día sacrificó su vida por salvar la mía propia...-nuevamente el celular del Hada comenzó a vibrar, eso molestó a Sheryl. –Discúlpame Amor, déjame apagarlo.-allí ve que Ranka la llamaba, pero decidió apagarlo.

-No es importante?-preguntó el joven de cabello azulado.

-Nada es más importante que estar contigo... además, si fuera Grace la hubiera atendido sin problemas.-Alto sonrió. –Amor... tengo hambre... quiero un pedazo de pastel de cerezas y chocolate, con helado de crema y caramelo fundido encima!-el piloto no pudo evitar reír ante el pedido de su amada, así que asintiendo, se levantó a pagar lo que ambos consumieron y se marcharon a otro, donde, de acuerdo con el preparaban los más deliciosos y mejores pasteles de toda la isla 1.

-Quieres comer eso que me dijiste en aquél café?-preguntó nuevamente a su amada, a lo que ella asintió.

-Es que de pronto sentí antojo...-la frase de Grace volvía a su mente, ella no debía esperar que su amado Hime la consintiera, pero los antojos eran algo diferente, para alguien en su estado, era necesidad satisfacerlos. –Tú que crees que tengamos? Una niña o niño?-preguntó la cantante mientras acariciaba su vientre.

-Me gustaría una niña... sería tan hermosa como tú, mi amor...-esa frase provocó que Sheryl riera y se sonrojara.

Ahora sus vidas estaban completas, habían vuelto a estar juntos y nada los separaría. Era un hecho, estaban comprometidos, cerca de formar su propia familia, eso los hacía felices.