- Joder, la semana pasada te cerraba – Jodie tironeo dos cordeles blancos.

- ¡Ya es tarde! – Hiroki llego corriendo a la habitación. - ¿Podrían darse prisa?

- No nos vamos de aquí hasta que te cierre.

- ¡Lo siento! – Lloriqueo un Misaki, quien mantenía ambas manos contra la pared. Jadeo cuando Jodie cerró más el corsé.

- ¡Te cerrara porque yo digo que te cierra! – Grito mientras se levantaba el vestido largo color azul y apoyaba un pie en la pared, jalando con todas sus fuerzas.

- Me alegra que el mío sea de cierre – Pronuncio tranquilo Shinobu mientras se podía un pendiente de cristal. – Perfecto.

- ¡Ya cerro! – Grito triunfante la castaña.

OwO

- Están tardando demasiado – Miyagi se resistía a fumar para verse lo más tranquilo posible.

- Tal vez estén siguiendo la tradición de las novias de llegar tarde – Pronuncio un nervioso Nowaki, no queriendo ser pesimista.

- Toda la gente ah llegado ya – El escritor pido ver a Takahiro y a Manami jugando con Mahiro en el pasto. Aikawa hablando animadamente con Mitsuki*, en una misma mesa se hallaban los padres de Nowaki y Miyagi, en otra mas, los padres de Shinobu, junto con la hermana del mismo.

El salón había sido decorado con globos de helio blancos y plateados. Había largos retazos de tela blanca decorando las paredes. Livings blancos un poco más apartados de las mesas. En la calzada circular estaban las mesas principales, y las columnas habían sido decoradas con rosas y flores que despedían agradables aromas.

- ¡Dios, mis tacones se hunden en el piso! – Los tres "novios" voltearon a ver al origen de aquella voz. Jodie daba su invitación a Lucas, quien se mantenía en la puerta. – Perdón por la tardanza, pero hubo algunos problemas.

- ¿Paso algo malo? – Pregunto nervioso Miyagi.

- Oh, no, no… solo, problemas… prepárense, ya vienen – Les guiño un ojo.

Ninguno de los tres comprendió a que se refería hasta que vieron como la gente en las mesas se levantaban, por mero instinto observaron la entrada. Y en ese justo momento, todo desapareció.

El primero en entrar había sido Hiroki, con la cara roja. Con un traje obscuro, formal, como era tan típico en el, con decorados en morado. La corbata, de color morado, había sido atada de tal manera que formaba un moño, en su mano izquierda sostenía un ramo de tulipanes rojos. Nowaki camino hacia él y tomo su mano, Hiroki no dijo nada.

El siguiente en entrar fue Shinobu. Miyagi casi se atraganta al pasar saliva al verlo. Traía un entallado vestido amarillo, largo; con los hombros descubiertos y un escote en la espalda. Sobre su cabeza iba una tiara con velo. Sus manos y brazos iban cubiertos por largos guantes color amarillo pastel y en su mano derecha, un ramo de lilis amarillas. Se escucho el llanto de alguna mujer diciendo "mi bebe se casa", Shinobu se sonrojo mas, en cambio, Miyagi se hallaba tan emocionado que incluso paso por desapercibido el pendiente de cristal que colgaba de su lóbulo. Camino y tomo cariñosamente la mano de Shinobu, este respondió abrazando posesivamente su brazo. El profesor únicamente le sonrió.

Por su parte, el escritor había pensado que iba a tener que ir por el universitario para que saliera, pero apenas y había pensado en moverse el muchacho salió ganándose la atención de muchos.

Salió con la cara completamente roja. Llevaba un vestido completamente blanco. El corsé remarcaba su cintura, la falda tenía un broche en forma de rosa que levantaba la tela dando un efecto de ondas en la amplia y ampona prenda. Sobre su cabeza llevaba un velo blanco sostenido por un par de broches en forma de rosas. Sus muñecas iban adornadas por puños blancos con mancuernillas de osos y sujetaba con ambas manos un ramo de rosas color durazno.

El escritor avanzo dos pasos y estiro una de sus manos, la misma mano que Misaki tomo. Una vez que las tres parejas estuvieron juntas las personas que estaban ahí comenzaron a aplaudir.

- Misaki – Takahiro llego con Mahiro en brazos. – Ahora entiendo porque él en la ecografía creyeron que eras niña.

- ¡Nii-chan! – Manami y Akihiko soltaron una risa.

- ¡Muchas felicidades, Misaki-kun, Akihiko-san! – Manami le entrego una caja forrada de blanco brillante, mientras Mahiro trataba de alcanzar las rosas en el cabello del castaño.

- ¿Qué es? – La agito suavemente.

- Cosas que te pueden llegar a servir en tu noche de bodas – Pronuncio con una enorme sonrisa la mujer.

- … - La cara de Misaki fue un poema.

Los padres se echaron a reír.

- Mi pequeño – La madre de Nowaki, que apenas y le llagaba a la altura del pecho. – Nunca creí que llegaría el día en que te vería casado.

- … - Hiroki se quedo en silencio hasta que sintió que alguien se le lanzaba encima.

- ¡Hiro-chan! – Su madre le abrazo intensamente. – Hijo mío, te soy sincera al decirte que creí que serias un solterón amargado el resto de tu vida debido a tu insoportable humor – Un tic invadió el ojo izquierdo del profesor. – Por eso… - Tomo eufóricamente la mano de Nowaki. – Le doy las gracias a este joven que fue capaz de soportarte al punto de querer casarse contigo.

- …gracias – Nowaki sonrió.

- Siempre fuiste asombrosa al momento de dar felicitaciones, madre – Comento sarcásticamente el ayudante de profesor.

- ¡Hiro-chan, no le hables así a tu madre! – La familia Kusama se quedo observando en silencio la discusión de la familia Kamijou.

- ¡Mi bebe! – Lloraba dramáticamente una mujer vestida elegantemente. A un lado de ella, el director de la universidad Mitsuhashi trataba de calmarlo. – Siempre fue tan independiente, y ahora – Siguió sollozando.

- Felicidades, Miyagi – Con tono serio, la hermana menor de Shinobu le felicito.

- Me alegra que hallas venido.

- Miyagi – El profesor sintió un escalofrió recorrerle la espalda al escuchar la voz de su superior llamándole. Se giro lentamente y se sorprendió al ver al director con una sonrisa. – Siempre te dije que estaba en contra de etas relaciones, pero estoy seguro de que cuidaras como se debe a Shinobu.

La ceremonia transcurrió en relativa paz. Un grupo de violines amenizaba, el único menor, aparte de Shinobu, corría temblorosamente de un lado a otro bien vigilado por su madre.

- La jueza ah llegado – Lucas llamo la atención de las tres parejas.

- Usagi-san ¿Cómo…?

- Todos los tomos de Akikawa Yayoi y una semana en uno de los cruceros más importantes de Japón – Caminaron hasta una mesa adornada, en la cual estaban colocando los documentos matrimoniales.

. ¿Eso no es ilegal? – Le reprocho en voz baja.

- No…

- Buenas noches… - Hablo la formal mujer cuando todos se reunieron alrededor de las parejas. – Hoy estamos aquí para celebrar la unión social y legal de estas personas… - Abrió la gruesa carpeta de color verde.

- Usami Akihiko y Takahashi Misaki – Los dos nombrados dieron un paso al frente. - ¿Hay alguien aquí que esté en contra de esta unión?...bien, Takahashi-san, firme aquí – El muchacho tembló, su respiración se agito. Tomo la pluma y firmo lentamente. Al terminar dio un largo suspiro y sonrió. – Usami-san – El escritor tomo la pluma y escribió, al terminar, la dejo en la mesa. – Excelente – Tomo un sello y lo plasmo con fuerza sobre el acta, haciéndolo completamente legal. – Kusama Nowaki, Kamijou Hiroki – Los dos tomaron posición frente a la jueza. - ¿Hay alguien presente que esté en contra de esta unión?... Kamijou-san – El castaño tomo la pluma y firmo. – Kusama-san – Apenas lo nombro el médico firmo. La mujer volvió a sellar el acta.- Miyagi You, Takatuki Shinobu… un momento, Takatsuki-san, ¡Usted es menor de edad!

- Ya lo sabia – Dijo de manera grosera.

- ¿Sus padres se hallan aquí? – Miro con el muchacho apuntaba en una dirección. - ¿Ustedes están de acuerdo con esto? – Miro como ambos asentían. –Bien… Takatsuki-san – El muchacho escribió rápidamente, ahora nadie podía quitarle a Miyagi. – Miyagi-san – De igual manera el profesor plasmo su firma. La juez tomo el sello y lo presiono con fuerza sobre el papel. – Yo declaro a estas parejas legalmente unidas… pueden besar a las… novias.

- ¿Perdón? – Hiroki fue el primero en reprochar la forma en la que les habían llamado, pero por suerte, sus respectivas parejas les sujetaron y les besaron.

Se escucho un "aaw" de muchos y los aplausos resonaron en el recinto.

El resto de la velada transcurrió en tranquilidad y elegancia. Cuando comenzó a obscurecer, Lucas encendió antorchas para aluzar el lugar.

- ¿Y bien? – Misaki sostenía una copa con champagne. Se giro para poder ver a Usagi.

- ¿Qué?

- ¿Te gusto? – Misaki se limito a asentir, con las mejillas rosas. El escritor choco su copa con la suya y le invito a brindar con él.

- ¿Puedo preguntar el por qué de eso? – Sonrió ligeramente, por supuesto que lo sabía, pero quería escucharlo.

- Porque al fin tú y yo podremos estar juntos sin problemas, sin miedo de salir a la calle y decir "Este es mi esposo" – Le tomo suavemente de la cintura.

- Tonto.

- Te amo, y sé que tú me amas a mí, y con eso me basta – Le beso en los labios. – Anda, aun falta que decidas a donde será nuestro viaje de bodas. – Le jalo del brazo para que lo siguiera

- Creí que bromeabas cuando decías eso.

Fin

Mitsuki: Bueno, eso fue todo

Suki: Queremos hacer los viajes de boda de cada pareja, pero aun no estamos seguras

Mit: Bueno, de nuevo, a las chicas de fanfiction, los correos no se ven… creo que los extras aun están en Aino Fansub, pero con eso de megaupload no se si puedan descargarlos

Mitsuki: En fin, espero les haya gustado el capitulo. Quedo corto, pero en sí, este fic no iba a ser largo. Bueno, ya nos veremos en otro fic.

Mit: Estamos planeando hacer uno que se llama "El informante" Que es una continuación del fic "Insensato" de Naru Nishihara pero ya les diremos cuando

Mitsuki: Muchos saludos!