Hola!

Señoras y señores... El ultimo capitulo...

Nos.. snif.. leemos aba.. snif..abajo.

Patty


2 días después…

CHARLIE:

Estaba sentado en la comisaria. Hoy era un día tranquilo, como todos los demás.

Unos de mis compañeros, Peter, me trajo una dona de arequipe y un café.

-Gracias, Peter- dije agarrando lo que él me ofrecía.

-No hay de que, jefe.

Estaba disfrutando de la gran dona, cuando el teléfono sonó. A duras penas trague el pedazo de dona medio masticado y atendí el teléfono.

-Policía de Forks, ¿Qué desea?

-¡Charlie!- grito una voz atronadora al otro lado del teléfono.

-¿Emmett?

-¿Cómo esta, Charlie?

-Emmett, ¿Qué haces llamándome a la comisaria?

-Es que… tengo que reportar un robo.

-¿Un robo?- pregunte tomando un poco de café.

-¡Si!, el novio de su hija, que es mi hermano, Edward, ¡es un ladrón!

-¡¿Qué?- grite escupiendo todo el café que tenía en la boca, que fue justo a parar en la camisa de la recepcionista y me miro con mala cara-¿Que quieres decir, Emmett?- pregunte retomando un poco la compostura.

-Si, si, si, si…no ve que Edward hace ya dos días se puso mi chaqueta, ¡Sin permiso!, y no me la ha devuelto.

-A ver, Emmett…- dije apoyando los brazos en el escritorio y apretándome el puente de la nariz con dos dedos- Me estás diciendo que quieres denunciar a Edward, que es tu hermano y novio de mi hija, porque se puso tu chaqueta, sin permiso y no te la ha devuelto, ¿No es así?.

-¡Exacto! Usted si es inteligente, jefe Swan.

-Emmett, no puedes denunciar a Edward, y yo mucho menos arrestarlo.

-¿Por qué?

- Porque es tu hermano, viven en la misma casa, y es una chaqueta. Se puede tomar como un prestamo entre hermanos, Emmett. No un robo.

-Ahh... no lo vi había visto de esa manera…

-Emmett, la próxima vez que llames, por favor, que sea algo realmente importante. Casi me causas un paro cardiaco al decirme que Edward era un ladrón.

-Lo siento, Charlie.

-No te preocupes, hijo.

-¡Chao!- grito, e inmediatamente tranco.

Colgué el teléfono, y cuando voltee, todas las miradas estaban puestas en mí.

-¿Qué?-pregunte.

-¿Qué paso?- pregunto Stephen, otro de mis compañeros.

-Nada.

-Entonces, ¿Por qué gritaste y escupiste todo el café?

-Nada...nada- dije haciendo un movimiento de manos restándole importancia.

Todavía con las miradas puestas en mi, continúe comiéndome mi dona.

Peter pasó a mi lado y me dio una palmada en la espalda.

-La juventud de hoy en día- fue lo único que dijo.

-¿Escuchaste todo?- pregunte con la boca llena.

-Digamos que el chico no habla muy bajito.

Empezamos a reírnos.

Luego de un rato, cuando termine de comerme la dona y el famoso café, me puse a pensar. Carlisle, un medico muy bueno, y una persona muy agradable, Esme, una decoradora de interiores muy famosa, y sin duda una persona cariñosa. ¿Cómo dos personas como ellos, podían tener hijos, aunque fueran adoptivos, tan peculiares y locos?...Emmett, a veces me pregunto si en realidad tiene 12 años y lo único que hizo fue tomarse un pote de esteroides, Rosalie, aunque no hablaba mucho con ella, se notaba de lejos que tenía carácter, Alice, aunque es la que mejor me cae, debo admitir que es un poco hiperactiva, Jasper, el era… bueno… no se… muy callado...era extraño, y Edward, debo admitir que mi hija no pudo conseguir a alguien mejor que él.

Pero a veces me preguntaba si mi hija sabia donde se estaba metiendo… ellos son… bueno… una familia de locos, tan simple como eso. Con personalidades tanto diferentes como variadas.

Pero ¿Qué te puedo decir?, cada loco con su tema.

FIN…


HOLAAA!

Ya deje de llorar:D... espero que le gustara.

Agradesco a todos y todas por comentar en este fic...Estoy tan contenta! porque es el primero que yo escribi.

Ame todos y cada uno de los comentarios de cap. anterior...Todas y todos se fajaron escribiendo y lo hicieron con muy bonitas palabras, de verdad.

Espero y aspiro que sigan las historia que voy a subir, porque ya tengo unas cuantas pensadas, y que no se olviden de mi. Porque aqui ningunas nos conocemos, pero aun asi nos damos consejos, palabras de animo, y felicitaciones.

Aqui les dejo una frase que mi queridisimo padrino me dijo el otro dia, que yo se, que como yo, muchas de ustedes se identificaran con esa frase:

Me gustan mis errores...No quiero denunciar a la deliciosa libertad de equivocarme... a lo bien...

Se me cuidan toditos y toditas.

Besos

Los quiero

Patty